Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Moción de Censura

UNA BRÚJULA, UN PLANO Y A DORA LA EXPLORADORA

Publicado en

DORAEl retorno de Pedro Sánchez a la Secretaría General del Partido Socialista Obrero Español trae causa en un anunciado y prometido, giro a la izquierda, o vuelta a la izquierda, de nuestro centenario Partido. Un giro reivindicado en los lemas de campaña “somos la izquierda” o “vuelve la izquierda”, del que es inevitable colegir que los anteriores dirigentes del PSOE, incluido el último Secretario General, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, eran o gobernaban, como si fueran de derechas… un despropósito.

Una vez finalizado el proceso de elección de la nueva dirección política del PSOE con la aclamación del retornado el pasado domingo en IFEMA, podemos atisbar la que se avecina atendiendo a las primeras declaraciones de los recién llegados a Ferraz. Si alguno de vosotros, queridos lectores, es propenso al mareo, recomiendo ingesta masiva de biodramina porque vienen curvas por lo que para no perdernos, será mejor que nos llevemos una brújula, un plano y a Dora la Exploradora.

Por ejemplo, el portavoz provisional del Grupo Parlamentario Socialista y ahora Secretario de Organización, el valenciano Abalos, en la defensa de la posición del PSOE frente a la Moción de Censura a Rajoy presentada por Podemos, hizo afirmaciones con las que me sentí plénamente identificada: “dejen de alimentar la expectativa de que nos jugamos que Rajoy salga. No ponga excusas. ¿Con qué mayoría parlamentaria gobierna usted? ¿No ve que es inviable? Es un acto fallido en origen y desde luego libérenos de la responsabilidad. No es verdad que por que nos abstengamos Rajoy siga. Porque la verdad a veces abstenerse no es tan grave”.

Reconocía Abalos, y por ende Pedro Sánchez del que es portavoz, que no hay una mayoría alternativa de progreso en el Congreso de los Diputados, que la derecha suma más que la izquierda porque no se puede considerar izquierda a la derecha corrupta catalana, ni a los independentistas catalanes a los que el resto de España le importamos una higa, ni mucho menos Bildu.

Reconocía Abalos que abstenerse no significa apoyar, que puede ser una opción técnica buena para el propio partido, o para España, o para la mayoría de los españoles

Por ejemplo, la flamante presidenta del PSOE, Cristina Narbona, anda diciendo que los socialistas no vamos a apoyar el CETA (el tratado de comercio entre Canadá y la Unión Europea), que apoyamos una suerte de nueva socialdemocracia. Preguntada a una de las personas que más sabe de PSOE y de Europa si no apoyar el CETA es socialdemocracia, su respuesta me ha aliviado y preocupado a partes iguales “no, es estúpido, proteccionista y reaccionario”. Lo que yo pensaba, pero da una pista de en manos de quién hemos dejado nuestro querido Partido.

Lo delirante es que ayer mismo, el portavoz del PSOE en la Comisión de Exteriores del Congreso, Ignacio Sánchez-Amor, dejó claro que la posición socialista de apoyo al CETA, no ha variado. Hubo de hacerlo ante las exigencias de Podemos de que el nuevo PSOE de Pedro Sánchez, que piensa que “el capitalismo neoliberal actual es descarnado y socialmente insostenible y un adversario principal”, deje de apoyar este acuerdo.

Por ejemplo, se han dedicado horas de mítines, entrevistas y tweets varios a asegurar que los vencedores serían generosos, que habría integración, que no se depurarían a los adversarios/enemigos y que todo el mundo es necesario en el nuevo PSOE pero, la realidad dista mucho de parecerse a ese saco de buenas intenciones, ningún susanista en la Ejecutiva Federal pese a que recibió el apoyo del 40% de la militancia, ningún líder territorial en la toma de decisiones de un Partido que, se supone defiende una España federal, ningún referente de los últimos años del PSOE en el Comité Federal, antes máximo órgano de toma de decisiones del socialismo español entre congresos, hoy mera clac del amado líder.

Se ha configurado un PSOE en el que la toma de decisiones se circunscribe a Pedro Sánchez y algunos de sus allegados, sin una Ejecutiva Federal que sirva de contrapeso, sin poder territorial que atempere las decisiones centralistas de Ferraz, sin un Comité Federal que debata y vote serena y razonadamente lo que es mejor para el conjunto y no solo para el inquilino de la quinta de Ferraz. Algunos podrían afirmar, y no se equivocarían, que eso es caudillismo, o cesarismo.

