Anuncios
Canal RSS

Una cuenta Offshore

Publicado en

offshoreHe de confesaros que hasta esta semana yo no sabía qué era una cuenta offshore y aún ahora mismo, tampoco tengo muy claro en qué consiste exactamente ese tipo de cuentas, pero lo que sí sé es que el que se abre una de ellas o se lleva su fortuna a un paraíso fiscal, lo hace con la clara intención de ahorrarse impuestos en España, de disimular la posesión de ingentes cantidades de dinero o de camuflar el origen ilegal o ilegítimo de importantes sumas de capital.

Que un futbolista, un actor, un profesional o un empresario cualquiera se lleve, de manera legal, su fortuna a un paraíso fiscal, o como dice el ínclito Ministro Catalá, a un país con una cultura tributaria distinta, me repugna desde el punto de vista moral, pero mientras cumpla sus obligaciones con el fisco español, allá su insolidaridad, en su conciencia queda. Me gusta saberlo porque, en la medida de lo posible, no contribuiré a incrementar sus caudales consumiendo producto alguno que le rente a semejantes egoístas, pero poco más se puede hacer.

Otra cosa sería que los dirigentes de los estados más poderosos USA, UE, Rusia, China… se pusieran de acuerdo en acabar con los paraísos fiscales, pero eso es algo casi más difícil que ver un unicornio rosa en el aparcamiento del supermercado, máxime si tenemos en cuenta la cantidad de madres, padres, hermanos, cuñados, etc, de dirigentes internacionales que tiene una cuenta offshore sin que sus afligidos familiares, representantes de lo público en todo el mundo, se hubieran enterado de ello.

Ahora bien, que un político, un representante de los ciudadanos, un administrador de lo público, me da igual de qué partido político y en qué nivel de la Administración Pública se encuentre, detraiga dinero del Fisco, de la caja común, de lo de todos, para ahorrarse tributos, me parece absolutamente deleznable y considero que inhabilita a ese personaje para cualquier cargo público de por vida.

¿Cómo va a convencerme de que su preocupación por la Sanidad o la Educación pública es firme si no quiere pagar los impuestos que hacen posible su mantenimiento? ¿Cómo vamos a creer que su compromiso con el Estado del Bienestar es sincero si, al mismo tiempo, procura que le lleguen la menor cantidad de fondos posibles de su bolsillo? ¿Cómo va a pedir a los ciudadanos que contribuyan solidariamente, cada uno según su capacidad para que otros reciban generosamente, cada uno según su necesidad, si él no está dispuesto a hacerlo?

Otra cosa es el debate de si los impuestos en España son justos, si solo pagamos los que tenemos una nómina o los pobres autónomos, si hay mil maneras de que los ricos se escaqueen de su obligaciones tributarias pero a los pobres no nos salva ni la Virgen de la Caridad del Cobre, o incluso de sí, cada quien, en la medida de sus posibilidades, intenta engañar a Hacienda no pagando IVA o desgravándose cosas que no son, porque ese no es el fondo que se esconde tras aquellos que buscan una cuenta offshore.

En general, en España, la mayoría de los ciudadanos estamos concienciados con la necesidad de pagar impuestos, ya que ellos hacen posible que aquí nadie se muera en la puerta de un Hospital porque no tiene dinero para un trasplante. Hacen posible también, que tengamos más universitarios que en toda nuestra historia, gracias a la universalización de la Educación. Construyen un país con Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Bomberos, Guardabosques… moderno, seguro, habitable en el que uno no teme criar hijos. Hacen que en 40 años de democracia hayamos remontado los 40 años de atraso a los que nos condenó la dictadura franquista, siendo perfectamente homologables en infraestructuras a cualquier otro de la Unión Europea, pese a haber entrado en ella mucho más tarde…

No, no nos comparen con esos golfos insolidarios que se llevan su pasta a paraísos fiscales, offshore, y que cuando les pillan dicen que ha sido su hermano, un testaferro, una señora de Cuenca que pasaba por allí o un error en la firma, en lugar de agachar la cabeza y reconocer que su egoísmo es aún más grande que su fortuna y en el caso de los políticos, dimitir y desaparecer de la escena pública con un mutis que todos agradeceríamos en el alma.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: