Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Gallardón

2014 AÑO HORRIBLE PARA EL PARTIDO POPULAR

Publicado en

Este primer mes del 14, número que me encanta desde siempre, no solo porque es mi fecha de nacimiento sino también porque normalmente, al apellidarme con la G, solía ser el 14 en clase durante mi infancia. También hice la comunión un 14 y me fui a vivir con el que fuera mi marido, otro 14, bastantes años después, ha resultado ser de lo peor para el Partido Popular, de lo que nos congratulamos el resto de la humanidad.

Aunque empezaron el año vendiéndonos la visita de Rajoy a Obama, tras dos años de mandato pasando olímpicamente de él, como un éxito, lo cierto es que lo único que se trajo el Presidente del Gobierno de España de allí fue una caja de M&M. A partir de ese momento de euforia y cielos azules de España, a Mariano, los suyos, no hacen más que darle disgustos.

Tenemos al ala ultra de su partido marchándose a VOX, otro partido de centro derecha, dicen ellos, como el PP, pero más rancios si cabe. La última de sus bajas, la de Alejo Vidal Cuadras, que se ha dado cuenta de que su Partido ya no es lo que era justo cuando han decidido que no contaban con él para ir en las listas europeas como los últimos tropecientos años.

Sin haberse ido a VOX, pero quién sabe si no lo hará dentro de un tiempo, Mayor Oreja le ha dicho no a Rajoy, no a encabezar las listas al Parlamento Europeo del PP, no a seguir pastoreándole a aquellos españoles que vivían con el dictador asesino Francisco Franco, tiempos de extraordinaria placidez.

En Madrid, el Tribunal Superior de Justicia ha paralizado los planes de privatización de la Sanidad Pública que se traían entre manos el Heredero de Esperanza Aguirre, Ignacio González y su Consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty. Un triunfo de la movilización ciudadana, de la llamada Marea Blanca, de los socialistas de Madrid que hemos participado activamente y desde el primer momento en esta lucha, de los socialistas en general que siempre hemos defendido la Sanidad Pública, gratuita, universal y de calidad que materializó nuestro querido compañero Ernest LLuch, un triunfo, en suma, del sentido común, de la dignidad, de la decencia y del valor.

En Castilla La Mancha, el alto tribunal ha obligado a María Dolores Cospedal –el “de” se lo pone ella que piensa que así queda más glamurosa -a readmitir a 500 trabajadores interinos que había despedido en 2012, en aras a un ahorro que no se aplica ella misma en su jugosísimo sueldo, acusando al Gobierno regional del PP que encabeza de violación del derecho a la libertad sindical consagrada en la Constitución.

Y sigue el culebrón de los papeles de Bárcenas con la contabilidad B del PP que su ex Tesorero, ex Senador, ex Gerente y ex se fuerte Luis, hacemos todo lo que podemos, va entregando en la Audiencia Nacional al Juez Ruz. Obras ilegales en la sede de Génova, sobresueldos en negro a todo hijo de vecino popular, cobro de comisiones a cambio de adjudicación de obra pública a grandes constructoras, fraccionamientos de ingresos para driblar la Ley de Financiación de los Partidos Políticos y demás asuntos turbios en diferido y con forma de simulación.

Me dejo para el final el circo que ha montado el otrora progre Gallardón, hoy reencarnado en Torquemada, con su contra reforma de la Ley del Aborto que no es apoyada en Europa, ni por la familia Lepen y que sitúa a España a la cola de Europa en cuanto a derechos y libertades de las mujeres. Una Reforma que no quieren ni en su propio partido y que está haciendo un agujero terrible a su partido en las encuestas, tanto es así que han decidido guardarla en un cajón hasta que pasen las Elecciones Europeas. Como si las mujeres fuéramos tan tontas como ellos quieren pintarnos en su Ley y nos fuéramos a olvidar un solo día de tan infamante ultraje.

Sí, sin duda alguna, el 2014 no va a ser un año fácil para el Partido Popular, los socialistas vamos a trabajar por ganar las elecciones europeas, por elegir a los mejores de nosotros para encabezar las listas municipales y autonómicas y por abrir a la toda la sociedad de progreso y libertad la elección del que será el Presidente socialista del Gobierno de España en el 2015. Queremos, podemos y debemos.

 

 

Anuncios

ABORTO LEGAL

Publicado en

He preferido dejar pasar unos días desde que conocí el anteproyecto de Ley que el Ministro de Justicia, Gallardón, del Gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy, ha presentado al Congreso de los Diputados para su debate y enmienda, que posteriormente será enviado al Senado y cuyas aportaciones definitivas serán devueltas nuevamente al Congreso para su aprobación definitiva. Os cuento todo el periplo porque aún tengo la esperanza que entre unas cosas y otras se acabe la legislatura antes de que estos retrofachas consigan que entre en vigor una Ley que nos devuelve al franquismo.

La norma de Gallardón es mala en todos los sentidos, aunque sin duda ninguna el aspecto que más alarma social ha sido que, habiendo vuelto a penalizar el aborto y a fijar excepciones, entre ellas no se incluya las graves malformaciones fetales. Es decir, que las madres que sepan que sus hijos nacerán enfermos, con importantes discapacidades, incluso incompatibles con la vida, se verán obligadas a llevar a término su embarazo y dar a luz una criatura que sólo les supondrá dolor, sufrimiento y muerte.

Pero este es el punto donde se esconde la trampa, nos amenazan con tener que parir hijos inviables para luego eliminar este supuesto y vendernos así que se ha suavizado lo que sigue siendo una atrocidad: criminalizar a las mujeres que abortan, encarcelar a los médicos que cumpliendo con el libre deseo de la mujer de no ser madre le practica un aborto y tutelar a las mujeres que entren en alguno de los supuestos que han legislado para que sean unos médicos y unos jueces, en su mayoría hombres, los que decidan si pueden o no abortar.

Las leyes de supuestos son minoritarias en el mundo porque entrañan situaciones injustas, generan inseguridad jurídica y dejan la puerta abierta a las valoraciones morales que nada tienen que ver con criterios legales ni médicos. Por ello, la Ley de plazos que aprobó el Gobierno Zapatero que fijaba las doce semanas, momento en que se produce la organogénesis, como límite a la libertad de la mujer sobre su embarazo con ampliación de fecha para el caso de graves malformaciones del feto o riesgo para la madre, era más justa, más segura, más rigurosa y con criterios médicos objetivos.

Todo lo que sea abandonar los plazos, objetivos, cuantificables, sin ideología ni moral y recuperar los supuestos, subjetivos, intangibles, cargados de moralina, es un retraso que las mujeres progresistas de este país, apoyadas por nuestros hombres, no vamos a consentir.

El Partido Popular pretende ampararse, para este atentado contra los derechos de la mitad de la población española, las mujeres, en su programa electoral, ese que ha incumplido en todos y cada uno de sus puntos. Pero lo cierto es que mienten, para variar, ya que en ese tan cacareado y poco usado programa electoral, el PP solo se comprometía a revisar el asunto de que las menores de 18 años y mayores de 16, pudieran abortar sin el consentimiento paterno, único punto controvertido de la Ley de Plazos.

También pretenden desde el ala ultra del Gobierno justificar este retroceso en un supuesto abuso del aborto o, como ha dicho alguno de sus lumbreras, el uso del aborto como método anticonceptivo por las mujeres. Esto es rotundamente falso y solo hay que revisar las cifras para comprobar que se practican menos abortos en España desde la entrada en vigor de la Ley de Interrupción voluntaria del embarazo del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Entre otras cosas porque esta norma, además de despenalizar el aborto y fijar los plazos en los que el aborto era legal, también recogía medidas educativas, formativas, de concienciación de la juventud sobre su salud reproductiva y sexual que evitaban embarazos no deseados y el drama de tener que pasar por un aborto.

Independientemente de que espero que esta aberración normativa no llegue a término o, utilizando el tema en cuestión, espero que el PP aborte este engendro de reforma y no se situé a la cola de Europa en derechos de la mujer, ya os garantizo que ninguna mujer de mi entorno va a dar a luz un hijo que no desee, lo diga Gallardón, Rouco o el Papa de Roma.

PD MI PRIMERA COLABORACION EN PUBLICOSCOPIA: PRIMARIAS, LIDERAZGO Y SIMPLISMO

Ley del Aborto

Publicado en

La primera vez que escuché hablar del aborto debía tener unos 12 o 14 años. Un familiar llamaba a mi madre para decirle que había dejado a su novia embarazada y que no sabía qué hacer. Ambos eran muy jóvenes, apenas llevaban un par de meses de noviazgo, estaban empezando la universidad y por supuesto no tenían trabajo. Pese al paso de tantos años recuerdo la conmoción que sufrieron todos, la noche entera de discusiones sobre qué hacer, las lágrimas, los gritos y al final la búsqueda de una clínica clandestina donde le practicaran un aborto a la chica.

Aquella vez yo no tuve muy claro qué es lo que estaba pasando hasta que lo asimilé y ya en el Instituto, recuerdo que en las históricas manifestaciones de estudiantes en el curso 86/87 entre otras consignas gritábamos, nosotras parimos, nosotras decidimos mientras uníamos pulgares e índices para hacer un símbolo de la libertad sexual de la mujer, como una reivindicación básica y transversal a cualquier otra que se hiciera en aquellos primeros años de socialismo en los que se despenalizó el aborto.

La Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo del año 85 aprobada por el primer gobierno de Felipe González despenalizaba tres supuestos de aborto: riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre (en cualquier momento del embarazo), violación (12 semanas) y malformaciones (22 semanas). Esta concepción del aborto estaba muy condicionada por el momento histórico en que se tomó, demasiado cerca aún de la dictadura, con una Iglesia Católica relacionada con las más altas cotas del poder y una sociedad española pidiendo a gritos libertad. Fue en realidad una liberalización fáctica del aborto con una pátina que calmara conciencias retrógradas.

En el año 2010, el Gobierno de Zapatero decidió modernizar y homologar nuestra norma con la del resto de países de nuestro entorno convirtiéndola en una ley de plazos que despenalizara por completo el aborto durante un número de semanas concretas sin tener que dar para ello excusa alguna. Así nació la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que además de regular el aborto reunía una serie de medidas para fomentar una sexualidad responsable que redujera a mínimos los casos en los que se llegaba a interrumpir el embarazo.

Con esta norma se terminaba la hipocresía de alegar daños psíquicos en la madre para tener que abortar cuando lo que existía realmente era un embarazo no deseado y la libertad de la mujer para no ser madre si no quiere. El aborto quedaba despenalizado durante las primeras 14 semanas de embarazo sin necesidad de que interviniera ningún tercero que autorizara, ratificara o matizara la voluntad de la mujer, que se elevaban a 22 en casos de graves riesgos para la vida de la madre o el propio feto.

Quizás esta norma hubiera sido admitida pacíficamente si en lugar de llevarse desde el Ministerio de Igualdad por Bibiana Aido, objeto de las iras de la caverna, se hubiera llevado desde el Ministerio de Sanidad como una reivindicación de los profesionales médicos que padecían la falta de seguridad jurídica que propiciaba la anterior norma. Ahí Zapatero estuvo valiente y la derecha reaccionaria salió en manada de sus residencias de lujo del brazo de la Conferencia Episcopal a la calle, lo que llevó al Partido Popular a recoger en su programa electoral del 2011 la derogación de esta Ley del Aborto.

Esta promesa electoral del PP será quizás la única que va a cumplir en esta legislatura porque el Ministro Gallardón, reconvertido de progre a Gran Inquisidor desde su advenimiento al Gobierno de Mariano Rajoy, se ha puesto manos a la obra para retrotraernos a tiempos remotos y oscuros.

Durante estos meses de “debate” de la norma hemos oído tantas barbaridades por parte del Ministro y sus correligionarios acerca del derecho de las mujeres a decidir sobre su vida sexual, sobre su salud reproductiva, sobre su propia maternidad, que tengo el convencimiento de que este tema es una señuelo para distraer la atención de sus votantes y de los nuestros de los verdaderos problemas de España: más de seis millones de parados, empresas que entran a concurso por millares, recortes en Sanidad, en Educación, abandono de los Dependientes, financiación ilegal del Partido Popular desde hace decenios, etc. que no voy a molestarme en comentarlas. Terminaré diciendo algo que no creí que fuera necesario volver a repetir: “NOSOTRAS PARIMOS, NOSOTRAS DECIDIMOS”.

PD. MI COLUMNA DE LOS JUEVES EN DIARIO PROGRESISTA: INTEGRISMO CATOLICO

Los indultos

Publicado en

En estos días convulsos en los que el Partido Popular, el partido del Gobierno de España, está inmerso en una trama de corrupción y financiación ilegal, conocida no solo a través del sumario Gurtel, sino también de los papeles de Bárcenas y las confesiones de varios de los implicados, aparecen casos de ciudadanos anónimos que habiendo sido condenados por pequeños delitos hace años, hoy piden ser indultados.

Al mismo tiempo que se conocen los sobresueldos millonarios de la cúpula del PP, los indultos de policías que apalean a ciudadanos, el indulto de un kamikaze que causó la muerte de dos personas, solo por el hecho de ser defendido por el bufete de abogados del hijo del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardon y su abogado el hermano de Astarloa, otros como Emilia, esperan no entrar en prisión por gastar 200€ en comida para sus hijas con una tarjeta de crédito que encontró en la calle.

Hoy, la indignación ciudadana ha logrado que tanto Emilia Soria, esa madre coraje que cometió un delito para dar de comer a sus hijas, no entre en prisión. También se espera el indulto para un hombre que se vio involucrado en una pelea en un bar y para un ex adicto completamente rehabilitado que tienen orden de instituciones penitenciarias para designar el centro donde quieren cumplir sus penas de cárcel.

Como ser humano, como madre, me alegro de que alguien que ha utilizado una tarjeta de crédito de otra persona para comprar alimentos y pañales por importe de 200€ no entre en prisión, tampoco un padre de familia que se ve inmerso en una pelea en un bar, o alguien que cometió un delito de juventud pero que hoy está rehabilitado e integrado en la sociedad, pero como jurista os digo que el indulto no es la solución.

Hoy, el PP ha indultado a estos ciudadanos para tapar los otros indultos ignominiosos como los del kamikaze homicida o los Mossos maltratadores o tantos otros que se han producido desde el advenimiento en el Ministerio de Justicia de Alberto Ruiz Gallardón.

El indulto puede definirse como una medida de gracia que el poder otorga a los condenados por sentencia firme, remitiéndoles toda pena que se les hubiera impuesto o parte de ella, conmutándose por otra más suave. Es una medida de gracia que corresponde al Rey, previa deliberación del Consejo de Ministros y a propuesta del Ministerio de Justicia.

Esta medida excepcional que recoge nuestro ordenamiento para solventar algunas disfuncionalidades que pueden darse en el sistema judicial y que están perfectamente tasadas por la norma, se ha convertido, en manos de este Gobierno movido por el interés personal y la arbitrariedad absoluta, en moneda de reparto de prebendas y favores, lavados de imagen como el de hoy, pago de servicios prestados y demás motivaciones poco honorables.

Indudablemente, me alegro por esa madre que seguirá sacando adelante a sus hijas pero está claro que hay algo que no funciona en nuestro sistema penal y judicial para que Bárcenas esté en Suiza fumándose un puro y Emilia haya estado a punto de entrar en prisión. La Justicia en España no es igual para todos, ni parecida y con las tasas abusivas que ha impuesto el Ministro Gallardón aún se ensanchan más las diferencias entre ricos y pobres, entre aquellos que pueden utilizar las herramientas del sistema para diferir el proceso penal y evitar el ingreso en prisión y los que vamos al Juez como borregos al matadero, desnudos e indefensos.

Los indultos de hoy lavan la imagen de un Gobierno sectario que los aprovecha para acallar a los ciudadanos más que hartos y que de ese modo podrá seguir repartiendo dádivas entre los suyos, entre los poderes fácticos, los banqueros, los empresarios, sus allegados y amigos.

Qué pretende Gallardón

Publicado en

Desde que el flamante Ministro de Justicia del Gobierno de Rajoy, Alberto Ruiz Gallardón, anunciara que en la retro reforma de la Ley del Aborto, eliminará el supuesto de graves malformaciones fetales como causa legal de aborto, muchas han sido las reacciones al respecto y casi ninguna buena.

Algunos dicen que lo hace para distraer la atención sobre la grave situación de España, con una prima de riesgo a punto de alcanzar el número de La Bestia, 666, pagando unos inasumibles intereses de la deuda casi al 8%, con las instituciones europeas dándonos la espalda y con un Gobierno popular inútil, ineficaz, chulángano y falaz.

Otros dicen que es un guiño a los sectores de la ultra derecha que nunca le han considerado uno de los suyos. Que desde cuando era Presidente de la Comunidad de Madrid le tenían por un progre. De todos es conocida su mala relación con Esperanza Aguirre, sector más rancio de la derecha rancia española.

Yo pienso, sencillamente, que es mala gente. Rajoy le ha nombrado Ministro de Justicia, precisamente el único ministerio que él no quería porque es una cartera poco mediática, donde su ego no puede desarrollarse, figurar, salir en los medios y ser la sal de todas las salsas. Eso le empuja a afrontar una reforma del Código Penal dura, retrógrada, alejada de la realidad de la Unión Europea, conservadora, restrictiva, facha, tardofranquista, injusta, inútil, ineficaz, repugnante y mediática, muy mediática.

Gallardón siempre fue el Gran Impostor, su supuesta progresía era más falsa que las cuentas de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. Su ambición está por encima de su ideología, si hay que hacerse pasar por moderno, pues se hace, pero ahora está aflorando su verdadera naturaleza. No en vano, su propio padre dijo: “si cree que yo soy facha, espere a conocer a mi hijo Alberto”.

El problema es que, con la ocurrencia de prohibir el aborto cuando existan graves malformaciones fetales, se ha pasado de frenada. Desde todos los sectores con implicaciones en el caso le llueven más que justificadas críticas: médicos, como el neurocirujano infantil, Javier Esparza, que explica aquí los sufrimientos que acarrearía al niño esta decisión http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/07/24/actualidad/1343153808_906956.html o como la carta abierta de esta madre coraje, Merche Negro, con un hijo con parálisis cerebral http://www.eldiario.es/zonacritica/2012/07/22/carta-a-gallardon/ o desde las clínicas especializadas en la interrupción del embarazo que le acusan de criminalizar el aborto http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/4137284/07/12/aborto-las-clinicas-acreditadas-acusan-a-gallardon-de-criminalizarlo-todo-y-no-aclarar-nada.html o desde las asociaciones de mujeres que están siendo atacadas, criminalizadas, ultrajadas por este Ministro del paternalismo caduco.

En estos momentos, me acuerdo mucho de mi tío Felix, el hermano pequeño de mi abuela, que pese a padecer Síndrome de Down, vivió con nosotros hasta los 60 años. Me acuerdo de mi abuela siempre preocupada de morir ella (le lleva 20 años) antes que él y dejarle solo en el mundo. Me acuerdo de su tía, la Madrina Chon, que fue quién le cuidó cuando su madre murió y que hasta el último día de su vida, atacada por una demencia senil, fruto de sus ochenta y muchos años, decía ¿quién va a cuidar de mi niño ahora? No me acuerdo pero me cuenta mi abuela, como mi bisabuela Tomasa, murió de un cáncer de hígado sin haber cumplido los 60 y con el sufrimiento atroz de dejar a su hijo pequeño, Felix, desamparado.

Cuando me quedé embarazada de mi hija Alba, con 22 años, lo primero que le dije a la ginecóloga es que en mi casa había antecedentes de Síndrome de Down y que yo no quería traer al mundo un hijo así. Se que habrá mucha gente que me diga que son niños maravillosos, cariñosos, que te dan muchas alegrías, lo se, lo he disfrutado en casa, pero también he padecido la angustia, el miedo, la incertidumbre y no la quería para mí.

Nadie está obligado a abortar, no hay una violencia estructural que obligue a las mujeres a interrumpir sus embarazos, pero lo que si va haber si Gallardón perpetra esta barbaridad, es un montón de mujeres, de niños, de hombres, de familias enteras condenadas a una vida de enfermedad, sufrimiento, dolor y muerte.

PIDE AL MINISTRO DE JUSTICIA QUE NO REFORME LA LEY DEL ABORTO http://http://www.change.org/es/peticiones/pide-al-ministro-de-justicia-que-no-reforme-la-ley-del-aborto

Tengo una cabezonada

Publicado en

Cuando nuestro faraónico alcalde de Madrid, Napoleón Gallardón, ahora Inquisidor Mayor del Reino, desde su flamante cargo de Ministro de Injusticia, después de perder por segunda vez la candidatura a organizar los Juegos Olímpicos nos dijo que lo intentaría una tercera vez, los madrileños sufrimos una violencia estructural que nos impelió a proferir sonoros cortes de manga ante tamaña falta de respeto.

Madrid capital tiene una deuda que supera los ocho mil millones de euros, lo voy a poner en número que parece que da más miedo 8.000.000.000 de euros, que pagarán nuestros hijos y nuestros nietos debido a los delirios de grandeza del Gran Impostor.

Obras apocalípticas como el soterramiento de la M-30 de una sola vez y al precio que fuera necesario, obra que mejorando la calidad de la circulación, nadie lo pone en duda, era absolutamente innecesario acometer en una sola legislatura. Tengo algún amiguete al que le firmaban los viajes del camión sacando tierra tres y cuatro veces el mismo viaje, no importa, pagaban los madrileños.

Obras suntuarias, preciosas, innecesarias y carísimas como es el proyecto Madrid Río, donde los bancos cuestan 2.500 euros cada uno y las farolas más de 3.000 euros, tengo otro amiguete que fue topógrafo durante meses en el Manzanares y que nos contaba horrorizado las toneladas de mármol y granito que se estaban poniendo para dejarlo todo deslumbrante si parar en gastos, insisto, no importa, pagaban los madrileños.

Obras egoístas como trasladar el despacho del Alcalde, que no el Ayuntamiento, al Palacio de Correos en Cibeles y que ha costado en torno a 500 millones de euros, qué de dinero en cortinas, pero, no importa, pagaban los madrileños.

Obras, obras, obras, que prometían pingues ganancias cuando nos concedieran la celebración de los Juegos Olímpicos y ahí está el Estadio de La Peineta con sus solares y sus proyectos de vivienda arruinados a su alrededor. Ahí tenemos estaciones de metro de Madrid en mitad de páramos que iban a ser Villas Olímpicas y que iban a generar empleo y riqueza en los comercios de la zona, ¿comercios? Disculpad si se me escapa la risa.

Yo viví la maravillosa transformación de Barcelona en los años 90 al amparo de las Olimpiadas del 92 y no cabe duda que un acontecimiento así cambia el perfil de la ciudad que lo alberga, pero no siempre es para bien. Frente al éxito catalán tenemos el desastre que supuso para Atenas la organización de los Juegos en el 2004. Despilfarro, mala gestión y latrocinio, mucho latrocinio que hoy están pagando con creces los ciudadanos helenos.

Sin querer entrar en rumorología, las últimas delegaciones olímpicas que mandó Madrid para ver si esta vez si que nos tocaban los juegos y se los dieron a Río de Janeiro, estaban compuestas por quinientos miembros, 500 tíos y tías viajando, comiendo y disfrutando de gañote, acarreando jamones de bellota, gastando sin freno, que no importa, que pagaban los madrileños.

Ahora nos cuenta Ana Botella, la heredera de Alberto, que como ya tenemos el 80% de las infraestructuras construidas esto nos va a salir por cuatro perras gordas, permitidme que lo dude. Volvemos al desenfreno de viajes, comisionistas, delegaciones, regalos, prebendas, merchandising y lo que haga falta, que la deuda es grande pero al final, quienes pagan, ya lo sabéis, son los madrileños.

¡Disfruten lo votado!

Mi colaboración en Diario Progresista DE LEONES Y EXPLORADORES http://www.diarioprogresista.es/de-leones-y-exploradores-12752.htm

El tranvía de Parla

Publicado en

Hace 10 años en Madrid se invirtieron millones de Euros de todos nosotros en un capricho megalómano, en una infraestructura que cualquier podría adivinar iba a ser una ruina. ¿El tranvía de Parla? Se apresurará a gritar la caverna. No, señores, el Parque de la Warner en San Martín de la Vega (Madrid).

Alberto Ruiz Gallardón, entonces Presidente de la Comunidad de Madrid, no dudaba en presentarlo como la estrella de su modelo de crecimiento y para ello invertía cientos de millones de euros, insisto, de todos nosotros.

Hace tan solo 3 días, a punto de cumplir su décimo aniversario, la Comunidad de Madrid ha tenido que cerrar la línea de Cercanías que unía el Parque Warner con la estación de Atocha por deficitaria, solo 190 usuarios diarios para un coste de tres millones trescientos mil euros. Si, han leído bien 3,3 millonacos de euros al año solo en mantenimiento.

Las cifras dan miedo. La Comunidad de Madrid invirtió 368 millones de euros en el Parque, 84 millones más en la línea de cercanías que ahora cierra y otros 24 millones más en una autovía para llegar…

El cuento de la lechera que Gallardón vendió a los madrileños para malgastar cientos de millones de euros era la creación alrededor del Parque de un resort con hoteles, parque acuático, campos de golf… ¿les recuerda a algo? Si, suena como lo de Eurovegas pero en versión Piolín.

Podemos comparar los 476 millones de Euros tirados en la inversión del capricho del Parque Warner hoy al borde de la quiebra, con la negativa de la Comunidad de Madrid a participar en la inversión del Tranvía de Parla que forzó al Ayuntamiento a asumir casi el total la construcción: 93,5 millones de euros, que finalmente acabaron siendo 128.

También podemos comparar los 190 viajeros diarios del cercanías del Parque Warner que suponen al mes unos 5.700 usuarios, siendo generoso, con los 400.000 usuarios mensuales que tiene el Tranvía de Parla.

¿Por qué en Intereconomía, en Telemadrid, en la Gaceta se rasgan las vestiduras por los problemas del Ayuntamiento de Parla para afrontar los gastos en infraestructuras y servicios altamente utilizados y valorados por sus vecinos pero no dicen ni pio del Parque Warner?

¿Por qué nos quieren vender Eurovegas como la solución al paro y la falta de actividad económica de nuestra Comunidad y no miran los experimentos fallidos con proyectos similares?

¿Por qué el PP insiste en estrellarse con su modelo productivo basado en la especulación con los terrenos, la burbuja inmobiliaria, el círculo virtuoso del ladrillo y los empleos de baja cualificación que acaban resultando un mega desastre?

Hace unos días escribí en DIARIO PROGRESISTA un artículo de Opinión titulado EL MODELO DEL PP y este puede ser otro ejemplo ilustrativo de lo que considera nuestro Gobierno crear riqueza, pero solo para unos pocos, sus amigos del alma.