Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Tranvía Parla

11/02/2016. UN AÑO DE IGNOMINIA

Publicado en

pedro-tomas

11/02/2016. UN AÑO DE IGNOMINIA

Rueda de prensa de César Luena, Secretario General del PSOE, 11/02/2015

“Durante los últimos meses hemos ido conociendo una serie de informaciones que afectan al Partido Socialista de Madrid, que afectan a asuntos como el conocido Tranvía de Parla, como la operación Púnica. La dirección del Partido Socialista considera que estos hechos perjudican al Psoe y que han provocado un deterioro grave de la imagen pública del Psoe, y provocan además de inestabilidad orgánica.

Suspendemos de sus funciones a la dirección del partido en Madrid así como a sus órganos de control. Hemos procedido a nombrar una comisión gestora que va a ser presidida por Rafael Simancas.

Voy a convocar a la comisión federal de listas para que evalúe la idoneidad o no de Tomás Gómez como candidato a la comunidad de Madrid. Y de acuerdo a la resolución que acabamos de adoptar creo que es obvio la opinión de la dirección federal sobre la candidatura o la idoneidad de Tomás Gómez”.

 Mañana se cumple un año desde que César Luena, en nombre de la actual dirección federal el PSOE, encabezada por Pedro Sánchez, defenestró a Tomás Gómez y junto con él a toda su Ejecutiva Regional, a su Comité Regional y a cualquier posibilidad de ganar las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarían en mayo de ese mismo año.

Como se colige de las palabras del propio Luena, las razones aducidas para tomar una decisión tan grave como excepcional, no fueron, como se quiso alegar después, las malas expectativas electorales, ni siquiera las más que conocidas desavenencias personales habidas entre Gómez y Sánchez, apenas disimuladas por la tregua surgida en las primarias del verano de 2014, sino la infamia de acusar al Secretario General de los socialistas madrileños de estar implicado en asuntos sucios que dañaban la imagen del PSOE.

Es terrible pretender acabar con un rival político, al que no has podido ganar en las urnas, utilizando contra él herramientas tan autoritarias como poco democráticas, como la declaración de no ideoneidad de un candidato, que solo deberían ser esgrimidas para situaciones de extrema gravedad en las que no quepa otra solución. Pero es aún más grave querer aniquilar, no solo políticamente, sino, lo que es terrible, civilmente, a un compañero de partido, a un socialista desde hace décadas.

Acaso se le escapaba a nuestro Secretario de Organización federal y a su jefe, Pedro Sánchez, que tras una acusación de falta de honradez, de corrupción o de deslealtad en la administración de los bienes públicos, no solo se terminaba con la carrera política del parleño, sino que se le dificultaba enormemente su incorporación al mercado laboral bajo la sombra de la sospecha. No lo creo.

Ha pasado un año, 365 días con sus 365 noches y Tomás Gómez sigue sin estar imputado por delito alguno, ni en relación al Tranvía de Parla, ni mucho menos en la operación Púnica. De hecho, desde el día siguiente de su defenestración política, El País perdió el interés por Parla y nuestro Secretario General, Gómez; y las noticias relacionadas con supuestas desviaciones de fondo o irregularidades en los procesos de adjudicación del tranvía han desaparecido de los medios de comunicación.

Nada de lo que hoy pudiera hacer el ínclito César Luena, aliviaría el daño a la carrera política de Tomás Gómez, ni conseguiría subsanar, ni tan siquiera en parte, el menoscabo causado a su imagen pública, pero quizás, si fuera lo suficientemente socialista como para reconocer públicamente su error, disculparse por las infamias vertidas en esa rueda de prensa acontecida hace ya un año y presentar su dimisión por haber destrozado a un hombre bueno dedicado en cuerpo y alma al socialismo madrileño, quizás, se repararía mínimamente el daño personal causado, no solo a Gómez, sino a todos y cada uno de nosotros, hombres y mujeres que viven y sienten socialismo.