Y finalmente, tras 9 meses explicando que la malvada Gestora le dio el poder al PP, pero que el advenimiento de Sánchez devolvería el poder al pueblo y a un socialista a la Moncloa nos encontramos con la dura realidad, el PP, con sus socios del resto de la derecha: Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y, cuando lo necesita, el partido antes llamado Convergencia i Unió, tiene apoyos suficientes para pasar la legislatura, aprobar presupuestos y, en cuanto se huela que alguien amenace con una verdadera Moción de Censura, disolverá las Cortes y en las nuevas elecciones, que cada palo aguante a su vela.

Pero, en un nuevo giro de los acontecimientos, no sufráis, los que hayáis conseguido llegar hasta aquí sin marearos, porque Pedro va a llamar por teléfono a Pablo y a Albert para conformar una alianza chachi piruli que nos libre del maligno barbudo, le haga Presidente de un Gobierno entre morados, rojos y azules y los unicornios rosas campen a sus anchas por nuestras soleadas ciudades alfombradas de pétalos de flores mientras cientos de tambores y trompetas tocan música celestial… si le cogen el teléfono, eso sí.

 

Anuncios

LO HAGO PORQUE QUIERO

Publicado en

Ayer, en rueda de prensa con su homólogo polaco, el Presidente silente de todos los españoles, Mariano Rajoy, aseguró que comparecería ante el Parlamento como le exigía la oposición, la ciudadanía española, la prensa extranjera y el mínimo sentido de la decencia, pero lo hará porque quiere, no porque le obligue la amenaza de una Moción de Censura por parte del Partido Socialista.

Mariano, me recordaba ayer a cuando yo era pequeña y después de mucho protestar y patalear tenía que acabar haciendo algo que mis padres me habían mandado, pero que yo muy digna siempre, hacía asegurando: “pero lo hago porque quiero, no porque me lo hayáis mandado” Y así, inocentemente, trataba de hacer de la necesidad virtud, o de ganar una batalla que claramente había perdido.

Esta claro que yo lo hacía porque era pequeña, cabezota y orgullosa, pero que lo haga un señor mayor, Registrador de la Propiedad, Presidente del Partido Popular y a la sazón de todos los pobres españolitos de a pié, resulta entre esperpéntico y vergonzante.

Siguiendo con el género valleinclanesco –permitirme la licencia lingüística- ha decidido que su comparecencia “voluntaria” será el 1 de agosto a las nueve de la mañana, con la ilusión de que media España esté inmersa en la tan ansiada operación salida de vacaciones estivales y no preste atención a su versión de los hechos.

Porque esa es otra, el Señor Rajoy ha dicho que va a comparecer, no para contarnos la verdad sino para darnos su versión de los hechos, lo que de por sí resulta hartamente inquietante. Aquí no hay versión, querido Mariano, hay hechos objetivos: un Tesorero imputado, pruebas más que razonables del cobro de sobresueldos en A y en B por parte de la cúpula del Partido Popular durante años, cuentas con dinero evadido en el Extranjero, SMS de apoyo y ánimo a un imputado con frases que le aseguraban que estaban haciendo por él todo lo posible, mentiras más que probadas a cerca de la relación laboral del imputado Bárcenas con el Partido Popular, etc.

Voluntariamente, dice, el Señor que afirmó que nunca nadie podría probar que lo que decían de Luis “El Cabrón” Bárcenas no era cierto, comparecerá ante el Parlamento pero no para hablar del escándalo de corrupción, financiación ilegal, sobresueldos, sobornos, tráfico de influencias, prevaricación, malversación de fondos públicos y demás tipos penales y morales que asolan su Partido Popular, no, comparecerá digo, para contarnos una milonga sobre supuestos temas que preocupan a los españoles.

Bien es cierto que a los españoles nos preocupan otras cosas además del latrocinio de los populares. Nos preocupa, por ejemplo, la incapacidad del ejecutivo de generar empleo, como prometió en campaña electoral, no en vano se han destruido dos millones de puestos de trabajo con Mariano como Presidente. Nos preocupa, también, su incapacidad para meter en cintura a los bancos después de un rescate financiero que estamos pagando entre todos a costa de recortes y sacrificios, entre todos los plebeyos me refiero, porque él y sus secuaces viven en la opulencia del sobresueldo. Nos preocupa su falta de interés por las personas que están siendo masacradas por sus contrarreformas, empezando por la laboral que nos dejó sin empleo y sin derechos, siguiendo por la Educativa que nos deja sin futuro para nuestros hijos, por la de las Pensiones, que pretende dejar sin presente a nuestros mayores, por la Sanitaria que deja al albur de la enfermedad a más de un millón de seres humanos en España por carecer de papeles, por la del Aborto y otras que cercenan los derechos de las mujeres a ser madres, a disponer de su sexualidad libremente, a no ser maltratadas por sus compañeros de vida…

Pero también es cierto que un Presidente del Gobierno cuyo nombre aparece en la contabilidad B presentada por su Tesorero, Senador y amigo, Luis Bárcenas, que duerme actualmente a la sombra, en Soto del Real, debe comparecer, explicarse y si tuviera decencia, dimitir y convocar elecciones generales para que la ciudadanía, a la vista del panorama popular, pudiera volver a plantearse el sentido de su voto, sea este cual sea.

Esperaremos al 1 de agosto, ya que estando en paro, pocas vacaciones vamos a tener y veremos qué se cuenta el amigo Rajoy en el Congreso de los Diputados, eso sí, voluntariamente y no por el susto que se ha llevado de verse en la prensa internacional sufriendo una Moción de Censura pedida por Rubalcaba, al que daba por muerto y va a ser que no.

HORMIGAS ROJAS

Publicado en

La solenopsis, las hormigas de fuego, son un género de hormigas picadoras que viven en las zonas húmedas como cauces de ríos y han desarrollado una extraordinaria capacidad para unirse unas a otras en caso de crecida y formar una balsa de aire entre sí que las permite flotar, si es precioso, durante semanas, en espera de que baje el nivel de las aguas. Es la materialización de la máxima “la unión hace la fuerza”.

Las hormigas rojas tienen claro que si caen al agua, una sola, se ahogará, pero todas juntas, uniendo sus fuerzas, su talento y su capacidad de sacrificio, lograrán sobrevivir y su colonia seguirá viviendo. Las hormigas rojas, tan pequeñas, tan insignificantes en este basto mundo, tienen claro que todo es posible si se aúnan las suficientes voluntades por minúsculas que estas sean de manera aislada.

No he dejado de pensar en las hormigas rojas desde anoche. Comentándolo en twitter, mi buen amigo y sin embargo compañero, @jrgallegog me decía: “Aquí, desde el 36, las hormigas rojas se dedican a comerse unas a otras. :)” Y tiene razón, sin ir más lejos, con el Partido Popular sumido en una trama de corrupción sin precedentes en la democracia española, con su Tesorero suministrándole información al Juez Ruz de los sobresueldos pagados a la cúpula de los populares con dinero proveniente de sobornos, de mordidas de empresarios para que se les adjudicara obra pública allá donde gobernase el PP, la izquierda española, las hormigas rojas frente al capital, en lugar de unir sus fuerzas en formar una balsa con la que salir a flote entre tanta porquería, están más divididas que nunca.

Parece que no somos conscientes de lo que nos estamos jugando. Cuando el Partido Popular, en nombre de la austeridad y del control del déficit, estaba perpetrando el mayor cambio ideológico que se pudiera imaginar, alterando las reglas del juego que nos habíamos dado entre todos en la Transición, conculcando los derechos de los más desfavorecidos, de los más débiles, de los parados, de los jubilados, de los dependientes, imponiendo su ideología en la Educación Pública, desmantelando la Sanidad Pública para generar negocio entre sus amigos, cuando parecía que nada podría detener el rodillo de la derecha durante los próximos años, su propia codicia, su miserable e inmoral comportamiento, les ha situado en una posición vulnerable pese a su aplastante mayoría absoluta.

Es ahora cuando todos aquellos que creemos que hay otra manera de salir de la crisis por la izquierda, que nos oponemos con todas nuestras fuerzas a este austericidio que ha descargado todo el peso de los recortes, de la carga del sufrimiento en los hombros de aquellos que menos pueden defenderse, que más necesitan de lo Público, de lo de todos, del Estado del Bienestar, de la redistribución de la riqueza, de la Justicia Social, aquellos que somos y nos sentimos progresistas, de izquierdas, rojos, socialistas, socialdemócratas o como queramos denominarlo, nos unamos en un frente común contra esta derecha corruptora y corrupta.

No podemos andarnos con cálculos electorales, sucumbiendo a los cantos de sirena que nos llegan desde las encuestas encargadas y pagadas por nuestros propios enemigos, digo bien enemigos, que no adversarios políticos, porque estos sobrecogedores no tienen la categoría suficiente para considerarlos sino de esta guisa. No podemos negarnos entre nosotros el pan y la sal creyendo que así nos robaremos electores los unos a los otros mientras la derecha cierra prietas las filas, impasible el ademán, feroces defensores de su estatus quo. Ha llegado el momento de los grandes líderes, de los actos heroicos, de la generosidad y del sacrificio de algunos para el bien de todos.

Tomemos ejemplo de las pequeñas hormigas rojas que saben que nada son de una en una frente a la inmensidad de las aguas, pero que saben también de manera innata, que todas juntas conforman una estructura sólida, insumergible, indestructible, con la que surcar ríos revueltos y llegar sanas y salvas a la otra orilla.