Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: 2.0

Mi segundo cumpletwitter

Publicado en

Según me dicen por aquí, hoy 11 del 11 del 11 es mi II cumpleaños en twitter.

En estos momentos tengo 2.180 folowers lo que me parece una barbaridad si lo miro con los ojos de aquel día que preguntando llegué al twitter. Llevo 66.000 tweets escritos y sigo a unas 1.300 personas. Pero esto solo son números.

Twitter me ha dado muchas cosas que ni podía intuir hace dos años cuando llegué y otras que venía buscando pero multiplicadas por un millón.

Cuando entré en el patio del pajarito lo hice pensando que podía ser una buena forma de conocer y darme a conocer a compañeros del Partido y hacer llegar el mensaje de los socialistas a la mayor cantidad de gente posible. Ese objetivo se ha cumplido con creces y me siento orgullosa por ello.

Los que me conocéis en red sabéis que le dedico tiempo y esfuerzo a mi “perfil virtual” porque creo que esa es la única manera de que te respeten en las redes sociales, trabajando y siendo coherente.

Pero lo que no sabía cuando entré en twitter hace dos años es que además de mi objetivo político iba a llevarme tantas satisfacciones en el plano personal.

Aquí me he reencontrado con gente que no veía hace años pero a los que aprecio mucho como  @jrgallegog y @vonlichtenkraut con los que jugaba al trivial en aquel canal de Hispano que tan buenos momentos nos dio.

Aquí he descubierto a compañeros de partido con los que comparto #socialismoafectivo como @diegocruzblog @franesco @sacebes @elbahari @javicorpa @letimellamo y mi alterego @lunaxel, expertos en cerrar todos los mítines en los mejores baretos de la Comunidad Madrid

Aquí me he relacionado con periodistas, de los que veía en la televisión o escuchaba por la radio y nunca pensé que podría comentar con ellos su trabajo, hacerles críticas o beneplácito como @PedroblancoA @melchormiralles @fgarea @GentedeMadrid @Antonlosada

Aquí hay mucha y buena gente que está siempre dispuesta a echarte una mano, sacarte de una duda, explicarte cómo o dónde encontrar herramientas necesarias… por ejemplo mi mentor @PacoLopezH @mariotepro @mediotic @ferendus.

Aquí hay espíritus sensibles que descubrir como @bomarzo @avisnigra67 @icanogar @mgd_1970 que están al acecho de un gesto, una sonrisa, una palabra amable para devolvertela multiplicada por 10.

Aquí hay políticos de distinto color con los que departir o discrepar desde el respeto como @angelpereziu @AntonioMiguelC @mernissi…

Aquí hay un mundo lleno de sensaciones, de sentimientos, días que tienes ganas de llorar y encuentras gente que llora contigo y días que tienes gana de reír y hay aún más gente que ríe contigo. Aquí oyes y lees canciones desconocidas o que te traen buenos recuerdos. Aquí te recomiendan películas y hasta te cuentan el argumento. Aquí te comentan un debate y le sacan punta a cualquier frase. Aquí está la gente más ocurrente que he visto en mi vida y a los hahstag me remito. Aquí puedes seguir el fútbol, la fórmula 1, el tenis y me atrevería a asegurar que hasta el pinpon o el ajedrez.

Aquí me siento realmente a gusto así que para alegría de muchos y fastidio de otros tantos, espero seguir aquí hasta que los pajarillos suelten a la ballena y más allá.

Muchas gracias a todos, aunque es imposible nombraros os llevo en el corazón.

Anuncios

Educación 2.0

Publicado en

Con la aparición de las nuevas tecnologías, primero los móviles con sus avisos de llamadas perdidas,  sus servicios de SMS, luego internet con los emails, chats, etc y finalmente las llamadas redes sociales con todas las posibilidades de intercambio de todo tipo de  mensajes, se nos ha abierto un universo de relaciones sociales, de comunicación, que no puede ni debe estar reñido con la educación, los buenos modales, las normas de urbanidad que decían nuestros mayor.

El hecho de ser un personaje público, de tener muchos seguidores, admiradores, fanes, correligionarios… tampoco es excusa suficiente para ser maleducado, descortés, soberbio o estar endiosado.

En la red hay numerosos ejemplos de famosos, periodistas, políticos, que se relacionan con los anónimos que nos dirigimos a ellos, por ejemplo Fermando Garea @fgarea, Antón Losada @antonlosada, Melchor Miralles @melchormiralles por citar periodistas que son educados y hasta galantes con sus seguidores.

También hay políticos dispuestos a discrepar con los militantes de base de distinto o el mismo color político, como Antonio Miguel Carmona @AntonioMiguelC, Cristina Cifuentes @ccifuentes, e incluso Percival Manglano @pmanglano al que yo incordio a diario pero me contesta educadamente.

Por el contrario los hay endiosados que viven en su pedestal de fama como Jordi González @jordigzlez y no contestan jamás o que bloquean al discrepante como Francisco Granados @fgranadoslerena o Lucia Figar @luciafigar.

En la red, como en la vida, hay gente educada, sociable y hay otra que no lo es y que pretende encontrar justificación en su falta de empatía en las nuevas tecnologías, pero no la hay.

Entiendo que al recibir un SMS si no lleva implícita una pregunta no se conteste por ahorrar, pero en el resto de los ejemplos el coste de quedar bien con el otro es cero y el tiempo que se tarda en escribir un recibido gracias, o encantado, o no puedo, o más tarde hablamos, o un abrazo… es tan poco que no merece la pena quedar como un gilipollas por no hacerlo.

Gestiono un conjunto de redes sociales en las que me relaciono con más de 8.000 personas y procuro, espero conseguirlo, ser siempre respetuosa y educada con quien se toma la molestia de dirigirse a mí para darme las gracias, hacerme un cumplido, preguntar algo o compartir una experiencia conmigo.

No tengo ninguna obligación de hacerlo, no soy un personaje público, no soy un cargo político de mi partido y no pretendo convertirme en ninguna de las dos cosas pero mis padres insistieron mucho en inculcarme urbanidad. Pedir las cosas por favor y dar las gracias, decir buenos días y buenas noches, saludar al entrar en un local y despedirse al marcharse… y eso mismo lo traslado a las redes sociales, a las nuevas tecnologías.

No veo la diferencia entre levantarme de la mesa de un restaurante dejando a los que comparten mesa conmigo con la palabra en la boca y marcharme sin despedirme a salir de una red social en medio de una conversación dejando a los que conmigo departían sin una explicación.

No veo la diferencia entre no darle las gracias a un compañero de trabajo que me acerca un documento de la impresora o me comenta lo delgada que me he quedado al coincidir en un pasillo o no dárselas a un internauta que me dice que le ha gustado una entrada del MartuBlog o que hace RT a una noticia que yo he publicado.

No veo la diferencia entre ser educado y considerado con la gente que nos rodea, las personas de carne y hueso, familia, amigos, compañeros y ser educada y considerada con la gente que me rodea en cualquier red social.

No, definitivamente las nuevas tecnologías, lo 2.0 no sirven de excusa para ser maleducado sino todo lo contrario.

PD RAJOY SE VENDE A LA CEOE mi colaboración con Diario Progresista

Malas artes populares

Publicado en

El Partido Popular con carácter general y el de Madrid en particular se han embarcado en una dinámica de suciedad y malas artes en su carrera desbocada hacia la Moncloa que no imagino dónde puede terminar.

El PP de Madrid, manda argumentarios a sus dirigentes y militantes en los que recomienda atacar a Tomás Gómez, líder de los socialistas de Madrid mediante el desprestigio de la ciudad de Parla en la que fue el Alcalde más votado de España. Para ello no dudan en mentir sobre la ciudad, exagerar sus problemas de financiación, tan parecidos al del resto de Ayuntamientos españoles y vilipendiar la figura del actual alcalde Jose María Fraile.

Cada día nos desayunamos con delirantes declaraciones de González Pons, agitador oficial del PP que son magnificadas por los medios de comunicación afines, casi todos, amen de ser sinceros.

Otro ejemplo de malas artes y torpeza es el que ha protagonizado Mariano Rajoy en twitter, cuyo equipo ha solicitado a sus afiliados y simpatizantes que cedan sus perfiles en Twitter durante los días que dura la convención que se celebra en Málaga entre el 6 y el 8 de octubre para lanzar los mensajes del Partido Popular esos días.

Esto ha generado una reacción inmediata en la más activa y reivindicativa red social, twitter creando el hashtag #prostituits como airada protesta de los usuarios hacia lo que consideran una prostitución del espíritu inspirador de las redes sociales en general y ésta en particular.

A los que nos apasiona el mundo 2.0 nos escandaliza esta falta de comprensión por parte de los políticos clásicos del funcionamiento de las redes sociales. En twitter las relaciones son horizontales y no están sometidas a la jerarquía. Aquí una opinión vale lo que los usuarios que la leen crean que vale, que merece la pena comentarla o hacerle RT, da igual si el emisor es el Presidente del Gobierno o un vecino de un pequeño municipio.

Este desembarco de políticos en las redes, solo para la campaña electoral y con tan escaso conocimiento del funcionamiento de las mismas dice muy poco de su capacidad de mirar al futuro. Es verdad que la vida real está en la calle pero las redes generan opinión, crean noticias, mueven masas y provocan que las cosas cambien y negar eso es cerrar los ojos a una realidad palpable.

Algunos han decidido honestamente que la red no es para ellos, que su mundo es 1.0 y al menos no impostan una modernidad que no tienen. Otros, como Mariano Rajoy ponen un equipo al frente de su pérfil y se desentienden del mismo. Mariano, no tiene interés alguno en relacionarse con otros ciudadanos, propios o contrarios. No considera valiosa la interactividad con los problemas diarios de la gente real. Y en su desprecio, llegan a pervertir o prostituir su esencia con solicitudes tan absurdas como que los usuarios le entreguen su personalidad virtual durante unos días al Partido.

Como apasionada de las redes sociales estos comportamientos me ofenden profundamente y me reafirman en que queda mucho trabajo por hacer, mucho camino por recorrer hacia la modernización de la política en España.

PD Mi colaboración de hoy en Diario Progresista. VENCERÁN, PERO NO CONVENCERÁN.