Anuncios
Canal RSS

RESPONSABILIDAD POLITICA

Publicado en

A la vista de las dimensiones que está alcanzando el tema Bárcenas, íntimamente relacionado con la trama corrupta Gurtel y una más que probable financiación ilegal del Partido Popular durante años, con reparto de sobresueldos procedentes de dinero opaco incluido, muchos españoles nos preguntamos ¿es que nadie va a asumir responsabilidades políticas?

No hablamos de esperar a que la Justicia, que es lenta pero inexorable, determine si se han cometido delitos, cuáles y por parte de quiénes, sino de asumir que hubo un Partido cuyos responsables pusieron al frente de su contabilidad a un personaje como Bárcenas, al que el Juez Ruz ya ha bloqueado numerosas cuentas en el extranjero. Esto de por sí, ya sería motivo suficiente para que aquel que decidiera confiar en Luis “El Cabrón” presentara su dimisión.

Pero hablamos además de que aquellos que durante años han defendido la honorabilidad del entonces Tesorero y Senador del PP, Bárcenas, asuman que, o bien nos han estado engañando durante años porque sabían de las andanzas sobrecogedoras de su compañero de Partido y las ocultaban, o bien eran ellos los engañados por este súper villano que robaba a espuertas en Génova sin que nadie se diera cuenta. Esto de por sí, también sería motivo suficiente para que Rajoy, Cospedal, Floriano y otros tantos de sus defensores, valedores y padrinos, dimitieran.

Hablamos de declaraciones delirantes de la Secretaria General de los Populares, Dolores Cospedal tras saberse que Luis Bárcenas había seguido en nómina de Génova hasta enero de este mismo año, ya imputado y con más de una cuenta descubierta y bloqueada en paraísos fiscales en el extranjero, sobre “un despido en diferido con forma de simulación” que supusieron una burla, una ofensa para la inteligencia de los españoles y que en sí mismas serían motivo suficiente para dimitir.

Algunos, como el Presidente del Senado, Pío García Escudero, han reconocido que recibieron sobres con dinero del Tesorero del PP, supuestamente para reparaciones de daños sufridos en sus viviendas o sedes por atentados terroristas y que no documentaron esos préstamos, ni los declararon a Hacienda. Que un representante público no declare a Hacienda oscuros ingresos recibidos, debería ser motivo suficiente para que presentara su dimisión.

Ahora nos hemos desayunado con unos mensajes SMS entre Luis Bárcenas, Tesorero del Partido Popular y Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España y del PP, durante meses, al menos hasta marzo de este nuestro 2013, cuando todos los españoles sabíamos ya que “El Cabrón” era un delincuente. Unos mensajes que dejan claro que desde Génova se apoyaba, se animaba, se arropaba y se mimaba al que durante años había sido su tesorero. Unos mensajes entre un delincuente, según palabras del portavoz del PP, Alfonso Alonso y su Presidente, el Presidente de todos los españoles. Unos SMS que serían motivo suficiente para que Rajoy presentara su dimisión.

Pero en España nos hemos acostumbrado a que nadie asuma sus responsabilidades políticas amparándose en la acción de la Justicia sin comprender que ambas responsabilidades, las penales y las políticas son distintas y no necesariamente acumulativas. Puede que no se pueda responsabilizar jurídicamente de unos hechos a un delincuente porque los mismos hayan prescrito o haya un defecto de forma en la instrucción, como ocurrió en el caso de otro renombrado Tesorero del Partido Popular, Naseiro, pero eso no significa que los hechos no sucedieran y no fueran escandalosos por su turbiedad.

En otros países de nuestro entorno, democracias antiguas, sus responsables políticos dimiten por haber copiado en una tesis doctoral o por haber puesto en una multa como conductora a su señora, en lugar de ellos mismos. En otros países de nuestro entorno, en la vieja Europa, la prensa habla de Mariano Rajoy como un Presidente asediado por el escándalo, salpicado por la corrupción, un Presidente que no soportaría un solo día más en su cargo si estuviera en alguno de esos países que nos ponen como ejemplo cuando nos recortan derechos.

El Presidente de España ha perdido la autoridad moral suficiente para pedirnos a los españoles sacrificios en aras de la recuperación económica, para pedirnos que sigamos apretándonos el cinturón hasta la asfixia para contener el déficit, que sigamos soportando recortes en nuestros derechos sociales e individuales por el bien común. El Presidente Mariano Rajoy debe asumir su responsabilidad política y dimitir, que no es un nombre ruso, sino la única salida decente para un comportamiento indecente.

Artículo publicado en LA NOTICIA IMPARCIAL el lunes, 15 de julio de 2013

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: