Canal RSS

Archivo de la etiqueta: campaña

Reflexiones a vuela pluma

Publicado en

Queridos míos, nos han dado un zas en toda la boca que se ha oído en Pernambuco, esa es la verdad verdadera y todo lo demás son artificios.

Hemos perdido unos cinco millones de votos, pero nuestros votantes no se han quedado en casa, que la participación ha sido similar al 2008, nuestros votantes se han ido con otros, nos han dicho claramente, ASÍ NO, CON VOSOTROS NO.

El PP apenas ha subido en votos pero acumula el mayor poder que un partido político ha tenido en democracia y salvo la contundencia de Alfonso Guerra en Sevilla, los ciudadanos nos han dicho claramente, ASÍ NO, CON VOSOTROS NO.

He visto al compañero Rubalcaba reconocer la derrota y exigir un Congreso Ordinario cuanto antes, hombre Alfredo, no me parece que dejar al PSOE con 110 escaños le de derecho a uno a exigir nada, más bien da derecho a entonar el mea culpa y lo que sea menester porque los ciudadanos han dicho claramente, ASÍ NO, CON VOSOTROS NO.

He oído a algunos compañeros históricos hablar del acto heroico que supuso que Alfredo cargara sobre sus espaldas el peso de la remontada. Quisiera recordar a propios y extraños que no fue un gesto generoso, que no respondió a una petición del partido sino a una apuesta personal de Rubalcaba. Hubo otros como Carme Chacón que quisieron presentarse a unas primarias y por diversas razones que no vienen al caso, o si pero yo no tengo ganas de contarlas, no pudo presentarse. Hubo otros como Tomás Gómez que defendieron que las primarias era el mecanismo adecuado para que las bases del partido decidiéramos a quién queríamos para tratar de evitar lo que ha pasado. Hubo otros como Patxi López que pidieron que hubiera un Congreso Extraordinario u Ordinario, donde además de decidir quién era el piloto, también habláramos los socialistas sobre cuál debía ser el rumbo. Pero no, Alfredo quiso encabezar la lista del PSOE y toda la organización le ha apoyado pero los ciudadanos han dicho claramente, ASÍ NO, CON VOSOTROS NO.

Anoche los de siempre, esos que se quedaron anclados en el 3 de octubre de 2010, andaban pidiendo la cabeza de nuestro Secretario General, Tomás Gómez. Estos “compañeros” que se califican por si solos olvidan que estas son unas elecciones generales, donde el candidato ha tenido la mayor autonomía que yo jamás he visto para decidir cómo, cuándo y con quién. No olviden los apuñaladores profesionales que desde el PSM nos abstuvimos de votar la lista por Madrid ya que en ella no estaban representados los militantes de Madrid con su riqueza y diversidad sino los que decidió el candidato y los ciudadanos han dicho claramente, ASÍ NO, CON VOSOTROS NO.

Que el PSOE pierda cinco millones de votos pero Izquierda Unida apenas si recoja uno también debería hacerles reflexionar sobre la conveniencia de pasarse la vida atacando al que más cerca tiene y olvidándose que lo contrario a izquierda es derecha, es Partido Popular, porque a ellos los ciudadanos también les han mandado un recado, por ahí vais mal.

Que AMAIUR esté representada en el Congreso de los Diputados con grupo propio deja claro lo que algunos decimos hace tiempo. Vencer con las pistolas es bastante más fácil que convencer con las ideas.

Que los nacionalismos varios tengan tanto poder con tan pocos votos debería hacer reflexionar al flamante  nuevo Presidente de España que, aprovechando su generosa mayoría absoluta, podría hacer algo por racionalizar la Ley Electoral para que fuera más justa.

Y para terminar, que Mariano Rajoy pidiera ayer desde el balcón de Génova generosidad, responsabilidad y concordia cuando ha protagonizado la oposición más sucia, desleal e inmoral que yo recuerde es de un cinismo que me vais a permitir ni comente.

Que Mariano Rajoy diga desde el balcón de Génova que va a gobernar para todos los españoles, que nadie tiene que tener miedo y mientras sus cachorros agredan a dos cámaras de La Sexta nos da una pista de cuán difíciles y oscuros son los tiempos que se avecinan.

Perdonad si esta entrada está escrita un tanto anárquicamente porque ayer estuve en pie veinte horas, he dormido muy poco y aún no he digerido tan dolorosa derrota para los míos. Igual durante unos días me retiro a mis palacios de invierno para poner en orden pensamientos y sentimientos y volver con más ganas aún si cabe.

Hoy, ayer, mañana y siempre, orgullo de ser y sentirme socialista.