Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: rafael simancas

5 RAZONES PARA DECIR NO A FRANCO

Publicado en
5 RAZONES PARA DECIR NO A FRANCO

Ayer, los precandidatos a ocupar la Secretaría General del PSOE de Madrid entregaron los preceptivos avales para poder ser considerados candidatos. En esta ocasión, se han aplicado las nuevas normas que fijan un mínimo de un 2% y un máximo de 4% de firmas de militantes para poder concurrir a la primera vuelta y los dos candidatos que más votos tengan el 30 de septiembre (siempre que ninguno alcance el 50%) pasarán a una segunda vuelta el 7 de octubre en la que ganará el que más votos tenga.

De los 5 que habían anunciado que se presentaban, solo tres han conseguido los 310 avales, el 2% del censo de Madrid, que se necesitaban para poder ser candidato. Éstos han sido José Manuel Franco (candidato de Pedro Sánchez), Eusebio González Jabonero (candidato de Tomás Gómez) y Juan Lobato (se le desconocen padrinos).

Nada más conocer las cifras de avales válidos entregados: 595 Franco, 587 Jabonero y 528 Lobato (cada candidato entregó más, pero muchos cayeron por duplicidad) la percepción, compartida por muchos compañeros, que tuve es que hay poca participación y aún menos interés de la militancia madrileña. Que muchos de nosotros o no hemos avalado, o lo hemos hecho por compromiso, incluso firmando en varias candidaturas para no tener que enemistarte con compañeros o amigos.

Por tanto, y sin pensarlo mucho, mi recomendación fue que, los que estamos hartos de la mesa camilla que se reparte los sillones en Madrid desde el siglo pasado sumemos esfuerzos. Los candidatos que no quieren para Madrid lo que Pedro Sánchez representa para el PSOE nacional, aunaran fuerzas y nos permitieran a los militantes de Madrid volver a ser dueños del destino de nuestra federación. Los que no queremos que el PSOE-M se convierta en una mera sucursal de Ferraz haciendo seguidismo de cualquier propuesta nacional nos entendiéramos. Los que no queremos escuchar a nuestro Secretario General decir que Madrid es una nación porque el Secretario General Federal defienda una absurda plurinacionalidad de España compartiéramos proyectos. Los que deseamos elegir al candidato o candidata a liderar la lista por Madrid en las elecciones autonómicas de mayo de 2019 y no que se nos imponga, otra vez a Gabilondo, debemos unir fuerzas para sacudirnos la tutela federal.

wp-image-1713867197

Inmediatamente se me acusó de querer una mesa camilla para acabar con otra, es decir, que proponer que Eusebio y Juan, que comparten muchos puntos programáticos según se ha visto en esta pre campaña, busquen una candidatura común, basada en ideas, en proyectos, en la manera de construir Madrid, lo consideran los defensores de Franco una mesa camilla. Siento decirles que no tienen ni idea de lo que ha sido la FSM, PSM o PSOE-M en los últimos 25 años.

Voy a daros 5 razones de peso por las que yo digo no a la candidatura de José Manuel Franco:

  1. JOSE MANUEL FRANCO
  2. RAFAEL SIMANCAS
  3. JOSÉ CARMELO CEPEDA
  4. MANUEL ROBLES
  5. PEDRO SÁNCHEZ

¿Qué tiene en común todos los nombres que aparecen en la lista anterior? Vaya por delante que alguno es amigo, le tengo cariño y he compartido con algunos de ellos batallas de militancia, y que todas las razones que voy a pasar a enumerar son hechos objetivos ocurridos en los últimos 25 años en el Partido Socialista de Madrid, antes FSM, ahora PSOE-M y que cualquiera puede comprobarlo con una simple consulta en Google.

Todos tienen en común que han estado sentados a las distintas mesas camillas que, desde que tengo uso de militancia, se han repartido el cortijo madrileño, un cortijo que no ha dejado de menguar elección tras elección hasta llegar a ser cuartos en unas generales, como lo fue Pedro en 2015, por detrás no solo del PP y de Podemos, sino también de Ciudadanos. Un cortijo madrileño que acumula deudas millonarias, que pierde militancia a la misma velocidad que votos y que necesita ser renovado desde los cimientos.

Algunos solo llevan dos o tres legislaturas, bien como diputados, bien como alcaldes o concejales, otros, los que peinan canas, acumulan hasta 7 estancias a gastos pagos en la casa común de los madrileños, la Asamblea de Madrid. Todos han formado parte de ejecutivas regionales del partido en Madrid, fuera el que fuera el Secretario General. Todos han estado en los Comités Federales del PSOE, donde hasta ahora, se decidían las políticas socialistas en España. ¿No me creéis, os parece que exagero? Iré nombre a nombre.

JOSÉ MANUEL FRANCO: Diputado en la Asamblea de Madrid en las Legislaturas IV, V, VI, VII, VIII, IX y X, la primera con Leguina, después con Simancas, a continuación, con Gómez, finalmente con Gabilondo. Estaba en la MESA CAMILLA DEL TAMALLAZO por la familia Guerrista o Acostista. En su presentación como precandidato ha dicho que quiere para el PSOE de Madrid lo que Sánchez está haciendo en el conjunto de España. Perdonadme si me espeluzna la idea de un partido de liderazgo omnipotente, con expulsiones del discrepante, con nulo control por parte de los órganos que el propio partido había creado para evitar abusos del Secretario General… Por mucho que simpatice con Franco, compañero de Agrupación con el que he compartido muchas vivencias, horas de conversación y alguna confidencia, no puedo querer para Madrid lo que no quería para España.

RAFAEL SIMANCAS: concejal del Ayuntamiento de Madrid desde 1995 al 2003, Diputado de la Asamblea de Madrid desde el 2003 al 2008, Senador de 2003 a 2008, Diputado nacional desde el 2008 y allí sigue. Secretario General del PSOE de Madrid desde 2000 al 2007, con tiempo para meter a los golfos de Tamayo y Sáez en la lista del 2003 y robarnos a los madrileños un gobierno de progreso que habíamos votado. Presidía la MESA CAMILLA DEL TAMALLAZO y siempre está entre los que deciden quién entra o sale de una lista, por supuesto, con su nombre el primero para la colocación. Insisto, disculpadme si no quiero más de esto para Madrid.

JOSE CARMELO CEPEDA: Diputado en la Asamblea de Madrid en las Legislaturas VI, VII, VIII, IX y X, ahora también Senador, siempre en las ejecutivas del Partido. Estaba en la MESA CAMILLA DEL TAMALLAZO. Último representante del Acostismo (que no Guerrismo) en Madrid, con apenas un puñado de votos en tres Agrupaciones de Madrid y con una poco justificada fama de experto en nuevas tecnologías y campañas electorales, hasta el punto de que ha dirigido las últimas en Madrid, sus victorias en ellas se cuentan rápido, ninguna. Estuvo contra Gómez en 2007, con Gómez en 2011, contra Gómez nuevamente, con Susana y ahora con Franco… No, no es lo que quiero para Madrid.

MANUEL ROBLES: alcalde de Fuenlabrada desde el 2002, omnipresente en cualquier negociación para cargo institucional u orgánico del PSOE madrileño, como antes lo estuvo su antecesor, por supuesto estaba en la MESA CAMILLA DEL TAMALLAZO y en cualquier otra mesa camilla, con Simancas, con Gómez, con Sara y ahora con Franco. No, no quiero esto para Madrid.

PEDRO SÁNCHEZ PÉREZ-CASTEJÓN: concejal del Ayuntamiento de Madrid en 2004-2009, Diputado nacional en 2009 y en 2013. Decidió en 2015, siendo Secretario General del PSOE defenestrar a Tomás Gómez, Secretario General de los socialistas madrileños, elegido varias veces por la militancia y que había ayudado al propio Pedro a alcanzar su cargo en 2014. Esta destitución trae causa en que Gómez fue el causante de que Pedro no fuera en la lista 2011 en puesto de salida como diputado nacional lo que le valió tenerse que apuntar al paro, como bien cuenta él mismo. Desde entonces la federación no ha vuelto a levantar cabeza, las agrupaciones están vacías, la actividad del regional es casi nula y los resultados electorales paupérrimos, solo disimulados por el batacazo que se pegó el PP, lo que nos permitió, siempre necesitando a Podemos o sus confluencias, recuperar algún Ayuntamiento. Disculpadme si no quiero esto para Madrid, como no lo quería para España.

Con todo el respeto a las personas que están detrás de los cargos, con algunos, insisto, comparto o he compartido una amistad, esto sí que es una mesa camilla, compañeros y compañeras: un lugar donde se sientan un grupo de los nuestros, siempre hombres, siempre profesionales del PSOE, siempre con una lista de nombres que colocar entre los que se encuentra el suyo propio. Una mesa donde se reparte lo que va quedando del socialismo madrileño, cada día más exiguo, cada mes más raquítico, cada año más lejos de volver a ser una opción de gobierno elegida por los votantes de Madrid.

No son los únicos, claro que no, la mesa camilla tiene otros actores secundarios, algunos que entran un año y salen a la legislatura siguiente, otros que sueñan con llegar a ella y se quedan siempre en la antesala y otros que no son invitados a la gran mesa, pero que también acaban colocándose/colocando a alguno de los suyos. Si militas en Madrid, seguro que te vienen a la mente algunos nombres…

Y la militancia madrileña mientras, recogiendo avales, abriendo sedes, llenando actos, repartiendo propaganda por las calles, poniendo cañas y bocatas de panceta en las casetas, discutiendo con los amigos que dejaban de votarnos, partiéndose la cara cada proceso interno con compañeros muy queridos en nombre del líder o lideresa de turno, pagando cuotas ordinarias y extraordinarias para salvar el desastre económico de nuestra organización, manifestándose por la Sanidad o la Educación madrileñas, dejándose lo mejor de ellos mismos en este ingrato camino sin ser nunca escuchados por los que mandan. Ya es hora de que esta militancia sea la que tome las decisiones sobre quien quiere que le represente en las instituciones y no media docena en una mesa camilla.

Anuncios

CULTO AL INDEPENDIENTE

Publicado en

Esta semana se están aprobando las listas del Partido Socialista Obrero Español para las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán en próximo 25 de mayo con el fin de que sean confirmadas en el Comité Federal que se celebra este sábado en Madrid. Como tengo por costumbre, no hablaré de lo que sucede en otras federaciones, primero por respeto a los compañeros de las mismas y segundo porque desde la distancia siempre faltan datos para conformar el complicado puzle de la vida interna de nuestro Partido.

Por todo ello, voy a limitarme a opinar sobre las que me afectan en primera persona, las que ha impuesto la Gestora presidida por Rafael Simancas, tanto para la Comunidad de Madrid como para el Ayuntamiento de Madrid. Y digo ha impuesto porque como Cesar Luena, en una decisión sin precedentes en los 136 años de historia del PSOE, disolvió el Comité Regional de Madrid, no hemos podido votarlas democráticamente como sucede en otras Federaciones. Y lo voy a hacer sin entrar a valorar nombres, sino desde el punto de vista de la nueva moda del culto al independiente.

Militar en un Partido como el mío requiere pagar una cuota, es pequeña, 5 euros al mes, pero es un gesto el dedicar parte de tus ingresos al sostenimiento de una idea en la que crees, los principios y valores del socialismo. Con eso, ya eres militante y para mí, tienes un plus de compromiso superior al que dedica esos 5 euros a tomarse 3 cañas. Pero además, militar activamente en un Partido como el mío requiero dedicarle tiempo, tiempo que le quitas a tu familia, a tus amigos, a tu ocio, al desarrollo de tu carrera profesional o tu proyecto personal. Es más, militar en un Partido como el mío te cuesta sufrimiento, mucho, cuando se pierden elecciones, cuando se toman decisiones contrarias al ideario, cuando algunos de los nuestros parecen de los otros…

Desde que empecé a militar en el PSOE he formado parte de las ejecutivas de las dos agrupaciones locales en las que he estado afiliada, luego, oficialmente he tenido un cargo, realmente he tenido una carga: reuniones hasta altas horas de la noche, repartos de propaganda, actos varios, viajes en bus para tocar las palmas en mítines, horas elaborando enmiendas para los Congresos o propuestas para las Convenciones, aún a sabiendas de que al final se haría lo que quisieran los cuatro que siempre deciden todo, días completos en los colegios electorales velando porque nuestras papeletas no desaparecieran y contando los menguantes votos socialistas en un barrio de Madrid ultra conservador…

He tenido la fortuna de que mis compañeros de Agrupación me eligieran como vocal vecina de Chamartín, lo que supone reuniones de preparación de plenos, asistencia a los mismos, trabajo con el grupo municipal para coordinar estrategias y mucha, mucha frustración al ver que el rodillo de la mayoría absolutísima del Partido Popular hacía inviable cualquier propuesta que mejorara la vida de los vecinos de Madrid. Esta función si tiene una compensación económica que compartimos tanto con el Partido, aportando un 10%, como con la Agrupación aportando un 20% de la indemnización por asistencia a pleno.

Finalmente, soy abogada, experta en prevención de riesgos laborales, no parece que se me dé mal juntar letras por lo que además de en este blog escribo en dos diarios digitales, los que me ven en tertulias televisivas dicen que tengo telegenia, que se me da bien debatir, y no se me puede negar cierto predicamento en las redes sociales, pero tengo una grave falta, soy militante del PSOE desde hace décadas. Sí, habéis leído bien, mi pecado es no ser independiente. El mío y el de miles de militantes que vemos como las listas electorales se llenan de nombres de independientes que quizás, han alcanzado prestigio profesional porque no han perdido el tiempo como nosotros sacando adelante nuestra organización.

Parece que un profesional de cualquier sector que nunca haya militando en el PSOE, tiene mucho más valor que un profesional de cualquier sector que lleve toda la vida dedicándole su tiempo, su dinero y su esfuerzo al PSOE. Se presentan a bombo y platillo, independientes en las listas como el gran triunfo, hasta se elige a quien jamás se afiliará como cabeza de lista nada menos que de la Comunidad de Madrid, vendiéndolo como la gran esperanza del votante. Y yo me pregunto ¿qué hacemos militando si eso es sinónimo de sectarismo, interés personal, ser un trepa y qué se yo qué más, si lo que vende es no haberse comprometido jamás con nuestra organización? ¿Con qué cara nos van a pedir a los militantes que hagamos campaña, que llenemos mítines, que repartamos propaganda y que contemos votos el domingo 25 de mayo si no somos idóneos para representar a nuestro Partido en las Instituciones? ¿Cómo un Secretario General cuyo único mérito es haber sido elegido por la militancia se ha olvidado de su pertenencia a la base, base en tan poco tiempo?

PD: para los que digáis, claro, a ti lo que te pasa es que ibas a ir en las listas y te has quedado sin tu mamandurria ya os adelanto que no. En enero comuniqué al Partido en Madrid, que debido a un proyecto laboral muy ambicioso no podrían contar conmigo para presentarme en la lista de algún pueblecito de la sierra como en anteriores comicios, que mi militancia pasaría a ser de mero pago de cuota por principios y valores y que abandonaría el Comité Regional (cosa que no me ha dado tiempo porque nos han disuelto) Lo mismo hice en mi Agrupación, para que mi Secretario General dispusiera quien me sustituyera en la Ejecutiva y como Vocal Vecina. Esto no va de Martu, ni de Paco, ni de Juana, ni de Inés, va de ideales, de sueños, de compromiso, de SOCIALISMO.

ERRORES DE BULTO

Publicado en

FULMINAR A GOMEZ, SU EJECUTIVA Y EL COMITÉ REGIONAL Es un error cargarte a un Secretario General elegido por su militancia, junto con su ejecutiva, votada en Congreso por su militancia como lo es cargarse a un candidato avalado por más de la mitad de su militancia, peor ya, lo que riza el rizo de lo grotesco es disolver el Comité Regional, integrado por 500 militantes elegidos, salvo 70, por sus compañeros en sus agrupaciones y que tiene como finalidad fiscalizar la actuación de la Ejecutiva. Que al Regional no lo puso Gómez a dedo sino todos y cada uno de los militantes de Madrid, Pedro.

  • EN EL FONDO es un error en el fondo porque un Secretario General que cuenta con el apoyo mayoritario de su militancia no se va a apartar pacíficamente lo que va a sumir a una de las mayores federaciones del Partido en un caos a 100 días de las elecciones autonómicas y municipales en las que te juegas la cabeza, Pedro.
  • EN LA FORMA pero también es un error en la forma, en pleno proceso electoral, después de haberle ratificado un día antes, después de haber contado con su apoyo en las primarias del verano. Filtrando la noticia a la prensa antes que al propio interesado, dando una rueda de prensa infame, cargándotelo como Secretario General pero no como candidato por Madrid porque realmente no puedes hacerlo y así todo, Pedro.

RUEDA DE PRENSA DE LUENA la mayor de las cagadas, sin duda ninguna, fue la rueda de prensa de Luena, para variar. Una infame sucesión de acusaciones infundadas sobre corrupción, mala imagen, inestabilidad del Partido en Madrid y cuantas mentiras quiso contar el Secretario de Organización de Pedro. Al vincular su defenestración con su honorabilidad obligaban a Tomás a defenderse con todo, que hay que ser torpe, para variar.

GESTORA ANTI GOMEZ siguiendo con el cúmulo de despropósitos con el que ha decidido cargarse al PSOE, Pedro ha nombrado una gestora de consenso, es decir, que todos coinciden en estar de acuerdo que odian a Gómez: Simancas, Lissa, Sánchez Acera, Viondi… no va más señores. Si una de las acusaciones que tienes contra el defenestrado es que no integraba, que no sumaba, tú te has convertido en el campeón de la resta, campeón.

CAMBIO DE POSTURA ACUSACIONES GOMEZ dándose cuenta de que ligar la expulsión de Gómez a su supuestos problemas con la Justicia cuando ni está imputado siquiera era harto débil como excusa para cargarte una Federación de más de 15.000 afiliados, se usa el comodín de las encuestas, esas que nadie conoce pero que lo mismo te sirven para atacar a Gómez que para cantar las alabanzas del PSOE de Pedro Sánchez, máxime si te hace una El País la misma noche de autos. Ahora se esfuerzan por dejar claro que nadie dudó de la honorabilidad de Tomás Gómez, pero las malditas hemerotecas tienen grabada la infame rueda de prensa de Luena que pasará al historia como una de las más repugnantes que un socialista dio.

NO TENER CERRADO A GABILONDO ANTES DE FULMINAR A UN CANDIDATO CONSOLIDADO la jugada maestra del PSOE de Pedro Sánchez era conculcar la voluntad mayoritaria de la militancia de Madrid, ensuciando el buen nombre de Tomás Gómez y distrayéndonos con un candidato estrella, lo que toda la vida hemos conocido como un paracaidista, pero se les escapó un detalle pequeño, casi sin importancia, tener cerrado el candidato estrella antes de quedarte sin el cabeza de cartel, al que ya habías hecho las fotos electorales.

NO DAR VOZ A LA MILITANCIA visto que Gómez no se va a ir sin dar guerra pero tampoco va a jugar la baza de la guerra civil presentándose él mismo a las primarias y visto que Gabilondo no está decidido del todo pero tampoco se ha retirado de la liza, lo mejor era dar voz a la militancia. Máxime cuando ya has acogotado a la mayoría de los Secretarios Generales y tienes relativamente fácil conseguir que Gabilondo sea el elegido por las bases, lo que te permitiría callar la boca a Gómez con autoridad, pero no, Pedro ha decidido que los militantes a los que a continuación nos llamará para hacer la campaña no tenemos vela en este entierro.

asambleaASAMBLEAS PARIPÉ consecuencia de la falta de arrestos para hacer las cosas bien, se monta un numerito de Asambleas en las Agrupaciones los días 19 y 20, jueves y viernes, concretamente, no se puede hacer antes porque hasta el miércoles, el candidato oficial del Partido Socialista de Madrid sigue siendo Tomás Gómez, cosas de no haber reunido a la Comisión de Listas… En fin, lo que os decía, se hacen unas Asambleas cuyo orden del día no incluye votación alguna y en las que cada uno dirá el nombre que quiera, el Secretario General recogerá lo dicho en unas actas secretas que luego llevará a Ferraz para que esa madrugada del viernes se lea las ciento y pico de actas de todas las Agrupaciones de Madrid y viendo la voluntad secreta de los militantes, la interprete, según palabras del propio Simancas y el sábado nos diga quién es el elegido, ya os adelanto hoy martes, que será Gabilondo. Me la juego, Pedro, que yo sí soy valiente.

SENTAR UN PELIGROSO PRECEDENTE en realidad sientas un peligroso precedente tanto si te aferras a la primera versión de Luena, la de echo a Gómez porque es un corrupto y ya veréis todas las cosas que van a salir de él en el futuro o si te aferras a la segunda versión, la de coño que la hemos cagado vamos a decir que es por las encuestas que dio posteriormente Simancas.

  • ECHAR POR SOSPECHAS si echas a Tomás Gómez que no está imputado por delito alguno por unas informaciones aparecidas en prensa, cargadas de inexactitudes y muchas mentiras o porque no da buena imagen de la organización, ¿qué haces 5 día después cuando imputan a 5 aforados andaluces, entre ellos dos ex presidentes de la Junta de Andalucía? El ridículo. Esa es una medicina que ya ha probado Podemos en sus carnes, si elevas el listón demasiado alto, al final, ni tú mismo eres capaz de saltarlo.
  • ECHAR POR MALAS ENCUESTAS pero es que si echas a Tomás Gómez porque los resultados en las encuestas para Madrid son malos tienes que cargarte a medio partido, porque quitando Andalucía y Extremadura, aquí nadie pasa de un mísero 25%, empezando por ti mismo y eso, amigo Pedro, es una mierda mora para un partido que aspira a ser Gobierno lo mires desde el despacho de Ferraz que lo mires.

10 de junio de 2003

Publicado en

En las elecciones autonómicas celebradas el 25 de mayo de 2003, tras 8 largos años de gobierno de ese gran impostor, Alberto Ruíz Gallardón, el socialista Rafael Simancas obtenía 1.225.390 votos, lo que suponían 47 escaños, que sumados a los 9 de Izquierda Unida, permitían arrebatar la Presidencia al Partido Popular, en ese momento encabezado por Esperanza Aguirre, que obtuvo 55 escaños.

Pero el 10 de junio sucedió algo inimaginable en nuestra democracia que cambió el curso de la historia, no solo de la Comunidad de Madrid y del socialismo madrileño, sino de los dos grandes partidos políticos de este país.

De los problemas del PP con Esperanza Aguirre convertida en lideresa y Alberto Ruiz Gallardón lloroso reconociendo que en política algunas veces se pierde y él había perdido, para renacer cual Ave Fénix reconvertido en Ministro Torquemada de Justicia, no me voy a molestar en hablar que esos son problemas del enemigo y allá se las compongan como puedan o les dejen las múltiples causas judiciales abiertas.

Lo que a mi me duele, diez años después, como una herida vieja que se resiste a cicatrizar es la pérdida del Gobierno de la Comunidad de Madrid por la traición de dos diputados, Tamayo y Saez, socialistas pertenecientes al grupo de los Balbases, antes turbo renovadores, antes renovadores por la base, antes renovadores a secas y siempre una banda de interesados que ni sienten ni comprenden lo que significa ser socialista.

Estos renovadores no los inventamos en la entonces Federación Socialista Madrileña, aunque aquí proliferaron como las malas yerbas amparándose en la belicosidad que siempre ha caracterizado esta Federación, tan cerca de Ferraz y tan lejos de dios. Su origen se remonta al comienzo de los 90 donde, agazapados tras la figura de Felipe González, fueron trenzando su poder agasajando al líder, separándole de los que realmente eran sus amigos, pese a ser críticos con él, convenciéndole de que este Partido era él y que los demás y las siglas sobrabamos. Creo que a muchos os sonará la historia porque la hemos repetido alguna que otra vez con idéntico desastroso resultado. A estos primeros renovadores de la nada, algunos, les llamaban las viudas de Benarés.

Los Balbases entre los que se encontraban Tamayo y Saez, se habían hecho fuertes en el seno del PSOE apoyando a José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2000, cuando contra todo pronóstico, contra lo votado en las agrupaciones y contra el mandato que habían recibido los delegados del Congreso Socialista, se impuso a Pepe Bono. Hablo con conocimiento de causa cuando digo que aquella elección pone de manifiesto para lo poco que vale el voto de la militancia en las Agrupaciones cuando se eligen delegados porque yo fui a ese Congreso con la clara idea de votar a Matilde Fernández, no en vano mi agrupación ha sido siempre guerrista y acabamos votando a Zapatero para que no ganara Bono, de lo malo, lo menos malo.

Aquel fatídico 10 de junio, cuando dos traidores se ausentaron de la votación para la elección del Presidente de la Comunidad de Madrid, propiciando la imposibilidad de que Simancas alcanzara la Puerta del Sol y robándonos a los madrileños muchos años de progreso y justicia social, no ha sido convenientemente investigado ni aclarado. Nadie ha pagado judicial o políticamente por él pese a existir sospechas fundadas de que su traición fue comprada con dinero de grandes empresas constructoras afines al Partido Popular, ni propios ni extraños han querido ofrecernos a los madrileños una explicación, mucho menos un desagravio.

Pero tampoco en el Partido Socialista hemos aprendido las varias lecciones que se nos aplicaron aquel día de la forma más cruenta imaginable. Desde entonces, no hemos cambiado la manera de elegir nuestros candidatos, que salvo contadas excepciones, se sigue haciendo en los despachos de Ferraz con las diferentes direcciones regionales, cuando hay suerte de que éstas pinten algo. Quizás con las primarias abiertas consigamos solucionar la parte concerniente al cabeza de lista, pero queda mucho más por modernizar, por democratizar. No hemos acordado un sistema de elección de los miembros que irán en las listas acompañando al número uno que cuente con la participación, la voz y el voto de toda la militancia sino que seguimos moviéndonos por oscuros pactos de pasillo, cuotas, familias, mesas camilla, servidumbres personales, pago de deudas, noches de hotel y demás malas mañas del pasado.

Tampoco hemos aprendido que el Partido, las siglas, la historia, los principios y valores están por encima de las personas. Ni la marcha de Felipe con todo su carisma fue el fin del socialismo en España, ni Zapatero, con todo su talante que llegó a eliminar de los carteles electorales las siglas del PSOE que con tanta sangre hemos defendido durante 134 años de historia ha supuesto un punto y final del socialismo español sino todo lo contrario.

Hoy, más que nunca, el Partido Socialista debe aprovecharse de que cuenta con una militancia formada e informada y poner de manifiesto que tenemos un Partido Popular enfrente desmontando todos los avances sociales que con tanto esfuerzo construimos entre todos los españoles. Hay que denunciar que los medios de comunicación están al servicio de los mercados, del capital financiero que es mucho más corruptor que el capital productivo y que necesita un poder político débil y deslegitimado para que no puedan someterlo a regulación. Hoy debemos levantar, no la cabeza, sino la voz y los puños y gritar que no lo vamos a consentir más.