Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: internet

Community Manager HdP HdJ

Publicado en

En estos tiempos modernos, si no tienes cuenta en twitter con varios miles de seguidores, una fanpage  en facebook, eres alcalde de algún sitio en Forsquare, a la gente le gustan tus fotos de Instagram, saben que corres por las mañanas gracias a runkeeper, mueves tu curriculum en linkedin, compartes tu música en spotify, whassapeas con tus amigos y apenas miras el email pero tienes google+ , no eres nadie.

En estos tiempos modernos en los que muchos que no se preocuparon de estudiar, que jamás invirtieron tiempo y esfuerzo en su formación, que vivieron del cuento, del enchufe y de la burbuja hoy se han ido al paro, en estos tiempos, lo que viste un mazo es ir de Community Manager, sin serlo.

Vaya por delante que respeto mucho a aquellos que estudiaron y estudian informática, programación, que saben lo que es el ms2, el html, el lenguaje Java y demás cosas que yo solo conozco de oídas porque ya os he contado muchas veces que yo llegué a la red tarde y por la vía del ocio, fundamentalmente para jugar al Trivial en el IRC de Hispano.

Pero hoy, hoy te encuentras por el mundo con una cantidad de listos decididos a vivir del cuento y del desconocimiento de los paganinis de lo que son las redes sociales y cómo triunfar en ellas dependiendo de si eres una empresa, una marca, un partido político, un autónomo, un particular o un pillabocadillos.

Mi favoritos son estos del “hola don Pepito” “hola don José” que dice mi buen amigo Perico Pan, uno que no tiene que ir de periodista, porque lo es, que no tiene que ir de blogguero, porque lo es y que no tiene que ir de estrellita en las redes, porque lo es. Estos de lo que habla él, y hablo yo son agotadores e incumplen todas las normas del buen conversador.

Otros que me hacen mucha gracia son aquellos que desconocen las normas básicas para que los mensajes dejen de ser meras conversaciones entre dos y se conviertan en auténticos virales de tu pensamiento en la red. Estos no saben algo tan básico como que hay que poner un punto delante de la @ para conseguir que lo que estás contando de tu personaje, político, futbolista favorito deje de ser una conversación privada, o reducida a los seguidores comunes y pase a ser algo público.

Están también los que no quieren entender la diferencia entre un RT automático, respetuoso con la propiedad intelectual de un twitter, con el esfuerzo de imaginación y síntesis que supone escribir un tweet coherente, divertido, con garra, que haga que la gente quiera compartirlo; y un RT manual o amañado con pequeñas tontunas propias para apropiarse de lo ajeno.

O los que no entienden que la viralidad ha de ser algo organizado, pautado y sostenido en el tiempo y se ofuscan durante cinco minutos con un tema abrasando al personal con RTs interminables, repetición per secula seculorum del mismo mensaje y luego se olvidan del asunto hasta más ver para ser masacrados por el adversario que si que sabe de esto.

En fin, no me hagáis mucho caso que ya os he dicho que yo llegué tarde al internet, a los chats, a facebook y a twitter con lo que solo hablo de oídas, pero de mí, pa tí, que #AsíNo…

Anuncios

Multitarea o superficial

Publicado en

A raíz de la atenta lectura del artículo de El Pais, Un mundo distraído, del escritor Nicholas Carr, me ha dado por reflexionar sobre mi actividad en las redes sociales y lo que dice este señor:

“La multitarea, instigada por el uso de Internet, nos aleja de formas de pensamiento que requieren reflexión y contemplación, nos convierte en seres más eficientes procesando información pero menos capaces para profundizar en esa información y al hacerlo no solo nos deshumanizan un poco sino que nos uniformizan”.

Estoy de acuerdo en que internet es adictivo, que la posibilidad de tener “n” pestañas abiertas y que en cada una de ellas pasen cosas interesantes al mismo tiempo, el correo, facebook, twitter, el blog, periódicos… es maravillosa pero al mismo tiempo te absorbe hasta el tuétano.

Más de una noche se va mi marido a la cama y yo digo voy ahora mismo, y ese ahora mismo se convierte en media hora hasta que consigo apartar mis ojos de la pantalla del portátil, siempre hay un último aviso, una última mención…

Lo que no tengo muy claro es la supuesta superficialidad o falta de capacidad de concentración. Sigo leyendo libros, trabajo informando leyes que requieren su lectura crítica en profundidad, disfruto de una sobremesa con café, copa y amigos, en fin que puedo hacer cosas que requieran pausa y reflexión, aunque no es lo más me guste del mundo.

Sabe qué, señor Carr, que yo ya era así de pequeña, cuando esto de Internet ni siquiera había sido soñado por nadie. En el cole atendía a clase, charlaba con la de al lado, hacía los ejercicios, pintaba en el pupitre, me hacía nudos en el pelo, miraba por la ventana, soñaba con ser portero de fútbol y acababa muchas veces en el pasillo por no callar, pero sacaba todo sobresalientes.

Cuando salía al patio jugaba al fútbol, a policías y ladrones, al palo seco, destrozaba mis botas ortopédicas, hacía lanzamiento de cartera, comía como una lima sorda, volvía a salir a jugar al patio aunque cayeran chuzos de punta, iba a la biblioteca a leer el Bandido SaltodeMata o Robi, Toby y el aeroguatutú, me aficioné a los libros de elige tu propia aventura y era una niña muy feliz.

Unos años después trabajaba al tiempo que estudiaba derecho, tenía un marido, una casa, vivía a 600 kms de mi familia, aprendí un idioma, tuve una hija y a todo me daba tiempo porque ya era multitarea, aunque ni siquiera sabía que existía ese término. Yo soy de las que estudia más cuanto menos tiempo queda para el examen, os resultaría increíble lo que he llegado a memorizar a media hora de entrar por la puerta del Aula 0.

Yo siempre he sido como un motor de gasolina, más explosivo, de arranque rápido, me cunden mucho los 30 primeros minutos de cualquier cosa y luego necesito hacer otra cosa más estimulante. Pero es que en esos 30 minutos hago lo que para otros supondrían 3 horas. No digo mejor ni peor, solo más rápido.

Quizás porque yo ya era como dice Carr que son las redes sociales me siento tan cómoda en ellas, quizás es que he nacido para internet, la velocidad, saltar de una pantalla a otra, de una conversación a otra, estar escribiendo este post al tiempo que comento en twitter que el PP de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid oculta contratos Gurtel, pongo un video de la Cabra Mecánica en el facebook, atiendo los correos que me informan de que alguien nuevo me sigue en twitter, le saludo y entrego puntualmente todos mis trabajos.