Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Antonio Miguel Carmona

YO MILITO, YO DECIDO

Publicado en

IMG_20150118_191925

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto” Georg Christoph Lichtenberg

Hoy, la recién elegida por la mínima Secretaria General del, hasta ayer, Partido Socialista de Madrid, hoy no tengo muy claro qué, Sara Hernández, ha decidido destituir como Portavoz del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Madrid, con la excusa de los malos resultados obtenidos por su lista en mayo.

Ni que decir tiene que los socialistas de Madrid hemos tenido un deja viu , recordando las excusas peregrinas que dio el Secretario de Organización del PSOE, César Luena, para defenestrar a Tomás Gómez, prácticamente  le acusó de ser un delincuente e insinuó que tenía informaciones de su inminente imputación, pero seis meses después a nuestro Secretario General no le han acusado de delito alguno y el tema del tranvía de Parla ha desaparecido de las páginas de El País, nuestro principal azote.

Todo el que conoce un poco la vida interna de nuestra organización y lo que está aconteciendo en el Partido desde que Pedro Sánchez es Secretario General, sabe que los resultados de mayo nada tienen que ver con la salida de Antonio Carmona que se han dado mucho peores en Barcelona capital, en Murcia, en Euskadi, en Navarra… y nadie ha defenestrado al cabeza de lista, si no que esto es un movimiento en clave interna para controlar Madrid, de cara al Congreso Federal del PSOE que ha de producirse en febrero del año que viene y que podría complicársele a Pedro Sánchez si los resultados de las elecciones generales de noviembre son los que vaticinan las encuestas.

Tanto la defenestración de Tomás Gómez como candidato, como la disolución de la Ejecutiva del PSM, incluido el Comité Regional, algo insólito en los 136 años de historia, se hicieron para colocar un líder o lideresa en Madrid, manejado por Ferraz. El penúltimo capítulo de este asalto a Madrid se dio este fin de semana con el esperpéntico Congreso Extraordinario del PSM y la elección, como Secretaria General con menos apoyo de la historia de la Federación de Sara Hernández.

Pero Antonio Carmona era un cabo suelto, todos sabíamos de su intención de disputar en marzo la Secretaria General del PSM en el Congreso Ordinario. A nadie se le escapa su cercanía con Tomás Gómez, pero también con Susana Díaz, con José Luis Rodríguez Zapatero y con tantos y tantos socialistas de prestigio y con influencia en la vida interna. Por no hablar de sus relaciones con los medios de comunicación en los que ha sido la única cara visible del socialismo español durante los muchos años que nadie quería exponerse.

Por no hablar de que Antonio ha sido el valedor fundamental del gobierno de cambio en el Ayuntamiento de Madrid que encabeza Manuela Carmena, cuando desde Ferraz se pedía por lo bajini la abstención en la formación del Ayuntamiento, lo que hubiera dado la Alcaldía a Esperanza Aguirre, del mismo modo que se prohibió entrar en el Gobierno de Carmena cuando eso nos hubiera dado visibilidad y nos hubiera permitido poner en práctica nuestro programa en algunas concejalías. Muchas son las voces de palmeros federales que critican que se esté dejando intentar gobernar a Ahora Madrid, con todas sus meteduras de pata de principiantes, pero con sus muy buenas intenciones, claramente de izquierdas. Me temo que con este cese pronto nos encontremos con el PP como compañero de viaje en una Moción de Censura a Carmena.

Hoy mismo, ante el enésimo atropello sufrido, varias personas de mi entorno han devuelto la cuota correspondiente al segundo semestre del PSOE con lo que dejan de ser afiliados de facto y yo he estado tentada a hacerlo pero no, no me voy, este es mi Partido pese a los golfos que lo regentan. Las direcciones federales y regionales pasan, los militantes, nuestros principios y valores permanecemos. Desde este momento no considero digna de representarnos a esta Ejecutiva Federal, cómplices, si no autores materiales de todas estas sinvergonzadas, por lo que no me siento obligada a respetar ninguna de sus cacicadas. Si ellos no nos respetan a los militantes, los militantes no tenemos la obligación de respetarles. Si no pudo callarnos Franco, con fusiles, con cárceles, con paseíllos, menos van a hacerlo cuatro señoritos.

Anuncios

CRONICA DE UNA DESLEALTAD II

Publicado en

Nota previa: como en la ocasión anterior este relato no es mío, pero respondo de la veracidad de los hechos porque las personas que me lo han hecho llegar son de total confianza y porque cuadran con las distintas quejas que me habían llegado desde varios ámbitos. Repito también que este espacio está a disposición de cualquier compañero/a que lo desee, siempre desde el respeto a los principios y valores que inspiran al socialismo.

El domingo 24 de mayo, cerca de la medianoche, Antonio Miguel Carmona se aprestaba a dirigirse ante los medios de comunicación que estaban expectantes de escuchar su reacción a los resultados electorales que situaban, por primera vez, al PSOE, en la ciudad de Madrid, como tercera fuerza política pero que le daban la tan ansiada “llave” de gobierno que no detentará Ángel Gabilondo, el candidato de Cesar Luena, en la Comunidad de Madrid.  Al final, el dinero gastado -un número de 6 cifras sólo para posicionar al ex ministro de educación en internet y redes sociales- no había servido de nada y, contra todo pronóstico, Antonio Miguel Carmona se situaba en una posición de fuerza. La lucha interna enconada que se produjo durante todo el largo periplo electoral y que, para los responsables de campaña del profesor universitario, emuló una especie de “David contra Goliat” se saldaba de una forma sorprendente e inesperada. “Salvar el culo ya es todo un éxito” dijo, reflejando la situación, uno de los concejales que concurrió en la lista de Antonio Miguel Carmona y, que a diferencia de otros, mantuvo una lealtad modélica.

Antonio Miguel Carmona estudió su discurso con exactitud puesto que es un buen socialista y un hombre de partido. Consultó a muchas personas lo que decir, incluso a Rafael Simancas, que vino a pedirle la dimisión pero que, ante el giro de los acontecimientos, se tuvo que quedar con las ganas. En esos rápidos contactos que entabló por diferentes vías (hablando con su equipo, whatsapp y twitter) diseñó en su mente la idea de la gobernabilidad: actuaría, desde ese mismo momento, sosteniendo el gobierno que los madrileños habían elegido y permitiendo el tan ansiado cambio en la capital. Tengo la información de que Pedro Sánchez no le cogió el teléfono esa noche pero una de las personas de su entorno de confianza incidió en que reconociera en su intervención la pérdida de votos antes de hablar de lo que finalmente habló ante el aplauso de los militantes de la cuarta planta, que solo una hora antes lo daban por muerto como señale en mi crónica anterior. Antonio Miguel Carmona habló de la gobernabilidad, de responsabilidad y de cambio, lo que esperaban los ciudadanos de Madrid pero no en Ferraz.

Una vez acabada la intervención ante los medios de comunicación el equipo de Antonio Miguel Carmona se fue a festejar a un discreto bar que, por respeto a sus dueños, no puedo desvelar y dónde se repitieron dos frases: “Hemos sobrevivido” y “¡Vicealcalde!”. Él llamó a la calma a los que allí se encontraban y evitó cualquier pronunciamiento contra la dirección federal de Ferraz pero no rebatió muchas de las cosas, algunas de ellas muy insultantes, que allí se dijeron cuando la bebida espumosa que se sirvió había hecho efecto entre los asistentes. Y es que había bronca a pesar de haber sobrevivido, se había hecho una campaña electoral con todo en contra. ¡Ah y me olvidaba! También, como es natural se habló allí de cargos y de futuro puesto que es algo intrínseco en el ser humano y a ver si alguien lo desmiente.

Me comentan que desde Ferraz pararon el día lunes 25 de mayo cualquier esperanza de que Antonio Miguel Carmona fuese vicealcalde de Madrid, algo que deseaba la ganadora de las elecciones, Manuela Carmena. Muchos le intentamos convencer de que aceptase secundar el gobierno municipal encabezado por la candidatura de Ahora Madrid y que desobedeciera las órdenes del partido puesto que era impredecible el futuro que le tenía preparado Cesar Luena en su difícil e incompresible entramado. Antonio Miguel no aceptó el reto de enfrentarse con Ferraz, creo que más por miedo que por lealtad, porque a esta altura ya sabe que no le quieren y que, en cuanto puedan, se lo quitaran de encima. ¿Sobrevivirá a las generales? ¿Realmente creen que no le pedirán el acta de concejal antes? Ni yo lo sé pero no me fio y tengo, al igual que muchos militantes, bases fundadas para desconfiar. El tiempo lo dirá.

Como anécdota puedo contar que algo que sentó muy bien a Antonio Miguel Carmona fue poner en su sitio a Esperanza Aguirre que, a la desesperada, le ofreció la alcaldía y dijo suscribir la totalidad de su programa. “Hacer que muera políticamente Esperanza Aguirre con el daño irreparable que ha hecho a los madrileños  es lo más gratificante que me llevo de toda esta difícil campaña electoral” afirmó en una reunión de trabajo con gente incondicional. Antonio Miguel tiene convicciones y, sobre todo, una ideología clara. Algunos hubieran preferido verlo perder y castigar a Madrid con políticas neoconservadoras con tal de controlar el PSM como ya han mostrado de manera clara, contundente e inequívoca.

Antonio Miguel Carmona actuó con responsabilidad y contribuyó al cambio en Madrid haciendo propuestas muy interesantes que se plasmaron en un acuerdo rubricado en una rueda de prensa. La historia es conocida, es algo que forma parte de la actualidad y que todo el mundo sabe, por eso no me explayaré más sobre este tema. Creo que su vocación de servicio hará que funcionen mejor las cosas en Madrid a pesar de que solo puede realizar acciones desde fuera ya que no entró en el gobierno, como era su deseo y, repito, el de Manuela Carmena.

El sábado 20 de junio se produjo otro episodio en la larga crónica de deslealtades desde Ferraz hacia Antonio Miguel Carmona puesto que se le impidió ir a la Sexta, a pesar de que se había hablado con el canal unos días antes para contar con su presencia, a la que tuvo que declinar de asistir finalmente. Al final fue entrevistado en el programa de la competencia, Un Tiempo Nuevo, aunque desconozco, de momento, como se negoció esa posición intermedia. Lo cierto es que hubo un tira y afloja para que no fuera a la Sexta y creo firmemente que toda exposición mediática en este momento fortalece al partido y realmente no entiendo porque se actúa así desde la dirección federal.

El domingo 21 de junio, los que asistimos a la proclamación “a la búlgara” de Pedro Sánchez como candidato a la presidencia del gobierno por nuestro partido pudimos observar que a Antonio Miguel Carmona no le quieren y que lo aceptan porque no les queda más remedio pero, sinceramente, creo que en cuanto puedan se lo cargarán por lo que debe extremar precauciones. Puedo casi asegurar que no habrá movimientos en este sentido hasta después de las generales. Hasta entonces se producirán, por enésima vez, muchas deslealtades que Antonio Miguel Carmona seguirá, mucho me temo, sufriendo en silencio.

CRÓNICA DE UNA DESLEALTAD

Publicado en

NOTA PREVIA: Este artículo es la vivencia un/a militante del Partido Socialista de Madrid que me ha rogado que mantenga el anonimato por miedo a represalias. Así están las cosas en esta Federación dicuelta y en manos de una Gestora sectaria y vengativa que tiene secuestrados los derechos de la militancia madrileña. Hoy, un socialista de Madrid solo sirve para pagar cuota, tiene menos derechos políticos que un ciudadano de cualquier dictadura en cualquier lugar del mundo.

Este doloroso y desgarrador relato hubiera preferido no tener jamás que escribirlo porque  es la detallada y pormenorizada crónica de como los que actualmente dirigen el Partido socialista, mi partido,  optaron por dejar huérfana a la ciudadanía de Madrid, la capital de España y mi ciudad, de un candidato honesto y con ganas de dejarse la piel como Antonio Miguel Carmona con el único ruin y mezquino objetivo de controlar el aparato de la siempre poderosa e incontrolable federación madrileña, de la que ya Pablo Iglesias, nuestro fundador, hace alarde de su difícil gestión en otros tiempos. Dicho de manera clara y para que se entienda, algunos han preferido jugar sus cartas a ganar un congreso interno -que de momento ni se animan a convocar y nunca han ganado- en vez de ofrecer los valores socialistas a los votantes madrileños. Han apostado -y de manera escandalosa y hasta obscena- porque Antonio Miguel Carmona pierda las elecciones para asegurarse su parcela de poder abandonando los principios y valores que forman parte de nuestra identidad. Y, lamentablemente, en cierta forma lo han conseguido porque el PSOE en Madrid ha tenido sus peores resultados situándose como tercera fuerza política con nueve concejales. Solo la matemática electoral y parlamentaria ha hecho posible que nuestra formación política no se vea condenada a la irrelevancia y tenga cierta influencia en esta legislatura que comienza ya que será la llave del gobierno municipal que encabezará Manuela Carmena, de Ahora Madrid. Es menester afirmar que los principales valedores de la campaña de la ex jueza estuvieron en Ferraz puesto que de manera descarada y, sin cortarse un pelo, pidieron el voto para ella y no para nuestro candidato. Inventaron el ticket “Gabilondo-Carmena” con la finalidad de defenestrar a Antonio Miguel Carmona porque piensan -equivocadamente- que es el último reducto de la era de Tomás Gómez. Han despreciado el gran potencial de un humilde profesor universitario que tuvo que navegar contracorriente soportando en silencio una tremenda y pueril deslealtad. Y, como es una buena persona y un buen socialista, tiró para adelante como pudo y lo hizo en silencio porque jamás perjudicaría al partido. Pero ya está bien de tanto desdén y de tantas puñaladas traperas. Este sencillo escrito es la reacción a muchas jugadas que son más propias de la derecha que de nosotros y que aún escuecen mucho. El tiempo pondrá, no me cabe duda, a cada uno en su sitio. Mis profundas convicciones laicas hacen que no crea en el infierno pero, desde luego, si este lugar existe hay un espacio preferente reservado allí para César Luena, un falso socialista que nos llevará al fracaso más estrepitoso y que -a las pruebas me remito-  deja cadáveres por donde pasa y ha impreso en nuestro partido político unas formas feudales y clientelares que no son de recibo y que tendrán consecuencias.

Hay un día en el calendario que he marcado con rojo y que los socialistas madrileños no olvidaremos: el 11 de febrero de 2015, fecha en que Pedro Sánchez cesó a Tomás Gómez y todo su equipo y nombró una gestora presidida por Rafael Simancas. Debo reconocer que actuaron con un secretismo casi perfecto y modélico puesto que nadie se esperaba esta medida (aunque ahora algunos se cuelguen la medalla de que lo sabían y de muy buena fuente). A mí me pilló trabajando y la incredulidad y estupefacción de mis compañeros a través de whatsapp, redes sociales y sms era total. Hubo mucha gente digna que no entendía este atropello contra la democracia interna, más propio de una república bananera que de un país desarrollado y europeo. Entre ellos, Antonio Miguel Carmona, que estuvo en la sede de Callao al mediodía dando su “apoyo personal” a Tomás Gómez al mismo tiempo que acatando una decisión orgánica injusta puesto que es un hombre de partido y, sobre todo, leal. El espectáculo fue dantesco y esperpéntico, la cara de Maru Menéndez reflejaba quizás de forma contundente el sentir generalizado de todos los que nos acercamos a nuestra sede porque es nuestra casa, sede que vulneraron por la fuerza días después, como si de un grupo de malhechores se tratase, y que, a día de hoy, hay objetos personales (incluso fotos familiares) que no han devuelto. A Amparo Valcarce le dio mucha “pena” esta situación y lo dijo públicamente en la Cadena Ser aunque más que pena era indignación, bronca, impotencia y muchas sensaciones encontradas que no hay palabras para describirlas. Un entonces diputado de la Asamblea, del que me reservo el nombre, se regodeó de nosotros y dijo “fuera de esta casa a las ratas”, algo que tuvo contestación y casi se llega a las manos. “Encima de puta voy a tener que poner la cama” afirmó textualmente una conocida militante de una de las agrupaciones más numerosas. Lo que quiero explicar con claridad que no solo tomaron una decisión injusta, antidemocrática y caciquesca, sino que tuvieron la poca vergüenza de ejecutarla de una manera rastrera y torticera. Creo que ni con mi peor enemigo me comportaría de la manera que Cesar Luena se comportó con los militantes madrileños pero, lamentablemente, es una marca registrada suya como muy bien puede atestiguar muchos militantes riojanos que le padecieron.

Tengo la información de que Pepe Blanco, que afinidad con la actual dirección federal del PSOE tiene muy poca, llamó a Tomás Gómez dos días antes para decirle la jugada que se estaba preparando y tramando y sé que Tomás le dijo textualmente “No se van a atrever a secuestrar la voz y el voto de los militantes madrileños”. Hubo también desde Izquierda Socialista movimientos los días previos encabezados por Beatriz Talegón, una tía que por trepar hará lo que se le mande sin rechistar. Asimismo, algunos secretarios generales de agrupaciones de Madrid Capital estuvieron maniobrando en la sombra para que desde Ferraz se tomarán medidas contra la dirección regional porque veían que se quedaban fuera de las listas electorales. Pero de cómo se defenestró a Tomás Gómez ya se ha escrito mucho y no quiero ahondar en ese tema, pienso personalmente que no era un buen candidato pero era el que nosotros habíamos democráticamente elegido y, quizás me equivoco, pero creo que cuando todo esto pase y se reconduzca reaparecerá y resurgirá de sus propias cenizas. Lo que sí está claro que desde ese día se trató de torpedear desde la mismísima sede de Ferraz la candidatura de Antonio Miguel Carmona.

Recuerdo el rostro desencajado de la compañera Martu Garrote, que en Intereconomía afirmó que era su peor día como militante del PSOE y, en territorio mediático enemigo, lloró amargamente. Venía de la sede de Ferraz, de organizar y encabezar una inédita protesta. Nunca en la historia de los socialistas hubo una concentración que rodee la sede de Ferraz y que ponga en jaque a la dirección federal. Martu tuvo el coraje de iniciar esta acción y esta gentuza ha amenazado con expedientarla pero me consta que aún no han tenido lo que hay que tener en estos casos de notificarla debidamente. Fue también ella quien le escribió a Carmona y le dijo “Eres el próximo y van a por ti”. No se equivocó porque a Antonio Miguel no se han animado a destituirle ni a pedirle su dimisión sino que han torpedeado cada uno de sus movimientos con acciones muy desleales que son impropias de nuestro ideario político.

La gestora que gobierna -interinamente, o por lo menos eso dicen los estatutos- el PSM impuso a Antonio Miguel Carmona gran parte de la lista. Una prueba de ello es que en una conversación informal celebrada hace solo unos días en un café, cercano a Callao, una de las personas que fue en los primeros puestos de la lista dijo con respecto a la votación de la investidura de Manuela Carmena: “Me fio de mí, de otro compañero y, por supuesto, de Antonio pero los otros pueden hacer un segundo tamayazo en toda regla”. Espero, sinceramente, y por el bien de Madrid, que estas luchas internas entre el grupo municipal se limen porque tendrán que ejercer un arduo trabajo después de que la derecha nos impusiera a tres de sus personajes más reaccionarios y cutres: Álvarez de Manzano, Ruiz Gallardón y Ana Botella.

El desarrollo de la campaña fue desigual en presupuesto y presencia en los medios de comunicación y, como no podía ser de otra manera, Antonio Miguel Carmona fue el gran damnificado ante la figura ascendente de Ángel Gabilondo. Hubo que hacer una campaña casi artesanal, prueba de ello es la iniciativa de “El candidato en la calle”, algo que no le hizo falta hacer a Ángel Gabilondo. Desde el equipo tutelado por Ferraz se ninguneó de una forma escandalosa a Antonio Miguel Carmona: se pasó de él excepto actos puntuales que tenían que contar con él y, lo más grave, en la Convención Municipal celebrada en Ifema, en Madrid, se le puso tiempo para hablar y recuerdo ese discurso como uno de los peores de Carmona y, además, para más inri, no se le permitió entrar en la Convención junto a Pedro Sánchez. Y recuerdo, para el que no lo sepa, que era la Convención Municipal y Antonio Miguel Carmona el candidato a alcalde del mayor municipio de España. No hay derecho a comportarse así.

A las 22 horas del domingo 24 de Mayo todo parecía indicar que César Luena se salía con la suya. En el quinto piso del Círculo de Bellas Artes, donde estaba Carmona, se presentó Rafael Simancas para hablar de futuro y los asistentes temblaron. Muchos especulan sobre lo que allí se conversó pero lo cierto es que el presidente de la Gestora del PSM no paraba de mirar su Ipad y de hablar por teléfono. En el cuarto piso, cuartel general de Gabilondo, se preparaba la fiesta con un catering de bastante más calidad del que había una planta más arriba y se daba por muerto a Carmona. “Tendrá que dejar paso a alguien que represente la renovación” afirmó un destacado militante destacado. Todo parecía estar sentenciado, la cara de desazón de muchas personas que acompañaron a Antonio Miguel era todo un poema.

No recuerdo bien la hora pero eran más de las 23 y se dio vuelta la tortilla al cambiar tan solo un escaño que daba la mayoría absoluta a Cristina Cifuentes y a Ciudadanos. Ángel Gabilondo había obtenido muchos más votos que Carmona pero los 9 concejales en Madrid tenían más influencia que los 37 diputados -uno más que Tomás Gómez- en la Asamblea. Antonio Miguel Carmona salvaba su posición por los pelos y no quiero reproducir muchas conversaciones que se produjeron allí pero creo que se las pueden imaginar perfectamente. En el aire se podía respirar una sensación de alivio y se daba por seguro que Carmona sería vicealcalde, algo que pararon desde Ferraz y que se producirá, probablemente, después de las generales.

Antonio Miguel Carmona, consciente de la deslealtad de la que fue objeto, actuó como una buena persona y como un buen socialista. Se ofreció a sumar  en el partido y a mirar para adelante. Quizás las huestes de César Luena le perdonen la vida y quieran trabajar, ahora, conjuntamente con él porque, sin duda, contribuirán al interés general de los madrileños ya que Carmona representa la moderación y el cambio tranquilo que necesitamos. No obstante, pase lo que pase, creo que se debe saber este comportamiento tan desleal y tan deshonesto de la dirección federal de mi partido hacia una persona excepcional. El tiempo, ya lo he dicho, pondrá a cada uno en su sitio.

NOTA FINAL: Lo he dicho mucha veces y lo repito hoy, aquellos que sintáis la necesidad de compartir vuestras reflexiones con otros y no tengáis donde hacerlo, este MartuBlog está a vuestra disposición. Abrazos socialistas.

REFLEXIONES VARIAS

Publicado en

Hoy, jornada de reflexión, anacrónica figura de cuando el mundo no era global, de cuando con solo abrir una ventana del ordenador no podías acceder a la información de cualquier medio de comunicación del mundo, de cuando tan solo con abrir una red social no podías comunicarte con personas de todas partes, cumplo con m deber ciudadano y reflexiono y comparto con vosotros mis reflexiones.

Lo primero que hay que poner de manifiesto es que en Madrid, esta campaña electoral, se vio interrumpida por la disolución de nuestra Ejecutiva Regional, nuestro Comité Regional y la declaración de no apto de nuestro candidato Tomás Gómez, el 11 de febrero. Desde entonces, aquel que perdió Madrid en 2003 por incluir dos golfos en su lista, Tamayo y Saez, Rafael Simancas, es el Presidente de nuestra Gestora. Desde ese día, le acompañan en semejante empresa la que perdió las Primarias en 2010 contra el defenestrado Tomás Gómez, Trinidad Jiménez y la que perdió el Congreso de 2012, también contra nuestro elegido, Pilar Sánchez Acera. Y desde ese momento, el candidato impuesto a dedo por Ferraz, que ni siquiera es compañero de Partido, Ángel Galibondo es el candidato del PSM.

La razón que el Secretario de Organización del PSOE, César Luena, dio para justificar semejante atropello era una supuesta información de la que disponía y por la que el candidato elegido por la militancia madrileña, Tomás Gómez se vería incurso en graves problemas judiciales. La realidad es que llegamos a la jornada electoral sin que él, ni ningún otro concejal socialista de Parla hayan sido imputados por el tema del Tranvía, por el que también se apartó a Pablo Sánchez, elegido en primarias cabeza de lista por Parla.

Este acontecimiento ha cambiado significativamente las cosas en Madrid, muchos de los nuestros, decepcionados porque su aval y su voto como militantes del PSOE no valgan nada y puedan ser torcidos en los despachos han llegado a darse de baja, aunque esto solo lo conoceremos cuando se publique el censo de Madrid en el próximo Congreso, demasiado tarde para que alguien asuma su responsabilidad.

Otros, nos hemos quedado, porque tenemos principios y valores y creemos que las direcciones federales pasan y las siglas permanecen, pero nada ha sido igual. Esta ha sido una campaña mediocre, con actos pequeños, incluidos el de apertura en la Plaza de la Villa y el de cierre en el Parque Berlín, sin apenas participación de las bases, mucho menos de ciudadanos sin filiación. He ayudado en lo que he podido al candidato socialista en mi localidad, Ángel Viveros, al votaré mañana y al que deseo de corazón sea el alcalde de nuestra ciudad, he dado difusión a la campaña de Antonio Miguel Carmona, al que quiero como un hermano y que sé que será un magnífico alcalde para Madrid y he guardado silencio sobre aquellos candidatos de mi partido que no considero los mejores para serlo.

Esta ha sido también una campaña que se ha librado más en clave interna que con verdaderos deseos de ganar en Madrid, como se ha podido comprobar en el boicoteo continuo que ha sufrido el candidato a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona por parte de los mandados de Ferraz. Boicot que ha llegado al punto de mover carteles en las redes sociales donde se pedía el voto para la pareja Gabilondo –  Carmena (candidata de la amalgama de siglas que presenta Podemos al Ayto de Madrid), en lugar de dejarse la piel por conquistar un Ayuntamiento que hace más de 20 años que está en manos del PP y que tiene una visibilidad como ningún otro en España.

Y vosotros os preguntaréis ¿tanto es el odio a Tomás Gómez como para no querer gobernar la ciudad más importante de España porque el que se presenta es amigo suyo? No, aunque algo de esta miseria humana también hay, la razón es que siendo alcalde de Madrid, Antonio Carmona sería con toda seguridad el nuevo Secretario General del Partido Socialista de Madrid y esto es algo que el Pedrosanchismo no podría soportar, tantos esfuerzos, tanto juego sucio y tanta sangre derramada para volver a no pintar nada… Estamos hablando de administrar la miseria por pequeña que esta sea y en eso, los que hoy ocupan las plantas 4ª y 5ª de Ferraz son expertos, lo llevan haciendo décadas.

El lunes veremos si Roma paga traidores, si el mal resulta rentable, si los del marketing triunfan o si, como rezan los versos populares:

Llegaron los sarracenos

y nos molieron a palos,

que Dios ayuda a los malos

cuando son más que los buenos.

INTELIGENTÍSIMO TOMÁS GÓMEZ

Publicado en

El miércoles, con nocturnidad y alevosía, por sorpresa y aprovechando un resquicio estatutario, la dirección Federal del Partido Socialista Obrero Español disolvió los órganos políticos del Partido en Madrid, retirándole la Secretaría General a Tomás Gómez con el fin de apartarle de la candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

A 100 días de las elecciones autonómicas y municipales en toda España y a menos de un mes de las elecciones autonómicas andaluzas donde nos jugamos el único gobierno autonómico de peso que nos queda, la decisión de Ferraz no podía ser más inoportuna y para justificarle se tomó un peligroso camino, el de ensuciar el nombre de Tomás Gómez haciéndose eco de escándalos periodísticos, que no judiciales ya que el hasta ahora Secretario General del PSM ni está imputado ni está siendo investigado en causa alguna.

Cuando el Ferraz se dieron cuenta del error de bulto del Secretario de Organización, César Luena, otro más, que era dudar de la honorabilidad de Gómez, se optó por otra excusa de mal pagador, que las encuestas daban mal resultado en Madrid, debe ser que las encuestas dan muy buen resultado en Murcia o Castilla León, por ejemplo, o debe ser que las encuestas no dicen que el PSOE de Pedro Sánchez como le gusta decir al nuevo Secretario General no sale en el tercer lugar de la encuesta del CIS. Peligroso precedente que sean las encuestas las que manden en lugar de la voluntad libremente expresada de la militancia.
En un primer momento y ante el ataque que suponían las palabras de César Luena a su honor, Tomás Gómez se sublevó y anunció medidas de todo tipo, incluidas legales, pero con la recogida de cartas de Ferraz, ha quedado claro que esta batalla es por el poder interno en el Partido, no solo en Madrid, sino utilizando Madrid como palanca para evitar que en julio pudiera saltar la sorpresa, la estrategia de Gómez ha cambiado de manera inteligentísima.

Hace un rato ha anunciado en rueda de prensa que se retira, que devuelve su acta de diputado y se quita de en medio para que su nombre no pueda seguir siendo utilizado como excusa por la dirección federal del Partido para tener secuestrados los derechos de la militancia en Madrid. Se retira y no se presentará a proceso interno alguno, pero al mismo tiempo exige que se abra un proceso democrático entre la militancia de Madrid para elegir al cabeza de lista a la Comunidad como mandan nuestros estatutos y como defendía el PSOE de Pedro Sánchez. Eso sí, mantendrá su puesto en la Ejecutiva Federal y lo que es más importante en la Presidencia de la Comisión de Garantías Electorales para velar porque el proceso de Primarias Abiertas a la ciudadanía que ha de producirse en verano cumpla rigurosamente los Estatutos.

No se entendería muy bien que aquel que fue elegido por el procedimiento de 1 militante 1 voto, que anda presumiendo de haber sido un diputado de base y que representa a las bases, que hizo kilómetros durmiendo en casa de militantes para su campaña a Secretario General, ahora conculque los derechos de los militantes de Madrid por si decidimos otra vez algo que no le guste a la dirección federal. Y para que no quede duda de que en el Partido tenemos gente muy válida y no tenemos que ir a buscar fuera eruditos sin carné, ha sugerido el nombre de Pedro Zerolo como candidato.
Al mismo tiempo, Tomás Gómez ha demostrado amistad, generosidad y lealtad para uno de los suyos, Antonio Miguel Carmona, del que ha dicho que será sin duda el Alcalde de Madrid, el mejor alcalde que ha tenido nunca Madrid, para ser exactos y que además sería una gran noticia, compartida por la mayoría de la militancia de Madrid que fuera el Secretario General del PSM.

¡Chapó, Tomás Gómez!

SED DE VICTORIA

Publicado en

El domingo, 9 de marzo de 2008 fue la última vez que las urnas me regalaron una victoria, desde entonces, desde esa victoria de Zapatero, con mi voto no he ganado ni a las chapas: municipales y autonómicas de 2011, generales de 2011, europeas de 2009 y 2014, derrota tras derrota… Y creedme si os digo que estoy más que harta, porque a mí no me gusta perder ni en las pachangas de amigos, que yo solo juego para ganar aunque luego se pueda perder.

Y es que ganar unas elecciones, o al menos que no las gane el PP por mayoría absoluta, es el paso previo indispensable para gobernar y gobernar es la única manera de cambiar las cosas y los socialistas estamos en Política porque creemos que desde la acción de gobierno, tanto municipal, como autonómica y nacional, podemos mejorar la vida de la gente, cambiar aquello que les causa dolor, infelicidad, enfermedad, sufrimiento y desigualdad.

Hoy se ha terminado el plazo de presentación de avales para los aspirantes a candidatos del Partido Socialista Obrero Español en las elecciones municipales que se celebrarán el 24 de mayo de 2015. La semana pasada lo hizo el plazo de presentación de avales de los aspirantes a las Comunidades Autónomas. En la mayoría de regiones y grandes ayuntamientos, solo ha alcanzado el mínimo reglamentario un candidato o candidata porque los militantes hemos querido dar una abrumadora cantidad de avales a nuestro favorito o favorita.

Ahora podemos cerrar la apasionante y entretenida, pero harto autodestructiva etapa del procedimiento interno y concentrarnos en la más tediosa pero infinitamente más productiva precampaña electoral que solo nos quedan 9 meses, un embarazo, hasta el día D y os aseguro que esta tiene que ser la definitiva, que tenemos que recuperar el Gobierno de la Comunidad de Madrid que nos robaron en 2003 y el del Ayuntamiento de Madrid que ya ni recuerdo cuando fue nuestro por última vez.

Porque de verdad que si no aprovechamos el 2015, si vuelve a gobernar el Partido Popular, solo o en coalición con quién sabe quién, el daño que sufrirán nuestras instituciones y por ende, nosotros, los pobres madrileños, será de tal dimensión que nada podrá revertirlo en décadas. De hecho, ya estamos en el límite de lo recuperable, las deudas, las facturas escondidas en los cajones, las mega obras inútiles, los sobrecostes, los asesores a dedo, en una palabra, las mamandurrias de las que llevan disfrutando años a costa de las arcas públicas han dejado un agujero negro por el que podría desvanecerse la mejor de las gestiones.

Tenemos a un magnífico Antonio Miguel Carmona para el Ayuntamiento de la capital de España y tenemos a un sólido Tomás Gómez para luchar por la Presidencia de la Comunidad de Madrid, los tenemos porque así lo hemos decidido la inmensa mayoría de los militantes de Madrid que los hemos avalado, con nuestro nombre y apellidos, con nuestro DNI y con nuestra firma porque nos ha dado la gana, porque creemos que son los mejores, porque nada de lo que se presentaba era una alternativa real sino mero recurso al pataleo.

Tenemos una nueva ejecutiva federal encabezada por un Pedro Sánchez al que también elegimos los militantes, no yo, que ya sabéis que apoyé a Edu Madina, pero sí la mayoría de mis compañeros y por tanto hoy es el Secretario General de todos nosotros. Una nueva dirección que está marcando su propio rumbo, tomando sus decisiones y afrontando sus propios desafíos. Aún es pronto para saber si aciertan, pero hay que reconocerles la legitimidad para hacerlo, la legitimidad que dan los votos y audacia para intentarlo. Parece que las encuestas les dan la razón y yo que me alegro.

Tenemos principios y valores. Tenemos un pasado cuajado de aciertos y con algunos errores, claro que sí. Tenemos una organización centenaria formada por hombres y mujeres, comprometidos y valientes que están deseando volver a ser determinantes para la vida de sus vecinos. Tenemos todo lo necesario para ganar, pero sobre todo tenemos algo que es vital para hacerlo, ganas de ganar.

MI APUESTA PARA MADRID

Publicado en

 Hace unos días advertí que no me involucraría en procesos de primarias de otras regiones o municipios que no fuesen los míos y creo que hasta la fecha, salvo enviar afecto a buenos amigos y amigas que han dado el paso al frente, lo estoy cumpliendo a rajatabla. Pero ayer, al fin se inició oficialmente la campaña de recogida de avales en Madrid y yo ya he cumplido con mi deber de militante de participar activamente en la vida interna de mi organización avalando a Antonio Miguel Carmona para el Ayuntamiento de Madrid y a Tomás Gómez para la Comunidad de Madrid.

antonioCreo, sin ninguna duda, que Carmona encarna todo lo que necesita un candidato socialista para ser Alcalde de una ciudad como Madrid. Es economista, profesor en varias universidades públicas y privadas, españolas y norteamericanas, habla idiomas, pilota aviones, ha viajado por el mundo, conoce bien los medios de comunicación en los que participa desde hace años, tiene muy buenas relaciones y contactos con el mundo periodístico, con el de la cultura, con el empresarial, con los movimientos asociativos de Madrid y lo que es más importante, lleva a gala sus principios y valores socialistas, laicistas y republicanos.

Desde hace tiempo está conformando su idea de Madrid, de un Madrid moderno, abierto, limpio, sostenible, humano, y no lo está haciendo solo sino rodeado de un conjunto de profesionales que conocen a fondo cada ámbito del que será su programa electoral para devolvernos a los ciudadanos nuestra ciudad.

TomásCreo también, con la misma convicción que Tomás Gómez ha trabajado duramente estos últimos años en la oposición al Partido Popular de Madrid, la derecha más rancia posible, construyendo un verdadero proyecto para la Comunidad. Ha apostado por la Sanidad Pública, defendiéndola en la calle y en los Tribunales, ha luchado por la Educación Pública, tiene un modelo fiscal para Madrid que sea realmente redistributivo de riqueza… Y creo que no hay otra opción dentro del Partido Socialista de Madrid que nos ofrezca algo que contraponer al Partido Popular, pero también a las fuerzas emergentes de la izquierda.

No debemos olvidar que en estas Primarias estamos eligiendo a los compañeros y compañeras que se presentarán ante la ciudadanía para ser sus representantes municipales o autonómicos, para dirigir sus instituciones, las más cercanas a ellos, no estamos eligiendo cargos internos, Secretarios Generales o de Organización, no estamos hablando de nosotros sino de todos, no se trata de cómo hacer las cosas en el Partido Socialista Obrero Español, eso lo decidiremos el año siguiente en los Congresos Ordinarios pertinentes.

Me parece importante hacer esta diferenciación porque para oponerse tanto a uno como a otro, solo he oído hablar a los aspirantes de: tipo de primarias, modo de elección de los cargos en el Partido y demás asuntos que configuran lo que yo vengo llamando Modelo de Partido, pero no he escuchado, sin embargo, propuesta alternativa para la sociedad, ¿sabéis por qué? porque difícilmente puedes ofrecer algo distinto a Sanidad y Educación Pública, a un sistema Fiscal justo en el que pague más el que más tiene y reciba más el que más necesite, inversiones productivas que ayuden a crear empleo, utilización sostenible de los recursos públicos, defensa de los derechos de las mujeres, los homosexuales, los inmigrantes… bajo el paragüas de las siglas PSOE.

No quiero terminar este artículo sin hacer mención a la ilusión que me produce leer algunos nombres de buenos compañeros y sin embargo amigos que se presentan a las primarias de sus respectivos municipios, no solo madrileños: David, Angel, Nina, Javi, José Luis, Eva, a los que les deseo toda la fuerza necesaria para llevar a cabo sus sueños. Compañeros y compañeras: salud, suerte y socialismo.