Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: debate

POBRE RTVE

Publicado en

Hoy, el Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha obligado a la Televisión Pública española a cambiar la fecha del debate electoral entre líderes de los principales partidos, del 22 de abril, que habían pactado, al 23 de ese mismo mes y así hacerlo coincidir con el de AtresMedia para que no hubiera más de un debate entre candidatos, como quería el PSOE.

La respuesta inmediata del resto de fuerzas políticas es mantener su compromiso para el día 23 de abril por lo que podríamos encontrarnos con un debate en AtresMedia en el que estuvieran Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, con el atril vacío de Pedro Sánchez, y otro set de debate en el que solo compareciera Pedro Sánchez y ninguno de los otros tres candidatos.

Sorprende este empeño del PSOE de cargarse una buena campaña electoral. Estaban consiguiendo evitar que se centrara el debate en Cataluña y los independentistas. Observaban con alegría como la derecha se peleaba por su electorado, incluyendo a Ciudadanos, en lugar de buscar el voto de centro, el moderado, el que tiene tanto miedo a los indepes como a Vox. No habían cometido ningún error y las encuestas les eran cláramente favorables, indecisos mediante.

Sorprende que el PSOE que pretendía devolver a la Televisión Pública el prestigio perdido use el poder, la presidencia del Gobierno, para manipular el ente público y obligar a cambiar la fecha de un debate para favorecer los intereses de Pedro Sánchez. Influir sobre la Televisión Pública sienta un mal precedente de cara a imaginar cómo será en el futuro el uso que le dé el PSOE a los medios públicos si gana las elecciones y vuelve a gobernar.

Sorprende que sorprenda que Iván Redondo, gurú de Sánchez, la cague pues ya vimos que después de una primera etapa brillante como asesor de Monago (PP) en Extremadura, tuvo una segunda etapa catastrófica que le llevó a perder las elecciones autonómicas y facilitar la vuelta del socialista Fernández Vara, para alegría de los extremeños  en particular y los socialistas españoles, en general.

Veremos en qué queda esto. Mi vaticinio es que al final, Sánchez hará lo que mejor sabe hacer, rectificar y pedir a Televisión Española que devuelva la fecha del debate al 22 y así él acudirá a ambos debates. Otra cosa es que, como apuntan alguno, al debate de Televisión Española vaya el Presidente Pedro y al de AtresMedia vaya el candidato Sánchez. Cosas más raras se han visto.

EDITO para añadir una nueva sorpresa a mi relato. Sorprende el comunicado del PSOE en el que mienten flagrantemente al asegurar que dos medios han pedido el debate el mismo día, el 23 de abril porque todos hemos visto documentos donde Televisión Española había propuesto el día 22 y son las presiones del Gobierno las que hacen cambiar el día al 23 para hacerlo coincidir con el de AtresMedia. ¡Ojo no aparezca algún trabajador del Ente Público que denuncie que ha sufrido presiones de Sánchez o su entorno  y así terminen de destrozar la campaña del PSOE.

Anuncios

DEBATE SOBRE EL DEBATE

Publicado en

Ayer tuvo lugar el debate entre el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, con la estatua de Manuel Campo Vidal por moderador, en un plató de televisión, que por aséptico resulto penoso.

Asuntos estéticos aparte, que no quiero que me acusen, más, de frívola, el debate ha generado mucho debate, permitidme la redundancia, antes, durante y después de la celebración del mismo.

Antes, con el coñazo que han dado unos y otros sobre la negativa de Rajoy a debatir con nadie más que con el líder del PSOE. En la lógica de aquellos que llevan 4 años gobernando con el rodillo de su mayoría absolutísima no entra el dar una oportunidad a quien no tiene representación alguna en el Parlamento español. Es lógico y como estrategia, es buena.

Durante, porque en un ejercicio de manipulación sin precedentes, o bueno, con precedentes en las teles autonómicas o en la TVE, que controla el PP, pero desconocido en la televisión privada, La Sexta, que tituló el asunto como  “el debate del fin del bipartidismo”, decidió comentar el debate con los dos aspirantes a terminar con el bipartidismo que encarnan Sánchez y Rajoy, a la sazón enemigos acérrimos de los debatientes, sin permitir que hubiera representantes del PSOE y del PP que pudieran dar la réplica a los ataques constantes que de facto se sucedieron contra ambas organizaciones. Y como colofón del disparate, los anfitriones eran nada menos que el matrimonio Ferreras/Pastor cuya animadversión hacia Pedro Sánchez me hace escandalizar hasta a mí.

Después, porque no había terminado el debate y ya estaban diciendo todos que había perdido Sánchez. Los del PP porque tenían que apoyar a Rajoy aunque estuviera acorralado, con el tic dislocado y sin ser capaz de fijar un solo mensaje en el televidente. Los de Ciudadanos porque aspiran a morder entre el electorado que huye del PP, su corrupción y sus recortes, y podría recabar en el PSOE, como tradicionalmente había sucedido con aquellos más conservadores, menos aventurados a la hora de acudir a las urnas. Y los de Podemos porque una vez desmembrada, fagocitada y digerida Izquierda Unida, su objetivo es ocupar el lugar del PSOE en la izquierda española.

No pretendo deciros aquí quién ganó el debate, que eso es muy subjetivo y cada uno tenéis vuestros ojitos, vuestro cerebrito y vuestro corazoncito, como diría Flanders y os habéis hecho ya, a estas horas del día después, vuestra composición de lugar. Solo quiero apuntaros un par de cosas que me han llamado la atención.

La primera es que aquellos que se quejaban de los debates encorsetados, con tiempos pactados, con bloques cerrados y de guante blanco que venían sucediéndose entre PSOE y PP, ahora se quejen de que hubo interrupciones, 100 Sánchez, 75 Rajoy, de que hubo ataques bastante fuertes y cuerpo a cuerpo. ¿En qué quedamos amiguitos, es que solo es debate si salís vosotros, Pablo y Albert?

La segunda es que, pese a que Pedro Sánchez lo hizo mucho mejor de lo esperado por todos, la crítica está servida. Hoy es porque acorraló a Rajoy con el tema de la corrupción, Bárcenas y demás. Me juego mi lindo cuello a que si ayer Sánchez pasa de puntillas por la corrupción para centrarse solo en propuestas en positivo, se le hubiera acusado de dejar salir vivo a Rajoy, de no querer tocar el tema por si le salpica o de que los del Régimen se tapan.

Finalmente me deja estupefacta escuchar al día siguiente, a los aspirantes, decir cosas tan delirantes como:

  • Pablo Iglesias: que no le gustan los insultos… él mismo, durante los últimos meses, solo nos ha llamado casta, régimen, corruptos, tontos, ladrones, traidores, mafia, ignorantes, lumpen, subnormales… o su amiga Ada Colau, criminales, esta misma semana.
  • Albert Rivera: que él no habla del pasado, que un debate es para hablar de futuro y proponer cosas nuevas, cuando fue él quien le sacó a Soraya Sáenz de Santamaría la corrupción del PP en el debate a cuatro. Consejos vendo para mí no tengo.

En mi casa, mi hija, que se está tragando todos los debates, leyendo los programas y tratando de conformar un voto basado en criterios objetivos me decía: ¿por qué este hombre (Rajoy) solo habla de Zapatero? Si yo fuera Pedro Sánchez le preguntaría ¿usted sabe cómo me llamo? Es más, si Pedro le dice a Rajoy: “¿usted sabe que yo no soy Zapatero? le voto.

No sé si los debates consiguen que se ganen votos cuando lo haces bien, pero lo que sí estoy segura es de que te hacen perder votos cuando la cagas y que ayer, el que perdió votos fue el que lleva toda la campaña de campo y playa, como si estas elecciones no fueran con él, como si no llevara gobernando España cuatro largos años de recortes y sufrimiento, el Presidente Rajoy.

 

 

 

 

UNA VISION DISTINTA DEL #7DElDebateDecisivo

Publicado en

Todos sabéis que yo tengo una hija, mi albóndiga, con 20 tacos, estudiante de enfermería, medio emancipada y muy poco socialista y sectaria, como su madre, sino más bien beligerante con la doctrina que yo nunca he intentado inculcarle pero siempre ha estado presente en nuestra vida.

Ayer, salimos a cenar en familia y me confesó que no sabía a quién votar esta vez (su primera votación fue en las europeas 2014 y votó por Elena Valenciano, que es amiga de la familia  y su segunda votación fue mayo 2015 y votó IU por las especiales circunstancias que vivimos en Madrid). Dijo que esta vez se lo iba a pensar bien y que este debate era importante para decidirse.

A priori, tenía claro que PP no, pero entre los otros tres, todo era posible y que para ella escuchar lo que se dijera en el debate pesaría mucho. Yo le pedí que mientras lo veía en diferido, tuviese abierto un word y fuera escribiendo todo aquello que le viniese a la cabeza, que era importante para mí, y así lo ha hecho.

Hace un rato, mientras yo me tomaba unas alitas y unos botellines de Mahou en San Fernando de Henares, mi hija Albóndiga me ha llamado para comentarme que había terminado de ver el #7DElDebateDecisivo y que tenía cosas que contarme. Yo las voy a compartir con vosotros porque me parecen harto interesantes. Ahí van exactamente como me las ha transcrito, sin tocar un punto o una coma:

 NO ME HA ACLARADO DEMASIADO PERO ALLÁ VA:

PSOE: 

– Me gusta lo que dice en violencia de género
– Me gusta lo que dice en la educación
– En los otros temas ni fu ni fa… no me disgusta pero no lo ha explicado bien
Pero no me gusta el, porque interrumpe demasiado, parece tonto a veces y desaprovecho su minuto metiéndose con la derecha que ya lo había dicho como mil veces lo de noseque noseque no como el PP, no como la derecha, no como noseque. Empezó bien centrándose en lo que va a hacer el PSOE pero conforme avanza el discurso deriva en meterse con los demás y así parece que no sabe o no tiene nada que decir.
MINUTO DE GLORIA PÉSIMO
PODEMOS:
– Me gusta mucho lo que dice en educación
– Me gusta en violencia de genero
– No me gusta lo que dice en intervención militar
– En cuanto a la corrupción no responde muy bien
El no me gusta nada, es chulo, prepotente y no contesta a lo que se le pregunta. Pero a la vez es cercano, habla para la gente, no para los políticos.
MINUTO DE GLORIA REGULAR 
CIUDADANOS:
– No me gusta en educación, pésimo
– Me gusta en violencia de genero, pero menos que los otros, no dio muchas ideas.
– Me gusta su respuesta a la pregunta de Bruselas
– Me gusta en corrupción
El me cae bien, pero lo de la educación me mata. Y no me gusta que no sea claro en cuanto a quien va a apoyar, porque podemos lo dice claro, pero el no. AMBIGUO. Me despista, no se si lo hace aposta
BUEN MINUTO DE GLORIA
PP:
No me interesó nada de lo que decía porque no era Rajoy. Pero el cambio lo han hecho con criterio, ,ella es mucho mas lista y mas capulla que Rajoy. A Rajoy se lo comen con papas. Yo creo que ella manda y Rajoy hace lo que ella dice. 
Ella me convence, no lo que defiende.
MAL MINUTO DE GLORIA
No tiene ningún valor científico, pero harían bien los partidos en valorar lo que opinan los nuevos votantes, los que en 2011 eran menores de edad, los que p0r primera vez deciden el futuro de España y los que son el futuro de España.

DEBATE HISTORICO

Publicado en

debateHoy, en la sede del Partido Socialista Obrero Español, en la calle Ferraz de Madrid, se ha producido un acontecimiento histórico en la democracia española. Por primera vez, un debate entre tres candidatos que aspirando a la Secretaría General del Partido, se someterán al voto directo, secreto y en urna de todos y cada uno de los y las militantes socialistas.

La expectación que ha despertado entre los medios de comunicación es innegable, decenas de ellos acreditados para seguir en directo el debate. No menor ha sido el interés generado entre la militancia, aunque cada candidato solo podía invitar a 33 militantes, no pocos nos hemos acercado para vivir el ambiente aunque no pudiésemos entrar en el salón de actos. Cientos de miles de ciudadanos lo han visto en las diversas televisiones que lo han retrasmitido y comentado en directo y otros muchos lo han seguido a través de las redes sociales.

Solo por brindar a los ciudadanos la oportunidad de escuchar hablar de socialismo durante casi dos horas ha merecido la pena la lucha de estas semanas para que este no fuese un Congreso a la Búlgara sino un Congreso abierto en el que la elección directa del Secretario General por toda la militancia quede como un método definitivo, para siempre y para todos los niveles del Partido y eso solo lo conseguiremos si cumplimos ahora con lo más importante que es que el domingo votemos muchos, votemos todos y nadie pueda deslegitimar este procedimiento democrático, participativo, moderno y justo.

El debate estaba diseñado para ser más encorsetado pero hay que agradecer a la presentadora/moderadora, Carmen del Riego que haya introducido preguntas y agilizado el ritmo alternando a quien se las dirigía o repreguntando si algún candidato se iba por los Cerros de Úbeda o era aludido por otro de ellos. La verdad es que los militantes invitados han tenido poca oportunidad de hacer sus propias preguntas, pero casi mejor, porque ahí se notaba que estaban preparadas las respuestas.

Entrando en harina, a mí me ha gustado más Edu Madina, pese a que se le ha visto sudar la camiseta, o precisamente por eso, porque solo suda el que está esforzándose, el que siente el nerviosismo de lo que hay en juego, el que quiere ganar porque está comprometido con el proyecto que defiende. Ya tenía mi aval y hoy se ha ganado mi voto, por tener genio, por sacar carácter, por hacer propuestas socialistas y defender sus posiciones valientes frente a otras más acomodaticias con el statu quo. Por decir la misma hoy, ayer y mañana, por decir primarias y pedir primarias, por decir participación y pedir 1 militante 1 voto, por exigir transparencia y no parar hasta hacer este proceso totalmente abierto a la militancia.

También he de reconocer que he descubierto a Tapias y me ha llegado. Jugaba con la ventaja de la veteranía y de que él ya ha ganado, con su sola presencia, con el simple logro de los avales suficientes para ser candidato ya cumplía el objetivo y todo lo que venga a partir de ahora será un premio. Aun así, su discurso, netamente socialista, con principios y valores que no puedo sino compartir, ha sido música para mis oídos. Como he dicho durante el transcurso del debate, si yo fuera Edu me lo llevaría de asesor, caso de ganar.

Y no me ha gustado Pedro, claro que sí, que no. No me ha gustado su yoismo, ni ese gesto holliwodiense de abandonar el atril y ponerse delante. Nos ha explicado cómo es él, en qué lugar se enamoró de ti y todos los kilómetros que ha hecho y lo de que decidió presentarse a las primarias abiertas para candidato en diciembre y desde entonces está trabajando para ello, mientras el resto de la organización trabajábamos para ganar las Elecciones Europeas y que es diputado raso, un nuevo nivel de diputado y militante de base, base, no una base cualquiera y que el año pasado no estaba en política pese a que está en ella desde el principio del milenio y que no estaba en la dirección cuando trabajó en la Conferencia Política pese a que fue el coordinador de la misma y que va a practicar la honestidad intransigente, ahí queda eso.

Ahora solo queda que el domingo votemos todos, insisto, votemos todos y que gane el mejor. A votar y a ganar, compañeros y compañeras y luego prietas las filas detrás del que sea elegido Secretario General que tenemos a la vuelta de la esquina las elecciones municipales y autonómicas en las que nos jugamos todo.

Jarta del debate

Publicado en

Los que esperais leer aquí un resumen-arenga sobre el debate que ayer tuvieron en La Ser, nuestro Secretario General, Tomás Gómez y la aspirante Pilar Sánchez, ya podéis dejar de leer porque estoy jarta del debate.

Para saber quién ganó ese debate solo hace falta verlo. De un lado un hombre que lleva años forjando un proyecto colectivo, sumando ideas y propuestas, armando nuestro Partido en Madrid para que tenga identidad propia y voz independiente en el proyecto colectivo de los socialistas españoles.

Del otro lado una compañera buscada a última hora por aquellos que se resisten a perder el poder de las viejas familias madrileñas que tanto daño nos hicieron en el pasado. Yo aún sangro por Tamayo y Saez.

Una compañera que tenía que leer un proyecto improvisado en el último momento. Lleno de lugares comunes y críticas desleales basadas en falsedades más propias de La Gaceta que de una ex diputada socialista.

No voy a entrar en otros asuntos menores como el tonito de superioridad de la rubalcabista pretendiendo dar lecciones al que hemos elegido mayoritariamente como nuestro líder en ya cinco ocasiones y que la hizo antipática a los oídos de aquellos que la escuchaban por primera vez.

Tampoco merece la pena reseñar la torpeza de culpar a Tomás Gómez hasta de la derrota de su padrino Rubalcaba que ya es de traca.

Y no voy a hacerlo porque a mi lo que me pide el cuerpo es hablar de que las encuestas dicen que aún hay esperanza para Andalucía. Que es posible salvar a los andaluces y con ellos al corazón del socialismo español de ser gobernados por el campeón Arenas.

Bocanegra sí que puede dar lecciones a cualquiera de perder elecciones, de mentir cual bellaco, de predicar una cosa y hacer la contraria.

Arenas sí que tiene un máster en deslealtad, oposición irresponsable y cinismo de señorito andaluz.

Yo lo que quiero es hacer campaña para que el compañero Griñán no sea la próxima víctima de los codiciosos mercados ultra liberales en nuestro país.

Lo que de verdad me apetece es gritar a los nuestros que no se dejen, que no se rindan, que estamos con ellos. Que el día 25 de marzo todos los socialistas españoles nos sentiremos andaluces. Y que su victoria será la nuestra y significará el comienzo de La Reconquista de España para la izquierda, esta vez de Sur a Norte.

Reflexiones sobre el debate

Publicado en

 Si hay un hecho objetivo indiscutible que se puede comprobar con un rápido vistazo a las hemerotecas es que Tomás Gómez es un ferviente defensor de los debates, tanto en lo interno como en lo externo considera que la mejor manera de conocer las propuestas, las ideas, los proyectos de cada candidato es a través de su exposición debatida frente al rival.

Tomás Gómez pidió debatir con Trinidad Jiménez en las Primarias de Madrid, en el verano del 2010, a lo que Ferraz se negó, porque si hay otro hecho indiscutido es que al Federal no le gustan los debates internos, la prueba es que el primero que va a realizarse es por voluntad del Partido Socialista de Madrid y de su Secretario General.

Tomás Gómez. Volvió a pedir debatir con Esperanza Aguirre en la campaña de las autonómicas en Madrid, en mayo de 2011, y tenía tantas ganas de debate que aceptó la celebración del mismo en Telemadrid, con un formato encorsetado y favorable a la líder-esa y aún así salió triunfante.

Cuando Rubalcaba y Chacón se enfrentaron hace muy poco en el Congreso Federal en Sevilla, Tomás Gómez fue el primero en ofrecer la sede de los socialistas de Madrid para la celebración de un debate entre ellos que nos permitiera a la militancia contrastar qué pensaban sobre temas tan importantes, por ejemplo, como la elección de los Secretarios Generales mediante votación directa de todos los militantes en todos los ámbitos del partido. Ni que decir tiene que Ferraz se negó porque según palabras del entonces Secretario de Organización, Marcelino Iglesias: “No es bueno para el partido. En la medida que pueda, quiero preservar el buen clima entre candidatos y un debate no contribuiría a ese objetivo porque su enfrentamiento se trasladaría a todo el partido; las primarias no pueden ser una subasta pública”.

Dejando a un lado el hecho sorprendente de que lo que era malo para el partido ayer hoy sea bueno para el partido en Madrid, tenemos debate y lo tenemos porque lo ha pedido la aspirante, pero sobre todo lo tenemos porque lo ha autorizado la dirección regional del PSM que en última instancia es sobre quien ha delegado la responsabilidad Elena Valenciano.

Tomás Gómez es un ejemplo de coherencia indudable: si decimos primarias, hacemos primarias. Si decimos democracia interna, pasamos cinco congresos y unas primarias en cuatro años. Si decimos debate, nos sometemos al debate aunque tengamos la posibilidad de vetarlo.

Quiero agradecer a la dirección regional que no haya tenido en consideración la idea de la aspirante de realizarlo en los salones de la UGT y con invitación –veto- de los asistentes y que haya apostado por un lugar neutral pero profesional como es la Cadena Ser, que nos permitirá a todos los militantes, simpatizantes, votantes y hasta no votantes escuchar las propuestas de ambos candidatos.

A partir de ahora y gracias a que los socialistas de Madrid siempre estamos a la vanguardia, el resto de compañeros de toda España cuyos Congresos se celebrarán a continuación, tendrán la posibilidad de disfrutar de un debate entre candidatos siempre enriquecedor que dará a nuestro partido una imagen moderna y democrática que la calle agradecerá sin duda.