Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Justicia

ARREPENTIDOS LOS QUIERE DIOS

Publicado en

punica

La figura del arrepentido, desde el punto de vista judicial o policial, tiene como objeto que alguien que ha delinquido, pueda, delatando a otros delincuentes, colaborando con la Justicia, facilitando el trabajo de la investigación, rebajar su condena y mejorar las condiciones del cumplimiento de la misma. Hace falta pues, que se avenga a colaborar, pero también que la información que facilite a jueces y fiscales sea veraz, tenga enjundia y contribuya a detener, juzgar y condenar a otros delincuentes de la trama.

Arrepentidos ha habido muchos a lo largo de la historia y en todos los países, cuyo testimonio ha permitido encarcelar a criminales de todo tipo. Actualmente, en España, los arrepentidos están consiguiendo sacar a la luz importantes tramas de corrupción política que han saqueado las arcas públicas a lo largo y ancho de la geografía española. Pero no es oro todo lo que reluce.

Para que la delación rebaje el tiempo en prisión, tiene que producirse antes de que los años de trabajo policial y judicial hayan ya acumulado suficientes pruebas o tiene que aportar datos de los que no tuviera constancia la investigación porque si no, es innecesaria y tiene que ser veraz viniendo acompañada de pruebas materiales de las afirmaciones que se hacen porque si no es mero postureo del que ha sido pillado metiendo la mano en la caja para que parezca que colabora con la Justicia.

Un ejemplo claro de arrepentido es Marjaliza, el empresario madrileño, socio del popular Francisco Granados y artífice de la trama Púnica, un entramado de empresas constructoras que, en connivencia con alcaldes de municipios, principalmente de la Comunidad de Madrid, ganaban ingentes sumas de dinero recalificando suelo, construyendo viviendas, repartiendo prebendas, pagando mordidas y vaciando las arcas municipales.

Cuando la policía detuvo a Granados y a su socio y amigo de la infancia, Marjaliza, se encontró con la buena disposición de este último para tirar de la manta, a cambio de recibir los beneficios de colaborar con la Justicia. Hasta aquí, todo lógico y, sin duda alguna, bueno para la sociedad.

Esta semana se ha levantado el secreto de sumario de la trama Púnica y hemos conocido la declaración completa de Marjaliza ante el juez, de la que ya habíamos conocido parte por las detestables filtraciones que se vienen produciendo siempre, en estos casos “mediáticos”. Y aquí es donde empiezo a tener dudas sobre los beneficios para la sociedad que tiene este arrepentido.

No olvidemos que se trata de las confesiones de un delincuente, no presunto, delincuente, confeso, que, a través de su delación, pretende granjearse el favor del Juez y por lo que llevo oído y leído de su declaración, lo está haciendo con poco rigor y menos pruebas, tira por elevación, supone mucho pero no afirma nada… en resumen, ha conectado el ventilador y esparcido sospechas contra todo y contra todos.

En el caso concreto que mejor conozco, Parla, acusa a Tomás Gómez de haberle pagado actos de la campaña municipal del 2003, como por ejemplo, un mitin con Felipe González en Parla. Esto jamás se produjo, como puede comprobarse con una sencilla búsqueda en Google. Hubo un mitin de Gómez con González, pero fue en Aluche, para la campaña de las elecciones autonómicas de 2011 y Tomás había dejado de ser el alcalde de Parla casi cuatro años antes.

En este caso, Marjaliza dice, que el ex alcalde socialista de Cartagena, Alonso Conesa le decía que cobraba la mordida de Tomás Gómez, que entonces era Alcalde de Parla. Ojo que Conesa está imputado por el Juez  de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por delitos de cohecho, organización criminal, tráfico de influencias, malversación, falsedad documental y fraude. Un angelito.

En realidad Marjaliza no sabe qué hacía Alonso Conesa con el dinero, según sus propias palabras, él daba dinero al cartagenero y no sabe más, pero no duda en ensuciar el buen nombre de Tomás Gómez o de Jesús Dionisio, otro socialista, entonces alcalde de Aranjuez.

Teniendo en cuenta que la declaración se produjo en el otoño de 2015 y que estamos a punto de empezar a disfrutar del verano de 2016 sin que el Juez Velasco haya imputado delito alguno a los ex alcaldes socialistas, les haya llamado a declarar o haya tomado medida alguna contra ellos, todo parece indicar que al titular de la Audiencia Nacional, la declaración de Marjaliza le suscita las mismas dudas que a mí, mucho ruido y pocas nueces.

Anuncios

Los indultos

Publicado en

En estos días convulsos en los que el Partido Popular, el partido del Gobierno de España, está inmerso en una trama de corrupción y financiación ilegal, conocida no solo a través del sumario Gurtel, sino también de los papeles de Bárcenas y las confesiones de varios de los implicados, aparecen casos de ciudadanos anónimos que habiendo sido condenados por pequeños delitos hace años, hoy piden ser indultados.

Al mismo tiempo que se conocen los sobresueldos millonarios de la cúpula del PP, los indultos de policías que apalean a ciudadanos, el indulto de un kamikaze que causó la muerte de dos personas, solo por el hecho de ser defendido por el bufete de abogados del hijo del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardon y su abogado el hermano de Astarloa, otros como Emilia, esperan no entrar en prisión por gastar 200€ en comida para sus hijas con una tarjeta de crédito que encontró en la calle.

Hoy, la indignación ciudadana ha logrado que tanto Emilia Soria, esa madre coraje que cometió un delito para dar de comer a sus hijas, no entre en prisión. También se espera el indulto para un hombre que se vio involucrado en una pelea en un bar y para un ex adicto completamente rehabilitado que tienen orden de instituciones penitenciarias para designar el centro donde quieren cumplir sus penas de cárcel.

Como ser humano, como madre, me alegro de que alguien que ha utilizado una tarjeta de crédito de otra persona para comprar alimentos y pañales por importe de 200€ no entre en prisión, tampoco un padre de familia que se ve inmerso en una pelea en un bar, o alguien que cometió un delito de juventud pero que hoy está rehabilitado e integrado en la sociedad, pero como jurista os digo que el indulto no es la solución.

Hoy, el PP ha indultado a estos ciudadanos para tapar los otros indultos ignominiosos como los del kamikaze homicida o los Mossos maltratadores o tantos otros que se han producido desde el advenimiento en el Ministerio de Justicia de Alberto Ruiz Gallardón.

El indulto puede definirse como una medida de gracia que el poder otorga a los condenados por sentencia firme, remitiéndoles toda pena que se les hubiera impuesto o parte de ella, conmutándose por otra más suave. Es una medida de gracia que corresponde al Rey, previa deliberación del Consejo de Ministros y a propuesta del Ministerio de Justicia.

Esta medida excepcional que recoge nuestro ordenamiento para solventar algunas disfuncionalidades que pueden darse en el sistema judicial y que están perfectamente tasadas por la norma, se ha convertido, en manos de este Gobierno movido por el interés personal y la arbitrariedad absoluta, en moneda de reparto de prebendas y favores, lavados de imagen como el de hoy, pago de servicios prestados y demás motivaciones poco honorables.

Indudablemente, me alegro por esa madre que seguirá sacando adelante a sus hijas pero está claro que hay algo que no funciona en nuestro sistema penal y judicial para que Bárcenas esté en Suiza fumándose un puro y Emilia haya estado a punto de entrar en prisión. La Justicia en España no es igual para todos, ni parecida y con las tasas abusivas que ha impuesto el Ministro Gallardón aún se ensanchan más las diferencias entre ricos y pobres, entre aquellos que pueden utilizar las herramientas del sistema para diferir el proceso penal y evitar el ingreso en prisión y los que vamos al Juez como borregos al matadero, desnudos e indefensos.

Los indultos de hoy lavan la imagen de un Gobierno sectario que los aprovecha para acallar a los ciudadanos más que hartos y que de ese modo podrá seguir repartiendo dádivas entre los suyos, entre los poderes fácticos, los banqueros, los empresarios, sus allegados y amigos.

Amiguito del alma de Camps

Publicado en

Fernando de la Rosa, Vicepresidente del Consejo Superior del Poder Judicial y famoso por su defensa indigna del Presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps cuando la causa de sus trajes y demás regalos de su amiguito del alma, se ve ya como sucesor de Dívar al frente del Consejo.

Está muy feo que de la Rosa vaya explicando lo que va hacer durante su mandato porque el cuerpo de Dívar aún está caliente, vamos que ni ha dimitido aunque todos esperan que lo haga mañana mismo en reunión extraordinaria del CGPJ.

Está más feo todavía que Dívar dimita y se vaya de rositas después de haber estado disfrutando con su novio a costa del Erario Público, que no es una cosa abstracta, sino la suma del esfuerzo de todos nosotros, pagando impuestos, cotizando a la Seguridad Social y siendo españolitos de bien.

Pero lo que ya no tiene nombre, ni apellidos, es que quitemos a un desvergonzado para poner a otro. Si lo que queremos es evitar el daño a la imagen de la Justicia que estaba dando el máximo responsable del órgano judicial, disfrutando de semanas caribeñas, cenas con velas y su propia versión a la marbellí de El Guardaespaldas, no parece la mejor opción elegir para sustituirlo al que no dudó es anteponer su amistad íntima con Francisco Camps por encima de su obligación como vocal del CGPJ.

De la Rosa fue conseller de Justicia del gobierno valenciano hasta 2008 y posteriormente, ya desde su cargo de Vocal del Consejo, no dudó en aparecer en el televisión valenciana defendiendo con uñas y dientes a su antiguo jefe y amiguito del alma, Paco, lo que le valió la recusación por parte del Juez Garzón en la deliberación para decidir su suspensión de funciones.

Un miembro del Gobierno de Camps, un gobierno que pese a que se desestimara la causa de los trajes, sigue inmerso en varias causas por financiación ilegal del Partido Popular de Valencia, prevaricación, cohecho y demás delitos descubiertos por el sumario Gurtel, no puede decir en su precipitada presentación que su objetivo es: trabajar para recuperar la credibilidad de los ciudadanos.

Desgraciadamente, el Partido Popular está trabajado denodadamente para desprestigiar todas las instituciones españolas, no solo el poder legislativo y el ejecutivo, sino también el judicial. Siguen la máxima de menos gobierno y más mercado. Así, los ricos serán cada vez más ricos y poderosos y podrán robar impunemente y los pobres… los pobres nos jodemos, para variar.

Mi colaboración en Diario Progresista: El espejo del PASOK http://www.diarioprogresista.es/el-espejo-del-pasok-13764.htm