Canal RSS

Archivo de la etiqueta: 1militante 1voto

LO QUE TOCA ES CONGRESO ORDINARIO

Publicado en

1m1vOs imagináis a Rajoy diciendo a finales del 2015: no convoco elecciones generales porque con la que hay liada en Catalunya con los secesionistas declarando la independencia unilateralmente, la economía creciendo en precario con la amenaza de una nueva crisis en ciernes y el yihadismo atacando el corazón de Europa… no toca enzarzarse en cosas tan pueriles como la democracia, el respeto a la legalidad vigente y a las normas de convivencia que nos hemos dado los españoles pacíficamente. Pues eso es lo que está haciendo la dirección federal del PSOE.

No debería ser necesario explicar esto, pero como hay mucha gente que desconoce los Estatutos del PSOE y mucho periodista de parte que hace como que no los conoce, lo primero que quiero indicar es que Pedro Sánchez fue elegido Secretario General del PSOE en un Congreso Extraordinario provocado por la dimisión de Rubalcaba, cuyo mandato terminaba en febrero de 2016. Es decir, a Pedro, que es verdad que le votamos/votaron, los militantes, se le eligió para un tiempo concreto, el que le restaba de legislatura a Alfredo Pérez Rubalcaba y ese tiempo hace casi dos meses que se ha terminado.

El hecho de que a Pedro le eligiéramos en un Congreso en el que votó la militancia y no unos delegados fue obra de la cabezonería de Eduardo Madina que puso como condición sine qua non este avance en la democracia interna para presentarse y de la generosidad del todavía Secretario General, Alfredo Pérez Rubalcaba y su Ejecutiva que accedieron a ello. En el Comité Federal del 30 de enero, se decidió continuar con esta buena práctica que algunos llevábamos años reivindicando y por eso, en el próximo Congreso Ordinario del PSOE, que tiene que celebrarse en mayo, el 8 votaremos todos los militantes.

Es cierto, que en circunstancias extraordinarias, los Estatutos del PSOE, permiten cierta flexibilidad a la Ejecutiva Federal saliente y a su Comité en la elección de fecha de celebración de los Congresos Ordinarios y que, históricamente, se ha preferido que éstos no coincidieran con períodos electorales por razón de oportunidad política, pero esto que está sucediendo ahora es la primera vez que lo vivo en veinte años de militancia.

El retraso en la celebración de las elecciones generales, las que tocaban en noviembre y Rajoy llevó a finales de diciembre, casi en Navidad, hacía muy difícil que el Congreso Ordinario del PSOE se celebrara en su tiempo, primeros días de febrero, por lo que el Comité Federal, reunido el 30 de enero, ya decidió aplazarlo al mes de mayo en algo que la dirección vendió como un consenso y que por lo que estamos bien hoy, no fue tal.

Es decir, si  en enero ya se sabía que el calendario electoral es el que es, nuevas elecciones en junio si no se forma gobierno, algo harto probable dada la aritmética electoral y entonces se decidió que era buen momento el Congreso en mayo, no entiendo que circunstancias han cambiado para que la dirección federal de Pedro Sánchez quiera imponer un nuevo aplazamiento, algunos hablan que sine die.

En realidad sí lo entiendo, pero quiero oír cómo lo explica Luena, que va a ser digno grabarse. La razón es que ya el 30 de enero a Pedro Sánchez se le impuso, por parte del Comité Federal, la obligación de cumplir con las normas de nuestro partido y celebrar un Congreso Ordinario, que él no quería ni muerto, en el mes de mayo. La razón es que, aunque sus leales van por ahí enarbolando el comodín de “candidato elegido por la militancia” lo cierto es que gran parte de que aquellos apoyos fueron prestados y hoy tendría muy difícil reeditarlos. La razón es que no se siente ni mucho menos tan apoyado, como pretende aparentar en público, por la militancia, esa que ha pasado mayoritariamente de refrendar su histórico pacto con Ciudadanos y no quiere arriesgarse a darnos voto, que la voz ya tratan de cercenárnosla con Expedientes Disciplinarios, a las pruebas me remito.

Hay un hecho cierto que muchos anunciamos el 20 de diciembre y que la realidad, siempre obstinada, viene a darnos la razón: habrá nuevas elecciones el 26 de junio porque los que quieren pactar no pueden y los que pueden pactar no quieren, así de retorcida resultó la aritmética parlamentaria que depararon las urnas. Esto no ha cambiado con la investidura fallida de Sánchez sino que se ha puesto aún más en evidencia. Y hay un hecho discutible y es si sería oportuno o no celebrar el Congreso Ordinario del PSOE antes de esas nuevas elecciones. Que es obligatorio, estatutario y moralmente necesario, no hay quien lo discuta, pero acepto debatir sobre su oportunidad política, sobre el momento más apropiado para acometerlo.

Mi opinión es que no solo no sería malo sino que sería muy positivo ya que podríamos utilizar la campaña de elección del Secretario/a General como precampaña electoral y culminar el mes de mayo con un nuevo líder, un mejorado equipo de trabajo y un nítido proyecto socialista que nos ayude a recuperar todo el espacio perdido frente a podemos. Terminaríamos de componer nuestra nueva apuesta con unas listas electorales que no hicieran avergonzarse a nuestros votantes, sin advenedizos, sin enemigos declarados, con socialistas de bien, valientes y descarados que no se arruguen frente al podemismo.

No tengo ninguna duda de que nuestros adversarios venderían como pelea interna lo que no es sino DEMOCRACIA y participación de la militancia, como no se produce en ninguna otra organización política de nuestro país, ya lo hacen ahora. Tampoco dudo de que los altavoces mediáticos de unos y otros tratarían de hacer sangre enfatizando las diferencias y amagando a la opinión pública lo enriquecedor del debate, ya lo hacen ahora. Pero, ¿desde cuándo ha sido fácil ser socialista? ¿Tuvo algo a su favor nuestro fundador Pablo Iglesias cuando decidió apostar por aquello en lo que creía? ¿Vamos a hacer lo mejor para nuestra organización o lo fácil para los que la lideran temporalmente? Yo no tengo dudas, compañeros y compañeras, porque como decía un buen amigo militante socialistas madrileño: “ante la duda, DEMOCRACIA”

Anuncios

YO MILITO, YO DECIDO

Publicado en

IMG_20150118_191925

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto” Georg Christoph Lichtenberg

Hoy, la recién elegida por la mínima Secretaria General del, hasta ayer, Partido Socialista de Madrid, hoy no tengo muy claro qué, Sara Hernández, ha decidido destituir como Portavoz del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Madrid, con la excusa de los malos resultados obtenidos por su lista en mayo.

Ni que decir tiene que los socialistas de Madrid hemos tenido un deja viu , recordando las excusas peregrinas que dio el Secretario de Organización del PSOE, César Luena, para defenestrar a Tomás Gómez, prácticamente  le acusó de ser un delincuente e insinuó que tenía informaciones de su inminente imputación, pero seis meses después a nuestro Secretario General no le han acusado de delito alguno y el tema del tranvía de Parla ha desaparecido de las páginas de El País, nuestro principal azote.

Todo el que conoce un poco la vida interna de nuestra organización y lo que está aconteciendo en el Partido desde que Pedro Sánchez es Secretario General, sabe que los resultados de mayo nada tienen que ver con la salida de Antonio Carmona que se han dado mucho peores en Barcelona capital, en Murcia, en Euskadi, en Navarra… y nadie ha defenestrado al cabeza de lista, si no que esto es un movimiento en clave interna para controlar Madrid, de cara al Congreso Federal del PSOE que ha de producirse en febrero del año que viene y que podría complicársele a Pedro Sánchez si los resultados de las elecciones generales de noviembre son los que vaticinan las encuestas.

Tanto la defenestración de Tomás Gómez como candidato, como la disolución de la Ejecutiva del PSM, incluido el Comité Regional, algo insólito en los 136 años de historia, se hicieron para colocar un líder o lideresa en Madrid, manejado por Ferraz. El penúltimo capítulo de este asalto a Madrid se dio este fin de semana con el esperpéntico Congreso Extraordinario del PSM y la elección, como Secretaria General con menos apoyo de la historia de la Federación de Sara Hernández.

Pero Antonio Carmona era un cabo suelto, todos sabíamos de su intención de disputar en marzo la Secretaria General del PSM en el Congreso Ordinario. A nadie se le escapa su cercanía con Tomás Gómez, pero también con Susana Díaz, con José Luis Rodríguez Zapatero y con tantos y tantos socialistas de prestigio y con influencia en la vida interna. Por no hablar de sus relaciones con los medios de comunicación en los que ha sido la única cara visible del socialismo español durante los muchos años que nadie quería exponerse.

Por no hablar de que Antonio ha sido el valedor fundamental del gobierno de cambio en el Ayuntamiento de Madrid que encabeza Manuela Carmena, cuando desde Ferraz se pedía por lo bajini la abstención en la formación del Ayuntamiento, lo que hubiera dado la Alcaldía a Esperanza Aguirre, del mismo modo que se prohibió entrar en el Gobierno de Carmena cuando eso nos hubiera dado visibilidad y nos hubiera permitido poner en práctica nuestro programa en algunas concejalías. Muchas son las voces de palmeros federales que critican que se esté dejando intentar gobernar a Ahora Madrid, con todas sus meteduras de pata de principiantes, pero con sus muy buenas intenciones, claramente de izquierdas. Me temo que con este cese pronto nos encontremos con el PP como compañero de viaje en una Moción de Censura a Carmena.

Hoy mismo, ante el enésimo atropello sufrido, varias personas de mi entorno han devuelto la cuota correspondiente al segundo semestre del PSOE con lo que dejan de ser afiliados de facto y yo he estado tentada a hacerlo pero no, no me voy, este es mi Partido pese a los golfos que lo regentan. Las direcciones federales y regionales pasan, los militantes, nuestros principios y valores permanecemos. Desde este momento no considero digna de representarnos a esta Ejecutiva Federal, cómplices, si no autores materiales de todas estas sinvergonzadas, por lo que no me siento obligada a respetar ninguna de sus cacicadas. Si ellos no nos respetan a los militantes, los militantes no tenemos la obligación de respetarles. Si no pudo callarnos Franco, con fusiles, con cárceles, con paseíllos, menos van a hacerlo cuatro señoritos.

PRIMARIAS OTRA VEZ

Publicado en

JUAN SEGOVIAJulio de 2015 y aquí estamos los socialistas de Madrid inmersos nuevamente en unas Primarias, o algo así. No son unas Primarias como todos recordamos fueron en 2010 las de Tomás Gómez frente a Trinidad Jiménez porque aquellas eran para elegir cabeza de cartel en las elecciones autonómicas de mayo de 2011 y estas son para elegir al Secretario General con este nuevo sistema que nos dimos el año pasado. Un híbrido, porque tras la elección por el voto directo de toda la militancia del Secretario General, se celebra un Congreso con sus delegados, a la antigua usanza, en el que se le puede imponer una Ejecutiva que le controle, en fin, nuestras cosas…

Dejando a un lado la democracia interna del PSOE, que siendo manifiestamente mejorable, es sin duda, la más transparente, reglada y participativa de cuantos partidos políticos hay en el panorama español, incluidos los emergentes, en los que apenas votan el 10% de los simpatizantes inscritos por internet sin control alguno, y eso que no hay que avalar públicamente con nombre, apellidos y dni a un compañero, ni acudir a votar a tu agrupación un tórrido domingo de julio. Voy a divagar un rato sobre cómo me siento ante estas primarias en comparación con aquellas del verano de 2010.

Las primarias Trini/Tomás Tomás/Trini, no fueron mis primeras primarias, ya participé apoyando a Borrell frente a Almunia y a Morán frente a Lissa, pero sí fueron en las que, por primera vez me impliqué totalmente. No porque Tomás Gómez fuera santo de mi devoción, jamás había cruzado palabra con él y en el Congreso extraordinario del 2007 en el que le eligieron, yo avalé a José Cepeda, cosas de ser guerrista… Si apoyé a Gómez fue por la sucia jugada de Zapatero llamarle a Moncloa para que se retirara a favor de la paracaidista Trinidad Jiménez, las despreciables palabras contra él de Rubalcaba en una entrevista radiofónica y la presión sin tregua a la que sometió Pepe Blanco a los Secretarios Generales de las Agrupaciones Locales de Madrid.

Fueron aquellas unas Primarias épicas, no solo por lo que estaba en juego, la cabeza de lista por Madrid, tampoco porque todo el aparato de Ferraz y Moncloa, que entonces estábamos en el Gobierno, se pusiera al servicio de su candidata, si no, porque Tomás Gómez es una bestia política incansable que se pateó todas y cada una de las Agrupaciones de la Comunidad de Madrid, mañana y tarde, y nosotros con él. Acuñamos la broma de “conoce Madrid con Tomás Gómez” porque muchos de nosotros pisamos pueblos que ni siquiera sabíamos que existían.

De aquellas Primarias me quedan buenos amigos, divertidas anécdotas y un cariño inmenso por aquel Gómez que vivía y respiraba por y para el PSM. Desde entonces hasta ahora han pasado muchas cosas en el seno de mi Partido, de las que he sido espectadora privilegiada en primera fila y que me han vuelto mucho más sabia, mucho más experimentada y bastante más descreída. Nada volverá a ser igual que aquel verano de 2010 en el que éramos tan libres, tan felices y tan valientes.

Ahora, cinco años después, también en verano, volvemos a encontrarnos inmersos en un proceso interno en el que participaremos todos los militantes de Madrid, pese a que, como reconoció Rafael Simancas en entrevista radiofónica, la intención de la Gestora era imponer a su candidata por incomparecencia del rival. Solo por eso, ya merece la pena estar del lado de Juan Segovia que nos ha dado la posibilidad de elegir, aunque no solo por eso. También porque quiere dar la voz en la toma de decisiones importantes a los que realmente mantenemos vivo este partido, los militantes. Porque quiere que seamos protagonistas en la elaboración de las listas, por ejemplo, porque habla y escuchas a uno de los nuestros, menos avales, más votos, menos aparatos, más compromiso.

La fecha elegida por el Federal, el último domingo de julio, el 26, en plenas vacaciones estivales, con medio Madrid saliendo de vacaciones o apurando sus últimos días de asueto, es manifiestamente mejorable o deja entrever que no entraba entre sus planes tener que llegar a la votación, como ya os he dicho que reconoció el cerrajero Simancas. No sé si porque la fecha es mala, porque hace mucho calor, porque está ya una de vuelta de todo, lo cierto es que me ha costado la vida misma implicarme en este proceso, todo sea porque el socialismo madrileño no se merece estar en manos de gestores interesados o porque, en el fondo, me va la marcha, aquí estoy liada otra vez con la cosa nostra.

DOS DIAS DESPUÉS DE LA MEDIA HOSTIA DEL PSOE

Publicado en

Si ayer reflexionaba sobre los resultados de las elecciones autonómicas y municipales en clave externa, hoy voy a hacerlo en clave interna de mi Partido en donde nada es lo que parece y todo puede cambiar en un instante.

El PSOE ha perdido 775.000 votos con relación a las elecciones municipales y autonómicas de 2011, que para los que hayáis podido olvidarlas fueron nefastas, un batacazo sin precedentes en el que perdimos todas las comunidades autónomas salvo Asturias y casi todas las capitales de provincia y grandes ciudades. Luego este resultado es objetivamente malo aunque la hostia del PP lo disimule un poco.

Pero el PSOE ha recuperado mucho poder territorial, ha ganado las elecciones en Asturias, Andalucía y podrá formar gobierno en Castilla La Mancha o Valencia, emergentes mediante o mantenerlo en Canarias con Coalición Canaria, todo se verá. También ha recuperado todas las capitales andaluzas y muchas otras grandes ciudades aunque no las más grandes Madrid, Barcelona, Valencia, donde las candidaturas de unidad popular han sido claras vencedoras. A esto se agarra nuestro Secretario General para tratar de no perder la sonrisa.

Lo cierto es que en los únicos sitios donde realmente se ha mostrado músculo es en Andalucía y Extremadura y heroicamente en Castilla La Mancha donde ni con pucherazo, María Dolores de Cospedal ha sido capaz de impedir el cambio político, y aún ahí se ha perdido en torno al 5% con respecto a mayo de 2011. Mención especial requiere Vigo o Soria donde los alcaldes socialistas gozarán de mayoría absoluta, pero poco más (disculpadme si me olvido de algún sitio que esto no pretende ser un análisis exhaustivo). El resto es hostia terrible del PP, subida espectacular de los nuevos partidos y mucha aritmética para pactar aquí y allá por parte del PSOE. Del hundimiento del PSC no puedo hablar que se me hace un nudo el teclado…

Extrapolando estos resultados, con las correcciones propias de la distribución territorial, el PSOE sólo tendría en torno a 100 diputados en el Congreso en las elecciones generales, (aportando Andalucía un tercio de los votos), 10 diputados menos que el resultado nefasto que obtuvo Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011 y que nos pondría muy difícil formar gobierno, que os recuerdo que debe ser el objetivo de un Partido como el nuestro porque es la única manera de cambiar las cosas y mejorar la vida de la gente. En la oposición se cobra el mismo sueldo de diputado pero no se aplican políticas socialistas, no se ayuda a los que peor lo están pasando, no se tuerce el brazo de los ricos, los poderosos, los que se están forrando con esta gran estafa a la que llaman crisis.

Algún medio habla de que los líderes territoriales  le están ofreciendo paz a Pedro Sánchez de cara a las Primarias a cambio de decidir los pactos en sus Comunidades Autónomas, eso lo desconozco, pero no olvidemos que estas elecciones ya han pasado y las próximas son, ni más ni menos, las elecciones generales, las que deciden quién manda en España y no podemos perder más poder estatal si queremos seguir existiendo como Partido de Gobierno y no como partidillo bisagra con poder territorial únicamente.

Ayer mismo, en la Ejecutiva Federal ya se habló de convocar las Primarias, a las que obligan los estatutos y la palabra de Pedro Sánchez, a las que él tiene intención de postularse y su equipo pelea porque sea el único que lo haga. Yo tengo la esperanza de que aunque tanto Susana, como Vara, Javier, Page o Ximo estén peleando por gobernar sus Comunidades Autónomas, apuesten por que haya más de un candidato y la ciudadanía pueda darnos su opinión, que al fin y al cabo son los que nos están negando su voto una y otra vez desde hace ya cuatro años. Compañeros y compañeras, todo lo que no sea formar gobierno, solos o en compañía de otros para aplicar nuestras políticas debe ser considerado como un fracaso. Insisto, desde la oposición se cobra sueldo, se reparten miserias pero no se cambia la vida de los ciudadanos que es para lo que se fundó nuestro Partido hace 136 años.

311

Publicado en

En el Reglamento de Primarias del Partido Socialista Obrero Español, desarrollado en la Conferencia Política que se celebró en Madrid en noviembre de 2013, se determinó que los candidatos a las elecciones municipales donde el censo superase los 20.000 habitantes, se elegirían por el mecanismo de Primarias con el voto de la militancia de la localidad en cuestión.

Así se hizo en Parla, municipio del sur de la Comunidad de Madrid, donde por una abrumadora mayoría, ganó el compañero Pablo Sánchez. El Reglamento también dice que será el Comité Federal quien ratifique las listas, pero todos entendimos que esto es un mero trámite cuando escuchamos a nuestro flamante Secretario General, Pedro Sánchez hablar de que el cambio lo tenía que protagonizar la militancia y que él era el candidato de la militancia, elegido por el voto directo de la misma, un diputado de base…

Sorprendentemente, en Madrid, además de declarar no idóneo al Secretario General, avalado por más del 50% de la militancia como candidato a la Comunidad, Tomás Gómez, disolver su Ejecutiva Regional, su Comité Regional y poner la Federación en Gestora, por razones que aún no hemos acertado a comprender: no eran legales, porque 3 meses después de la infamante rueda de prensa de César Luena no hay imputación ni acusación alguna contra Gómez; no eran por los resultados ya que de las supuestas encuestas internas en las que se vaticinaba un mal resultado para Tomás Gómez que manejaba el Partido nada se ha sabido y lo que si conocemos es un CIS que dice que Gabilondo perderá del orden de 9 diputados en la Asamblea de Madrid con respecto a los que obtuvo nuestro Secretario General… Además, digo, se ha defenestrado al candidato elegido abrumadoramente por la militancia de Parla en extrañas circunstancias.

En defensa de su honor y de la voluntad de los militantes parleños, Pablo Sánchez acudió a la Justicia ordinaria y es ahí donde se ha producido uno de los espectáculos más bochornosos en el PSOE de Pedro Sánchez (adjunto vídeo) El abogado de Ferraz, explica a la jueza, que si bien es verdad que hay recogido un procedimiento de primarias, este no tiene importancia porque lo realmente determinante es lo que digan los 311 miembros del Comité Federal, relevantes socialistas, para más señas y no pelagatos de a pie como nosotros, simples militantes. Y que por tanto, al no ser ratificado por el Comité Federal, Pablo Sánchez no fue en ningún caso candidato de Parla pese a ser elegido en Primarias y ser presentado en un acto público de la Federación…

Tras escuchar al abogado que representa al PSOE en nombre de César Luena, que no quiso comparecer ante la jueza, que como militante valgo menos que cualquiera de los 311 miembros del Comité Federal, por primera vez en 20 años no voy a participar de la campaña electoral ni voy a ser interventora del PSOE el día de las elecciones. Ese domingo acudiré a votar y votaré en conciencia de acuerdo a mis principios y valores socialistas, porque las direcciones federales pasan y la organización con todo lo que representa, permanece, pero no le quitaré un solo minuto de mi tiempo a mi familia, a mis amigos, a mi vida para dedicárselo a aquellos que me ningunean y que me consideran mano de obra sin voz ni voto.

LAS PRIMARIAS Y YO

Publicado en

La primera vez que participé en unas Primarias del Partido Socialista Obrero Español fue en aquellas que enfrentaron al candidato del aparato, Joaquín Almunia con la gran esperanza de la militancia Josep Borrel. Por supuesto ganamos los buenos porque aunque ya se sabe que: Vinieron los sarracenos / y nos molieron a palos, / que Dios ayuda a los malos / cuando son más que los buenos… en ese caso éramos claramente más los de Borrel. Y por supuesto el aparato del partido se encargó de hacerle la vida imposible hasta que dimitió, pero esa es otra historia y ya se ha contado muchas veces en otros lugares.

Después tuvimos primarias al Ayuntamiento de Madrid que enfrentaron a Leguina con Morán y, al igual que en la ocasión anterior, mi agrupación que ha sido siempre muy guerrista, decidió que apoyábamos a Morán y volvimos a ganar aunque luego no tuvimos mucho éxito en las elecciones que Madrid, por mor de los altísimos precios de la vivienda, se ha ido convirtiendo en una ciudad de ricos, profesionales liberales y jubilados con tendencia al voto derechoso, pero esa es otra historia y es demasiado triste para contarla aquí.

Aunque no fueron unas primarias, también participé en aquel histórico Congreso del 2000 en el que elegimos a José Luis Rodríguez Zapatero como Secretario General, aunque para ser sinceros, mi agrupación, que como ya os he dicho éramos muy guerristas, apoyábamos a Matilde Fernández, pero la noche del Congreso quedó claro que o juntábamos los votos de guerristas y renovadores o ganaba el ex Ministro Bono y eso nos daba más miedo que vergüenza, luego ganó Zapatero.

Y por fin llegamos a la madre de todas las primarias en las que he participado, las que enfrentaron a nuestro Secretario General, Tomás Gómez, con la candidata propuesta por Zapatero y Blanco, Trinidad Jiménez, que hicieron del verano de 2010 uno de los más intensos de mi vida. Aunque mi agrupación había apoyado a José Carmelo Cepeda en el Congreso del 2007 porque ya os he dicho varias veces, que hay que estar más atentos, que nosotros éramos guerristas y Cepeda el delfín de Acosta, el líder del guerrismo madrileño; Gómez había integrado a éste en su ejecutiva y todos como una piña nos enfrentamos al malvado Ferraz.

En verano tuvimos las primeras primarias para la elección de Secretario General del PSOE por medio del voto de todos y cada uno de los militantes y como era una ocasión histórica, por primera vez en mi historia no voté lo mismo que la ejecutiva de mi agrupación, ellos apostaron por Pedro Sánchez y yo por Edu Madina. La razón de no apoyar a Sánchez pese a que lo hacían buenos amigos como Susana Díaz o Tomás Gómez es que con él iba Pepe Blanco y todos sus cachorros criados en la Jaime Vera y ese no es mí modelo de Partido. El tiempo da y quita razones…

Este otoño hemos puesto en marcha el proceso de primarias para la elección de candidatos tanto para el Ayuntamiento de Madrid como para la Comunidad de Madrid, pero tanto Antonio Miguel Carmona como Tomás Gómez, consiguieron el apoyo de más de la mitad de la militancia, en ambos casos y no hubo necesidad de votar. ¿Quiere eso decir que en Madrid no ha habido primarias? No, quiere decir que ha pasado lo mismo que el año pasado en Andalucía o este otoño en Extremadura, que donde hay un liderazgo consolidado, un Secretario General elegido y querido por la militancia, el proceso se sustancia con el apoyo de ésta.

En resumen, he participado en bastantes Primarias, las ha ganado quien a mí me gustaba en casi todas las ocasiones y pese a los roces y las inevitables heridas que se abre en un proceso de confrontación interna, siempre han sido positivas, han revitalizado a la organización, han puesto en marcha a la militancia y han servido de impulso para la propia campaña electoral. Después de la defenestración de Tomás Gómez, Ferraz no se ha atrevido a convocar Primarias en el Partido Socialista de Madrid conscientes de que tienen la potestad pero no la autoridad y por tanto, han podido conculcar el deseo mayoritario de la militancia con los estatutos en la mano, pero no conseguirían su apoyo en las urnas. Se hace realidad la máxima: “vencerán pero no convencerán”. El daño que con eso hacen a la propia organización se sabrá la próxima vez que se actualice el censo de nuestra menguante militancia.

PD MI COLUMNA DE LOS LUNES EN PUBLICOSCOPIA: MATEO 26:34

COMITE REGIONAL 14-9-2014

Publicado en

Buenos días, compañeros y compañeras, como cada vez que intervengo en este Comité Regional, mis primeras palabras están dedicadas a recordar la ausencia en el mismo de nuestro compañero Jorge Gómez. Ahora que aquel que comunicó en la radio que había pedido la baja voluntaria en el Partido, sin tan siquiera haber cruzado palabra con él, saltándose todos los procedimientos estatutarios, es nuestro flamante portavoz en el Congreso y que todos somos una piña, he perdido cualquier esperanza de volverle a ver aquí, donde por derecho le corresponde estar, un abrazo enorme, compañero y sin embargo amigo, Jorge.

Hoy hemos oído hablar aquí mucho sobre Primarias Abiertas, como no podía ser de otra forma después de llevar varios años loando sus virtudes y clamando por ellas como el remedio contra todos los males que asolan a nuestra organización. En su día ya critiqué esa falacia que era asegurar que eligiendo en Primarias Abiertas cuanto antes, al candidato para las generales de, como pronto noviembre de 2015, se acabaran nuestros problemas, cuando lo único que se pretendía era desbancar a Rubalcaba de la Secretaría General Federal utilizando las Primarias como palanca.

Ya os adelanto que nunca he sido partidaria de las Primarias Abiertas y por tanto no voy a empezar a serlo ahora para moverle la silla a nuestro Secretario General, Tomás Gómez. Y no soy partidaria de las Primarias Abiertas porque soy una firme defensora de nuestra menguante militancia y creo que somos nosotros y nada más que nosotros los que tenemos que tomar las decisiones en nuestro Partido, porque somos nosotros y nada más que nosotros los que hemos demostrado un plus de compromiso, de interés, de valentía y participación que está últimamente en peligro de extinción.

Admitiendo que nuestra organización ha apostado por ese sistema de elección por parte de la sociedad de nuestros cabezas de cartel en aquellas Comunidades Autónomas donde la Ejecutiva Regional lo decida, entiendo que este hecho debe producirse cuando se den unas mínimas condiciones para hacerlo, la primera de ellas que haya un candidato o candidata alternativo, con un proyecto independiente y diferenciado del Secretario General y que la sociedad conozco o haya tenido la oportunidad de conocer el mismo.

Por ejemplo, en el Ayuntamiento de Madrid, todos hemos visto a lo largo de estos meses el proyecto del actual portavoz municipal Jaime Lissavetzky, pero también hemos podido ver el proyecto alternativo que ofrece el compañero Antonio Miguel Carmona. Este último se ha rodeado de un equipo con el que ha elaborado distintas propuestas y se ha reunido con agentes sociales, asociaciones vecinales, empresariales, etc. para presentárselo. En este caso, puedo entender que se pidan Primarias Abiertas, para contraponer públicamente estos proyectos y que sean los ciudadanos, que luego van a votarnos, quienes decidan cuál de ellos se aproxima más a sus preferencias o intereses.

Lo que no he escuchado en estos meses es proyecto alternativo alguno al que presenta nuestro Secretario General, Tomás Gómez. No he visto a ningún compañero o compañera explicar qué Madrid quiere, qué modelo sanitario o educativo, qué propuesta fiscal presenta, con qué equipo cuenta para ello, en fin, lo básico para ser el Presidente o Presidenta de una Comunidad Autónoma tan compleja como es Madrid. Parece que lo único que mueve a pedir Primarias Abiertas es quitar a Tomás y poner a cualquier otro en su lugar y para eso, compañeras y compañeros, no contéis conmigo.

¿Quiere esto decir que estoy conforme con la manera en que se ha gestionado desde Madrid todo este asunto de las Primarias Abiertas, ahora sí, ahora no, para Rubalcaba son buenas, para Tomás no hacen falta? Pues no, evidentemente hubiera preferido que se mantuviera un discurso coherente y valiente, siempre, que es lo que nos exigen nuestros atribulados votantes. Pero esta incoherencia interna o esta falta de explicación clara de la postura mantenida, sea una o la otra, no ocultan que el único proyecto que los ciudadanos madrileños han visto en la calle, defendiendo su Sanidad y su Educación, apostando por eliminar los beneficios fiscales que la derecha madrileña le ha dado a sus amigos más ricos, denunciando pelotazos como Eurovegas, luchando por los más desfavorecidos, es el que encarna Tomás Gómez y a falta de unos meses para las elecciones autonómicas, no parece muy inteligente dilapidar todo este esfuerzo invertido en la oposición.

Gracias, compañeros y compañeras.