Canal RSS

Archivo de la etiqueta: papa

Bergoglio Papa

Publicado en

Pues ya tienen Papa en Roma, el cónclave vaticano, tras cinco votaciones, ha elegido al argentino de origen italiano Jorge Mario Bergoglio, jesuita de 76 años y primer Papa Latinoamericano de la historia. Y hasta aquí todo lo bueno que puedo decir de él.

Nada más conocerse la noticia he recibido un whatsapp de un buen amigo argentino, luchador por la democracia y la libertad en su país, que se lamentaba de que se hubiera elegido precisamente a un ferviente colaborador del régimen del dictador Videla.

Hecho este comentario en twitter he cosechado numerosos insultos de los que se consideran en poder de la verdad suprema y se sienten contagiados por la infalibilidad del Papa, pero también ha habido usuarios que me han comentado sus infames comentarios sobre el matrimonio homosexual y su implicación en el robo de niños durante la dictadura.

Con toda esta información previa investigo y me informan desde el Boletín Argentino de que aunque en principio no haya documentos verosímiles que indiquen que el cardenal Bergoglio haya desempeñado durante la Dictadura militar colaboración con el régimen en contra de civiles o sacerdotes. Tampoco existe procesamiento o sentencia en juicio penal sobre esta materia contra el prelado. Sin embargo, varios testigos relataron que su actuación durante el Proceso de Reorganización Nacional como sacerdote con poder político no solo no ayudó, sino que perjudicó a numerosos sacerdotes y laicos secuestrados, torturados y desaparecidos.

En abril de 2010, su rol en la desaparición de sacerdotes y el apoyo a la represión habría sido confirmado por cinco testimonios: un sacerdote, un exsacerdote, una teóloga, un seglar de una fraternidad laica que en 1976 denunció en el Vaticano lo que ocurría en la Argentina, y un laico que fue secuestrado junto con dos sacerdotes. Bergoglio tuvo una reacción indignada ante estas acusaciones, y atribuyó al gobierno el escrutinio de sus actos.

En 2010, el periodista Sergio Rubín escribió un libro denominado El jesuita, en el que se hace mención a una denuncia periodística publicada unos pocos años atrás en Buenos Aires refiriéndose a la del periodista Horacio Verbitsky. Si bien Bergoglio niega haber mutilado documentos para encubrir su actitud colaboracionista con la dictadura, Verbitsky publicó los documentos originales y el facsímil del libro para que los lectores pudiesen comparar.

Como colofón de toda esta sospechosa trayectoria, el 8 de noviembre, Bergoglio debió responder ante la Justicia por su presunta complicidad con la dictadura de Videla.

No debe sorprendernos en España que la Iglesia argentina o una parte de ella, viera con buenos ojos e incluso apoyara un régimen dictatorial cuando aquí en España, la Iglesia española sacó al Caudillo bajo palio y fue el mayor de los apoyos que tuvo Franco para someter y tiranizar a los españoles durante cuarenta largos años, salvo honrosas y escasas excepciones., salvo honrosas y escasas excepciones.

Yo no tengo creencias religiosas, lo digo sin carga emocional incluso con algo de envidia con aquellos que creen que hay algo más allá de la muerte y que todas las penas y sacrificios de este mundo se verán recompensados con otro mejor después de fallecer. He visto como familiares muy queridos encontraban consuelo tras la muerte de uno de los nuestros en la idea de que en un futuro se encontrarían en el cielo. He sentido el horror de una enfermedad lenta, inexorable y mortal llevada con resignación cristiana en el convencimiento de que Dios les acompañaba y esperaba al final…

Por el contrario yo creo que no hay más vida que esta y que es aquí donde hay que comprometerse, luchar, vivir y morir conforme a lo que uno cree y a lo que uno siente. No creo que nadie perdone mis pecados sino que tendré que vivir con ellos y aprender de los errores para no repetirlos en un futuro. Valoro por encima de todas las cosas la sinceridad y la honestidad de aquellos que viven como piensan y piensan como viven. De estos, en Roma, ayer, no había ninguno.

EDITO: un buen amigo me ha comentado algunas cosas de manera discreta por respeto y cariño hacia a mí, pero yo por cariño y respeto hacia él las voy a poner aquí para que cada uno saquéis vuestras propias conclusiones que yo no soy de las que se creen en poder de la verdad absoluta: Amigaza, no te voy a criticar abiertamente. Pero tu nota (y las fuentes) no reflejan la realidad , soy socialista argentino, y se dé que va. No soy católico, pero debo reconocer méritos en enfrentar al poder y la propia iglesia de Bergoglio, los que no le quieren porque les enfrentó y les demostró que hay desnutrición en Argentina. Allí todo el que se opone es ensuciado como colaboracionista de la dictadura.

MAS AUN: por cortesía del compañero Franesco os dejo un capítulo de Nuestra Santa Madre, escrito por Olga Wornat que también habla de Bergoglio con sus luces y sus sombras.

MI COLUMNA DE LOS JUEVES EN DIARIO PROGRESISTA: RABIOSA ACTUALIDAD

La calle es mía

Publicado en

Manuel Fraga Iribarne, Ministro de Gobernación tras la muerte del dictador, pasó a la historia entre otras cosas porque bajo su mandato en el Ministerio en 1976, acuñó la frase «La calle es mía», tras el intento de la oposición de manifestarse el Primero de Mayo, al cual se negó. En esta época también se producen incidentes con las fuerzas de seguridad del Estado: los Sucesos de Vitoria (1976), donde la Policía Armada mató a tiros a 5 obreros al salir de la Iglesia de San Francisco de Asís e hirió a más de 100 personas o la llamada Operación Reconquista o sucesos de Montejurra, con dos muertos y varios heridos tiroteados por militantes de la extrema derecha internacional que acudieron a España.

En agosto de 2011, la Delegada del Gobierno de Madrid, Dolores Carrión, ha decidido emular al que fue pupilo de Franco y hacer suyas las calles de la capital de España, al precio que sea.

Para ello cuenta con la inestimable ayuda de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, donde, para desgracia de los demócratas, aun se encuentran especímenes más propios de tiempos de Don Manuel.

Ante las imágenes de fornidos policías pegando a niñas. Periodistas insultados y coaccionados en el ejercicio de su profesión, conculcando uno de los derechos más sagrados para una democracia, la libertad de prensa. Manifestantes pro laicidad del Estado y en contra del gasto desmesurado que supone la visita de Ratzinger a Madrid, que son tratados como animales, pastoreados, obligados a desaparecer por oscuros pasadizos para que el papa no les vea besarse… La Delegada del Gobierno de mi partido no tiene un hueco en su agenda para dar explicaciones a la ciudadanía que paga su salario con sus impuestos.

El desconcierto, la indignación y la pena que en estos días siente un importante número de las bases del Partido Socialista Obrero Español no ha encontrado eco en sus líderes postrados ante el santo padre de los católicos. Mientras desde la militancia pedimos laicidad, nuestros Ministros y Portavoces hablan de bondades de las Jornadas Mundiales de la Juventud, de reconciliación, del derecho de los católicos a lo que se les venga en gana, etc.

Ayer, una pequeña parte de la élite se dio por aludida ante el clamor del socialismo y condenó tímidamente la brutalidad policía exigiendo una investigación, pero nada de pedir responsabilidad a la encargada de este circo de antidisturbios, insultos, golpes y abusos, la Delegada del Gobierno en Madrid.

Querido Alfredo, si de verdad luchas por la remontada, si en tu fuero interno crees que aún hay una posibilidad de evitar la debacle que para España sería un gobierno de Mariano Rajoy, el sesteante, te ruego que escuches a la militancia, a los que estamos desde abajo remando día y noche en tu barco. Recuerda que la S de nuestras siglas es de socialistas, que la O de nuestras siglas es de Obreros, que sin la gente, que sin el común de los ciudadanos, las élites tecnócratas no son nada.

Es vital que alguien canalice este sentimiento de frustración tan grande que sentimos miles de socialistas y nos devuelva la calle, porque la calle no es de Dolores Carrión, la calle es nuestra y la vamos a recuperar, con liderazgo o sin él.

Vergüenza

Publicado en

Nuevamente y tras el cierre a cal y canto de la Puerta del Sol en un intento tan absurdo como innecesario de impedir el libre ejercicio de la protesta ciudadana, la Delegación del Gobierno de Madrid protagoniza un espectáculo esperpéntico con motivo de la manifestación laica que ha recorrido el centro de Madrid hoy.

Primero rechazando diversos itinerarios para no molestar a monseñor Rouco y sus huestes papaflautas. Se ve que en este país hay algunas instituciones que no se han enterado de que el estado es aconfesional y que tienen que ser neutrales ante las creencias religiosas de cada cual.

Después no previendo que si el itinerario de la manifestación laica, legal, autorizada, pacífica y legítima estaba tomado por cristofrikis es fácil que se produjeran incidentes. Sobre todo teniendo en cuenta la intolerancia que caracteriza a la Iglesia Católica desde sus orígenes, Santa Inquisición habemus.

Finalmente ordenando una carga policial contra ciudadanos españoles, que pagan sus impuestos, que piden permiso para manifestarse y que defienden un principio constitucional, la laicidad. En lugar de contra los gorrones, guarros, vándalos y violentos seguidores del pastor alemán que estaban impidiendo este derecho constitucional de la libre manifestación.

Todos estos lamentables errores deberían ser causa suficiente de su cese inmediato por parte del Presidente del Gobierno, si no fuera porque está tan genuflexo ante la visita papal que la postura le impide su firma. No hay nada en el protocolo que obligue a recibir a un líder religioso de tantos que hay en el mundo por parte del Presidente del Gobierno. En cambio si hay una norma, la que nos hemos dado entre todos que obliga a las instituciones a ser neutrales, a respetar la aconfesionalidad del Estado, a mantener la laicidad.

No he visto en ningún telediario alarmarse por las toneladas de basura que están recogiendo a diario los servicios de limpieza de Madrid, que pagamos todos nosotros, con nuestros impuestos, como hacen al día siguiente de la manifestación del orgullo gay, por ejemplo.

No he oído a los palmeros de la ultra derecha católica española que toman los canales de la tdt como púlpitos incendiarios lamentar el destrozo de mobiliario urbano, el apuñalamiento de un joven, el intento de atentado contra la manifestación laica y el vandálico acto de acudir a reventar la citada manifestación.

Siento vergüenza, asco y nausea y lo que más siento es que gran parte de los que me avergüenzan, son de los míos.

MI COLABORACION EN DIARIO PROGRESISTA: INTEGRISMO RELIGIOSO