Anuncios
Canal RSS

POBRES DE SOLEMNIDAD

Publicado en

pobreza

El Derecho Civil, en la España liberal, entre 1833 y 1868, se constituye la figura del pobre de solemnidad como ciudadano que era acreedor de los beneficios procesales de la pobreza. Desde entonces se utiliza esta expresión para referirse a los que son “oficialmente pobres”, que son pobres acreditados y por ello son susceptibles de recibir ciertos beneficios sociales.

En estos días de eufemismos, corrección política e hipocresía, sobre todo, esto último, ha aparecido un nuevo concepto de pobre, una forma imaginativa de esconder la pobreza a secas, la pobreza con mayúsculas, que consiste en ponerle apellido: energética, alimenticia… Pobreza de conciencia es lo que tienen quienes no quieren ver que si no se tiene dinero para pagar la luz, para poner la calefacción, para dar de comer a tus hijos de todo, se es pobre, sin más y sin menos.

España es el país de la Unión Europea con más pobreza infantil, solo superada por Rumanía. El 30% de nuestros niños viven bajo el umbral de la pobreza, lo que dicho así, y aún sonando dramático, no permite atisbar el sufrimiento que supone que 3 de cada 10 niños españoles conozcan el hambre, el frío, el miedo y el desamparo.

Cuando me separé, hace ya muchos años, me fui a vivir con mi hija, que entonces tenía 4 años, a un apartamento de alquiler de 35 metros cuadrados y por el que pagaba 65.000 pesetazas de las 110.000 que ganaba. Recuerdo como una de mis mayores preocupaciones que mi hija no pasara frío por las noches. Como niña pequeña que era daba vueltas y se desarropaba, pero no teníamos calefacción, solo un radiador eléctrico de aceite que no podía poner todo lo que hubiera sido necesario porque el dinero no me alcanzaba para pagar la luz.

A la pobre la acostaba como un esquimal, con pijama de invierno, sábanas de franela y un saco nórdico con cremalleras del que aún así, era capaz de escapar reptando y acabando acostada como si fuera la almohada. Hoy lo cuento con la pátina de romanticismo que le da el paso de los años, pero fueron momentos durísimos para mí, siempre trampeando, pagando con una tarjeta u otra para ir alargando la miseria y con la ayuda impagable de mi madre y de mi abuela que se encargaban de costear el comedor, los primeros de la clase y las extraescolares de mi hija. Así yo tenía claro que ella desayunaba, comía y merendaba en condiciones y la cena es siempre cosa de poco monto.

Después la vida me ha ido bien, razonablemente bien y aunque no me sobra, jamás me ha vuelto a faltar para lo importante, pero no olvido que entonces era y me sentía pobre –mi niña me decía a veces: nosotras somos pobres, ¿no mamá? Lo somos- y tengo claro lo fácil que es volver a estar así. Te vas al paro, se acaba la prestación, no encuentras trabajo, dejas de pagar la hipoteca, te desahucian y te ves pasando hambre y frío sin saber muy cómo ha pasado.

Porque eso es lo que están trayendo las políticas de austeridad de la derecha europea en general y de la derecha española muy particularmente, miseria y hambre. Con la crisis como excusa inestimable nos van recortando derechos, salarios, libertades y nos van convirtiendo en un pueblo sin esperanza, sin ilusión, sin confianza en el futuro.

No lo consintamos, hay otra manera de hacer las cosas, hay otra forma de salir de la crisis sin dejar a nadie atrás. La izquierda es y tiene que ser la solución que combata la pobreza, con políticas activas de empleo, con una fiscalidad justa en la que paguen más los que más tienen, con inversiones públicas que complementen la actividad privada, con vocación de servir al ciudadano, de mejorar su vida, de hacer de esta vieja Europa un sitio donde merezca la pena vivir.

Y hoy, que se recuerda el aniversario de la muerte del gran poeta Miguel Hernández, termino con unos versos suyos:

Me duele éste niño hambriento,
como una grandiosa espina,
y su vivir ceniciento,
revuelve mi alma de encina.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

»

  1. ¡Qué fácil es ser socialista! Parece pues que algunos/as no quieren serlo…
    Realmente reflejaba, la encina, el espíritu de Miguel Hernández y muchos/as españoles/as de la época.
    Decías Goytisolo: Tu destino está en los demás
    tu futuro es tu propia vida
    tu dignidad es la de todos

    Responder
  2. Simplemente puntualizar que el termino Pobre de Solemnidad ya aparece reflejado en el Catastro del Marqués de Ensenada que se elaboró en 1756. Al menos que yo sepa es la fecha más antigua en la que se usa de manera extendida en capitales y pueblos esa expresión.

    Responder
  3. guillermo sierra paez

    Me alegra mucho esta comunicacio.parece que somos afines en Lorca, Hernandez,Machado y aun en Leon Felipe.Mercedes I. “Pasionaria, el Unico Camino” aA corrido mucha agua bajo los puentes, pero ahi vamos con nuestro” nadadito de perro”desafiando al tiempo.Me alegra saber de la vida real, objetiva de los pueblos en Europa.En Mallorca tengo una familia Amiga de Cali-Colombia, mi ciudad. Hace mas de diez años viven alla, pero no comentan nada. Parece que como inmigrantes vivieran por vivir, com escampando el aguacero…”Mataron a Federico cuando la luz asomaba, el peloton de verdugos no oso mirarle la cara;Resaron”ni dios te salva! …el crimen fue en Granada, en su Granada.Atto. guillosipa.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: