Canal RSS

Archivo de la etiqueta: socialismo

COMPLEJO DE INFERIORIDAD SOCIALISTA

Publicado en

PSOE

Observo entre perpleja y disgustada, como muchos de los compañeros de la actual dirección federal y sus defensores, sufren una especie de complejo de inferioridad frente a Podemos, por ser socialistas o por defender los principios y valores del socialismo o por sacar pecho por los infinitos logros que han traído a nuestro país los gobiernos socialistas, o por defender las figuras que hicieron posible que una vez, el Congreso de los Diputados, se cuajara de puños y rosas.

Compruebo espeluznada como han decidido que para defender la gestión de la actual dirección federal o afianzar su liderazgo, la estrategia es atacar todo lo anterior, en una especie de huida loca hacia adelante que solo les puede conducir al abismo y a nosotros con ellos. ¿Qué ventaja puede aportarte hoy, desligarte de lo que te hizo fuerte ayer, de lo que te configuró como el Partido del cambio, la modernidad, la libertad y el progreso en España? A mí modo de ver, ninguna, salvo que tu figura sea tan pequeña que al situarla frente a los grandes de antaño se te vea insignificante.

Yo no aspiro a liderar nada, a sentarme en ningún sillón, ni a cobrar ningún sueldecillo oficial por lo que me niego a defender hoy, nada, a costa de atacar, bien a nuestros compañeros históricos, bien a nuestros líderes regionales. Ni Vieja Guardia, ni Antiguo Testamento, ni barones, ni mucho menos sultanas. Todos ellos compañeros y compañeras de Partido que han alcanzado los puestos que ostentan u ostentaron a costa de trabajo, valor, liderazgo y apoyo mayoritario de los votantes y las bases del PSOE.

Muchas veces no he coincidido con lo que dice Felipe González y hasta he protestado por ello airadamente. De hecho, ahora mismo, no coincido con que el mal menor para el PSOE sea consentir un Gobierno del PP. Todos sabéis que, desde el primer día, yo apuesto por unas nuevas elecciones y cada día que pasa estoy más convencida de que depararían más de una sorpresa. Muchas veces he protestado de que los históricos se entrometieran en los procesos internos, como sucedió en el Congreso de Sevilla con Felipe y Guerra haciendo campaña para Rubalcaba.

Pero hoy, los socialistas, nos encontramos ante el momento más delicado de nuestra historia reciente. Nunca en democracia, nuestra posición estuvo tan amenazada, no por un rival de altura, por un contrincante cuyos principios y valores, cuya propuesta ante la sociedad, sea tan brillante, tan valiente y audaz, que no podamos competir frente a ella, porque Podemos no es el adversario de talla que ellos mismos dicen ser, sino por nosotros mismos. Hoy, el PSOE, puede acabar siendo su peor enemigo.

Si nuestro Secretario General no estuviera cuestionado, si su ejecutiva no viera peligrar su medio de vida, si los que le auparon y apadrinaron ayer no estuvieran tan decididos a enmendar su error a toda prisa y a costa de lo que sea, hoy, la reflexión que estaría haciendo el PSOE sería ¿por qué hemos perdido más de 6 millones de votos en dos legislaturas, pasando de los más de 11 millones del Zapatero del 2008 a los poco más de 5 millones de Sánchez en 2015? ¿Qué hemos de hacer para volver a ser ese PSOE que le dio la vuelta a la España oscura del fraquismo homologándole a cualquier democracia moderna europea?

Pero en cambio, nuestros líderes actuales, casi acomplejados frente al descaro vacío de Podemos, frente a sus puestas en escena vacuas, frente a su apropiación de todo lo bueno que un día construimos los socialistas, se limitan a observar de reojo qué está haciendo Pablo I para remedarlo torpemente.

Sacudíos el complejo de inferioridad, compañeros de la dirección federal, es verdad que cometimos errores, pero por cada uno de ellos, acertamos diez veces. Recordar que solo se equivoca el que gobierna, el que construye, el que se la juega y que estos que presumen de aciertos, solo lo hacen en platós televisivos. Ante menosprecios, socialismo.

No dejéis que insulten a nuestros compañeros, que cuestionen su legado, porque además de suyo, es nuestros, de todos y cada uno de los que militamos en este Partido. Es más, de todos y cada uno de los que a lo largo de 40 años de democracia nos han votado con ilusión y con orgullo. Ante insultos, socialismo.

No permitáis que os digan que son iguales que nosotros, que tienen que negociar con el PSOE de tú a tú, para ello les hacen falta 135 años de historia, 22 años al frente del Gobierno de España, décadas presidiendo todas y cada una de las Comunidades Autónomas de este país, muchísimos años gestionando los Ayuntamientos de toda España, los más grandes y los más pequeños. Y lo que es más importante, les faltan héroes, hombres y mujeres que dieron su vida por unas siglas que encierran unos principios y valores más grandes que todos nosotros. Ante su desprecio, SOCIALISMO.