Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: participación

LO QUE TOCA ES CONGRESO ORDINARIO

Publicado en

1m1vOs imagináis a Rajoy diciendo a finales del 2015: no convoco elecciones generales porque con la que hay liada en Catalunya con los secesionistas declarando la independencia unilateralmente, la economía creciendo en precario con la amenaza de una nueva crisis en ciernes y el yihadismo atacando el corazón de Europa… no toca enzarzarse en cosas tan pueriles como la democracia, el respeto a la legalidad vigente y a las normas de convivencia que nos hemos dado los españoles pacíficamente. Pues eso es lo que está haciendo la dirección federal del PSOE.

No debería ser necesario explicar esto, pero como hay mucha gente que desconoce los Estatutos del PSOE y mucho periodista de parte que hace como que no los conoce, lo primero que quiero indicar es que Pedro Sánchez fue elegido Secretario General del PSOE en un Congreso Extraordinario provocado por la dimisión de Rubalcaba, cuyo mandato terminaba en febrero de 2016. Es decir, a Pedro, que es verdad que le votamos/votaron, los militantes, se le eligió para un tiempo concreto, el que le restaba de legislatura a Alfredo Pérez Rubalcaba y ese tiempo hace casi dos meses que se ha terminado.

El hecho de que a Pedro le eligiéramos en un Congreso en el que votó la militancia y no unos delegados fue obra de la cabezonería de Eduardo Madina que puso como condición sine qua non este avance en la democracia interna para presentarse y de la generosidad del todavía Secretario General, Alfredo Pérez Rubalcaba y su Ejecutiva que accedieron a ello. En el Comité Federal del 30 de enero, se decidió continuar con esta buena práctica que algunos llevábamos años reivindicando y por eso, en el próximo Congreso Ordinario del PSOE, que tiene que celebrarse en mayo, el 8 votaremos todos los militantes.

Es cierto, que en circunstancias extraordinarias, los Estatutos del PSOE, permiten cierta flexibilidad a la Ejecutiva Federal saliente y a su Comité en la elección de fecha de celebración de los Congresos Ordinarios y que, históricamente, se ha preferido que éstos no coincidieran con períodos electorales por razón de oportunidad política, pero esto que está sucediendo ahora es la primera vez que lo vivo en veinte años de militancia.

El retraso en la celebración de las elecciones generales, las que tocaban en noviembre y Rajoy llevó a finales de diciembre, casi en Navidad, hacía muy difícil que el Congreso Ordinario del PSOE se celebrara en su tiempo, primeros días de febrero, por lo que el Comité Federal, reunido el 30 de enero, ya decidió aplazarlo al mes de mayo en algo que la dirección vendió como un consenso y que por lo que estamos bien hoy, no fue tal.

Es decir, si  en enero ya se sabía que el calendario electoral es el que es, nuevas elecciones en junio si no se forma gobierno, algo harto probable dada la aritmética electoral y entonces se decidió que era buen momento el Congreso en mayo, no entiendo que circunstancias han cambiado para que la dirección federal de Pedro Sánchez quiera imponer un nuevo aplazamiento, algunos hablan que sine die.

En realidad sí lo entiendo, pero quiero oír cómo lo explica Luena, que va a ser digno grabarse. La razón es que ya el 30 de enero a Pedro Sánchez se le impuso, por parte del Comité Federal, la obligación de cumplir con las normas de nuestro partido y celebrar un Congreso Ordinario, que él no quería ni muerto, en el mes de mayo. La razón es que, aunque sus leales van por ahí enarbolando el comodín de “candidato elegido por la militancia” lo cierto es que gran parte de que aquellos apoyos fueron prestados y hoy tendría muy difícil reeditarlos. La razón es que no se siente ni mucho menos tan apoyado, como pretende aparentar en público, por la militancia, esa que ha pasado mayoritariamente de refrendar su histórico pacto con Ciudadanos y no quiere arriesgarse a darnos voto, que la voz ya tratan de cercenárnosla con Expedientes Disciplinarios, a las pruebas me remito.

Hay un hecho cierto que muchos anunciamos el 20 de diciembre y que la realidad, siempre obstinada, viene a darnos la razón: habrá nuevas elecciones el 26 de junio porque los que quieren pactar no pueden y los que pueden pactar no quieren, así de retorcida resultó la aritmética parlamentaria que depararon las urnas. Esto no ha cambiado con la investidura fallida de Sánchez sino que se ha puesto aún más en evidencia. Y hay un hecho discutible y es si sería oportuno o no celebrar el Congreso Ordinario del PSOE antes de esas nuevas elecciones. Que es obligatorio, estatutario y moralmente necesario, no hay quien lo discuta, pero acepto debatir sobre su oportunidad política, sobre el momento más apropiado para acometerlo.

Mi opinión es que no solo no sería malo sino que sería muy positivo ya que podríamos utilizar la campaña de elección del Secretario/a General como precampaña electoral y culminar el mes de mayo con un nuevo líder, un mejorado equipo de trabajo y un nítido proyecto socialista que nos ayude a recuperar todo el espacio perdido frente a podemos. Terminaríamos de componer nuestra nueva apuesta con unas listas electorales que no hicieran avergonzarse a nuestros votantes, sin advenedizos, sin enemigos declarados, con socialistas de bien, valientes y descarados que no se arruguen frente al podemismo.

No tengo ninguna duda de que nuestros adversarios venderían como pelea interna lo que no es sino DEMOCRACIA y participación de la militancia, como no se produce en ninguna otra organización política de nuestro país, ya lo hacen ahora. Tampoco dudo de que los altavoces mediáticos de unos y otros tratarían de hacer sangre enfatizando las diferencias y amagando a la opinión pública lo enriquecedor del debate, ya lo hacen ahora. Pero, ¿desde cuándo ha sido fácil ser socialista? ¿Tuvo algo a su favor nuestro fundador Pablo Iglesias cuando decidió apostar por aquello en lo que creía? ¿Vamos a hacer lo mejor para nuestra organización o lo fácil para los que la lideran temporalmente? Yo no tengo dudas, compañeros y compañeras, porque como decía un buen amigo militante socialistas madrileño: “ante la duda, DEMOCRACIA”

Anuncios

DEMOCRACIA, PARTICIPACION, COMPROMISO Y UNICORNIOS ROSAS

Publicado en

Vivimos tiempos oscuros en los que nos gobiernan entes abstractos como los mercados, la troika, el capital y en los que los hastiados ciudadanos huyen de la política clásica que se ha demostrado inútil para sacarnos de esta gran estafa a la que llaman crisis, para defendernos de los depredadores, para ofrecernos un presente y un futuro, refugiándose en nuevas formas de participación, nuevas formaciones políticas, nuevas maneras de entender la política… aunque quizás no lo son tanto.

Empezando por la democracia, cada vez que escucho a un chaval, y no tan chaval, gritar lo llaman democracia y no lo es, me acuerdo de todos aquellos que lucharon contra el levantamiento golpista de Franco, de los que murieron por la democracia, de los que pasaron media vida en la cárcel por ella, de los que tuvieron que marchar al exilio dejando atrás su vida entera y siguieron peleando por la democracia desde allí. Lo que disfrutamos hoy en España, con sus virtudes y sus miserias es una democracia que costó mucho conseguir y que no es de recibo menos preciar con populismos del baratillo.

Siguiendo por la participación, esa que algunos dicen que nos niegan a los españoles de a pie. Desde hace años, los ciudadanos españoles pasan olímpicamente de implicarse en nada que no sean sus propios intereses personales. No hay más que ver los pocos padres que participan en el AMPA de los colegios de sus propios hijos, y si no les interesa la educación de la sangre de su sangre, la carne de su carne, maginad el resto del mundo.

Por la misma desidia, las asociaciones de vecinos se mueren, en sentido figurado, al tiempo que sus miembros se mueren, en sentido literal, de viejos. Los jóvenes no se preocupan por sus barrios, los matrimonios con hijos menos, la gente está muy ocupada de sus cosas y la participación vecinal agoniza en ciudades como Madrid, imagino que sucederá igual en el resto de España.

Ni que decir tiene que si no participan en la educación de sus hijos ni en la vida de sus barrios, mucho menos en los Partidos Políticos que venimos sufriendo la pérdida lenta e inexorable de militancia desde hace ya demasiados años. Y no me digáis que Podemos ha conseguido tropecientos mil militantes en un pis pas, porque lo que ha conseguido es gente que se apunta por internet a su Partido, que en los círculos se junta a debatir una docena, el día que hay suerte.

Ahora, se ha puesto muy de moda tratar de democratizar las organizaciones políticas haciendo que participen en la toma de sus decisiones los ciudadanos que no forman parte de las mismas, lo que se ha venido llamando Primarias Abiertas a la sociedad, como si los que militamos en un partido político no formáramos parte de la sociedad… Yo no estoy de acuerdo con que la democracia consista en que venga cualquiera, un día, a decidir quién encabeza la lista electoral del PSOE.

Creo que aquellos que militamos en un Partido Político, que pagamos cuota, que abrimos las sedes, que realizamos actividades para nuestros vecinos, que debatimos en Asambleas, que contamos votos en las jornadas electorales, que hacemos las campañas, que somos el Partido mismo, demostramos un plus de compromiso, de participación, de interés, que meceré el respeto de que seamos los que tomemos las decisiones dentro de nuestra organización. El que quiera peces que se moje el culo, que diría aquel.

Protestar en Twitter, firmar campañas en Change.org, escribir en un blog, no sirve para cambiar el mundo si no va acompañado de una participación real, presencial, activa, en la vida política, me da igual en que Partido, en que organización, pero hay que implicarse, perder un poco de nuestro tiempo y hasta de nuestro dinero, hay que sufrir la molestia de dedicarse a algo más que a nosotros mismo, y además hay que votar, no hay otra forma de que los que hoy están destrozando nuestro presente y masacrando nuestro futuro, dejen de hacerlo.

Hay que ir a las manifestaciones aunque el Partido Popular haya criminalizado a aquellos que ejercemos nuestro derecho constitucional de protestar. Hay que ir a la Huelga, cuando nuestros patrones pisoteen nuestros derechos, aunque el Partido Popular haya precarizado de tal forma el mercado laboral que valgamos menos que una mierda seca. Hay que afiliarse a los sindicatos aunque en sus cúpulas haya corruptos, sin la lucha sindical nos quedaremos sin los derechos laborales que esa misma lucha obrera había conseguido con sangres, sudor y lágrimas. Hay que afiliarse a los Partidos Políticos, aunque en las cúpulas haya corruptos, sin Política solo queda el capital, los mercados, los ricos, los poderosos, los que nunca pierden aunque perdamos todos.