Anuncios
Canal RSS

DON’T FEED THE TROLL… o si

Publicado en

Una de las discusiones más entretenidas que se dan cuando hablo de estrategias en la red con compañeros de partido, profesionales de lo 2.0, gurús y demás, es sobre la conveniencia o no de alimentar a los trolls, de contestarles o ignorarles.

Aclaro, por si hay entre mis lectores algún no iniciado en la jerga de las redes sociales, que un troll es un toca pelotas profesional, un perfil que se dedica a insultar, agredir, atacar, vituperar, vilipendiar y demás actitudes belicosas que se os ocurran.

Hay trolls aficionados, que te persiguen por la red por deporte y que además de ser unos inadaptados sociales, son cansinos a más no poder. Y luego hay unos trolls profesionales, incluso bien pagados por algún partido político de cuyo nombre no quiero acordarme, pero empieza por P y sigue por P, cuyo curro consiste en machacar a nuestro líder de turno.

La postura dominante entre el gurusismo es que lo mejor es no alimentar a los trolls, que esta gente es inasequible al desaliento y que si te metes en su terreno te ganarán seguro. Aquello de nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia.

He de reconocer que para el caso de los trolls personales, estos que faltan y ofenden porque sí, suelo compartir esta teoría, los bloqueo y punto, sin más. Pero, discrepo en el caso de los trolls profesionales o políticos.

Desde la derecha se está organizando un ejército bien definido de agresores, acosadores, faltones profesionales con un objetivo claro, desprestigiar la imagen de los líderes del Psoe, en nuestro caso, la de Tomás Gómez.

No es difícil tenerlos localizados, cumplen rigurosamente con el horario que se les asigna y acuden a toque de pito cuando su lideresa recibe una lección en el Pleno de la Asamblea de Madrid, como sucede cada jueves o cuando uno de los nuestros aparece de manera brillante en algún medio de comunicación.

En este caso, la callada por respuesta solo sirve para dar la sensación de que lo que dicen es verdad, de que tenemos razones para avergonzarnos, para callar y otorgar y no, conmigo no contéis para poner la otra mejilla. No comenzaré ninguna pelea, pero tengo el firme propósito de terminarlas todas. No tiraré la primera piedra, pero si puedo, tened por seguro que tiraré la última.

No hay honor en esta batalla porque el adversario, el Partido Popular, no respeta las reglas del juego democrático, no tiene límites en sus ataques a las instituciones, al Partido Socialista y sobre todo a los socialistas de Madrid. Nos odian, quieren exterminarnos, política, social, económica y muchos de los suyos, físicamente, a las pruebas en la red me remito.

Venderé caro mi pellejo porque es el único que tengo. Cerraré filas en torno a los míos porque para eso he elegido formar parte de este Partido. No dejaré a nadie atrás. No miraré hacia otro lado. No haré como que no va conmigo. Si tocáis a uno de los míos me encontraréis siempre a su lado. He elegido ser Jacob…

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

»

  1. Lo grave de esto es que esos trolls de los que hablas no son más que prolongaciones digitales de los que pueblan a diario la prensa escrita y catódica, determinada prensa escrita y catódica -supongo que no hace falta dar nombres de cabeceras o emisoras-, que además tiene, por desgracia, una enorme parroquia que se cree a pies juntillas todas las mentiras y barbaridades que dicen. Esos son más peligrosos: las redes sociales tienen mucho alcance pero no llegan a todo el mundo, sin embargo esa prensa y esas televisiones tienen mucha audiencia que la sigue de forma acrítica (es decir, con el cerebro guardado en la mesilla).

    Responder
  2. Que leal y que buena eres Martu!! OPino lo mismo que tú, jamas mirare a otro lado y siempre defendere a los mios, ya ves en Toledo tienes otra Espartana. Un abrazo.

    Responder
  3. Muy pocas veces, por no decir nunca, el silencio es la mejor estrategia de comunicación. Jamás compatiré esa máximo de don´t feed the troll, porque es lo que buscan, callarte. Más si es un político el que recibe los ataques porque quien tiene la razón jamás debe guardar silencio. Otra cosa es si hay insultos, entonces sí, se acabó la conversación. Pero datos falsos sin respuesta ninguno, jamás.

    Responder
  4. Yo también creo que hay que defender la verdad ante todo, pero no asta el extremo de caer en la trampa de ser como ellos. Mucho cuidado, sobre todo tenemos que dejar claro que no somos lo mismo. Ni en el fondo ni en las formas. Un abrazo.

    Responder
  5. Para mi el gran valor de las redes sociales es tener la posibilidad de carearte con otras personas. Si tienes buenos argumentos ¿para qué quieres un grupo, sea el que sea? Si alguien de tu grupo crees que está faltando a la razón y le están breando, pues que aprenda. Si te están breando es por que sientes que los otros agumentos te hacen dudar, a la larga serán la base para que mejores los tuyos. Si están organizados para hacerte caer aguantarás lo que aguanten tus argumentos, si caes te ayudarán a perfeccionarlos. Si aguantas te autoafirmarás.
    Soy de UPyD y pienso que ni a tí ni a mí nos hacen falta grupos para hablar. Me gusta tu línea y firmeza y sí soy un TROLL pero de feo.
    En cuanto a la falta de respeto de algunos …en el pais de Góngora y Quevedo, prefiero enfrentarles con ingenio, a veces te lo pasas bien.
    Un admirador.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: