Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Juan Segovia

PRIMARIAS OTRA VEZ

Publicado en

JUAN SEGOVIAJulio de 2015 y aquí estamos los socialistas de Madrid inmersos nuevamente en unas Primarias, o algo así. No son unas Primarias como todos recordamos fueron en 2010 las de Tomás Gómez frente a Trinidad Jiménez porque aquellas eran para elegir cabeza de cartel en las elecciones autonómicas de mayo de 2011 y estas son para elegir al Secretario General con este nuevo sistema que nos dimos el año pasado. Un híbrido, porque tras la elección por el voto directo de toda la militancia del Secretario General, se celebra un Congreso con sus delegados, a la antigua usanza, en el que se le puede imponer una Ejecutiva que le controle, en fin, nuestras cosas…

Dejando a un lado la democracia interna del PSOE, que siendo manifiestamente mejorable, es sin duda, la más transparente, reglada y participativa de cuantos partidos políticos hay en el panorama español, incluidos los emergentes, en los que apenas votan el 10% de los simpatizantes inscritos por internet sin control alguno, y eso que no hay que avalar públicamente con nombre, apellidos y dni a un compañero, ni acudir a votar a tu agrupación un tórrido domingo de julio. Voy a divagar un rato sobre cómo me siento ante estas primarias en comparación con aquellas del verano de 2010.

Las primarias Trini/Tomás Tomás/Trini, no fueron mis primeras primarias, ya participé apoyando a Borrell frente a Almunia y a Morán frente a Lissa, pero sí fueron en las que, por primera vez me impliqué totalmente. No porque Tomás Gómez fuera santo de mi devoción, jamás había cruzado palabra con él y en el Congreso extraordinario del 2007 en el que le eligieron, yo avalé a José Cepeda, cosas de ser guerrista… Si apoyé a Gómez fue por la sucia jugada de Zapatero llamarle a Moncloa para que se retirara a favor de la paracaidista Trinidad Jiménez, las despreciables palabras contra él de Rubalcaba en una entrevista radiofónica y la presión sin tregua a la que sometió Pepe Blanco a los Secretarios Generales de las Agrupaciones Locales de Madrid.

Fueron aquellas unas Primarias épicas, no solo por lo que estaba en juego, la cabeza de lista por Madrid, tampoco porque todo el aparato de Ferraz y Moncloa, que entonces estábamos en el Gobierno, se pusiera al servicio de su candidata, si no, porque Tomás Gómez es una bestia política incansable que se pateó todas y cada una de las Agrupaciones de la Comunidad de Madrid, mañana y tarde, y nosotros con él. Acuñamos la broma de “conoce Madrid con Tomás Gómez” porque muchos de nosotros pisamos pueblos que ni siquiera sabíamos que existían.

De aquellas Primarias me quedan buenos amigos, divertidas anécdotas y un cariño inmenso por aquel Gómez que vivía y respiraba por y para el PSM. Desde entonces hasta ahora han pasado muchas cosas en el seno de mi Partido, de las que he sido espectadora privilegiada en primera fila y que me han vuelto mucho más sabia, mucho más experimentada y bastante más descreída. Nada volverá a ser igual que aquel verano de 2010 en el que éramos tan libres, tan felices y tan valientes.

Ahora, cinco años después, también en verano, volvemos a encontrarnos inmersos en un proceso interno en el que participaremos todos los militantes de Madrid, pese a que, como reconoció Rafael Simancas en entrevista radiofónica, la intención de la Gestora era imponer a su candidata por incomparecencia del rival. Solo por eso, ya merece la pena estar del lado de Juan Segovia que nos ha dado la posibilidad de elegir, aunque no solo por eso. También porque quiere dar la voz en la toma de decisiones importantes a los que realmente mantenemos vivo este partido, los militantes. Porque quiere que seamos protagonistas en la elaboración de las listas, por ejemplo, porque habla y escuchas a uno de los nuestros, menos avales, más votos, menos aparatos, más compromiso.

La fecha elegida por el Federal, el último domingo de julio, el 26, en plenas vacaciones estivales, con medio Madrid saliendo de vacaciones o apurando sus últimos días de asueto, es manifiestamente mejorable o deja entrever que no entraba entre sus planes tener que llegar a la votación, como ya os he dicho que reconoció el cerrajero Simancas. No sé si porque la fecha es mala, porque hace mucho calor, porque está ya una de vuelta de todo, lo cierto es que me ha costado la vida misma implicarme en este proceso, todo sea porque el socialismo madrileño no se merece estar en manos de gestores interesados o porque, en el fondo, me va la marcha, aquí estoy liada otra vez con la cosa nostra.

Anuncios