Anuncios
Canal RSS

Brujas carcundas

Publicado en

Esta semana he escrito sobre hombres buenos y malos, generosos y egoístas, sinceros y mentirosos. Se que todo lo que he aplicado al género masculino es perfectamente extrapolable al femenino y muchos de vosotros me lo habéis hecho notar. Lógico, yo narro las cosas desde mi experiencia como mujer, pero ya sabemos que cada uno cuenta el baile según le fue en él.

En mi vida he sufrido de algunas auténticas brujas carcundas cuyo objetivo final era hacerle la vida imposible al que tenían a su lado, normalmente un buen hombre.

Una de las modalidades más peligrosas de brujas carcundas son las “pasivas agresivas” o “Damas de las Camelias”. Se caracterizan por andar por la vida con un rictus de hastío, de cansancio infinito, de desprecio a lo que las rodea y de concentración en su propia miseria interior.

La Dama de las Camelias tendrá siempre razones para estar triste y cansada y dejar a su consorte que se encargue de todo, desde solucionar problemas domésticos, pasando por la educación de los hijos, hasta los grandes marrones de la convivencia.

La Pasiva Agresiva pondrá cara de que la has cagado y jamás te dirá por qué. Eso te hace vivir en un permanente estado de culpabilidad, te obliga a hacer  constantemente examen de conciencia, acto de constricción y propósito de la enmienda.

Si cometes la insensatez de preguntar a la Dama de las Camelias por qué está enfadada o triste, te sacará rencillas tan antiguas como el Arca de Noe, de las que tu, por supuesto, no recordarás nada y en cambio ella te mencionará hasta el más mínimo detalle en tu contra.

Cuando vives con una Pasiva Agresiva cada pequeño disfrute será un triunfo. Tendrás que ganarte el sexo haciendo méritos extremos, arrastrándote y cumpliendo todos sus deseos por misérrimos que sean. Si quieres hacer un viaje o una excursión, tendrás que rogarla, suplicarla, convencerla hasta que en su magnánima generosidad te conceda ese pequeño capricho, eso sí, luego pagarás por él. Vaya que si pagarás.

Lo peor llegará si un día decides dejar a la Dama de las Camelias, ahí es donde empezó JesuCristo a padecer. Su comportamiento autodestuctivo alcanzará límites sobrehumanos. Se castigará físicamente dejando de comer, de cuidarse, llorando canales por las esquinas hasta que el deterioro sea tan ostensible que todo el mundo piense que eres un monstruo por hacerla sufrir de esa manera.

No te quiero decir nada si has tenido hijos con ella, la Pasiva Agresiva hará todo lo posible porque tus hijos te odien, porque seas el malo de la película, el que les ha abandonado a su suerte, que no le importa que la familia se destruya y nada la hará cejar en esa tan dañina actitud.

En fin, amigo, si tienes la mala suerte poner una Pasiva Agresiva en tu vida, corre insensato, no mires atrás, busca una buena mujer que te quiera, que diga si cuando es que si, que diga no cuando es que no, que sonría si está contenta y llore si está triste, que se preocupe porque tu también seas feliz y verás que hay vida más allá de la cárcel en la que has estado preso.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Técnico en Prevención. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras.

»

  1. Letimellamo

    Me encanta…sin más…hasta la seta de toparme con “personajas” que se creen que los ovarios las habilitan, para hacer la vida imposible a los hombres de su alrededor. Muacks

    Responder
  2. Ay si, las damas de las camelias…
    Yo también conozco mujeres que se creen que “cazando” un hombre bueno tienen la vida resuelta, que sólo tendrán de preocuparse de tenerlo atado y bien atado por el miedo o la lástima para que las tenga como reinas, las mantenga toda la vida y tenga la culpa de todas sus desgracias. Y desprecian a las que son capaces de hacer cosas por sí mismas, que deciden sobre su vida y sus asuntos, que no parasitan al marido/novio (aunque lo tengan) ni le amargan la existencia a todo su entorno culpandoles de todas sus desgracias.
    Y las mosquitas muertas…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: