Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Simancas

EL RETORNO DE SIMANCAS

Publicado en

SIMANCAS

Desde el pasado 11 de febrero en que la dirección federal del Partido Socialista Obrero Español, por boca de su Secretario de Organización, César Luena, anunciara que declaraba no idóneo a Tomás Gómez para ser candidato del Partido en las elecciones autonómicas madrileñas, disolviera su ejecutiva, disolviera también, en un hecho sin precedentes en 136 años de historia, el Comité Regional de Madrid, dejara a sus militantes sin derechos, pero con sus obligaciones intactas, como en la peor de las dictaduras y nos colocara en manos de una gestora completamente sectaria encabezada por el ínclito Rafael Simancas, o han dejado de producirse hechos anti estatutarios y vergonzantes en nuestra pobre federación socialista madrileña, ahora PSM.

Hoy mismo, en el penúltimo capítulo vergonzante, el propio Rafael Simancas ha reconocido en entrevista radiofónica  con Casal en La Ser, que llamó al candidato no oficialista, Juan Segovia, para decirle que la Gestora pensaba nombrar Secretaria General a la candidata de Ferraz, Sara Heba, por supuesta incomparecencia de rival… Así, sin tapujos, sin disimulo, candidata a dedazo porque lo dicen Simancas y sus mariachis. No es de extrañar que con este interés porque la militancia madrileña no exprese su voluntad en las urnas, se haya decidido celebrar las primarias, nada menos que el 26 de julio, que con un poco de suerte no vota ni el gato.

Esta semana, también hemos conocido la noticia de que la gestora de Simancas ha tomado la decisión de dejar la sede del PSM en Callao y trasladarnos a otra en la calle Buen Suceso, bien cerquita de Ferraz. Una gestora no puede tomar este tipo de decisiones sin el visto bueno del Comité Regional, pero ¡oh, casualidad!, ese órgano de control está disuelto y los socialistas de Madrid no tenemos forma de fiscalizar si esa operación nos va a costar dinero, si se gana con el cambio, si es o no conveniente, no solo en términos económicos sino de estrategia política. Es decir, que nos encontramos en la típica decisión de por mis cojones que tan habituales son en el PSOE de Pedro Sánchez y César Luena.

Nada de esto debería sorprendernos porque nada más ser nombrado capo de la gestora, Simancas dijo en otra entrevista radiofónica que Tomás Gómez no tenía que estar molesto porque le hubieran defenestrado y echado de malas maneras porque a él le echó Gómez hace 8 años y no dijo nada (sic). Partiendo de que es mentira que Tomás Gómez tuviera que ver en la forzada dimisión de Simancas, que fueron sus cagadas varias en las dos elecciones que perdimos en 2003 gracias a los dos golfos que incluyó en su lista: Tamayo y Saez y la nueva y más humillante derrota de 2007 cuando en toda España soplaban aires de socialismo, el comentario deja claro que el personaje llevaba 8 años rumiando su venganza.

He de reconocer que con Simancas he tenido sentimientos encontrados, le apoyé en 2003 cuando parecía que con este chico sencillo podríamos ganar las elecciones en Madrid y lloré amargamente aquella traición que le dejó a él con cara de gilipollas en su escaño en la Asamblea de Madrid y a los madrileños en manos de la Lideresa. Fui de las que defendió que se volviera a presentar en otoño, aunque estaba claro que perdería, pero sentía que se lo debíamos tras la traición. Después no entendí y critiqué ferozmente su empeño de presentarse nuevamente en 2007, cuando estaba más quemado que los montes españoles, para cosechar una nueva derrota, otra vez a manos de la Condesa de Murillo y abandonarnos a los madrileños a nuestra suerte para ser Diputado nacional.

Desde entonces, el 2008, ha sido un diputado obediente, a lo que mandara la dirección federal, fuera esta la que fuera, dirigiendo cursitos como Secretario de Formación federal y, por lo que se ve y ha aparecido en prensa, reuniéndose con los críticos con Tomás Gómez para urdir su defenestración y posterior retorno del propio Simancas al PSM.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas y con Simancas la sabiduría popular acierta al 100%. Un cambio de cerradura con nocturnidad y alevosía, unas listas sectarias que han dejado fuera a la mitad de las sensibilidades socialistas madrileñas, la absoluta purga de todo lo que recordara vagamente a Tomás Gómez, empezando por él mismo, siguiendo por su equipo, continuando por su sede y llevando la venganza hasta el último militante que un día manifestara su simpatía por Gómez  y un desprecio total a la democracia interna, los Estatutos del PSOE y los procedimientos en ellos reglamentados son su legado para esta segunda etapa.

Era muy difícil superar lo de Tamayo y Saez en 2003, pero, ¡enhorabuena, Rafa! Has alcanzado cotas de indignidad inimaginables que se traducen en incontables bajas de grandes compañeros y compañeras que durante años han sido un ejemplo de lucha, de compromiso, de SOCIALISMO, si te hubieran dejado unos meses más igual hubieras conseguido completar tu obra aniquilando, definitivamente, la sufrida federación socialista madrileña, hoy PSM.