Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: madre

Mi santa madre

Publicado en

Con motivo de su muy cercana jubilación, ayer, la Junta Municipal de Chamartín realizó un sencillo homenaje a mi madre y cuatro maestros más del Distrito que se jubilan al terminar el curso el 30 de junio.

En el acto se proyectó una secuencia de fotografías con el relato de su trayectoria vital, tanto profesional como humana que pese a su sencillez resultó muy emocionante.

Mi madre tiene 60 años. 60 años que no aparenta pero que carga a sus espaldas en los que ha habido luces y sombras, aunque con el paso de los años más de las primeras que de estas últimas, confío.

Mi madre es una madre atípica. Ella creía que a los hijos había que darles cariño, amistad y libertad, y algún zapatillazo de vez en cuando. Que había que dejarles equivocarse y madurar con los errores por aquello de que lo que no te mata te hace más fuerte. Siempre procuró razonar con nosotras antes que imponer su criterio.

Yo soy más como el Encantador de Perros, creo que los hijos necesitan disciplina, ejercicio y al final, cariño. Si, encarno un modelo de madre autoritaria, quizás por contraposición a la mía, eso que hacemos los hijos de ir en contra de los padres para reafirmarnos. No lo se, tampoco me importa mucho.

Así que mi madre ha sido mi amiga más que mi madre durante gran parte de mi vida y eso está bien, que para modelo de madre mandona, exigente, controladora y castradora, ya tengo a mi abuela Fita (menos mal que ella no lee este blog, si no, no tendría cojones a ponerlo).

Enhorabuena madre, ahora empieza lo bueno, no tener que trabajar para vivir, sino vivir para gozar. ¡Disfrútalo que te lo has ganado!

Anuncios

16 años

Publicado en

Mañana mi niña, ni única hija, cumple 16 años. Ante ella se abre una nueva etapa en la vida, se termina del todo la niñez (la adolescencia es una cosa hormonal que te arruina la vida durante unos años muy variados e imposibles de fijar con exactitud) y comienza un tránsito a la edad adulta, difícil, pero apasionante.

Esto me ha hecho reflexionar sobre los cambios que se podrían producir en su vida desde el punto de vista legal en España; los mayores de 16 años pueden:

TENER RELACIONES SEXUALES CONSENTIDAS esto podía hacerlo ya desde los 13 años, pero con 16 cualquiera dice que no es adecuado…

TRABAJAR CON ALGUNAS LIMITACIONES es verdad que no pueden hacer actividades de riesgo, pero si quisiera ya podría tener trabajo, cotizar a la Seguridad Social, ser un español de bien 🙂

ABORTAR SIN CONSENTIMIENTO PATERNO con las teóricas limitaciones de la Ley de Salud Reproductiva, pero en la práctica, puede.

EN ASTURIAS Y GALICIA BEBER ALCOHOL DE MENOS DE 18º, en fin ya sabemos todos que la edad de iniciación en el alcohol en España está en 13 años, pero yo me alegro que legalmente no puedan hacerlo hasta los 18.

DECIDIR SOBRE SOMETERTE A ALGUNA OPERACIÓN O TRATAMIENTO MEDICO La Ley de Autonomía del Paciente obliga al consentimiento escrito de los mayores de 16 años para operaciones quirúrgicas y tratamientos agresivos, que está muy bien, que es su cuerpo, que no es mía.

CASARSE SI ESTAN EMANCIPADOS Todos sabéis que yo pienso que el matrimonio, como los submarinos, puede flotar, pero está hecho para hundirse, luego “pa qué las prisas  ”

CORRER EN LOS ENCIERROS no creo que a mi hija le de por correr, que ella es de no moverse nada más que lo estrictamente necesario, pero menos delante de un toro.

HACER TESTAMENTO Y OTROS TRÁMITES LEGALES imagino que para los hijos de ricos que tengan suculentas cartillas de ahorro, si, pero la mía como no nos legue las pelusillas de debajo de la cama…

ES OBLIGATORIO TENER DNI desde los 14 ya la obligaba yo a llevarlo, pero ahora podría ser detenida por ir indocumentada.

RESPONSABILIDAD PENAL AGRAVADA DE LA LEY DEL MENOR aunque la responsabilidad criminal en España no se alcanza hasta los 18 años, hay un tratamiento especial en la Ley del Menor que endurece las penas cuando los delitos con cometidos a partir de los 16 años. Eso está bien que si son mayores para unas cosas, también para otras.

¡¡¡Madre mía, qué dior nos ampare!!!