Anuncios
Canal RSS

Señoras polipatéticas

Publicado en

Si eres mujer, la mayoría de lo que cuanto a continuación te resultará familiar, incluso creerás que estás leyendo tu propia vida, si eres hombre tienes dos opciones, ser de los que arriman el hombro y no darte por aludido o ser una rémora y entonces tu verás…

La otra noche al llegar a casa, muy tarde, después de haber trabajado, acudido a un acto del PSM y compartido un rato de socialismo afectivo con unas cañas de por medio con los compañeros del lugar, encontré en mi almohada la siguiente nota de mi hija de 15 años:

 

Esto de comunicarme con mi madre vía notitas no puede ser, ¡Maldito Tómas! jaja; a ver mañana van a ir todos a desayunar al Vips, que hago voy como una friki a 3 o no voy o qué? Dijiste que eligiese, pero no se si me dejas no ir como esta gente o voy o qué…

dímelo por la mañana–> para que pueda enterarme de todo.

Un Beso:

BUENAS NOCHES

 

En esos momentos mi conciencia de madre gallina me hizo pasar un mal rato. ¿Cuántos días llevaba sin pararme a hablar con mi hija, más allá de buenos días, buenas noches? ¿Cuántos momentos de calidad le había dedicado?… Pocos, la verdad.

En mi descargo diré que en los últimos meses, con las Primarias, mi paso por casa ha sido testimonial, dormir, ducharme y poner la lavadora antes de que el cubo rebose.

Por suerte, tengo un marido que además de guapo, vale un Potosí y se encarga de la intendencia, sino algún día no habría nada para desayunar o cenar, pero aunque se ocupe de que mi hija se lleve el bocata o dinero para comer en el Insti, de que no se olvide las llaves o ponerse el abrigo en plena ola de frío polar, como una madre no hay ná y me siento culpable.

Así que tras hacer examen de conciencia y acto de constricción, me aplico propósito de la enmienda y a dios pongo por testigo que encontraré tiempo a diario para mi hija y mi santo, que la vida pasa muy rápido y hay que diferenciar entre lo principal y lo accesorio.

Trabajo para comer, milito  por placer, pero soy madre por una elección responsable.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

»

  1. Tu hija necesita una BlackBerry, pero ya mismo. 🙂

    Responder
  2. Martu, o un iPhone para hacer videoconferencias!!!

    Responder
  3. Tranqui Martu, eso nos pasa a todas las madres que desempeñamos trabajos con un cierto grado de responsabilidad.

    Maldita maldición¡¡¡¡

    jajajjja. Ánimo amiga¡

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: