Anuncios
Canal RSS

COSAS QUE ME DAN PEREZA INFINITA EN TWITTER

Publicado en

Antes de empezar quiero dejar claro que yo no soy experta en redes, para eso, como para todo en la vida, hay que estudiar, formarse, trabajar y valer, y no es mi caso. Mi tiempo para la formación se lo dedico al Derecho, que para eso soy abogada y por tanto, lo de las redes es una afición, luego todo lo que escriba a partir de ahora serán mis apreciaciones personales sin mayor valor científico.

Todo lo que hago en la red, mi perfil, la imagen que los demás tienen de mi, eso que los expertos llaman la huella digital, es fruto de mi experiencia y mi intuición, no he hecho ningún curso, ni he leído ningún libro sobre la materia y apenas si ojeo por encima los artículos que recomiendan mis gurús de cabecera.

Con formación o sin ella, hay varias cosas que me dan una pereza infinita cuando las veo y que os voy a contar porque hace días que no tengo ganas de escribir de política y este me ha parecido un tema tan interesante como inocuo:

 1.- Repetir hasta la saciedad la misma noticia, enlace, acontecimiento, o lo que sea, incluyendo cada vez a distintos usuarios no solo no consigue captar mi atención y que reutietee el asunto, sino que a la tercera vez que veo pasar el link por mi timeline me conjuro para no abrirlo bajo ningún concepto. Briconsejo, si me mandas un DM pidiéndome ayuda o difusión del asunto, es mucho más fácil que te haga caso que si me abrasas a citas con todo lo que se te pasa por la mente.

 2.- Discutir con discutidores profesionales. A poco tiempo que llevéis por la red del pajarillo ya habréis visto que hay gente experta en meterse en cualquier conversación y reventarla por aburrimiento. Tienen además el vicio de ir incluyendo usuarios en el marrón para que llegue un punto en que apenas puedas poner 30 o 40 caracteres porque los demás están ocupados por la ristra de co-discutidores. Paso enormemente de estas jaulas de grillo y os recomiendo hacer lo mismo, no aportan nada y te descolocan los chacras, el chi y el aura.

 3.- Conseguir seguidores a costa de seguir a miles de personas. Esto no es una competición, a todos nos gusta que nos lean porque nos engorda el ego, que es una de las cosas más satisfactorias de la vida, pero no merece la pena seguir compulsivamente a todo lo que se mueve a la espera del follow back. Por no hablar de que un timeline con miles de personas es ingobernable, os lo digo por experiencia, el mío ya está tomando tintes de barullo insoportable y eso que he ido colocando a la gente en listas.

 4.- Seguir a alguien para que te siga. Otra tontada, primero porque yo no siempre me entero de que alguien me sigue, depende de a través de qué aplicación entre y con cuanto tiempo lo haga, veo o no, si tengo nuevos seguidores. Segundo porque no devuelvo un follow porque sí, miro la biografía y si es socialista casi tiene me tiene ganada, pero también echo un ojo a los últimos tweets que ha puesto, sin son cansinos, me contengo, que ya tengo saturado el timeline.

 5.- Soportar estoicamente aquellos que te insultan, que te atacan, que te dan la brasa mortal porque como son seguidores, si los borras te dejarán de seguir. Pues muy bien, tanta paz lleven, como descanso dejan. De verdad, es mucho mejor tener pocos seguidores de calidad que un montón de plastas, trolls, resentidos, cansinos y demás flora y fauna que anda por aquí.

6.- Apuntarse a toda moda, iniciativa o hahstag que surja. No pongo mi foto del Revés, no me pongo la bandera de Chiquitistán, no repito hastag que me hacen sentir vergüenza ajena de quien los haya propuesto, no hago dibujos artísticos con los 140 caracteres… llamadme estoica pero me gusta que la gente me reconozca rápido por la foto de mi perfil y que sigan pensando que no he perdido del todo el juicio apuntándome a cosas infantiles, faltonas o zafias. Soy así de rancia, qué le vamos a hacer.

 7.- No hacer ni caso de todo lo leído anteriormente. Eso es lo que hago yo porque es mi naturaleza, que no tiene por qué coincidir con la vuestra y que no garantiza, ni mucho menos, el éxito. Esto de twitter es para pasárselo bien, para comunicarse con otros, para informarse de cosas que a uno le interesan, para compartir con otros aquello que nos inquieta y hasta para conocer gente, pero desde luego, no hace falta tomárselo tan en serio, ni siquiera tomarnos a nosotros mismos tan en serio.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

»

  1. Beatriz Gimeno

    Veamos, yo no sé si hago bien o mal o si soy maleducada o no. Tanto en Facebook como en twitter escribo y no me fijo en si me leen o no. Quiero que me lean, claro, pero no ando controlando. En twitter no sigo más que a gente conocida, no sigo a gente por seguir, ni porque sean famosos. No puedo ni imaginar el lío que sería seguir a más gente teniendo en cuenta que con los retwiteos de mis conocidos ya no doy a basto. De hecho sigo a 54 personas. Y a mí me siguen 2660. No sé cómo se sabe que alguien te ha dejado de seguir así que no controlo. Yo escribo y ya. Casi nunca me acuerdo de mirar si alguien me contesta o retwittea, así que lo más probable es que sí, que quede como maleducada.
    En Facebook me divierto mucho más. Tengo 3512 amigos y suelo aceptar al que me lo pide. Procuro no discutir nada tampoco, pero si son conocidos o amigos, a veces sí que me enfrasco en discusiones. El twitter me aburre mucho, el Facebook me divierte más.

    Responder
  2. Pedro J.G.

    Yo personalmente creo que el twitter es un gran invento , debido a que conoces o hablas con gente que jamás conocerías en tu vida , es muy curioso , incluso llegas a coger cariño a gente , no es mi caso con @martuniki que en vez de cogerle cariño la odio , pero que no se entere , ahora en serio creo que a parte de conocer gente pues también sirve de desahogo y también para que la gente se conozca más, por ejemplo a un político se le puede conocer mejor lo que piensa si tuitea mucho , a otros es mejor no conocerlos que ya sabemos que meteduras de patas tienen algunos en twitter , de forma positiva creo que es una forma muy democrática de enterarte de mucha información que a veces los medios de comunicación no se hacen eco en las tv o radios debido a que hay mucho mercenario suelto por esos mundos. De forma negativa mencionaría a gentes que te siguen para que las sigas y luego dejan de seguirte para ganar followers , vaya tontería , pero claro en redes sociales hay gente de 12 y gente de 80 , entonces si tienes 30 o 40 pues recibes de todas partes jajajajja , sólo una cosa más en mi facebook tengo a alguien que cada vez que pongo una noticia escribe 50 lineas , no comment !

    Responder
  3. Añado: elegir las batallas.

    Responder
  4. Maida Alvarez

    Pues si, ya está bien de “dependencias” la independencia peligra tanto como la ley de dependencia..

    Responder
  5. A mí lo que me mola es sacar Twitter de Twitter, eso, y que me lié con un griego y me jorobdió, a mí y a mi ordenata. De Troya, creo que me dijo que era, el mu hijolagranputa. Yo creo que me lo envió Obama, después de cargarse a mi prima yanqui de un manotazo.

    A lo que iba, que en Twitter te he leído, hermana, cómo presumías de las matrículas de honor del camarada Pablo Iglesias, y que si para que luego digan que los rojos sois tontos y vagos y tal, que yo no sé por qué te das por aludida también, que dicen en mi pueblo que “el que lo huele, en el culo lo tiene”, así que, tú verás, hermana…A lo que iba, que me pierdo. Que, en mis tiempos, me acuerdo de que un rojo, que fue consejero de la puta banca de mierda, y que ahora está imPutado por no sé qué lío de un banko kaka o así, junto con un tal Zapatero, pero no el bueno, el otro, por un examen en el que, y cito textualmente, “no interpreté correctamente a Marx”, me puso un 5, eso sin interpretar correctamente a Marx, que si lo hubiera interpretado correctamente…así que aquel aprobado me supo a Matrícula de Honor.

    Eso en mis tiempos, así que, calcula ahora, que la Complu -¡y no te digo ya ná la Facu de Políticas y no sé que más que es ahora!-, parece la Universidad de Stalingrado rediviva. Una interpretación de Marx de acuerdo con la más estricta ortodoxia, quicir, más que una interpretación, un cortaypega, debe de estar premiadísima sincomplejos, si es que alguna vez los tuvieron. Me pregunto con cuántas matrículas de honor habrá premiado el imputadísimo ex-consejero de Bankia a Pablo Iglesias…Y cuántos premios a la fidelidad, con opción a beca, repartirá él mismo en la actualidad. Y viceversa, porsupues, quicir, cuántos castigos a la tibieza ideológica de los que yo me libré por los pelos, no sé si me explico.

    Y no me taches de hostil ordinario-zafia, por favorcito te lo pido, que también en Twitter has llamao, sin despeinarte, “alcornoque, zafio, maleducado, machista y faltón” a otro rojo, a Alfonso, concretamente.

    #MisCosas

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: