Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Rajoy

El Marco suicida del Pacto

Publicado en

Hace un tiempo, después de la clase, frente a unas cañas, un alumno de un curso de redes en el que participé como ponente en la Fundación Ortega Marañón, me regaló un libro: “No pienses en un elefante” de George Lakoff, profesor de Ciencia Cognitiva y Lingüística en la Universidad de California en Berkeley.

En la contraportada, uno de mis referentes en la política española, Jose Andrés Torres Mora escribe: sostiene Lakoff que la izquierda, por razones políticas, y la prensa, por razones profesionales, tienen la obligación de no utilizar los marcos ideológicos de la derecha, sus metáforas, como si fueran naturales y neutrales…

Empieza Lakoff definiendo qué son los marcos: los marcos son estructuras mentales que conforman nuestro modo de ver el mundo. Como consecuencia de ello, conforman las metas que nos proponemos, los planes que hacemos, nuestra manera de actuar y aquello que cuenta como el resultado bueno o malo de nuestras acciones. En política nuestros marcos conforman nuestras políticas sociales y las instituciones que creamos para llevar a cabo dichas políticas. Cambiar nuestros marcos es cambiar todo esto. El cambio de marco es cambio social.

Charlando con mi compañero y buen amigo @elbahari sobre el discurso de réplica a Rajoy que hizo ayer Alfredo Pérez Rubalcaba, llegábamos a la conclusión de que el marco de “el pacto” está resultado mortal para nuestro Secretario General.

Alfredo ha construido su labor de oposición en torno a un concepto, la responsabilidad que él se ha autoimpuesto en lo que denomina oposición útil y que está resultando letal para que el Partido Socialista Obrero Español recupere la credibilidad y el afecto de nuestros votantes.

Para poder llevar a cabo su meta de una oposición útil o responsable, es vital poder llegar a un gran pacto de Estado con la derecha española de Mariano Rajoy, pero éste, bajo el paraguas de su aplastante mayoría absoluta, ni necesita, ni quiere pactar absolutamente nada con nosotros.

Este marco “el pacto” eclipsa cualquier otra idea que Rubalcaba pretenda hacer llegar a la ciudadanía. Ayer, sin ir más lejos, hizo un discurso crítico, poniendo de manifiesto las vergüenzas de los populares, pero lo único que transcendió a propios y extraños es que los socialistas vuelven a pedir, casi a mendigar, un pacto.

Alfredo está siendo víctima de su propio marco. Ha calado tan hondo entre los votantes y sobre todo entre los militantes, que no se hace oposición contundente porque se ha ofrecido pactar con aquellos que nos suben el IVA, nos congelan las pensiones, nos cobran los medicamentos, nos reducen las prestaciones por desempleo, nos roban nuestros derechos laborales, golpean a los que se atreven a reivindicar lo suyo en las calles y están acabando con el Estado del Bienestar, que “el pacto” está resultando un yunque atado al cuello de Rubalcaba que le hunde irremediablemente.

El problema es que nuestro Secretario General no se hunde solo, sino que nos arrastra a todos los socialistas españoles con él. Como en el cuento, el traje nuevo del emperador, parece que nadie se atreve a decirle que está desnudo o en versión Lakoff que no piense en un elefante.

Anuncios

Cómplices o comparsas

Publicado en

Acaba de comparecer el Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados, para explicar el alcance del rescate a la banca española por parte de la Unión Europea y las contrapartidas que nos han impuesto para prestarnos el dinero.

Nuestro país está intervenido, vigilado, tutelado o como quiera llamarse por los hombres de negro de las instituciones europeas, que no van a permitir que el PP mueva un solo euro sin su consentimiento. El Gobierno Rajoy se dedicó a sembrar dudas sobre la economía española, no solo cuando estaba en la oposición, sino desde los ministerios, dudando de las Comunidades Autónomas y sus cuentas, de los bancos y sus balances, de todo y de todos. Y ahora, como a Pedro y el lobo, Europa no se fia de nosotros.

Niega Rajoy y niega de Guindos que a España se le haya impuesto condición alguna para prestarnos 100.000 millones de euros que necesita la banca para tapar sus desmanes provocados por el círculo virtuoso del ladrillo. Dice Rubalcaba que cree a ambos cuando niegan la intervención y que por tanto entiende que las medidas tomadas son únicamente por la voluntad del Partido Popular y no por la mano negra de Angela Merkel.

Anuncia Rajoy su batería de medidas, no impuestas por Europa, que aprobará el Consejo de Ministros el viernes y que son básicamente las siguientes:

  • Subir el IVA general de 18% a 21% (más que Alemania)
  • Bajar las prestaciones por desempleo a partir del 6º mes del 60% de la base reguladora al 50% para, según sus propias palabras, incentivar la búsqueda activa de empleo… No le llamo lo que me pide el cuerpo porque no está bonito en una señorita.
  • Quitar la paga extra de Navidad a los funcionarios, los moscosos, bajarles el salario, subirles las horas de trabajo y aplicarles la movilidad funcional por el artículo 14, porque le sale de sus partes nobles.
  • Reducir el número de concejales, como si ignorase que el 50% de los concejales de España no tienen sueldo en sus Ayuntamientos sino que trabajan por amor a sus conciudadanos.
  • Eliminar la deducción por compra de vivienda en la declaración de Hacienda, obviando que el actual Ministro de Hacienda, el ínclito Montoro, fue el que introdujo aquello del círculo virtuoso del ladrillo que acabaría con todos los problemas de España y que en realidad ha sido la semilla del mal.

Solo hay dos posibilidades, a la vista de los acontecimientos y de las declaraciones de unos y otros: el Gobierno de Mariano Rajoy es cómplice de la ultra derecha europea en la aplicación de medidas que machacan a la clase media, a los asalariados, a los trabajadores, a los pensionistas, a los desempleados o el Gobierno de Mariano Rajoy son meras comparsas de la ultra derecha europea que nos impone estas medidas a cambio de rescatar a los bancos.

En ambos casos, tanto si son cómpices como si son meras comparsas, en España se están aplicando políticas ultra liberales, de derechas, de recortes feroces para buscar el control del gasto sin tener en cuenta que eso no permite crecer a la economía, que impide la creación de empleo, que asfixia la demanda interna y que por tanto nos conduce irremisiblemente a la recesión.

En ambos casos, marionetas de Alemania o actores necesarios del crimen español, se ignoran las políticas de expansión, de inversión pública, de crecimiento, que defienden nuestros principales aliados, Hollande y Obama y nos condenan irremediablemente a no tener futuro.

A por los parados

Publicado en

España está intervenida, los hombres de negro de la Unión Europea son los que toman las decisiones en nuestro país. Este nuevo zarpazo a la democracia en un país miembro de la UE nos deja a los ciudadanos en manos de los tecnócratas y ya hemos podido comprobar en Grecia, Portugal o Irlanda, lo que significa en términos de dolor y sufrimiento.

Con tal de ganar un año de tregua en el cumplimiento feroz de la cifra de déficit impuesta por los seguidores de las tesis alemanas en Europa, el presidente de España, Mariano Rajoy, está dispuesto a subir el IVA, aumentar la jornada laboral de los funcionarios, ampliar el periodo de cómputo de las pensiones, reducir las cotizaciones sociales de las empresas y eliminar la deducción fiscal por vivienda.

Y por supuesto, bajar las prestaciones por desempleo. No en vano, el Ministerio de Empleo ha gastado ya, a estas alturas del año, la partida presupuestaria prevista para todo el 2012 en materia de pago de estas prestaciones. Da igual cuanto quieran demonizar a los parados, el dinero que cobra cada español que se queda en paro, primero lo ha cotizado con creces a la Seguridad Social, no les regalan nada, solo les devuelven anticipadamente parte de lo que han contribuido a la caja común, en un momento que lo necesitan.

Según algunas fuentes periodísticas, la prestación por paro podría bajar hasta el 60% del salario, desde el 70% actual, y se reduciría también el periodo máximo en el que se puede recibir la prestación, que ahora alcanza los 24 meses. Menos dinero durante menos tiempo. ¿Con qué objetivo? Si ya ha anunciado este inútil Gobierno que no se va a crear empleo neto en los próximos 2 años, acortar las prestaciones solo sirve para enjugar las cifras de déficit a cambio de condenar a la miseria a los desempleados.

Ya han metido mano a la Educación y la Sanidad Públicas, con recortes radicales, menos interinos, menos becas de comedor o de libros, encarecimiento de las matrículas de la FP y la Universidad, menos médicos, menos medicinas cubiertas por la Seguridad Social, copago en las ambulancias, los tratamientos paliativos, las prótesis, las medicinas…

Ya han metido mano a los Derechos de los Trabajadores, con una contrareforma laboral que abarata el despido hasta la indecencia y que facilita de tal forma prescindir de un trabajador, que ni siquiera en tiempos del dictador un trabajador sufría condiciones tan precarias de empleo.

Ahora van a por todo lo demás: los “vagos” de los funcionarios a los que les exigirá más trabajo por menos salario. A por los “despilfarradores” ciudadanos a los que va a subir el IVA para que soporten sobre sus hombros la amnistía fiscal a los ladrones y golfos de guante blanco. A por los “longevos” pensionistas que superan con creces las expectativas de vida con las que contaba el gobierno y vacían las arcas de la Seguridad Social con sus pensiones.

Y mientras los ciudadanos estamos sufriendo estos “Atilas” gubernamentales, se escuchan voces en mi Partido, como Felipe González recomendando a Rubalcaba que siga con su Oposición Útil, presentando propuestas de gobierno como si el Psoe estuviera en el Gobierno y desoyendo el clamor de las bases, de nuestros votantes, que se desangran esperando que alguien los defienda.

Nuestra gente sufre y mira hacia la izquierda en busca de alguien que les apoye en sus reivindicaciones. Esto es un hecho objetivo que las encuestas de todos los colores políticos ponen de manifiesto. Mientras el PP ha terminado de caer, el Psoe sigue bajando y todo el chorreo de votos que pierden los grandes partidos útiles y responsables, los recogen indubitadamente los partidos minoritarios de izquierdas, fundamentalmente Izquierda Unida, que duplica la intención de voto en solo seis meses…

Reflexiones desde la cuevita de la izquierda, habrá más, os lo aseguro.

Ascopena

Publicado en

Hoy venía convencida de que escribiría sobre la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez y su vergonzosa actuación filtrando desde su correo oficial el Expediente de Regulación de Empleo del Partido Socialista Obrero Español, que debería acarrear su dimisión inmediata o su cese fulminante por parte de Mariano Rajoy.

Esta máxima responsable del trabajo en nuestro país que jamás ha cotizado en el Régimen General de la Seguridad Social, que nunca ha tenido un trabajo y un jefe ad hoc y que por tanto difícilmente puede saber lo que se sufre al ser despedido, al esperar en la cola de la oficina del Inem, al realizar un sinfín de entrevistas de trabajo…

Esta señora que en el momento más crítico de la democracia española, en medio de un rescate por parte de la Unión Europea que supone la intervención de facto de nuestro país, la pérdida de soberanía y sobre todo, el sacrificio de todos nosotros, se permitió la frivolidad de poner en su twitter su puntuación record de un juego de bolas on line.

Pero hoy, como cada mañana, he desayunado viendo el telediario de la uno, el de la televisión pública, el que está pagado con mi dinero y el tuyo y el de todos nosotros, el que debería ser un ejemplo de objetividad y decencia y que por obra y gracia del PP se ha convertido en un panfleto progubernamental que da asco y pena –de ahí el título a modo de hahstag de esta entrada-

En el nodo de la uno, se congratulan de que la cifra del paro de junio va a ser muy buena, por tercer mes consecutivo –recordemos que estamos en periodo estival, que este es un país destino turístico y que por tanto siempre crece el empleo estacional aunque este 2012 lo está haciendo menos que nunca en democracia-. Se ve que el drama de más de cinco millones de españoles en paro no les afecta a estos populares insolidarios.

En el nodo de la uno, nos cuentan que el Ministro Cañete ha acudido a Valencia a ver el estado de los pavorosos incendios que asolan esta Comunidad Autónoma desde hace días. Se les olvida a estos “periolistos imparciales” que también ha estado Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del primer partido de la oposición.

En el nodo de la uno los mineros son unos vándalos que no quieren sentarse a negociar con el pobre Ministro Soria que les ofrece un estupendo plan para los próximos cinco años, un plan sin dotación económica, sin partida presupuestaria, que no es lo mismo que no ofrecer nada.

En el nodo de la uno, hasta los presentadores se han transmutado y son los mismos que antes presentaban el nodo de Telemadrid, al menos hasta donde alcanza mi memoria, porque servidora hace años que tomó la prudente medida para preservar mi salud mental de no ver jamás los telediarios de la televisión pública madrileña, al servicio de la LiderEsa, Esperanza Aguirre, condesa consorte de Murillo.

Y esta es la España que nos trae Rajoy, en tan solo 6 meses: la televisión pública al servicio del Gobierno; Baltasar Garzón inhabilitado por investigar la trama de financiación ilegal del Partido Popular, Gurtel; los policías que investigan casos de corrupción, como el ático del Vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, apartados del servicio; Ministras que realizan filtraciones ilegales desde su despacho; Presidentes de Comunidad Autónoma del PP como Matas, condenados a 7 años de cárcel por robar a espuertas de las arcas públicas, que se pasean tranquilamente por la calle porque no se ejecuta la sentencia; jueces que denuncian presiones y amenazas por seguir con el sumario del caso Fabra, otro popular imputado por variopintos delitos económicos y fiscales…

¡AscoPena!

Medio año

Publicado en

Lunes, 2 de julio, nos hemos cargado medio 2012 apenas sin darnos cuenta. No diré que lo lamento porque el año está siendo en general bastante malo y casi será un alivio que termine. Quizás 2013 tenga a bien ser un poco más caritativo, menos mezquino y arrogante, quizás.

Hoy lo que tocaba era escribir sobre la victoria de la Selección Española de Fútbol que es nuevamente campeona de Europa pero no me apetece. No creáis que no me alegré. Ayer vi el partido con mi camiseta roja, con el escudo a la izquierda, con la estrella de campeones del mundo y disfruté como la que más vengando a Luis Enrique y aquellos héroes del Mundial 94, cuando España todavía no ganaba en todo, cuando lo normal era que si algo pudiera salir mal, saliera mal, cuando la fatalidad era deporte nacional.

Tendría que escribir sobre #ArdeValencia, sobre como la desidia, la avaricia y la inutilidad de los dirigentes de la Comunidad Valenciana han desatado un desastre de proporciones aún no determinadas. Escribir de los llamamientos desesperados ayer en las redes sociales, de los alcaldes de la zona, pidiendo voluntarios con motosierras porque están solos y no tienen de nada, porque los recortes del PP en protección civil los han dejado a la merced de las llamas.

Podría gritar el asco que me produjo ver al Presidente de España, Mariano Rajoy, saltando en el Palco junto al dictador ucraniano celebrando los goles de La Roja, olvidado del rescate de la economía española, de los millones de parados, de los enfermos a los que se les cobrarán sus medicinas, de los funcionarios con sus sueldos recortados, de los interinos que no volverán a ser contratados para educar a nuestros hijos en septiembre, de los médicos que ven como el presupuesto en sus hospitales deja a los enfermos de cáncer o de vih solos frente a la muerte…

Escupir palabras de rabia cuando entrevistado nuestro Presidente del Gobierno al final del encuentro por Sara Carbonero, afirmó que haría todo lo posible por estar en las celebraciones de la Selección pero que tenía sus líos europeos. Ni una palabra para Valencia, para esos héroes anónimos que están apagando el fuego con sus manos desnudas, desnudas por el modelo especulativo que su partido defiende, ladrillo y hambre.

Incluso bajando un poco en el escalafón de la inmundicia pepera, tendría que dedicarle unas letras a la Ministra de Trabajo, Fátima Báñez, esa que ya fue famosa por no haber cotizado nunca a la Seguridad Social de la que hoy es máxima responsable. Esa que en plena tormenta del rescate de España “tuiteó” que había batido un record jugando a las burbujitas con su Ipad. Esa que le pide a la Virgen del Rocío que le eche una manita en la creación de empleo y que ahora ha vuelto a llenar portadas por un hecho aún más ignominioso: filtrar los datos del ERE que ha negociado el Partido Socialista con sus trabajadores.

Pero solo puedo pensar en que ya ha pasado medio año, medio año sin pena ni gloria. Medio año de un año en que todo lo que podía salir mal, ha salido mal. Y yo que nací en el 72 y se lo que es no ganar nada en ningún deporte, se lo que es la pertinaz sequía, la devaluación de la peseta, la reconversión industrial, Naranjito y Arconada fallando la única parada que en su vida no debió fallar, “trata de arrancarlo, Carlos, por dios”, “ay quién maneja mi barca, quién” y “¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza?… Yo que ayer con el 2-0 y los italianos con diez aún temía: ojo que si nos meten un gol, nos entra el canguelo y nos venimos abajo, que son Italia…

Pienso que aun queda otro medio año por delante y cero ganas de afrontarlo porque si hasta ahora ha sido malo, lo que viene va a ser peor. No hay esperanzas, no hay ilusiones, no hay sueños, no hay futuro, solo la certidumbre de que tendré que levantarme y seguir caminando

Colgando del precipicio

Publicado en

Anoche, en los parquets de Washington solo se escuchaba un clamor: España va a ser intervenida. Las redacciones de la prensa española, televisión, radio, etc. dejaron un retén especial por si había que abrir los informativos de la mañana con la temida noticia.

Desde Europa, Mario Draghi, aseguraba que el Gobierno español no podía haber gestionado peor lo de Bankia, generando con su actuación un problema de dimensiones todavía no calculadas por su magnitud.

Los alemanes están aterrorizados por lo que supondría un rescate de España, un país con más de cuarenta y cinco millones de habitantes, no somos Grecia, ni Portugal, ni Irlanda, somos grandes, somos un dinosaurio que arrastraría en su caída a Italia, Francia y quién sabe si toda la Unión Europea.

En solo seis meses, Mariano Rajoy ha puesto de manifiesto su incapacidad y la de su Gobierno para ofrecer soluciones creíbles a Europa y a los temidos mercados. Ni ha generado confianza, ni ha calmado a los especuladores, ni ha generado empleo, ni ha puesto a España en la senda de la recuperación y el crecimiento, ni nada de nada.

No me vengan ahora con el rollo de la herencia recibida porque ya no cuela, señores de la caverna mediática:

Con Zapatero la prima de riesgo rondaba los 300 puntos básicos, con Mariano los 550.

Con Zapatero el paro rondaba los cuatro millones, con Mariano ya va por seis millones.

Con Zapatero la Unión Europea estaba tranquila y apoyaba las medias, impopulares, pero necesarias que se tomaban por el Gobierno socialista, con Mariano Europa tiembla porque las cuentas españolas están llenas de mentiras, mentiras populares, mentiras de sus Comunidades Autónomas, mentiras de Esperanza Aguirre en Madrid, de Fabra en Valencia, mentiras.

Lo que nos pasa hoy es muy sencillo: durante dos años, el Partido Popular se dedicó a tirar piedras contra la Moncloa con el único afán de desalojar de ella a Zapatero. Ya lo dijo Montoro muy clarito, “qué caiga España que ya la levantaremos nosotros”. Con lo que no había contado esta derecha tan cortoplacista y torpe que tenemos es que una vez dentro del Palacio de la Moncloa la lluvia fina de la intervención se colaría por los agujeros que sus piedras abrieron en el tejado.

No se puede sembrar dudas sobre la economía española durante dos años y luego pretender que los que han estado oyéndonos despotricar, se olviden inmediatamente de todo lo dicho para iniciar una nueva era de esplendor.

No se puede mentir en las cuentas, esconder facturas en los cajones de nuestras Comunidades Autónomas para dar la imagen de que el Partido Popular gestionaba muy bien sus territorios y el Psoe muy mal los suyos porque al final, tarde o temprano, hay que contabilizarlas y se nos ven las costuras.

No se puede prometer en campaña tres millones y medio de puestos de trabajo en un año, como hizo el desaparecido González Pons y luego ver como se van al paro, al desahucio, a la miseria y al hambre, millones de españoles.

Los españoles no nos merecemos este Gobierno mentiroso, torpe, que solo sirve para meterse en líos internacionales, Argentina, Bolivia, Marruecos, Inglaterra… No, me niego a resignarme a esa terrible frase: “disfruten lo votado”. Mintieron en campaña, mintieron en su programa electoral, mintieron y por eso los españoles no se merecen, no nos merecemos, esta cruz.

Hoy, como en 2004, queremos un gobierno que no nos mienta, nos merecemos un gobierno que no nos mienta.

Malos humos

Publicado en

El señor este que se presenta por el Partido Popular, uno que perdió las dos veces anteriores y que no lo querían ni un su partido… Ays cómo era este que no quiere explicar lo que significa su programa para no cagarla y que hará las cosas como dios manda… Ah si, MariaNO. Pues este señor tan gallego él ha dicho que se replanteará la Ley Antitabaco.

Como prevencionista, ya la primera Ley Antitabaco, la que no permitía fumar en los lugares de trabajo y obligaba a los hosteleros con grandes restaurantes a tener una zona de fumadores, evitó del orden de 1.000 muertes al año de trabajadores de la hostelería. (En accidentes cardio vasculares y cánceres que traían causa en el tabaco).

Con la ampliación de la norma a todo el sector hostelero, sin excepciones, desde el punto de vista de la Salud Laboral se llegó a la protección ideal.

Las cifras hablan por si solas, no se han producido pérdidas ni de empleos, ni de beneficios en el sector por la Ley, sino todo lo contrario. Los Ayuntamientos han abierto la mano a la instalación de terrazas, veladores, etc en sus calles y el negocio se ha ampliado.

Los clientes no fumadores estamos encantados, pero es un sentimiento bastante extendido entre los fumadores que se está mejor en los locales sin humo. Se puede llevar a los críos o los abuelos, se sale sin oler a tacabazo rancio, se disfruta de los sabores y olores de la comida y todo ello sin renunciar a echarse un piti en la calle cada vez que se tienen ganas.

Las tabaqueras tampoco han notado un descenso en las ventas, el que fumaba sigue fumando y la mayoría de la gente que dejó de fumar por la Ley ha vuelto en menos de 3 meses. Para eso los componentes del tabaco son absolutamente secretos, para que no sepamos los aditivos insanos que les echan.

Aquellos peperos a los que se les llena la boca hablando de la libertad para elegir fumar o no, o dejar fumar o no en sus negocios les recuerdo que nadie les ha prohibido fumar, solo se ha delimitado su derecho en aras a respetar el derecho de otros.

En una situación de competencia ningún hostelero es realmente libre de prohibir fumar en su negocio si lo permiten en el de al lado y por tanto no hay tal libertad sino una tiranía del tabaquismo que la Ley ha cortado de raiz.

Aquellos intransigentes que invocan un supuesto derecho constitucional a fumar, ya les digo que no hay un solo artículo en la Constitución Española que sustente este derecho y por contra hay varios artículos que garantizan la Salud Pública, el trabajo en condiciones de seguridad y salud, la protección de los menores, etc.

Aquellos menos intransigentes pero igual de errados que hablan de que la mayoría de los clientes fuman y se tienen que ir a la calle, les recuerdo que en España la población fumadora ronda el 30% y no precisamente es la de mayor nivel adquisitivo.

Por tanto, Señor Rajoy, esta es una de tantas razones para no votarle. Prometer que dejará fumar nuevamente en los bares con lo que ello supone de aumento de las enfermedades tanto cardio vasculares como pulmonares, con el consiguiente gasto en Sanidad. Causar ese perjuicio a los trabajadores de la hostelería que tendrán que elegir entre mantener el empleo que probablemente sustenta a su familia y exponerse a padecer un cáncer o engrosar las listas del paro. Condenar a los niños pequeños a respirar los malos humos de unos progenitores adictos a esa poderosa droga que es la nicotina.  En resumen, devolvernos a un pasado peor, es una poderosa razón para no votarle.

Desde aquí ya os digo, ¡jamás volveré a pisar un local donde se fume, jamás!

MI COLABORACIÓN CON DIARIO PROGRESISTA: EL VALOR DE UN MITIN