Anuncios
Canal RSS

Volver al 96

Publicado en

Cada vez que veo a Javier Arenas eterno aspirante a Presidente de la Junta de Andalucía y Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales del Gobierno Aznar en 1996, decir en sus mítines que la solución a esta crisis y al desempleo es hacer lo que hicieron en el 96 me echo a temblar.

Volver al 96 significa apostar por el ladrillo, por la especulación, por la construcción desmedida, por la vivienda como inversión, por las hipotecas baratas por importes imposibles de liquidar, por los coches de lujo pagados con esas hipotecas baratas, por los billetes de 500€ circulando por España en maletines o bolsas de basura, por los jóvenes abandonando los estudios para ir a la obra a ganar mucho y muy negro dinero…

El 96 no es la solución a la crisis que asola Europa, es parte importante y necesaria del origen del problema actual.

Lo que Arenas recomienda como receta contra el paro y la falta de actividad empresarial en España es lo que ha llevado a los griegos al borde de la quiebra y con ellos a todos los países del Euro. (Leer mi colaboración, EL DRAMA GRIEGO en Diario Progresista).

Para ser honestos, el fraude que hoy llamamos crisis, tiene origen en EE.UU y sus hipotecas basuras, en la codicia de Lehman Brothers y su falta de escrúpulos, en los bancos de ambos lados del Atlántico que no aseguraban sus inversiones, en la falta de coordinación de los gobiernos de la Unión Europea en materia de política financiera, en la poca talla política de Angela Merkel, en las mentiras del gobierno conservador griego y en tantas cosas más…

Pero en España se da un agravante que hace que nuestra tasa de paro sea del 21%, casi el doble que la media europea que es un sistema productivo basado en el ladrillo, en la mano de obra no cualificada, en el dinero fácil y rápido.

En nuestro país no se ha creado empleo innovando, invirtiendo en investigación y desarrollo, mejorando la productividad y la calidad de los empleos sino especulando con el suelo, construyendo vivienda innecesaria a precios desorbitados, potenciando la compra con incentivos fiscales y llevándonos a la falsa idea de que éramos una potencia mundial.

La culpa de esta política urbanística es del Partido Popular inventor de la burbuja inmobiliara, pero lo cierto es que en el 2004 cuando Zapatero llegó al Gobierno apenas si hizo tímidos movimientos para cambiarla. Era difícil nadar contra corriente y decir a los ciudadanos que eso de atar los perros con longanizas era un farol y que se imponía seriedad y austeridad. Pero esa es una culpa que los socialistas debemos asumir aunque el PP se niegue a aceptar su indudable cuota parte.

Por todo esto los españoles no deberíamos mirar con añoranza al 96 y los años que siguieron porque de aquellos barros vienen estos lodos.

Por todo lo antedicho, no votes PP.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

»

  1. No se puede explicar mejor. Todavía en Intereconomía decían ayer que la política económica del PP en el 96 si era una solución de verdad. En fin…

    Responder
  2. Escolastico Borge

    Si por ellos fuera volveríamos al 56. Ahí si que estaban en su salsa… Los señoritos, señoritos… y el populacho… pues eso, populacho!! Ojalá se conformen con devolvernos al 96… de ahí es fácil salir.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: