Anuncios
Canal RSS

Miércoles Santo

Publicado en

El año pasado el Miércoles Santo fue un día genial y lleno de emociones. Semana Santa en Sevilla prometía ser espectacular. Y lo fue, pero no a la manera esperada.

Por primera vez en ochenta años no salió ninguna procesión. Ninguna, ni miércoles, ni jueves, ni viernes… nada. Ni la Macarena, ni el Gran Poder. Año negro sevillano. Aún así lo pasamos genial.

Mi prima Mónica nos dejó preparado un plano con un detallado vía crucis de bares y tapas que recorrimos en su totalidad y fue un deleite para los sentidos. Otra forma de pasar las fiestas a pesar de la lluvia. El único daño colateral fue tener que tirar unos botines negros preciosos de cordones a los que tenía especial cariño.

Este año viene con el mismo mal augurio . Previsiones de lluvias para jueves y viernes en toda España, procesiones que no salen o tienen que refugiarse a medio recorrido, cofrades que lloran, tiendas desiertas…

Por si el panorama no pintara mal en el telediario de buena mañana avisan de que hoy es el día con más desplazamientos por carretera del año. Y que llenar el depósito del coche sale por un cojón y la mitad del otro.

Para redondear mi drama, las previsiones en la mar son vientos fuerza 4-5 y fuerte marejada, que para no iniciados son olas de entre metro y medio y dos metros y medio. Unido a que el agua está a 14° y fuera lloviendo sin superar los 18°.Conclusión: no buceo.

Por unos minutos, esta mañana he barajado la posibilidad de quedarme en Madrid, pero ya abortamos viaje en diciembre, en el puente de la Inmaculada Constitución por razones que no vienen al caso y tampoco salimos en San José porque solo eran tres días. No podemos rilarnos otra vez.

Por salud mental, por higiene física y por la salvación de nuestras almas inmortales, los madrileños tenemos que huir de esta ciudad de locos de vez en cuando. Nuestros ojos cansados de mirar el cielo sucio necesitan recrearse en la inmensidad del azul del mar. Nuestros oídos atormentados por el incesante ruido del tráfico anhelan el silencio de una playa roto por el batir de las olas en la orilla. Nuestro olfato, envilecido por los putridos oleres de esta sucia y abandonada ciudad renace con el olor a mar, a sal, a alga, a libertad.

Así que nos vamos. Nos armaremos de paciencia en la caravana, pagaremos gasolina y peajes con la visa -dior proveerá- le pondremos a la lluvia buena cara y con un poco de suerte abriremos la boca al sol como los lagartos para volver a Madrid el domingo, otra vez en caravana, cual procesión que expíe nuestros pecados, con nuevas fuerzas para afrontar lo que quiera depararnos el destino.

¡Hasta la vuelta! Vivid que esto cualquier día se acaba y que nos quiten lo bailado.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Técnico en Prevención. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras.

»

  1. Que disfrutéis mucho, y vuelve con fuerzas renovadas :-D. Smuacks

    Responder
  2. Caridad_pls

    Di que sí. Madrid está de limpieza gracias a la lluvia, así que para cuando vuelvas, te encontrarás la casa aireada y soleada porque el sábado suben las temperaturas. ¡Buen viaje!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: