Canal RSS

Archivo de la etiqueta: toga

Ejercer

Publicado en

Hace más de 20 años ya, cuando una mañana de Septiembre de 1990, me matriculé en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid, emocionada por haber alcanzado una meta en mi vida, no imaginaba cuán distinta sería ésta, ni cuantas vueltas daría hasta traerme hoy aquí, a contaros cuánto me gusta el mundo del derecho.

Mientras estudiaba, en Barcelona, trabajé, me casé, tuve a mi hija Alba y tardé siete, en lugar de cinco años en terminar la carrera. Cuando al fin fui Licenciada en Derecho, algo con lo que siempre había soñado, mi saco de hormonas tenía 3 años, mi matrimonio se fue al carajo y tuve que hacerme cargo de sacar adelante mi vida y la de mi hija, sin ayuda de nadie.

Imposible dedicar un año o dos de mi vida a ser pasante en un despacho, inasumible económicamente ponerme a ejercer por mi cuenta teniendo que dar de comer a una criatura, ni se me pasó por la cabeza opositar, que eso era para gente con dinero… En fin, que vendí teléfonos, puse copas, fui teleoperadora y al final me dediqué a la Salud Laboral que es lo que me ha dado de comer hasta la fecha.

Si no fuera porque la UGT me ha despedido, ni me habría planteado ejercer, estaba convencida de que ya se me había pasado el arroz y mi curro tenía cierta relación con el mundo jurídico al tener que informar normas y hacer valoraciones de leyes por lo que estaba relativamente contenta, pero ahora, ahora todo ha cambiado.

En cuanto supe que se me acaba el trabajo lo tuve claro, era una oportunidad de darle un giro coopernicano a mi vida y aventurarme por fin a lo que siempre había soñado, ser abogado, ejercer, ponerme una toga, ir a los Juzgados, redactar demandas, interponer recursos…

Todo este rollo para contaros que he empezado un Máster de Práctica Jurídica, que como poco me permitirá el acceso al Turno de Oficio, pero que yo creo que será la puerta que me abra el mundo del ejercicio de la abogacía, y me ha encantado.

Hace 15 años que terminé la carrera pero una sola tarde me ha recordado por qué estudié Derecho: porque me fascina, porque lo adoro, porque era y es mi vocación, mi destino y espero que será mi futuro.

Perdonarme que hoy no haya escrito una entrada al uso pero tenía ganas de compartir con vosotros esta emoción, esta ilusión, este primer día del resto de mi vida.