Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Esperanza Aguirre

ESPERANZA AGUIRRE VIVE EN LA INDIGENCIA

Publicado en
espe-a-la-fuga

Meme de @alvaro_sobrino

Esta semana, a raíz del morrazo que le echó la vice presidenta del Gobierno, aparcando su coche oficial en el carril bus de la Gran Vía, recién abierta al tráfico tras su peatonalización parcial con motivo de las Navidades, para entrar a comprar en el Primark Esperanza Aguirre ha vuelto a hacer de las suyas. Soraya disimuló diciendo que solo había estado unos minutos y que había dado orden a la escolta de que dieran vueltas a la manzana, pero lo cierto es que el coche oficial estuvo parado en el carril bus durante un cuarto de hora para que la vice hiciera sus compras cómodamente.

Pero volviendo al tema de Esperanza que me tiene anonadada. Ya hace años, allá por el 2006, la ínclita ex Presidenta de la Comunidad de Madrid, entonces en el cargo, afirmó en una biografía que no llegaba a fin de mes, textualmente escribió: “No tener pagas extra me tiene mártir, las he tenido toda mi vida y las echo de menos en Navidad y en verano. No es que haga números a final de mes, ¡es que muchas veces no llego!”

Que la Presidenta de una Comunidad Autónoma, ganando 8.395,24€ al mes, afirmara que no llegaba a fin de mes fue un insulto a la inteligencia y una falta de respeto a los millones de españoles que soportaban el paro, la precariedad, los bajos salarios o las pensiones ridículas. Por si no fuera suficiente con su pingüe salario y sin intención de meterme en honduras hay que recordar que Esperanza Aguirre es la Condesa consorte de Murillo, vive en un palacete y su marido amasa una importante fortuna.

Ayer, y para demostrar aquel refrán que dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, Aguirre, al ser preguntada sobre la opinión que le merecía que Soraya Sáenz de Santamaría aparcara su coche oficial en el carril bus para entrar de compras en un gran almacén que se caracteriza por vender ropa muy barata, contestó: “los sueldos de los políticos no dan para mucho y donde podemos ir es a tiendas lowcost como Primark”

Por si esto de insultar a los españoles que trabajan por salarios de miseria, explotados por unos empresarios que han aprovechado la crisis y la Reforma Laboral del PP para mantener competitividad y beneficios a costa de bajar los sueldos, fuera poca cosa, la lideresa popular madrileña también recordó ayer su “incidente”. Recordemos que Esperanza Aguirre aparcó su vehículo particular en el carril bus de la Gran Vía para sacar dinero de un cajero y, cuando fue requerida por los Agentes de Movilidad para multarla, se dio a la fuga, llevándose una moto de la policía por medio, hasta esconderse en su palacete. Pero ella, sin pizca de rubor afirmaba: “Me va usted a contar a mí. A mí me hicieron un destrozo mediático porque en mí coche particular, durante un minuto, saqué dinero”

Si uno va analizando el comportamiento de Esperanza Aguirre a lo largo de su dilatadísima carrera política, su falta de empatía con la difícil situación que viven la mayoría de los españoles que sí que tienen dificultades para llegar a fin de mes, su falta de respeto hacia la infinidad de los trabajadores que no pueden soñar con ganar esos miles de euros mensuales y que jamás han pisado una boutique de marca, su absoluto desprecio por la policía municipal y las normas, ya no de tráfico, sino de la más elemental urbanidad, me hacen concluir que sí, que Esperanza Aguirre vive en la indigencia, en la indigencia moral.

Anuncios

Lo de Esperanza Aguirre en 10 pasos

Publicado en

busespe

1.- Decides aparcar el coche en el carril bus para sacar dinero. No te importa nada el Transporte Público de Madrid ni los madrileños que van en esos autobuses, quizás a ganarse el pan y que llegarán tarde por tu culpa.

2.- Cuando llegas y te están multando en lugar de reconocer tu error te pones chulita: “Qué, multita y bronquita” Se te olvida que eres política, que llevas toda la vida viviendo de un sueldo público y que, por lo tanto, deberías dar ejemplo de civismo.

3.- Te niegas a identificarte y a entregar la documentación y seguro del vehículo. Al más puro estilo ustedes no saben con quién se la están jugando. Esto no lo decimos nosotros, lo has afirmado tú en televisión, que los agentes de sobra sabían quién eras.

4.- Te das a la fuga esquivando un Agente y tirando una moto de movilidad. Con la excusa de que los Agentes querían hacerse la foto multándote y que todos somos iguales ante la Ley pero no ante la Prensa. Te olvidas, Aguirre que eso va en el sueldo público que llevas años percibiendo y que la única responsable de esa situación eres tú, al estacionar en el carril bus.

5.- No te detienes hasta meter el coche en tu garaje. Según tus propias palabras vives a 20 metros y nadie se puso en paralelo con tu coche a pedirte que te detuviera. ¿Te vas sin permiso, tiras una moto y tienes varios agentes de movilidad con las sirenas encendidas detrás de tu vehículo y nada de eso te da una pista de que debes detenerte? Por cierto, que si vives a 20 metros del cajero lo más sensato es meter el coche en el garaje y darte un paseíto hasta la sucursal para sacar dinero y así no tienes que entorpecer el tráfico en la Gran Vía.

6.- Mandas a la Guardia Civil a intentar amañarlo. Al llegar a tu domicilio, en lugar de dar la cara envías a otros dos miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que están en tu vivienda para garantizar tu integridad, no para hacerte los recados, a que traten de apañar un parte amistoso que oculte los gravísimos hechos que has protagonizado.

7.- Sales en televisión, no para pedir perdón, sino para hacerte la víctima. Tenías mucha prisa, que fue tu excusa para dejar el coche en el carril bus mientras sacabas dinero del cajero de Bankia, pero pasas la tarde noche te entrevistas, televisivas, radiofónicas y lo que haga falta, para dar una versión increíble de los hechos en la que pretendes aparecer como una pobre víctima de las fuerzas represoras. No cuela, Esperanza, no cuela.

8.- Aseguras que no había nadie en la Gran Vía a las cuatro de la tarde como si los madrileños fuéramos una banda de idiotas que no conociéramos el tráfico infernal de nuestra ciudad, mucho más en la zona centro. Lo único que demuestras es idéntico desprecio hacia la verdad que hacia los ciudadanos de Madrid de los que algunos aseguraban querías ser alcaldesa.

9.- Acusas a los policías de machismo. En el colmo del cinismo, en lugar de pedir perdón y dimitir como Presidenta del PP, que es lo que hubiera hecho cualquier político europeo pillado en semejante trance, solo se te ocurre acusar a los policías de machistas, cuando una testigo ha dejado claro que los Agentes de Movilidad fueron en extremo pacientes y educados, probablemente más que de costumbre precisamente por ser quien eres y no tener problemas.

10.- Te ríes de que los agentes se sientan presionados dudando de sus aptitudes para desempeñar su trabajo. Que los Agentes están siendo presionados es un hecho, tú misma enviaste a la Guardia Civil a ver si podían convencerles de que no te denunciaran por atentado contra la autoridad y solventar el asunto con un parte amistoso tan falso como tus explicaciones. Luego han tenido dificultades para presentar la pertinente denuncia ante la propia Policía Nacional y ahora están siendo fruto de la cacería que habéis desatado la caverna mediática y tú misma. ¡Como para no sentirse presionados!

APOSTILLA: los Agentes de Movilidad son un invento de Alberto Ruiz Gallardón cuando era alcalde de Madrid para evitar tener que pagar la formación y el sueldo de más Policías Municipales que eran necesarios conforme al incremento de población, tráfico y extensión de la capital. Estos Agentes están peor formados, peor equipados y mucho peor pagados que los Municipales pese a desempeñar las tareas más nocivas, tediosas, insalubres y peligrosas, las relativas al tráfico en Madrid.

2014 AÑO HORRIBLE PARA EL PARTIDO POPULAR

Publicado en

Este primer mes del 14, número que me encanta desde siempre, no solo porque es mi fecha de nacimiento sino también porque normalmente, al apellidarme con la G, solía ser el 14 en clase durante mi infancia. También hice la comunión un 14 y me fui a vivir con el que fuera mi marido, otro 14, bastantes años después, ha resultado ser de lo peor para el Partido Popular, de lo que nos congratulamos el resto de la humanidad.

Aunque empezaron el año vendiéndonos la visita de Rajoy a Obama, tras dos años de mandato pasando olímpicamente de él, como un éxito, lo cierto es que lo único que se trajo el Presidente del Gobierno de España de allí fue una caja de M&M. A partir de ese momento de euforia y cielos azules de España, a Mariano, los suyos, no hacen más que darle disgustos.

Tenemos al ala ultra de su partido marchándose a VOX, otro partido de centro derecha, dicen ellos, como el PP, pero más rancios si cabe. La última de sus bajas, la de Alejo Vidal Cuadras, que se ha dado cuenta de que su Partido ya no es lo que era justo cuando han decidido que no contaban con él para ir en las listas europeas como los últimos tropecientos años.

Sin haberse ido a VOX, pero quién sabe si no lo hará dentro de un tiempo, Mayor Oreja le ha dicho no a Rajoy, no a encabezar las listas al Parlamento Europeo del PP, no a seguir pastoreándole a aquellos españoles que vivían con el dictador asesino Francisco Franco, tiempos de extraordinaria placidez.

En Madrid, el Tribunal Superior de Justicia ha paralizado los planes de privatización de la Sanidad Pública que se traían entre manos el Heredero de Esperanza Aguirre, Ignacio González y su Consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty. Un triunfo de la movilización ciudadana, de la llamada Marea Blanca, de los socialistas de Madrid que hemos participado activamente y desde el primer momento en esta lucha, de los socialistas en general que siempre hemos defendido la Sanidad Pública, gratuita, universal y de calidad que materializó nuestro querido compañero Ernest LLuch, un triunfo, en suma, del sentido común, de la dignidad, de la decencia y del valor.

En Castilla La Mancha, el alto tribunal ha obligado a María Dolores Cospedal –el “de” se lo pone ella que piensa que así queda más glamurosa -a readmitir a 500 trabajadores interinos que había despedido en 2012, en aras a un ahorro que no se aplica ella misma en su jugosísimo sueldo, acusando al Gobierno regional del PP que encabeza de violación del derecho a la libertad sindical consagrada en la Constitución.

Y sigue el culebrón de los papeles de Bárcenas con la contabilidad B del PP que su ex Tesorero, ex Senador, ex Gerente y ex se fuerte Luis, hacemos todo lo que podemos, va entregando en la Audiencia Nacional al Juez Ruz. Obras ilegales en la sede de Génova, sobresueldos en negro a todo hijo de vecino popular, cobro de comisiones a cambio de adjudicación de obra pública a grandes constructoras, fraccionamientos de ingresos para driblar la Ley de Financiación de los Partidos Políticos y demás asuntos turbios en diferido y con forma de simulación.

Me dejo para el final el circo que ha montado el otrora progre Gallardón, hoy reencarnado en Torquemada, con su contra reforma de la Ley del Aborto que no es apoyada en Europa, ni por la familia Lepen y que sitúa a España a la cola de Europa en cuanto a derechos y libertades de las mujeres. Una Reforma que no quieren ni en su propio partido y que está haciendo un agujero terrible a su partido en las encuestas, tanto es así que han decidido guardarla en un cajón hasta que pasen las Elecciones Europeas. Como si las mujeres fuéramos tan tontas como ellos quieren pintarnos en su Ley y nos fuéramos a olvidar un solo día de tan infamante ultraje.

Sí, sin duda alguna, el 2014 no va a ser un año fácil para el Partido Popular, los socialistas vamos a trabajar por ganar las elecciones europeas, por elegir a los mejores de nosotros para encabezar las listas municipales y autonómicas y por abrir a la toda la sociedad de progreso y libertad la elección del que será el Presidente socialista del Gobierno de España en el 2015. Queremos, podemos y debemos.

 

 

ADVENEDIZOS DE LAS PRIMARIAS

Publicado en

Ya os escribí hace poco por aquí sobre el furor pro primarias que le había entrado a la Lideresa del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, solo con el fin de incordiar a su Presidente y para nuestra desgracia, de todos nosotros, Mariano Rajoy y que la convirtieron por unos días en la adalid de la elección democrática de los líderes de los partidos mediante primarias, en su caso, de su militancia.

Hoy veo con estupor otro advenedizo de las primarias, casi tan populista como ella, Albert Rivera, explicando que ha creado una plataforma ciudadana para enfrentarse a los malvados partidos políticos, como si él no hubiera militado en el PP catalán desde que le salieron las muelas del juicio y hasta que, en el mejor estilo Rosa Díez, montó su propio partido, Ciutadans. Y no contento con esta pirueta de siendo político presentarse como el regenerador de la clase política, ha afirmado que los ciudadanos quieren líderes elegidos en primarias, pero sin trampas, en clara referencia al único partido que hasta ahora ha elegido varios de sus líderes mediante primarias de su militancia, el PSOE.

Tiene mucha gracia que desde derecha, más derecha y hasta izquierda auténtica se llenen la boca con la necesidad de primarias cuando en sus partidos no las practican y que tengan la desfachatez de afear y criticar al único Partido que las tiene en sus Estatutos, las practica y las va a ampliar a toda la ciudadanía en la próxima elección de candidato a las generales 2015.

Sobre las supuestas trampas en las primarias del PSOE, conviene aquí poner pie en pared y dejar claro que nuestros procedimientos pueden ser mejorables, pero son los más limpios, democráticos y transparentes que existen actualmente en el panorama español.

Yo ya he participado en tres elecciones mediante primarias, si no recuerdo mal, las primeras, las que enfrentaron al candidato del aparato del Partido, Joaquín Almunia contra el preferido por las bases y a la postre ganador, Josep Borrell. Sin tanta proyección mediática, sin redes sociales y sin más medios que su carisma, Borrell ganó aquellas primarias porque así lo quisimos la militancia, sin trampa ni cartón. Creo que también elegimos en primarias a Morán, como candidato a la alcaldía de Madrid aunque estas las recuerdo vagamente, eso sí, volvimos a ganar la militancia al candidato del aparato.

Y en 2010 tuvimos la madre de todas las primarias en Madrid, las que enfrentaron a la candidata del aparato de Ferraz y de Moncloa, Trinidad Jiménez, contra el Secretario General de los socialistas de Madrid, Tomás Gómez. Un mes y medio recorriendo cada rincón de Madrid en busca del voto militante, una lucha descarnada en las redes sociales, una pelea en los medios de comunicación clásicos y como resultado, la participación del 86% de la militancia con una ajustada victoria, contra todo pronóstico, de Tomás Gómez.

Todas estas primarias, vividas en primera persona, se caracterizaron por una cosa: todo el que quiso avaló a su candidato y toda la militancia votó libremente, en urna, con sobre y papeleta secreta y por tanto, nada hay más democrático y transparente que eso. Que podríamos pedir menos avales, estoy de acuerdo. Que podríamos fijar un calendario que objetivara con cuánta antelación se pueden o deben convocar primarias, también. Que aquellos candidatos llamados “del aparato” disponen de más medios que los que no lo son, es verdad, en la vida siempre hay uno que tiene más, pero eso no ha sido determinante en el resultado como os acabo de explicitar. Que todo procedimiento es mejorable y este también, sin duda alguna. Pero que nadie va a venir, ni desde la derecha, ni desde la izquierda, a darnos lecciones de democracia a los socialistas es un hecho cierto, al menos, no delante de mí, al menos no con mi consentimiento, ni mucho menos con mi silencio.

SitaEspe quiere primarias

Publicado en

Hoy, una de las políticas que mejor manejan los tiempos y la demagogia en esta nuestra pobre España, Esperanza Aguirre, ha reaparecido para bailar sobre la tumba de su archinémesis, Ana Botella, después de su ridículo fracaso al frente de la delegación Madrid 2020 en Buenos Aires. La lideresa, aprovechando la derrota de la actual alcaldesa de Madrid, ha vuelto a primera línea con unas declaraciones que me han dejado estupefacta.

Pide la dama de hierro del PP madrileño que se democraticen los partidos políticos, que se elijan los mandos a través de primarias en las que participen los militantes como forma de reconocerles el trabajo y la lealtad. Algo más que dar palmas en los mítines y contar votos en las elecciones. Y claro, se me ha escapado una lagrimita de la emoción. Si no fuera porque sé que no cree lo que dice sino que considera que es lo que más le conviene para ser la futura candidata a la alcaldía de Madrid me habría hecho dudar.

En lo que voy a darla la razón por completo a la Condesa de Murillo es en el hecho de que aquel Partido político que primero se adentre por el camino de la modernización democrática de su organización, de las formas de participación en la misma, del papel de su militancia y del modo de elección de sus líderes, candidatos y listas ganará mucho ante el electorado. Y sería una triste lástima que fueran los sobrecogedores populares quienes lo hicieran.

Ante los socialistas españoles se abre el reto de aprovechar la Conferencia Política de noviembre para acometer los cambios estatutarios que quedaron aplazados en el Congreso de Sevilla y que la militancia reclama a voces. Cambios que permitan establecer Reglamentos de Primarias tanto para cargos orgánicos como para cargos institucionales que sean de aplicación en toda la organización y que solventen todas las deficiencias que hemos podido apreciar en los procesos que se han dado durante los últimos meses.

Primarias abiertas a simpatizantes para la elección del cabeza de lista tanto nacional, como regionales y de grandes ciudades; y primarias o elección directa de los Secretarios Generales por parte de toda la militancia, que son cosas parecidas pero no idénticas y que por tanto necesitan reglamentos específicos con atención a algunas trampas que esconden.

Primarias abiertas que se aprobaron en Sevilla y que por tanto deben hacerse pero teniendo la precaución de esquivar, al menos, dos balas de plata: la primera el hecho de que se determinen muy bien los requisitos de aquellos que consideremos simpatizantes con derecho a votar a nuestro candidato –precio de la inscripción, documento de compromiso que se ha de firmar, no inclusión de militantes de otros partidos…- La segunda y no menos importante, valorar la implicación real de la ciudadanía porque no habría nada más desesperanzador que abrir un proceso de primarias y que los votantes no tuvieran interés en participar de las decisiones del PSOE, eso colocaría a nuestro candidato en una situación de deslegitimación que lo lastraría de cara al proceso electoral.

Elección del Secretario General y su equipo mediante la votación directa de toda la militancia y no en congresos con delegados que no llevan mandato de sus agrupaciones y que por tanto no respetan los verdaderos deseos de la militancia expresados en la elección previa. De esto ya he escrito mucho y estaría dispuesta a asumir un paso intermedio entre lo que tenemos hoy y la aspiración final de voto directo que sería volver al mandato, es decir, que los delegados que eligiéramos en las agrupaciones acudirían a los Congresos con la obligación de elegir a aquel o aquellos que hayamos decidido previamente los militantes.

Queda mucho PSOE por hacer pero no cabe duda que modernizar y democratizar la organización es un paso previo a cualquier otro cambio que pretendamos que los ciudadanos lo perciban como tal. No dejemos que liberales como Esperanza Aguirre que harían y dirían cualquier cosa con tal de arañar votos y seguir en el poder, nos adelanten por la izquierda, ni tan siquiera figuradamente.

 

10 de junio de 2003

Publicado en

En las elecciones autonómicas celebradas el 25 de mayo de 2003, tras 8 largos años de gobierno de ese gran impostor, Alberto Ruíz Gallardón, el socialista Rafael Simancas obtenía 1.225.390 votos, lo que suponían 47 escaños, que sumados a los 9 de Izquierda Unida, permitían arrebatar la Presidencia al Partido Popular, en ese momento encabezado por Esperanza Aguirre, que obtuvo 55 escaños.

Pero el 10 de junio sucedió algo inimaginable en nuestra democracia que cambió el curso de la historia, no solo de la Comunidad de Madrid y del socialismo madrileño, sino de los dos grandes partidos políticos de este país.

De los problemas del PP con Esperanza Aguirre convertida en lideresa y Alberto Ruiz Gallardón lloroso reconociendo que en política algunas veces se pierde y él había perdido, para renacer cual Ave Fénix reconvertido en Ministro Torquemada de Justicia, no me voy a molestar en hablar que esos son problemas del enemigo y allá se las compongan como puedan o les dejen las múltiples causas judiciales abiertas.

Lo que a mi me duele, diez años después, como una herida vieja que se resiste a cicatrizar es la pérdida del Gobierno de la Comunidad de Madrid por la traición de dos diputados, Tamayo y Saez, socialistas pertenecientes al grupo de los Balbases, antes turbo renovadores, antes renovadores por la base, antes renovadores a secas y siempre una banda de interesados que ni sienten ni comprenden lo que significa ser socialista.

Estos renovadores no los inventamos en la entonces Federación Socialista Madrileña, aunque aquí proliferaron como las malas yerbas amparándose en la belicosidad que siempre ha caracterizado esta Federación, tan cerca de Ferraz y tan lejos de dios. Su origen se remonta al comienzo de los 90 donde, agazapados tras la figura de Felipe González, fueron trenzando su poder agasajando al líder, separándole de los que realmente eran sus amigos, pese a ser críticos con él, convenciéndole de que este Partido era él y que los demás y las siglas sobrabamos. Creo que a muchos os sonará la historia porque la hemos repetido alguna que otra vez con idéntico desastroso resultado. A estos primeros renovadores de la nada, algunos, les llamaban las viudas de Benarés.

Los Balbases entre los que se encontraban Tamayo y Saez, se habían hecho fuertes en el seno del PSOE apoyando a José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2000, cuando contra todo pronóstico, contra lo votado en las agrupaciones y contra el mandato que habían recibido los delegados del Congreso Socialista, se impuso a Pepe Bono. Hablo con conocimiento de causa cuando digo que aquella elección pone de manifiesto para lo poco que vale el voto de la militancia en las Agrupaciones cuando se eligen delegados porque yo fui a ese Congreso con la clara idea de votar a Matilde Fernández, no en vano mi agrupación ha sido siempre guerrista y acabamos votando a Zapatero para que no ganara Bono, de lo malo, lo menos malo.

Aquel fatídico 10 de junio, cuando dos traidores se ausentaron de la votación para la elección del Presidente de la Comunidad de Madrid, propiciando la imposibilidad de que Simancas alcanzara la Puerta del Sol y robándonos a los madrileños muchos años de progreso y justicia social, no ha sido convenientemente investigado ni aclarado. Nadie ha pagado judicial o políticamente por él pese a existir sospechas fundadas de que su traición fue comprada con dinero de grandes empresas constructoras afines al Partido Popular, ni propios ni extraños han querido ofrecernos a los madrileños una explicación, mucho menos un desagravio.

Pero tampoco en el Partido Socialista hemos aprendido las varias lecciones que se nos aplicaron aquel día de la forma más cruenta imaginable. Desde entonces, no hemos cambiado la manera de elegir nuestros candidatos, que salvo contadas excepciones, se sigue haciendo en los despachos de Ferraz con las diferentes direcciones regionales, cuando hay suerte de que éstas pinten algo. Quizás con las primarias abiertas consigamos solucionar la parte concerniente al cabeza de lista, pero queda mucho más por modernizar, por democratizar. No hemos acordado un sistema de elección de los miembros que irán en las listas acompañando al número uno que cuente con la participación, la voz y el voto de toda la militancia sino que seguimos moviéndonos por oscuros pactos de pasillo, cuotas, familias, mesas camilla, servidumbres personales, pago de deudas, noches de hotel y demás malas mañas del pasado.

Tampoco hemos aprendido que el Partido, las siglas, la historia, los principios y valores están por encima de las personas. Ni la marcha de Felipe con todo su carisma fue el fin del socialismo en España, ni Zapatero, con todo su talante que llegó a eliminar de los carteles electorales las siglas del PSOE que con tanta sangre hemos defendido durante 134 años de historia ha supuesto un punto y final del socialismo español sino todo lo contrario.

Hoy, más que nunca, el Partido Socialista debe aprovecharse de que cuenta con una militancia formada e informada y poner de manifiesto que tenemos un Partido Popular enfrente desmontando todos los avances sociales que con tanto esfuerzo construimos entre todos los españoles. Hay que denunciar que los medios de comunicación están al servicio de los mercados, del capital financiero que es mucho más corruptor que el capital productivo y que necesita un poder político débil y deslegitimado para que no puedan someterlo a regulación. Hoy debemos levantar, no la cabeza, sino la voz y los puños y gritar que no lo vamos a consentir más.

Ascopena

Publicado en

Hoy venía convencida de que escribiría sobre la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez y su vergonzosa actuación filtrando desde su correo oficial el Expediente de Regulación de Empleo del Partido Socialista Obrero Español, que debería acarrear su dimisión inmediata o su cese fulminante por parte de Mariano Rajoy.

Esta máxima responsable del trabajo en nuestro país que jamás ha cotizado en el Régimen General de la Seguridad Social, que nunca ha tenido un trabajo y un jefe ad hoc y que por tanto difícilmente puede saber lo que se sufre al ser despedido, al esperar en la cola de la oficina del Inem, al realizar un sinfín de entrevistas de trabajo…

Esta señora que en el momento más crítico de la democracia española, en medio de un rescate por parte de la Unión Europea que supone la intervención de facto de nuestro país, la pérdida de soberanía y sobre todo, el sacrificio de todos nosotros, se permitió la frivolidad de poner en su twitter su puntuación record de un juego de bolas on line.

Pero hoy, como cada mañana, he desayunado viendo el telediario de la uno, el de la televisión pública, el que está pagado con mi dinero y el tuyo y el de todos nosotros, el que debería ser un ejemplo de objetividad y decencia y que por obra y gracia del PP se ha convertido en un panfleto progubernamental que da asco y pena –de ahí el título a modo de hahstag de esta entrada-

En el nodo de la uno, se congratulan de que la cifra del paro de junio va a ser muy buena, por tercer mes consecutivo –recordemos que estamos en periodo estival, que este es un país destino turístico y que por tanto siempre crece el empleo estacional aunque este 2012 lo está haciendo menos que nunca en democracia-. Se ve que el drama de más de cinco millones de españoles en paro no les afecta a estos populares insolidarios.

En el nodo de la uno, nos cuentan que el Ministro Cañete ha acudido a Valencia a ver el estado de los pavorosos incendios que asolan esta Comunidad Autónoma desde hace días. Se les olvida a estos “periolistos imparciales” que también ha estado Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del primer partido de la oposición.

En el nodo de la uno los mineros son unos vándalos que no quieren sentarse a negociar con el pobre Ministro Soria que les ofrece un estupendo plan para los próximos cinco años, un plan sin dotación económica, sin partida presupuestaria, que no es lo mismo que no ofrecer nada.

En el nodo de la uno, hasta los presentadores se han transmutado y son los mismos que antes presentaban el nodo de Telemadrid, al menos hasta donde alcanza mi memoria, porque servidora hace años que tomó la prudente medida para preservar mi salud mental de no ver jamás los telediarios de la televisión pública madrileña, al servicio de la LiderEsa, Esperanza Aguirre, condesa consorte de Murillo.

Y esta es la España que nos trae Rajoy, en tan solo 6 meses: la televisión pública al servicio del Gobierno; Baltasar Garzón inhabilitado por investigar la trama de financiación ilegal del Partido Popular, Gurtel; los policías que investigan casos de corrupción, como el ático del Vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, apartados del servicio; Ministras que realizan filtraciones ilegales desde su despacho; Presidentes de Comunidad Autónoma del PP como Matas, condenados a 7 años de cárcel por robar a espuertas de las arcas públicas, que se pasean tranquilamente por la calle porque no se ejecuta la sentencia; jueces que denuncian presiones y amenazas por seguir con el sumario del caso Fabra, otro popular imputado por variopintos delitos económicos y fiscales…

¡AscoPena!