Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: matrículas

UNA DE MATRÍCULAS Y OFENDIDITOS EN TWITTER

Publicado en

screenshot_2018-09-17-13-12-44-845_com902580385.png

En mi casa siempre hemos sido mucho de jugar con las matrículas, las de los coches, me refiero, por si no se había entendido. Hace unos años, cuando llevaban delante las iniciales de la provincia donde había sido matriculado el coche y posteriormente cuatro números, mi madre se inventó varios juegos para tenernos entretenidas cuando andábamos por la calle y, sobre todo, enseñarnos matemáticas, geografía, jugar al mus…

Por ejemplo, cuando éramos más pequeñas jugábamos a pares y nones y cada una tenía que sumar los números que correspondieran al grupo que había elegido y ganaba la que sumaba más. Si solo iba yo pues tenía que sumar todos los números más rápido que mi madre o sumar pares y nones y restarlo…

Más tarde pasamos a jugar a decir antes de dónde venía el coche y así aprendimos que CC era Cáceres, CO Córdoba, CR, Ciudad Real… o que SS era San Sebastían pero SE era Sevilla. La verdad es que cuando se decidió que los coches llevaran 3 letras en lugar de la provincia de matriculación, a nosotras nos privó del juego y de la fantasía de imaginar qué aventuras traían a un coche GE de Gerona hasta M Madrid.

Había una modalidad particularmente onerosa para mí que consistía en buscar coches capicúa (se leen igual de derecha a izquierda que de izquierda a derecha) y el que lo encontraba gritaba “capicúa” y el resto debíamos guardar silencio (imaginad que tortura) hasta no recuerdo qué momento. Este no me gustaba tanto.

Rizando el rizo, ya metida en la adolescencia, jugábamos al mus, siendo 1 y 2 pitos y 3 y 0 reyes, 8 sota y 9 caballo… La de horas que hemos echado en imaginarias partidas de mus gracias a que somos usuarias del coche de San Fernando, un ratito a pie y otro caminando y los paseos eran largos y tediosos.

Y vosotros os preguntareis a qué viene toda esta charla sobre matrículas y me pedís una explicación y como bloguera vuestra que soy os la voy a dar. Ayer domingo, se me ocurrió comentar en Twitter que había visto pasar un coche con la matrícula KKK y que me había llamado la atención porque habíamos estado especulando, mi marido y yo con qué matrículas se retirarían por las connotaciones de las siglas y esta la teníamos entre posibles castigadas por las connotaciones del grupo racista norteamericano.

No emití juicio de valor alguno, solo que en ese interés que arrastro desde la infancia por las matrículas de los automóviles pues me parecía un dato entretenido o curioso ¡gran error por mi parte! Al instante, decenas de ofendididitos de Twitter llamándome de todo porque me molestara esa matrícula KKK (que a mí ni me molesta ni me deja de molestar ni en mi tuit hacía crítica ninguna al respecto) y reprochándome que estando como está el país yo me distraiga con memeces como si yo fuera la presidenta del Gobierno y tuviera la culpa de todo lo que anda mal en España, que es mucho, lo reconozco.

Alguno me dijo que ni no habían quitado CNT, por qué iban a quitar KKK, valga como exponente del mal humor que gasta el personal tuitero un domingo por la tarde, aunque como en todos, hay excepciones, la mejor el que me dijo que la suya era KKP y yo le pregunté si el primer número era un dos KKP2 jijiji (como los niños pequeños que nos sigue haciendo gracia: caca, culo, pedo pis).

¿Vosotros no jugabais con las matrículas de pequeños?

Anuncios