Anuncios
Canal RSS

Tengo una cabezonada

Publicado en

Cuando nuestro faraónico alcalde de Madrid, Napoleón Gallardón, ahora Inquisidor Mayor del Reino, desde su flamante cargo de Ministro de Injusticia, después de perder por segunda vez la candidatura a organizar los Juegos Olímpicos nos dijo que lo intentaría una tercera vez, los madrileños sufrimos una violencia estructural que nos impelió a proferir sonoros cortes de manga ante tamaña falta de respeto.

Madrid capital tiene una deuda que supera los ocho mil millones de euros, lo voy a poner en número que parece que da más miedo 8.000.000.000 de euros, que pagarán nuestros hijos y nuestros nietos debido a los delirios de grandeza del Gran Impostor.

Obras apocalípticas como el soterramiento de la M-30 de una sola vez y al precio que fuera necesario, obra que mejorando la calidad de la circulación, nadie lo pone en duda, era absolutamente innecesario acometer en una sola legislatura. Tengo algún amiguete al que le firmaban los viajes del camión sacando tierra tres y cuatro veces el mismo viaje, no importa, pagaban los madrileños.

Obras suntuarias, preciosas, innecesarias y carísimas como es el proyecto Madrid Río, donde los bancos cuestan 2.500 euros cada uno y las farolas más de 3.000 euros, tengo otro amiguete que fue topógrafo durante meses en el Manzanares y que nos contaba horrorizado las toneladas de mármol y granito que se estaban poniendo para dejarlo todo deslumbrante si parar en gastos, insisto, no importa, pagaban los madrileños.

Obras egoístas como trasladar el despacho del Alcalde, que no el Ayuntamiento, al Palacio de Correos en Cibeles y que ha costado en torno a 500 millones de euros, qué de dinero en cortinas, pero, no importa, pagaban los madrileños.

Obras, obras, obras, que prometían pingues ganancias cuando nos concedieran la celebración de los Juegos Olímpicos y ahí está el Estadio de La Peineta con sus solares y sus proyectos de vivienda arruinados a su alrededor. Ahí tenemos estaciones de metro de Madrid en mitad de páramos que iban a ser Villas Olímpicas y que iban a generar empleo y riqueza en los comercios de la zona, ¿comercios? Disculpad si se me escapa la risa.

Yo viví la maravillosa transformación de Barcelona en los años 90 al amparo de las Olimpiadas del 92 y no cabe duda que un acontecimiento así cambia el perfil de la ciudad que lo alberga, pero no siempre es para bien. Frente al éxito catalán tenemos el desastre que supuso para Atenas la organización de los Juegos en el 2004. Despilfarro, mala gestión y latrocinio, mucho latrocinio que hoy están pagando con creces los ciudadanos helenos.

Sin querer entrar en rumorología, las últimas delegaciones olímpicas que mandó Madrid para ver si esta vez si que nos tocaban los juegos y se los dieron a Río de Janeiro, estaban compuestas por quinientos miembros, 500 tíos y tías viajando, comiendo y disfrutando de gañote, acarreando jamones de bellota, gastando sin freno, que no importa, que pagaban los madrileños.

Ahora nos cuenta Ana Botella, la heredera de Alberto, que como ya tenemos el 80% de las infraestructuras construidas esto nos va a salir por cuatro perras gordas, permitidme que lo dude. Volvemos al desenfreno de viajes, comisionistas, delegaciones, regalos, prebendas, merchandising y lo que haga falta, que la deuda es grande pero al final, quienes pagan, ya lo sabéis, son los madrileños.

¡Disfruten lo votado!

Mi colaboración en Diario Progresista DE LEONES Y EXPLORADORES http://www.diarioprogresista.es/de-leones-y-exploradores-12752.htm

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

Un comentario »

  1. Hola Martu me encanta tu blog 🙂

    Yo también tengo un amigo que estuvo de ayudante de topógrafo en la obra de la m30, aparte que ganaba dinero como un cirujano de la paz (en esa obra todo era derroche).

    El me comentaba que solo había una arqueóloga en toda la obra de la m30, me contó que vio destruir yacimientos arqueológicos día si día también, los destruían antes que llegase la arqueóloga, porque si no los destruían la arqueóloga pararía la obra.

    m30 = 847.000 euros pagaremos los madrileños diariamente durante 35 años.
    Madrid Rio 410 millones de euros

    La verdad que las dos obras están bastante bien pero somos la ciudad mas endeudada del mundo.

    También me preocupa lo que van a hacer luego con la infraestructura deportiva que pagamos todos los madrileños:

    La Caja Mágica, la joya de la corona nos costo 300 millones de euros, Hoy es la sede del equipo de formula 1 HRT por el alquiler de 1 millón de euros al año (dentro de 300 años será rentable a los madrileños).

    En lugar de disfrutarlo los madrileños, lo disfrutaran empresas privadas amigas del gobierno a costa nuestra.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: