Canal RSS

Archivo de la etiqueta: partido popular

HORMIGAS ROJAS

Publicado en

La solenopsis, las hormigas de fuego, son un género de hormigas picadoras que viven en las zonas húmedas como cauces de ríos y han desarrollado una extraordinaria capacidad para unirse unas a otras en caso de crecida y formar una balsa de aire entre sí que las permite flotar, si es precioso, durante semanas, en espera de que baje el nivel de las aguas. Es la materialización de la máxima “la unión hace la fuerza”.

Las hormigas rojas tienen claro que si caen al agua, una sola, se ahogará, pero todas juntas, uniendo sus fuerzas, su talento y su capacidad de sacrificio, lograrán sobrevivir y su colonia seguirá viviendo. Las hormigas rojas, tan pequeñas, tan insignificantes en este basto mundo, tienen claro que todo es posible si se aúnan las suficientes voluntades por minúsculas que estas sean de manera aislada.

No he dejado de pensar en las hormigas rojas desde anoche. Comentándolo en twitter, mi buen amigo y sin embargo compañero, @jrgallegog me decía: “Aquí, desde el 36, las hormigas rojas se dedican a comerse unas a otras. :)” Y tiene razón, sin ir más lejos, con el Partido Popular sumido en una trama de corrupción sin precedentes en la democracia española, con su Tesorero suministrándole información al Juez Ruz de los sobresueldos pagados a la cúpula de los populares con dinero proveniente de sobornos, de mordidas de empresarios para que se les adjudicara obra pública allá donde gobernase el PP, la izquierda española, las hormigas rojas frente al capital, en lugar de unir sus fuerzas en formar una balsa con la que salir a flote entre tanta porquería, están más divididas que nunca.

Parece que no somos conscientes de lo que nos estamos jugando. Cuando el Partido Popular, en nombre de la austeridad y del control del déficit, estaba perpetrando el mayor cambio ideológico que se pudiera imaginar, alterando las reglas del juego que nos habíamos dado entre todos en la Transición, conculcando los derechos de los más desfavorecidos, de los más débiles, de los parados, de los jubilados, de los dependientes, imponiendo su ideología en la Educación Pública, desmantelando la Sanidad Pública para generar negocio entre sus amigos, cuando parecía que nada podría detener el rodillo de la derecha durante los próximos años, su propia codicia, su miserable e inmoral comportamiento, les ha situado en una posición vulnerable pese a su aplastante mayoría absoluta.

Es ahora cuando todos aquellos que creemos que hay otra manera de salir de la crisis por la izquierda, que nos oponemos con todas nuestras fuerzas a este austericidio que ha descargado todo el peso de los recortes, de la carga del sufrimiento en los hombros de aquellos que menos pueden defenderse, que más necesitan de lo Público, de lo de todos, del Estado del Bienestar, de la redistribución de la riqueza, de la Justicia Social, aquellos que somos y nos sentimos progresistas, de izquierdas, rojos, socialistas, socialdemócratas o como queramos denominarlo, nos unamos en un frente común contra esta derecha corruptora y corrupta.

No podemos andarnos con cálculos electorales, sucumbiendo a los cantos de sirena que nos llegan desde las encuestas encargadas y pagadas por nuestros propios enemigos, digo bien enemigos, que no adversarios políticos, porque estos sobrecogedores no tienen la categoría suficiente para considerarlos sino de esta guisa. No podemos negarnos entre nosotros el pan y la sal creyendo que así nos robaremos electores los unos a los otros mientras la derecha cierra prietas las filas, impasible el ademán, feroces defensores de su estatus quo. Ha llegado el momento de los grandes líderes, de los actos heroicos, de la generosidad y del sacrificio de algunos para el bien de todos.

Tomemos ejemplo de las pequeñas hormigas rojas que saben que nada son de una en una frente a la inmensidad de las aguas, pero que saben también de manera innata, que todas juntas conforman una estructura sólida, insumergible, indestructible, con la que surcar ríos revueltos y llegar sanas y salvas a la otra orilla.

RESPONSABILIDAD POLITICA

Publicado en

A la vista de las dimensiones que está alcanzando el tema Bárcenas, íntimamente relacionado con la trama corrupta Gurtel y una más que probable financiación ilegal del Partido Popular durante años, con reparto de sobresueldos procedentes de dinero opaco incluido, muchos españoles nos preguntamos ¿es que nadie va a asumir responsabilidades políticas?

No hablamos de esperar a que la Justicia, que es lenta pero inexorable, determine si se han cometido delitos, cuáles y por parte de quiénes, sino de asumir que hubo un Partido cuyos responsables pusieron al frente de su contabilidad a un personaje como Bárcenas, al que el Juez Ruz ya ha bloqueado numerosas cuentas en el extranjero. Esto de por sí, ya sería motivo suficiente para que aquel que decidiera confiar en Luis “El Cabrón” presentara su dimisión.

Pero hablamos además de que aquellos que durante años han defendido la honorabilidad del entonces Tesorero y Senador del PP, Bárcenas, asuman que, o bien nos han estado engañando durante años porque sabían de las andanzas sobrecogedoras de su compañero de Partido y las ocultaban, o bien eran ellos los engañados por este súper villano que robaba a espuertas en Génova sin que nadie se diera cuenta. Esto de por sí, también sería motivo suficiente para que Rajoy, Cospedal, Floriano y otros tantos de sus defensores, valedores y padrinos, dimitieran.

Hablamos de declaraciones delirantes de la Secretaria General de los Populares, Dolores Cospedal tras saberse que Luis Bárcenas había seguido en nómina de Génova hasta enero de este mismo año, ya imputado y con más de una cuenta descubierta y bloqueada en paraísos fiscales en el extranjero, sobre “un despido en diferido con forma de simulación” que supusieron una burla, una ofensa para la inteligencia de los españoles y que en sí mismas serían motivo suficiente para dimitir.

Algunos, como el Presidente del Senado, Pío García Escudero, han reconocido que recibieron sobres con dinero del Tesorero del PP, supuestamente para reparaciones de daños sufridos en sus viviendas o sedes por atentados terroristas y que no documentaron esos préstamos, ni los declararon a Hacienda. Que un representante público no declare a Hacienda oscuros ingresos recibidos, debería ser motivo suficiente para que presentara su dimisión.

Ahora nos hemos desayunado con unos mensajes SMS entre Luis Bárcenas, Tesorero del Partido Popular y Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España y del PP, durante meses, al menos hasta marzo de este nuestro 2013, cuando todos los españoles sabíamos ya que “El Cabrón” era un delincuente. Unos mensajes que dejan claro que desde Génova se apoyaba, se animaba, se arropaba y se mimaba al que durante años había sido su tesorero. Unos mensajes entre un delincuente, según palabras del portavoz del PP, Alfonso Alonso y su Presidente, el Presidente de todos los españoles. Unos SMS que serían motivo suficiente para que Rajoy presentara su dimisión.

Pero en España nos hemos acostumbrado a que nadie asuma sus responsabilidades políticas amparándose en la acción de la Justicia sin comprender que ambas responsabilidades, las penales y las políticas son distintas y no necesariamente acumulativas. Puede que no se pueda responsabilizar jurídicamente de unos hechos a un delincuente porque los mismos hayan prescrito o haya un defecto de forma en la instrucción, como ocurrió en el caso de otro renombrado Tesorero del Partido Popular, Naseiro, pero eso no significa que los hechos no sucedieran y no fueran escandalosos por su turbiedad.

En otros países de nuestro entorno, democracias antiguas, sus responsables políticos dimiten por haber copiado en una tesis doctoral o por haber puesto en una multa como conductora a su señora, en lugar de ellos mismos. En otros países de nuestro entorno, en la vieja Europa, la prensa habla de Mariano Rajoy como un Presidente asediado por el escándalo, salpicado por la corrupción, un Presidente que no soportaría un solo día más en su cargo si estuviera en alguno de esos países que nos ponen como ejemplo cuando nos recortan derechos.

El Presidente de España ha perdido la autoridad moral suficiente para pedirnos a los españoles sacrificios en aras de la recuperación económica, para pedirnos que sigamos apretándonos el cinturón hasta la asfixia para contener el déficit, que sigamos soportando recortes en nuestros derechos sociales e individuales por el bien común. El Presidente Mariano Rajoy debe asumir su responsabilidad política y dimitir, que no es un nombre ruso, sino la única salida decente para un comportamiento indecente.

Artículo publicado en LA NOTICIA IMPARCIAL el lunes, 15 de julio de 2013

FINANCIACION ILEGAL DEL PP

Publicado en

De los creadores de Lol iCospe bordando el papel en rueda de prensa explicando el Despido de Luis, El Cabrón, Bárcernas:  se acordó realizar una “simulación” en forma de “retribución” con pago en “diferido” y con retención a la Seguridad Social, llega ahora a sus televisores, las justificaciones por los 590.000€ que le pagó el Partido Popular al entonces Presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa: en el listado figuran todos los proveedores de esa partida que, “por error se han imputado a Blesa, por ser el primero” de la lista.

 De los infatigables no me consta de los primeros días de vida  pública de los papeles de Bárcenas, pasando por los a mi me prestaron unos eruillos para la reforma de mi casa o yo retiré dinero para pagar los desperfectos causado por una bomba de ETA, hasta llegar al yo lo declaré a Hacienda, no me dieron tanto como aparece o a mi que me registren, solo han pasado unos meses y un par de empujones de Bermudez a Ruz.

De aquellos que decían que esto era cosa del malvado y por ello apodado El Cabrón, Luis Bárcenas, que tenían por heroína a María Dolores de Cospedal y por recambio de Rajoy a Soraya Saénz de Santa María hemos pasado a contemplar la posibilidad de que ellas o sus amados esposos también recibieran sobresueldos y prebendas del otrora Tesorero y a querer justificarlas con el mantra de que lo declararon a Hacienda y aquí paz y después gloria.

Desde el punto de vista de la financiación ilegal del PP, tanto da si los preceptores de sobresueldos lo declararon a Hacienda o no, porque lo que está en el procedimiento judicial es si las empresas donantes estaban inhabilitadas para ello por la Ley de Financiación de los Partidos Políticos y si aquellas donaciones que fueran legales excedían los límites que esta misma Ley prohíbe y fueron fragmentadas en las anotaciones contables del Partido Popular para poder hacerlas pasar como legales.

 Desde el punto de vista moral, tanto da si los sobrecogedores del PP declararon a Hacienda estos sobresueldos porque la clave está en determinar si un servidor público, alguien que se dedica a la política para mejorar la vida de sus ciudadanos, en realidad lo hace para forrarse como dijo claramente el ínclito Zaplana. ¿Quieren explicarnos a los que estamos sufriendo en nuestras carnes los recortes en derechos que nos están aplicando los sobrecogedores, con qué autoridad moral nos exigen a nosotros lo que no se aplican ellos mismos?

Por tanto, si se confirma que grandes empresas constructoras, banca, inmobiliarias y demás sujetos jurídicos que tenían prohibido hacer donaciones a los Partido Políticos, entregaron grandes cantidades de dinero al Partido Popular, supuestamente a cambio de un trato de favor en la adjudicación de Obra Pública.

 Si se confirma que otras empresas que si podían donar pero con limitaciones en la cuantía, donaron dinero al Partido Popular muy por encima de lo permitido y éste fraccionó los ingresos haciéndolos constar como donaciones anónimas y legales para saltarse el control del Tribunal de Cuentas.

 Si se confirma que, prácticamente todos los altos cargos del Partido Popular que pasaron por la calle Génova recibieron algún tipo de sobresueldo en dinero B, que unos declararon y otros no, pero que todos cogieron sin preguntar su origen y sin cuestionarse si moralmente era algo digno de un servidor público recibir sobres con cantidades de dinero en efectivo además de sus ya cuantiosos sueldos como representantes de los ciudadanos.

 Si se confirman todas las informaciones que hoy están a disposición del Juez Ruz y que vamos conociendo en pequeñas dosis a través de filtraciones a los medios de comunicación, estaremos ante el mayor escándalo de corrupción de un Partido Político desde que tenemos memoria, seguido muy de lejos por lo que está sucediendo con la otra derecha, la catalana de Convergencia i Uniò.

 Pero en ambas derechas, a ambos lados del Ebro, aquí no dimite ni dios.

COHERENCIA

Publicado en

Se dice que o vives como piensas o acabarás pensando como vives, o lo que viene a ser lo mismo, que uno tiene que ser coherente con lo que dice y lo que hace, máxime si se es político. No se pueden llevar a cabo actividades privadas que contradicen tu discurso público.

Ayer publiqué en twitter que estaban reunidos en un apartado de la cafetería del Hotel Cuzco en Madrid, Albert Rivera, Eduardo Zaplana y Luis de Rivero. Este trío de lo más heterogéneo, formado por un político, Rivera, Presidente del Partido Ciudadanos y diputado en el Parlamento de Catalunya que se caracteriza por su discurso en defensa de la regeneración de la política; un ex ministro del Partido Popular, Eduardo Zaplana, al que todos recordamos por su moreno rayos UVA y su demencial frase: “yo he entrado en política para forrarme”; y un empresario, el expresidente del grupo SACYR Vallehermoso, no deja de ser chocante.

Mi pregunta fue: Señor @Albert_Rivera que une a un regenerador político con Zaplana el que entró en política para forrarse y con el expresidente de Sacyr?

El político Albert Rivera, me contestó en twitter lo siguiente: sencillo: 1 conferencia en próximas semanas en el club S.XXI que preside el Sr. Zaplana, 2 semanas después de que vaya Zapatero.

La explicación es razonable y justifica el porqué de reunirse con Eduardo Zaplana, aunque no deja de resultar curioso que sienta la necesidad de defenderse con la presencia de Zapatero un par de semanas antes, ya sabéis eso de explicatio non petita accusatio manifesta… y sobre todo no aclara qué pinta allí el expresidente de SACYR

A continuación yo le pregunté: y el de Sacyr??? Porque ha salido corriendo cuando se ha sabido q estaba allí con Zaplana y contigo? Que es exactamente lo que pasó, recibió una llamada en el móvil a los pocos minutos de comentar su presencia allí en twitter y salió disparado, a lo que el señor Diputado me contestó:

jaja! En 1 cafetería pública, q manera d manipular…De verdad, inténtelo con otro, nosotros no tenemos nada q esconder como ustedes. Primero, en un restaurante público en Barcelona se han grabado cientos de conversaciones comprometedoras entre políticos y empresarios, periodistas, famosos, ex novias y demás. Segundo, ¿quiénes somos ustedes? Y ¿qué se supone que tengo yo que esconder? Ni idea.

Como esta conversación estaba transcurriendo en público, otro usuario de la red del pajarito me preguntó si Rivera había contestado y yo le indiqué: si, me llama manipuladora por contar lo que han visto mis ojos. A lo que volvió a contestar de bastantes malos modos el Señor Rivera: no cuenta, especula y se inventa su película .Le he contestado pero la verdad no le sirve. Saludos a Pepe Blanco…

Dice que especulo pero creo que me he limitado a contar hechos que sucedían a la vista de cualquiera que estuviera en el Hotel Cuzco, que como bien se ha dicho, es un lugar público. Lo de mandar saludos a Pepe Blanco es el sumun de la chabacanería y sobre todo del pánico escénico. Si te han pillado haciendo algo que no deberías, tratar de taparlo exhibiendo miserias ajenas, resulta inútil y bastante patético.

En todas las esferas de la vida la coherencia es una virtud que aunque no está muy de moda, los ciudadanos apreciamos de manera casi unánime. Si predicas que los políticos tienen que ser ejemplares, si estás por la regeneración de la clase política, por la transparencia, por la mayor participación ciudadana, porque los políticos rindan cuentas a sus votantes, no te puedes enfadar cuando un ciudadano, un posible votante, te pregunte por tus actividades privadas aparentemente contradictorias con tu discurso público.

Al final nos hemos quedado con las ganas de saber cuál era el papel de Del Rivero, expresidente de SACYR, en esta reunión preparatoria de la Conferencia de Albert Rivera en el Club Siglo XXI, otra vez será.

Escrache y líneas rojas

Publicado en

Aunque ya hace una semana escribí en Diario Progresista mi opinión acerca del Escrache, con el paso de los días, las posiciones se radicalizan y el tema sigue siendo de máxima controversia en los medios de comunicación, en las redes sociales y las casas y bares españoles.

Hay quien justifica que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca cruce la línea roja de la protesta en democracia porque el fin último que persiguen, acabar con el drama de los desahucios, lo justifica. En cambio estamos los que pensamos que si hoy nos parece bien que se acose a los diputados de la derecha para que voten favorablemente por la dación en pago, mañana nos podemos encontrar con que se presione a diputados de la izquierda para que prohíban el aborto o el matrimonio homosexual…

Cuando he manifestado mi desagrado ante el hecho de involucrar a los hijos y familiares de los diputados en la protesta frente a sus domicilios porque son terceros que ni han elegido estar ahí, ni tienen la capacidad de decidir, ni son responsables de las decisiones que tomen sus padres, se me ha contestado que más sufren los hijos de los desahuciados cuando la policía los lanza de sus viviendas… Si manejara el mismo nivel de cinismo que estas personas podría contestarles a mi vez que más sufren los negritos de África que se mueren de hambre comidos por las moscas, pero creo que con ese debate todos perdemos, incluida la causa que se quiere defender.

Otros me han dicho que la Iniciativa Legislativa Popular contó con 1.400.000 firmas y que por tanto la PAH está legitimada para acosar en todo momento y lugar a los diputados del Partido Popular que van a votar que no a la dación en pago. A estos les contesto que una de esas firmas es mía y otra de mi santo, que estamos plenamente de acuerdo en que hay que solucionar los desmanes de las entidades financieras y sus cláusulas abusivas, que hay que cambiar el procedimiento hipotecario que deja al deudor indefenso ante el sistema, que hay que ofrecer soluciones diversas a situaciones diversas: dación en pago, alquiler social, moratorias, etc.

Pero también les cuento que en las últimas elecciones generales celebradas en noviembre de 2011, el Partido Popular obtuvo 10.830.693 de votos; el Partido Socialista 6.973.880 de votos; Izquierda Unida  1.680.810 de votos y UPyD 1.140.242 de votos… y que esto no es una cuestión de cantidad, sino de calidad democrática.

En los programas electorales de muchos partidos se contemplaban soluciones para el drama de los desahucios hipotecarios pero una gran parte de la población que hoy clama contra ellos decidió quedarse en casa y no votar, o votar en blanco como una forma de protesta que jamás entenderé. En cambio, casi 11 millones de personas votaron al Partido Popular, el que está en contra de la dación en pago porque creen que pone en riesgo el sistema financiero, y la democracia consiste en que la mayoría hace lo que cree mejor para todos.

No puedo estar de acuerdo con la protesta de la PAH, por muy pacífica que sea, porque se ha tomado la decisión de acudir a los domicilios particulares de personas públicas, domicilios en los que viven sus familiares que no son personas públicas y se ha hecho con el fin claro de amedrentarlos, de torcer su voluntad política con una velada amenaza sobre su círculo íntimo. Si hubieran acosado a los Diputados en sus despachos, a la entrada de las Cortes, en sus actos públicos, en la sede de su Partido en Génova yo les estaría apoyando, es más iría a las protestas, pero en España muchos dieron su vida para defender la democracia y a sus representantes elegidos por el pueblo, la inviolabilidad del domicilio, el derecho a la intimidad, a la esfera personal y esto del Escrache cruza demasiadas líneas rojas.

MI COLUMNA DE LOS JUEVES EN DIARIO PROGRESISTA: UNA HORA MENOS

Argumentario del buen tertuliano

Publicado en

Tras el aluvión de noticias generadas por la publicación de los papeles de Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular: apuntes contables, viajes, fiestas de cumpleaños con confetis millonarios, bolsos de Louis Vuiton, sobresueldos, caja B, comisiones por obra, mordidas, Jaguar invisibles en suntuosos garajes, altos cargos que reconocen que cobraron esos dineros pero que fue para un buen fin o que hubo devolución… con la aparición estelar de González Pons sin bozal, recién liberado de las mazmorras de Génova y la asunción de todo esto como cierto de La Gaceta cavernaria, hoy, hay en España una profesión de riesgo: tertuliano de la derecha rancia.

Después de años echando la culpa de todo lo humano y lo divino al Partido Socialista, de conspiranoia desde el 11 de marzo de 2004, de acusar a Rubalcaba y a Zapatero de etarras, de conniventes con los asesinos, de buscar la manera de desalojar del poder al gobierno legítimo de los socialistas, en noviembre del año pasado tuvieron al fin a su Mesías en la Moncloa.

Con Mariano Rajoy, lejos de mejorar la economía, de descender el desempleo, de controlar la prima de riesgo y de volver a vivir en el paraíso que ellos recuerdan fueron los últimos años del aznarismo, se han encontrado con que la que manda en España es Merkel y con sus políticas de austericidio nos están llevando a la ruina. Y ahora que desde fuera les habían dado un balón de oxígeno con la percepción por parte de los mercados de España como un buen lugar de inversión por la variable retatabilidad/riesgo, va el traidor de Bárcenas y de descuelga con un escándalo de dimensiones aún no conocidas.

Solo son las diez de la mañana y ya he escuchado argumentos tan variopintos como absurdos:

  • No hay nada ilegal en que un político profesional cobre además de su salario público como Ministro, un sobre sueldo de su Partido por el trabajo que realice, no va a trabajar gratis y perder dinero pudiendo estar haciéndose rico en el sector privado (sic)
  • Todos los políticos son corruptos desde los tiempos de Franco, con la transición hubo de tolerarse la corrupción para evitar males mayores y precisamente ahora es cuando están saliendo a la luz casos del pasado, pero hoy estamos mejor que hace 5 años (sic)
  • La culpa es de las redes sociales, como twitter donde todo se magnifica y cualquiera se cree con derecho a criticar (sic)
  • Cuando el marido de Ana Mato se forraba con la Gurtel ella no era Ministra y la pobre no lo sabía, la culpa es de su malvado ex marido (sic)
  • Mariano es un hombre honrado y Rubalcaba que se calle porque él tiene la culpa de que Bárcenas robara a espuertas y repartiera el botín entre los prohombres de Génova (sic)
  • En España nadie dimite por unas sospechas de nada, cuando sean imputados ya pediremos su dimisión, o cuando los condenen, o cuando la Sentencia sea firme, o cuando las ranas críen pelo (sic)
  • Todos los españoles son unos corruptos porque si pueden no pagan el IVA y porque si pueden se desgravan de más en el IRPF (sic)

Esta es una lista abierta, estoy segura que con el paso de las horas y hasta de los días, oiremos argumentos aún más gilipollescos para defender lo indefendible: que el Partido del Gobierno, el que está exigiendo a los españoles brutales sacrificios para salir de la crisis, que gobierna a golpe de recortes a cual más cruento que el anterior, se esté financiando ilegalmente mediante comisiones cobradas a grandes empresas españolas, de esas que aplican feroces EREs a sus trabajadores desde hace años y con total desvergüenza e impunidad.

Políticos o clase política

Publicado en

Estos días en que el Partido Popular está inmerso en una trama de corrupción incardinada en la Gurtel pero de dimensiones que no llegamos todavía a alcanzar, hay un empeño, casi enfermizo de la caverna mediática, de convencer a la sociedad de que todos los políticos son iguales, de que conforman una clase política corrupta y de que por tanto, lo que ha hecho el Partido del Gobierno, no es tan grave, ni raro.

Yo soy política, soy vocal vecino de una Junta de Distrito en Madrid, y como tal cobro una indemnización los meses que hay pleno, 11 al año, de 570€. Por tanto, aunque la política no sea mi medio de vida, si es un medio al que le dedico mi vida. De estos 570€, dono al PSM el 10%, como cualquier otro cargo electo en Madrid, 57€ al mes, concretamente. Además dono a mi Agrupación 100€ mensuales lo que debe ser un 30% más o menos. El resto es asunto mío y de Hacienda que se encarga de llevarse un buen pellizco cada año.

Yo soy política, pero no soy clase política, soy clase trabajadora. Ahora formo parte de la empresa más grande de España, el INEM y antes he trabajado por cuenta ajena y cotizado a la Seguridad Social unos 16 o 17 años. En breve me dedicaré a mi profesión, el Derecho, por cuenta propia y que sea lo que tenga que ser.

Os voy a poner a continuación un ejemplo de las renuncias que suponen para alguien como yo vivir por y para la Política. Esta es una nota de mi hija, la que hoy cumple 18 años, que encontré sobre mi almohada, una noche al volver a casa tardísimo de un acto de la campaña de Tomás Gómez:

Nota de Alba

Los que somos Políticos, no clase política, dejamos abandonadas nuestras parejas, nuestras familias, nuestras casas, nuestros amigos y nuestras aficiones cada vez que el Partido nos necesita. Los que somos Políticos, no clase política, anteponemos la búsqueda del bienestar de todos, al de nuestros propios seres queridos. Los que somos Políticos, no clase política, no recibimos sobres con dinero negro, no tenemos amigos del alma que nos hagan regalos a los que querer un huevo, no vamos a bodas en El Escorial, no viajamos a Suiza por sus altas montañas y sus bancos paradisíacos…

Los que somos Políticos, no clase política, estamos hartos de los golfos de cualquier Partido, más aún del nuestro, que se lo llevan muerto y ensucian nuestro sacrificio, nuestro esfuerzo diario, nuestra reputación y nuestras almas. Malas gentes que caminan y van ensuciando la tierra.

Queremos, no, exigimos, tolerancia cero contra la corrupción política. Exigimos al Partido Socialista Obrero Español que expulse de sus filas a cualquier implicado en una trama delictiva sea amigo de quien sea y caiga quien caiga. Demos ejemplo, pasémonos de honestos, exageremos en las medidas contra los que son indignos y solo así, los ciudadanos, dejarán de considerarnos clase política y empezarán a vernos Políticos: honestos, trabajadores, honrados, decentes y buenos.