Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: 20D

ESTAMOS JODIDOS, COMPAÑEROS

Publicado en

 

Una vez celebradas las elecciones y visto el arco parlamentario, así, a bote pronto y sin dar muchos rodeos, lo primero que pienso, como socialista es “estamos jodidos, compañeros”, si además reparo en que soy socialista madrileña ya es la muerte a pellizcos.

El PSOE ha perdido votos a casco porro, tantos que Podemos se ha quedado a poco de tener más votantes que nosotros. Gracias al asunto de las circunscripciones, solo, he dicho solo, hemos perdido 20 diputados, que nos dejan en unos ridículos 90 representantes de los socialistas en el Congreso.

Por si lo anterior, en sí mismo, no os parece un drama, en Madrid, la lista encabezada por Pedro Sánchez, solo ha conseguido sujetar 6 tristes y famélicos diputados y ningún senador. De los 6, no hay ni una sola militante socialista madrileña, hay una catalana y dos independientes, advenedizas, para los amigos. Los hombros son el propio Pedro, su lugarteniete Antonio Hernando y el ínclito Simancas. El mejor que teníamos, Eduardo Madina, no ha salido. ¡Viva el vino!

Por si todo esto no os ha hecho llorar, a mí sí, la aritmética parlamentaria nos ha dejado en la peor de las situaciones:

  1. Con un PP con 123 diputados que, aun sumando los 40 de Ciudadanos, no llegaría a gobernar si no es con nuestra abstención, por lo que votar en contra sería provocar nuevas elecciones.
  2. Con un Podemos con 69 diputados, que pretende que nuestros 90 les sirvan a ellos para engatusar a IU, al PNV y a los independentistas catalanes en un gobierno pentapartito del que todo el mundo sacaría rédito menos el PSOE.
  3. Con un Ciudadanos con 40 diputados que no vale ni para estorbar.

Así que, insisto en que estamos jodidos, compañeros.

Algunos apuestan por gobernar con Podemos, total, el PP tiene mayoría absoluta en el Senado, lo que impide su descabellada Reforma Constitucional y juntos, PP y Ciudadanos, tienen una mayoría de bloqueo en el Congreso que haría difícil que Podemos impusiera sus ocurrencias, así el PSOE prestaría los votos sin arriesgarse a que con su firma se aprobaran las ideacas de bombero de Iglesias y compañía. Pero este plan tiene dos grandes inconveniente, al menos:

  1. Que supondría mentir al electorado, al nuestro y al de Podemos, que de verdad creen que se pueden llevar a buen puerto todas las soflamas que ha soltado por su boquita hoy Pablo I de España y que no entienden de 3/5, 2/3, ni esas pamplinas que fija la Constitución para según que Leyes y Reformas.
  2. Que ya hemos comprobado cómo nos agradece la ciudadanía que el PSOE preste sus votos para desalojar a la derecha corrupta y recortadora del PP de las instituciones. Por ejemplo en el Ayuntamiento de Madrid, el de Barcelona o el de Valencia, donde gobiernan colegas podemitas gracias a nosotros y que nos ha llevado al tercer o cuarto puesto en estas elecciones. Y no os digo cómo nos agradece Podemos nuestro apoyo porque no nos lo agradece en forma alguna, que nos trata como al peor de sus enemigos.

Visto todo lo anterior, el PSOE pude:

  1. Abstenerse y si el PP consigue los votos de Ciudadanos, hacer una oposición dura a un gobierno de la derecha, débil. Esto nos garantiza poder arreglar nuestra desastrosa casa y quizás, forzar elecciones anticipadas el año que viene, cuando no se puedan aprobar los Presupuestos Generales del Estado, con un candidato o candidata nuevo, con un proyecto renovado y con la fuerza de haber hecho las cosas bien.
  2. Votar no, a esta supuesta coalición PP-Ciudadanos y forzar nuevas elecciones. Claro que este escenario podría ser dantesco, el PP recuperaría parte del voto que ha huido a Ciudadanos, pobre víctima del asedio rojo. A esto se sumaría un Podemos subiendo y un PSOE en descomposición, por lo que en marzo no tendríamos estos dilemas porque seríamos tercera o cuarta fuerza.
  3. Formar Gobierno, siendo la segunda fuerza, con Podemos, IU, PNV y ERC y rezar, los que seáis creyentes o apretar el culo, los que seamos ateos, porque esto supondría tener a Pedro Sánchez de Presidente rodeado por sus peores enemigos, tirando cada uno de un miembro hasta lograr destrozarle, y con él, al PSOE.

¡Qué difícil es ser del PSOE, compañeros y compañeras!

Anuncios