Anuncios
Canal RSS

El Capitán Miserias

Publicado en

Además de escribir este MartuBlog como terapia y ahorrarme una pasta en psiquiatra y ansiolíticos, también libero ansiedad leyendo otros blogs, entre los que me encanta el de Paloma Bravo en El País: la novia de papá.

A primeros de julio escribió una entrada: Egoístas  que me resultó particularmente reveladora y que tras sopesar pros y contras, me ha inspirado para animarme con esta otra entrada aquí.

Habla Paloma de los egoístas, esa gente que anda por la vida pisando a los demás sin necesidad, pensando solo en su satisfacción más inmediata y siendo absolutamente inmune al dolor que causan en los que le rodean.

Considera Paloma y yo con ella, que el egoísta es malo y le desea Paloma y yo con ella, toda la soledad del mundo, que es mucha y larga. Termina sentenciando y yo con ella: “eres un mierda, vaya”

Nosotros, como Paloma, también tenemos nuestro egoísta de cabecera, dedicado, activo y voraz, el Capitán Miserias, al que ayer alguien rebautizó como el Capitán Milongas, si es que lo tiene todo el angelito… y que nos ha hecho daño, mucho daño y que se cree listo, muy listo y sobre todo que presume de buena persona, ahí es nada.

Y ya se que, para ser justos, todos somos un poco egoístas y pecamos de mirarnos el ombligo y hemos sido criados en una sociedad consumista y hedonista donde el propio placer, el propio bienestar y la propia comodidad están valorados muy por encima del interés común o general. Vale, estoy de acuerdo, pero de lo que habla Paloma y hablo yo es del egoísmo extremo como forma muy extendida y demasiado tolerada de maldad.

Este egoísmo lo practica el Capitán Miserias en todas las facetas de su vida, tanto la laboral, como la personal y duele ver, vernos, a sus víctimas sumidas en una espiral de locura, buscando su aprobación, su perdón, las migajas mezquinas de su tiempo, aún cuando hayamos sido brutalmente agredidas por su ególatra majestad.

Que afortunadamente, nosotros solo lo suframos en la laboral no nos libra de ver su despotismo amoroso con las pobres desgraciadas que caen rendidas a sus encantos, porque Miserias puede ser encantador cuando quiere, no es mal parecido y tiene ese morbo de ser el jefe, que hace al subordinado presa fácil.

Sus atribuladas víctimas sufren una especie aberrante de síndrome de Estocolmo que las impide ver el maltrato al que están siendo sometidas y vuelven ansiosas a por más. Eso sí, tienen que esperar su turno porque Miserias, en su egoísmo, no es hombre de una sola mujer, todo es poco para él y por eso practica el califato amoroso y regenta su propio harem.

En lo laboral, padecer a un egoísta extremo como Miserias es lo más parecido a mear cristales. Por más que te esfuerces y seas el mejor y más entregado empleado del mes, jamás te lo reconocerá, jamás te dará las gracias pero, esperará de ti y para siempre la misma entrega, el mismo fervor. Y ¡ay de ti! si osas afearle esta falta de generosidad con los que dan tanto a cambio de tan poco. Serás juzgado y condenado en el mismo acto y sin posibilidad de defensa o apelación: ¡que le corten la cabeza!

Miserias siempre tiene razón, Miserias nunca se equivoca, Miserias lo hace todo por nuestro bien, Miserias es el Bien Absoluto e indiscutible. Aunque caminemos por el valle de las sombras, no temeremos, Miserias es nuestro pastor, nada nos falta.

Y así pasamos los días, como los pasa Paloma, sintiendo asco, pena, rabia y pereza, mucha pereza de tener que padecer al Capitán Miserias, aunque como la vida da muchas vueltas, parece que ya por poco tiempo.

Mi colaboración en Diario Progresista: CHULERIA IRRESPONSABLE http://www.diarioprogresista.es/chuleria-irresponsable-14837.htm

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Técnico en Prevención. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras.

»

  1. Piluca Rguez

    Capitán Miserias,un tipo complejo y acomplejado.
    Lastima de aquel o aquella que se vea “sometid@”al capitán….

    Responder
  2. Bunena entrada, muy buena y digo yo, que no se mucho de estas cosas… Si la mayoría, estamos en contra del sometimiento al “Capitan Miserias” algo podra hacerse si nos unimos para desalojarle!!. Pero ese algo tiene que parecerele a la gente :coherente, y totalmente distino, tiene que generales ilusión que los haga salir de ese …. total Si entre mal y peor…casi me da igual!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: