Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Política

Opiniones que me suscita lo que veo y oigo a mi alredor sobre el panorama político español

SI YO FUERA INÉS ARRIMADAS

Publicado en

asi-se-explica-la-victoria-de-ciudadanos-en-las-elecciones-del-21-dFoto: Inés Arrimadas celebra su victoria en las elecciones catalanas. (EFE)

SI YO FUERA INÉS ARRIMADAS

En los últimos días, cada vez que converso con alguno de mis ex compañeros de partido, buenos socialistas, militantes del PSOE desde hace años, hay un tema recurrente Ciudadanos y si es o no posible que los votantes del PSOE espantados por las ocurrencias de Sánchez encuentren refugio en la formación naranja como lo han hecho los votantes del PSC espantados por las ocurrencias de ICETA.

Es pronto para aventurar una respuesta objetiva, lejos de los sentimientos encontrados que me provoca el PSOE de Pedro Sánchez y sin el apasionamiento del daño recibido pero lo que sí puedo hacer es reflexionar sobre lo que yo haría si fuera Inés Arrimadas, ganadora de las elecciones autonómicas celebradas recientemente en Cataluña en votos y en escaños, que tiene más mérito.

Para alcanzar la mayoría absoluta en el parlamento catalán, es necesario reunir 68 escaños. Ciudadanos tiene 36, el PSC 17 y el PP 4, por lo que el bloque constitucional suma 57. Del lado del independentismo JxC tienen 34 escaños (pero con algunos diputados fugados y/o encarcelados), ERC 32 (también con encarcelados) y la CUP 4, luego de poder votar todos sumarían 70 y tendrían la mayoría absoluta. En mitad de ninguna parte andan los 8 diputados del Podemos catalán, aunque ante la duda, siempre se inclinan hacia el independentismo.

Soslayando las dificultades para poner de acuerdo al héroe Junqueras que se está comiendo cárcel por dar la cara por el “Procés” y el jeta de Puigdemont que anda sufriendo horrores en un palacete de lujo en Bélgica, además de a los radicales de las CUP, los independentistas tiene el hándicap de que sin Puigdemont, Meritxell Serret, Comín, Lluis Puig y Ponsatí, huídos de la justicia, su mayoría ya no es absoluta, sumarían 65 diputados, los mismo que si los Comunes se unieran al bloque constitucional, 57 + 8 = a 65.

Ya sé que este es un ejercicio de política ficción más propio del pactómetro de Ferreras que de un análisis político serio, pero es necesario como introducción a lo que yo haría si fuese Inés Arrimadas porque existe una posibilidad, aunque sea remota, de ser la presidenta de la Generalitat de Cataluña.

Lo primero es no dejar que nadie olvide que yo y solo yo he ganado las elecciones, que tengo 36 diputados, 2 más que el fugado y 4 más que ERC. Que yo y solo yo, he superado el millón de votos teniendo el apoyo del 25% de mis vecinos. Y para eso hay que comportarse como si realmente se han ganado las elecciones y se cuenta con el apoyo mayoritaria de los votantes.

Independientemente del circo mediático secesionista, me hubiera reunido con los líderes del PSC, del PP y también de los Comunes para ofrecerles participar de una suerte de Gobierno de Concentración con el objetivo de atajar la crisis institucional y social que está destrozando Cataluña y parar la sangría económica que han abierto las payasadas independentistas. Además de ofrecerles participar de ese Gobierno con alguna consejería, fijaría fecha para el fin de la legislatura en un par de años, tiempo suficiente para cambiar la Ley Electoral que beneficia a las minorías independentistas, despolitizar la televisión pública, parar el adoctrinamiento de críos en las escuelas, dar garantías a las empresas y trabajadores de que se cumplirá el marco legal para poder crear empleo y crecer por encima de la media española y, sobre todo, tratar de cerrar la brecha que se ha abierto en la sociedad catalana, una sociedad partida en dos, crispada, que mira de reojo a sus vecinos, que se siente agraviada por la otra parte, sea cual sea esa parte.

Ofrecer al PSC mejorar la sanidad y la educación, abandonadas por décadas de gobiernos independentistas ocupados en distraer el dinero público de todos para sus fines secesionistas. Ofrecer al PP recuperar la complicidad entre Cataluña y el resto de España, mejorar las infraestructuras, conseguir inversiones nacionales y extranjeras. Ofrecer a los Comunes protección contra desahucios, luchar contra el turismo basura, políticas sociales para los más desfavorecidos. Y una vez ofrecido todo esto, si alguno de los actores, o todos ellos, se desmarcan, se retratarán ante la opinión pública.

Si después de una oferta concreta y real, que mejoraría la vida de los catalanes, su propia convivencia y las relaciones con el resto de España, se acaban teniendo que repetir las elecciones porque alguien piensa más en clave partidista que en el interés general, yo, o sea, Inés, tendría hecha la campaña electoral.

Si pese a todos mis esfuerzos y contra pronóstico, los independentistas consiguen ponerse de acuerdo y investir presidente a alguien que no sea Puigdemont, con muchos de sus diputados con un horizonte penal nefasto y con la espada de Damocles de las CUP siempre a punto de caer, habría demostrado a los electores catalanes y del resto de España, que Ciudadanos tiene capacidad para encontrar soluciones en situaciones de crisis, para gobernar en momentos difíciles, para ser una opción de voto seguro y fiable, lo que me situaría en una posición de privilegio de cara a futuros procesos electorales, no solo en Cataluña.

Anuncios

EN EL PSOE DE PEDRO SANCHEZ NO HAY LIBERTAD DE EXPRESION

Publicado en

Lo prometido es deuda, tenía pendiente poneros las razones por las que, a dos días de cumplir seis meses de mi vuelta, tras cumplir un año de suspensión de militancia, también porque a Pedro no le gustó que en el pasado criticara la cerdada que le hicieron a Tomás Gómez, quien casi tres años después sigue sin ser imputado por delito alguno, en el PSOE me volvieron a abrir un expediente disciplinario, con suspensión cautelar de militancia incluida.

Como no tengo ganas de andar pasando el PDF a texto, os pongo unos pantallazos y los leéis si os apetece conocer qué graves ofensas he proferido contra el amado líder y cómo he socavado, yo solita, los cimientos del socialismo español. Es lo que tienen los líderes de barro a los que idolatramos en estos tiempos de la posverdad, que no soportan un análisis objetivo de sus actos.

Ninguna de mis afirmaciones son mentira, no hay una sola crítica que no se sostenga en hechos y actuaciones de la ejecutiva del PSOE y no hay un solo insulto a la persona sino opiniones fundadas sobre resultados electorales, valoraciones en las encuestas y medios de comunicación. Algunas son tan ridículas como darse por aludidos en cosas que ni siquiera estaban pensadas para ellos, he dedicado media vida al PSOE, pero tengo vida propia, amigos y enemigos ajenos al partido y sentido del humor.

Ante esta falta de libertad de opinión y expresión en el Partido Socialista Obrero Español, ante la arbitrariedad de perdonar y hasta premiar laboralmente a  quienes insultaron gravemente a líderes regionales o históricos del PSOE mientras se persigue a quienes hemos defendido y apoyado a otra candidata, haber pedido la baja es lo mejor que he hecho en los últimos tiempos.

img_20180103_202203599350285.png

img_20180103_1954541544328129.png

img_20180103_195326140730573.png

¡NOS VAMOS DEL PSOE!

Publicado en

img_20171227_131918875836078.jpg

ACABO DE RECIBIR SENDOS BUROFAX DEL PSOE COMUNICANDOME LA APERTURA DE EXPEDIENTE DISCIPLINARIO (otra vez) Y MEDIDA CAUTELAR DE SUSPENSIÓN DE MILITANCIA, casualmente cuando estaba, junto con algunos compañeros y amigos, enviando mi solicitud de baja en el Partido Socialista Obrero Español. Así les ahorro el bochorno de echarme otra vez. Creo que sería la única vez en la Historia del PSOE que un mismo Secretario General (el ínclito Sánchez Pérez-Castejón) echara dos veces a la misma militante, sevidora.

  1. Porque no estamos de acuerdo con darle más privilegios a Cataluña a costa de todos, ni entendemos que desde la dirección federal aplaudan a Iceta cuando ofrece indultos, pide quitas de deuda o más autogobierno y mejor financiación.
  2. Porque no estamos de acuerdo con regalarle al País Vasco más beneficios con el cupo a costa de peor financiación para el resto de Comunidades Autónomas. Por no querer pactar nada con el PP permitimos que el PNV siga detrayendo recursos de todos para beneficio de unos pocos.
  3. Porque no estamos de acuerdo con plurinacionalidades, naciones de naciones, hechos identitarios y demás formas de favorecer a los que siempre han sido favorecidos y seguir olvidando a los que llevan décadas en el olvido. Los socialistas siempre creímos que debía pagar más el que más tenía y recibir más el que más necesitaba atendiendo a criterios de redistribución de la riqueza, cohesión social, solidaridad interterritorial…
  4. Porque no estamos de acuerdo con subirle las cuotas a quienes sostenemos el Partido Socialista Obrero Español, aun a costa de quitárselo a nuestras casas, para que nuestro Secretario General cobre más que el presidente del Gobierno. Con cada vez menos militantes, con unos resultados catastróficos, no se puede paliar la reducción de ingresos cargando el peso sobre los hombros de la menguante militancia para soportar una ejecutiva sin oficio ni beneficio.
  5. Porque no estamos de acuerdo con que se amnistíe a quienes insultaron gravemente a nuestros referentes históricos, a nuestros líderes regionales y a nuestra historia, mientras se abren expedientes a quienes expresan lealmente su crítica a la dirección federal. Quizás mejor irse antes de que se den el gusto de echarnos.
  6. Porque no queremos que con nuestra cuota se paguen asesores que antes asesoraban a populares como Monago, convivencias en parques naturales, comidas y cenas de ejecutiva en buenos restaurantes de Ciudad Real o Valladolid, o viajes de toda la ejecutiva a Ceuta.
  7. Porque no queremos que nuestra militancia se reduzca a pagar la cuota sin que podamos ejercer nuestros derechos y obligaciones en nuestras agrupaciones o territorios por el veto federal. El socialismo no es un club de fans o una asociación deportiva, el pago de la cuota es la menor de nuestras responsabilidades, pero es imposible ejercerlas si quienes dirigen el Partido se guían por el sectarismo y el rencor.
  8. Porque tampoco queremos convertirnos en un grupo de “amargados” que todo lo critican a los ojos de quienes nos ven desde lejos, con desconcierto, con añoranza de aquellos tiempos en que nos votaban y se enorgullecían de hacerlo.
  9. Porque llevamos muchos meses escuchando como respuesta a cualquier queja que manifestemos, fundada o no, que, si no nos gusta, nos vayamos.
  10. Porque no se nos ocurre mejor manera de ayudar a que el Partido Socialista Obrero Español vuelva a ser el que cambio España y mejoró la vida de los españoles como nadie, nunca soñó, que, marchándonos, ¡nos vamos!

Por lo cual solicito a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, Comisión Ejecutiva Regional del PSOE de Madrid y a la Agrupación Socialista de Chamartín lo siguiente:

Que se me de baja como militante y simpatizante de la organización y ejercer mi derecho a cancelación de mis datos personales, que se realice en el plazo de diez días a contar desde la recepción de esta solicitud y que se me notifique de forma escrita vía correo electrónico el resultado de la cancelación practicada.

Que en caso de que se acuerde dentro del plazo de diez días hábiles que no procede acceder a practicar total o parcialmente las cancelaciones propuestas, se me comunique motivadamente a fin de, en su caso, solicitar la tutela de la Agencia Española de Protección de Datos, al amparo del artículo 18 de la citada Ley Orgánica 15/1999.

MARTA GARROTE

JOSE ANTONIO GARCIA

ASCENSIÓN CERRATO

GREGORIO PÉREZ

SELINA GARCÍA-ENRIQUEZ

Tambien nos vamos:

A.G.V

A.G.A

A.G.G

D.G.A

Aparte de todo lo que has escrito, por despedir a Los trabajandor@s más necesitados de Getafe, haciendo de Juez y parte la Sra. Alcaldesa que dice ser Socialista😳

Re-admisión de los 26 despedidos de Lima.

Viva la lucha de la clase Obrera, esto ya se les ha olvidado porque tienen llenos los bolsillos ahora que son cargos públicos. 😉

MILITANCIA PAGAFANTAS

Publicado en

screenshot_2017-12-11-17-51-10-720_com1144933222.pngDesde la resurrección de aquel Pedro Sánchez, Secretario General dimitido del PSOE tras perder las elecciones generales dos veces, la votación de investidura, otras dos, perder también la confianza de la mayoría de su Ejecutiva Federal, de su Comisión de Ética y Garantías Federales y de su Comité Federal, solo le hemos oído hablar de militancia, de dar la voz a la militancia, de militantes en pie y no sé cuántas bonitas palabras más.

Durante la segunda campaña de primarias, contra la malvada Gestora y la candidata de los golpistas, Susana Díaz, prometió consultar con la militancia las decisiones que fueran transcendentales, aunque ha debido considerar que cosas como apoyar al Partido Popular en la aplicación del artículo 155 de la Constitución o darle al PNV más privilegios a propósito del Cupo, no eran para andar preguntando a un atajo de pagafantas, como estamos resultando ser los militantes del nuevo PSOE.

Hace unas semanas, nuestra ejecutiva de ni-nis, ni cargos públicos, ni oficio ni beneficio, acordó subirnos las cuotas a los pagafantas, de 60 euros anuales a 72. Sé que no parece mucho, pero hay economías que ya andaban más que apretadas y que estos 12 euros les hacen daño, sobre todo cuando se lee en prensa los salarios que se han puesto nuestro redivivo General Secretario y sus compañeros de ejecutiva. Por ejemplo, Pedro, nos cuesta a los pagafantas, solo en sueldo: 102.273,22 euros anuales, un 28% más de lo que cobra el Presidente del Gobierno. Es lo que tiene ser un militante de base, base, que luchaba contra la malvada casta socialista, cantando La Internacional puño en alto.

Y si solo fuera Pedro, pero también le pagamos un sueldo cercano a los 100.000 pavazos a la Presidenta Cristina Narbona, a Gómez de Celis, a Santos Cerdán y a Paco Polo… Además, se ha fichado como asesor a Ivan Redondo, el que fuera asesor del pepero Monago en Extremadura y que, os aseguro, no presta sus servicios por amor al PSOE.

Hoy, en el enésimo insulto a los pagafantas socialistas, nuestra ejecutiva de ni-nis se ha ido de ejercicios espirituales a las Tablas de Daimiel, esto no lo digo yo, que destilo bilis y odio a Pedro y tal y cual, lo dice nuestro Secretario de Organizacion, José Luis Ábalos, que debe encontrar divertidísimo pasarse el día el Daimiel y zampar en el Mesón de la Duquesa y que paguemos los militantes del PSOE.

En casa hace tiempo que todos quieren darse de baja, que han aguantado militando a la espera de que yo ganara la batalla contra mi injusta expulsión por no callarme ante la desastrosa gestión de Pedro Sánchez al frente de mi partido durante su primera etapa. Pero ahora que yo vuelvo a ser militante de pleno derecho y Pedro vuelve a ser el Secretario General, no consigo darles razones para seguir en el PSOE, siendo los pagafantas de esta ejecutiva de ni-nis, de comparsas de la plurinacionalidad, las quitas a Cataluña o los privilegios al País Vasco, de cómplices de tanto desmán, de tanto enchufismo, tanta purga y tan poco de todo demás: socialismo, compromiso, respeto, valentía, principios, valores, trabajo…

Lo peor es que no dejo de recibir Whatsapp y llamadas de compañeros que, como mi familia, han decidido darse de baja, compañeros y compañeras que llevan años dando lo mejor de sí mismo por el Partido Socialista Obrero Español, militantes que se han cansado de ser cómplices de unas políticas que no se compadecen con nuestra Historia, de ser unos pagafantas a los que sus representantes no respetan y que dejarán, con gran dolor, la que siempre había sido su casa, la Casa del Pueblo socialista. Igual lo más sensato por mi parte sería seguir a los asqueados, aunque eso suponga que ganen los asquerosos.

AL PSC SOLO LE IMPORTA LA “C”

Publicado en

Cartel-CiU-Espana-Cataluna-productiva_EDIIMA20130902_0148_13

INSISTO, AL PSC PARECE QUE SOLO LE IMPORTA LA “C”

Leo con estupor que mis “compañeros” del Partido Socialista Catalán han decidido acudir a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre en coalición, o incluyendo en su lista, como número 3 en cada provincia (los del 3%), a los antiguos integrantes de la extinta Unió, cuyo más famoso representante fue Josep Antoni Duran i Lleida, aquel que aseguró que los trabajadores del campo andaluz estaban en la taberna gastándose el P.E.R. mientras que los payeses catalanes se deslomaban en los campos.

img-20171109-wa0007392921305.jpg

El número 3 de la lista del PSC por Barcelona será Ramón Espadaler que siendo miembro de Unión Democrática de Cataluña escribía barbaridades homófobas ante la posibilidad de que los homosexuales adoptaran, propuesta por el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero en su Ley de Matrimonio Igualitario que permitía casarse a personas del mismo sexo, como que “El debate no debe versar sobre la igualdad entre tradicionales y homosexuales, sino sobre la defensa de los derechos de los niños”. “Si hay que crear vínculos similares a la filiación biológica, debe haber un padre y una madre”.

Me cuesta entender qué tenemos en común los socialistas, socialdemócratas, de izquierda moderada, rositas, si me apuráis, con la derecha catalana, conservadora en las costumbres, católica, burguesa, liberal en lo económico y corrupta, profundamente corrupta. Solo se me ocurre una cosa, el catalanismo y eso me entristece profundamente.

Que el PSC lleva años en crisis es algo que no se puede negar, en las elecciones de 2012, con 3.135.764 votantes, los socialistas catalanes obtuvieron 523.333 votos (esto supone 47.028 votos menos que en 2010 pese a que la participación subió en 521.686 personas). En las elecciones de 2015, con 4.115.807 participantes (458.357 más que en las anteriores), el PSC obtuvo 522.299 votos. Luego el PSC no consigue atraer a las urnas a ni un solo votante más desde hace años pese a que la participación no ha dejado de crecer.

Que incluir en las listas del PSC  a integrantes de Unió (la derecha nacionalista, católica y conservadora catalana) deja libre el campo político a cualquier opción, no nacionalista de izquierda, un terreno, el del centro izquierda, el de la socialdemocracia, el de la izquierda cívica, europeísta, no nacionalista que, precisamente, debería ser el natural que ocupara el PSOE (o PSC), no se puede discutir.

Que es difícil explicar que los del NO ES NO a la derecha corrupta española que representa el PP (no olvidemos que los máximos seguidores de ese mantra del sanchismo fueron los socialistas catalanes, fundamentalmente Iceta), ahora se abracen a la derecha corrupta catalana, que representa Unió. No podemos olvidar que el PSC se saltó la disciplina de partido y conculcó una resolución del Comité Federal del PSOE, para no abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, precisamente con este argumento: “con la derecha corrupta, no”.

Y ahora, para colmo, desde el PSC se le ha pedido a Pedro Sánchez que no se deje ver mucho por Cataluña durante la campaña electoral de las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre. Ahora, aquel que era lo mejor para el PSOE, por el que merecía la pena romper todos los consensos entre Ferraz y Barcelona, entre el Comité Federal del PSOE y el Consell Nacional del PSC.

Me consta que en el PSC no son bien recibidas mis críticas, me consta porque ellos mismos se quejaron al editor de EL OBRERO de la línea editorial que fijaba como directora de esa publicación y de mis comentarios críticos sobre la indefinición de los socialistas catalanes ante el Procés en Twitter.

Me consta que en el PSOE de Pedro Sánchez tampoco son muy bien recibidas las críticas (ya me costaron un expediente y expulsión del partido durante un año por ello) y que el máximo apoyo, por no decir el único con cierto peso territorial de Sánchez, ahora mismo, es Miquel Iceta, el primer secretario de los socialistas catalanes.

Por todo lo cual, sé que me la estoy jugando con este artículo, pero hace mucho tiempo que los socialistas de toda España teníamos que haber puesto freno a la deriva soberanista de los socialistas catalanes, cuyos nefastos resultados en las elecciones generales (han pasado de los 25 diputados catalanes que consiguió Carme Chacón en la última legislatura de Zapatero, a los 7 que tenemos hoy en el Congreso de los Diputados) nos hacen muy difícil volver a gobernar este país.

El enorme espacio en el centro izquierda que ha ido dejando el PSC lo ha ocupado sin disimulo Ciudadanos, que nació en Cataluña como partido socialdemócrata y español, y que se hizo con todo el voto obrero del cinturón rojo. Un voto de gente que estaba contenta en Cataluña, contenta y agradecida por la oportunidad de tener allí un proyecto de vida, pero que seguía sintiéndose española. Españoles de Andalucía, o de Extremadura, o de Murcia, o de cualquiera de las dos Castillas. De gentes que veían con orgullo que sus hijos aprendieran en la escuela catalán, sin perder su castellano natal. Gentes que veían el soberanismo/independentismo como inquietudes de ricos, de burgueses, lejos de sus problemas reales para sacar adelante a su familia, pagar un piso y llenar la nevera cada semana.

Con el viaje a la derecha de Ciudadanos, no solo porque en su ideario haya abandonado la socialdemocracia y abrazado el liberalismo, sino porque hoy, su contundencia contra el independentismo catalán ha adelantado por la derecha al PP y le ha arrebatado unos cuantos cientos de miles de votos, un PSC que recordara que lo primero debería ser la S de socialista, sin olvidar que son el partido hermano del PSOE, que tiene una E de España por bandera, recuperaría respeto, coherencia, peso político en Cataluña y votos, votos que necesitamos como respirar.

Mucho he escuchado la matraca de que el PSC aglutina el voto dual, catalanista en las regionales y socialista en las generales, pero eso forma parte de un pasado que, desgraciadamente no volverá. Vivimos en un mundo de blancos y negros, de buenos y malos, de infantilismo político y de explicaciones sencillas para problemas complejos. No digo que esto sea bueno, todo lo contrario, un mundo sin matices solo beneficia a los radicales, pero es el mundo que nos ha tocado vivir y, o nos adaptamos a él, o desapareceremos.

¡Cataluña ya está siendo la tumba de Podemos, no permitamos que sea también la del Partido Socialista Obrero Español!

YO NO ME VISTO DE BLANCO

Publicado en

psoeYo no me visto de blanco, no, yo siempre voy vestida de rojo, de rojo PSOE, Partido Socialista Obrero ESPAÑOL. De ese rojo que no pienso quitarme para parecer de la izquierda auténtica, de los ideales que hoy son de abajo, ayer comunistas, anteayer socialdemócratas, siempre suyos (de lo de ellos, de lo que les viene mejor en cada momento).

Como mucho, estos días, y en vista de la deslealtad del Govern catalán con el Estado español, con la Constitución española, con la soberanía nacional del pueblo español, con las instituciones españolas, con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado españolas, puedo añadir a mi rojo socialista una franja gualda, que no nos olvidemos de que además de Socialistas somos ESPAÑOLES.

Por España, para hacer de España un lugar mejor donde los trabajadores pudieran alcanzar una vida digna, con derechos laborales, con salarios que no fueran de miseria, con educación para sus hijos, con protección de su salud, con todas esas cosas de las que  hoy disfrutamos como si hubieran caído del cielo, se decidió nuestro fundador, Pablo Iglesias, a  la creación del PSOE, Partido Socialista Obrero ESPAÑOL.

Por España, para defender a la República, a las instituciones del Estado Español, al pueblo de España, los socialistas nos mantuvimos leales y firmes en contra del alzamiento militar del golpista Franco. Y lo pagamos caro: muerte, cárcel, represión, exilio…

Por España, los socialistas trabajamos en la clandestinidad y en el exilio, con la ilusión de devolver a los españoles la democracia, la libertad, la dignidad perdida durante 40 años de dictadura y ostracismo. Y por España, los socialistas formamos parte activa de la Transición, para que los españoles tuvieran una Constitución que fuera garantía de paz, de libertad, de igualdad, de prosperidad, de convivencia…

Y lo hicimos todos los socialistas, los madrileños, los catalanes, los andaluces, los vascos, los castellanos, viejos y nuevos, los navarros, los gallegos, los asturianos, los murcianos, los extremeños, los canarios, los baleares, los valencianos, los aragoneses, los riojanos, los cántabros, todos, porque éramos Socialistas, Obreros y ESPAÑOLES, con nuestras singularidades, unas recogidas en la propia Constitución y otras sentidas y vividas por cada uno como nos daba la gana.

Así que no, no me despojaré del rojo para vestir el neutral blanco porque no, no creo que haya un conflicto entre dos partes iguales en el que tengan que mediar los ángeles. Creo que hay un Govern golpista, desleal y traicionero que ha llevado a su Comunidad Autónoma al borde del abismo, que ha enfrentado catalanes entre sí y a su vez con el resto de españoles, que ha provocado la huida de grandes  pequeñas empresas empobreciendo a sus administrados y que nos ha puesto a todos los españoles en una situación insoportable.

¿Quiere eso decir que me parece bien lo que ha hecho y hace el Gobierno del PP? No. Creo que Mariano Rajoy en particular y su partido en general, son culpables de dejar que un problema de hace décadas se pudra y emponzoñe hasta límites insospechados.  Y más aún, creo que, interesadamente, se hicieron campañas de agravio hacia los catalanes como forma de afianzar el voto en el resto de España. Pero eso no justifica el golpe de Estado que han protagonizado los Puigdemont, Junqueras, Forcadell, Turull y demás.

¡NO SE NEGOCIA CON GOLPISTAS!

Publicado en

Compañeros y compañeras del PSOE que andáis acomplejados por defender la Constitución de la que fuimos principales artífices y casi únicos defensores (os recuerdo que el germen del PP, Alianza Popular, promulgó la abstención y hasta el no a la Carta Magna y fuimos la izquierda quienes tiramos del carro) no se negocia con golpistas. Socialistas, con y sin carné que os dejáis engañar por los que señalan a la democracia mientras perpetran un golpe de Estado en Cataluña perfectamente planificado, no se negocia con golpistas. Progres variados que os llenáis la boca de diálogo y os escandalizáis porque los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado cumplan con el mandato judicial y hagan cumplir la legalidad vigente, tengo algo que deciros ¡NO SE NEGOCIA CON GOLPISTAS!

La semana pasada, los Puigdemont, los Turull, las Forcadell, los Junqueras, dieron un golpe de Estado en el Parlament, promulgando una Ley de Independencia que el Tribunal Constitucional ya ha dicho que no tiene encaje en nuestro ordenamiento jurídico, que además no respeta ni el Estatut de Cataluya que los propios catalanes votaron como norma de convivencia, no respeta las normas de su Cámara, pensadas para que una mayoría no cualificada no pueda imponer al todo su voluntad, amordaza a la oposición (que no olvidemos tuvo más votos que el independentismo en las elecciones “plebiscitarias”), no escucha a su propio Consell jurídico y es una vergüenza internacional.

Entonces, ya debieron ser puestos a disposición judicial, pero no, decidimos esperar y apelar al diálogo con quienes ya habían decidido romper el orden constitucional y salirse de las normas de convivencia pacífica de todos los españoles, catalanes y no catalanes, independentistas y no independentistas. No comprendimos que una vez decidido que, sin legalidad, sin garantías, sin el más mínimo respeto a la democracia, se iba a celebrar un referéndum ilegal (aunque fuera usando viejas y niños como escudos humanos) ya no valían las palabras, había que pasar a los hechos.

Después hemos visto cómo se trataba de impedir por todos los medios, unos pacíficos, otros violentos, todos ilegales, que la Policía y la Guardia Civil (los Mossos a las órdenes del desleal Trapero ni estaban ni se les esperaba) cumplieran con un mandato judicial: evitar la celebración de un referéndum declarado inconstitucional por el alto Tribunal. Se han sacado de quicio los incidentes, que sin duda los hubo y alguna que otra extralimitación de los que se encontraron en situaciones límites en el cumplimiento de su labor. Recuerdo a los lectores que levantar los brazos mientras se delinque o se entorpece la acción de la justicia, no da patente de corso para seguir delinquiendo.

Lo último que nos faltaba por ver es que en las últimas horas se esté acosando en sus hoteles a los funcionarios públicos, los guardias que el Estado ha enviado a proteger a los catalanes de los sediciosos, a la legalidad de los que tratan de imponer su voluntad, a los leales a la Constitución de los desleales con todos los españoles y al estado de derecho de los golpistas. Y mientras la población catalana que no es independentista, que se siente española, o andaluza, o murciana, o madrileña, pero que no está de acuerdo con el totalitarismo que destilan sus vecinos. Esos catalanes que descuelgan banderas españolas de los ayuntamientos, hacen caceroladas para que no descansen los guardias e imponen una huelga patronal o gubernamental a quienes quieren seguir viviendo, trabajando y siendo España, esa parte de Cataluña no independentista, sintiéndose sola y desamparada, pasando pena y miedo, mucho miedo.

pactos-de-moncloa

Lo primero que hay que restablecer en Cataluña es la legalidad, el ordenamiento jurídico, el orden constitucional, porque fuera de él solo hay barbarie. El Estado no puede consentir que los golpistas se salgan con la suya porque eso romperían el propio sentido del Estado. Una vez los responsables de la comisión de tan gravísimos delitos sean apartados de la vida pública, solo queda EL DIÁLOGO, pero no solo con Cataluña sino entre todos los españoles. Un diálogo como el que nos llevó hace 40 años a la democracia y la libertad bajo el amparo de la Constitución.

Diálogo entre el pueblo español, todos los españoles y españolas, residan en la Comunidad Autónoma donde residan, con lealtad a las instituciones españolas, sin imposiciones de unos sobre otros, sin privilegios ancestrales, sin españoles de primera y de segunda, sin agravios comparativos. Diálogo sí, pero no con golpistas.

Termino este escrito escuchado el mensaje del Jefe del Estado que comparto plenamente.