Anuncios
Canal RSS

EL INDEPENDENTISMO QUE TODO LO PUDRE.

Publicado en

salir whatsapp

Hace unos años, con motivo de alguna de nuestras batallas internas, no recuerdo cuál, un grupo de militantes del PSOE de distintas agrupaciones, provincias, edades y experiencias, creamos un grupo de Whatsapp para desahogarnos, compartir penas y dejar de sentirnos solos.

Hay una cosa que todos acabamos teniendo en común, el apoyo a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez, la convicción de que era mejor abstenerse y dejar gobernar al PP, que había ganado cláramente las elecciones, que ir a las terceras generales en un año, que no pronosticaban nada bueno para nuestra organización, la añoranza por el viejo PSOE, frente a este PDROE de fuego de artificio y principios acomodaticios.

Actualmente hay quien sigue en el PSOE y hasta empieza a estar contento con Sánchez, hay quien sigue en el PSOE porque son muchos años de militancia y no están dispuestos a dejarse robar el carné por estos advenedizos o porque esperan agazapados que lleguen tiempos mejores y hay quienes nos hemos ido voluntariamente o impelidos por la apertura de un expediente de expulsión.

En las últimas elecciones, unos se mantuvieron leales al PSOE, que después de décadas votando por principios y valores es difícil no hacerlo, alguno optó por Podemos, otros por Ciudadanos, todos queriendo un gobierno socialista, quizás corregido en su veleidades por uno u otro contrapeso.

Hasta la fecha hemos discrepado mucho, hemos tenido una visión distinta de las diferentes decisiones tomadas por Pedro, sobre la moción de censura, sobre la repetición de elecciones, sobre la configuración de sus gobiernos o equipos de trabajo, pero nunca habíamos salido tarifando, hasta ahora. Hasta que el virus letal del independentismo que ha roto tantas familias en Cataluña, que ha dinamitado la pacífica convivencia entre catalanes, también se ha cargado nuestro pequeño grupito resistente.

Ayer, en el calor de la discusión sobre si Pedro Sánchez debería seguir templando gaitas o pegar un puñetazo en la mesa, si la política de apaciguamiento era lo mejor, para no darle a Torra la foto de una inexistente violencia del Estado opresor, o utilizar a la población catalana secuestrada y aterrorizada por la violencia indepe era indecente e injusto, uno de los nuestros salió extemporaneamente del grupo al grito de “esto parece un chat de Vox”…

Imaginad el estupor que sentí en ese momento. Si entre los que pensamos igual en la esencia, la discrepancia en la respuesta al desafío independentista supera el afecto, complicidad y compañerismo, qué no estará pasando en Cataluña entre compañeros de trabajo, socios de un club deportivo, alumnos de una facultad, vecinos de una escalera, que nada tienen en común, salvo el estar en el mismo sitio y lugar por circunstancias de la vida.

Anuncios

En memoria de mi amiga SEL

Publicado en

Hoy se ha celebrado el funeral de mi amiga, mi hermana, Sel. Muchos aquí la conocéis bien, otros os habéis perdido el lujo de conocerla. Esto es lo que he escrito y leído en la Iglesia, a petición de su madre.

Me ha dicho mi abuela cuando le he explicado que me habíais pedido leer unas palabras sobre Selina: “Dile a su gente que nosotros lo hemos sentido mucho porque era de nuestra familia también”. Mi abuela tiene 92 años y ese ojo especial para calar a la gente de quien lo ha visto casi todo y supo enseguida que Selina era alguien muy especial.

Me habéis pedido ser breve pero cómo serlo cuando tienes que glosar la vida de alguien tan grande y que ha sido tan importante en tu vida. Podría estar hablándoos de ella horas y no diría ni una mínima parte de lo que hay que decir.

Hay una familia que te toca al nacer y que si tienes suerte, es tan grande y maravillosa como la vuestra, pero los que no hemos disfrutado de esa lotería, sí hemos tenido el privilegio de poder elegir, para formar parte de nuestra familia, como hermana a alguien tan formidable como Sel.

Todos sabéis qué personas tan especiales son Jaime y Pilar y Selina tenía lo mejor de Jaime: su amor por la lectura, por el orden, por la racionalidad… y lo mejor de Pilaruca, su humor, su alegría, su generosidad… Y de ambos un corazón enorme que no le cabía en el pecho y que te hacen dar gracias de poder haberla tenido en tu vida. De haberlos tenido en tu vida.

Es muy difícil explicar lo que ha representado Selina para nosotros porque sin ella igual hoy no estábamos aquí mi santo y yo, juntos, felices. Fue quien más apostó por nosotros, quién más nos apoyó, nuestra cómplice, nuestra tercera parte.

Generosa en sus relaciones, siempre era la mitad que pone otro cuarto y mitad. Sel hizo mejor a todo el que compartió su vida con ella, incluso cuando no lo merecían.

Creo que sí me está viendo ahora, aquí, en la Iglesia, en su funeral, se estará riendo lo suyo. Cuando me decía alguna maldad o se burlaba de mí por algo yo le reprochaba en broma, “el Señor te va a castigar” y ella siempre preguntaba con sorna ¿Qué señor, quién es ese Señor que yo no lo conozco? Si es verdad que las buenas personas van al cielo, amiga, tu debes estar con ese Señor, en un palco de honor allá arriba con buenas vistas a los que aquí abajo nos hemos quedado tan solos sin ti

Pero no estéis tristes porque nosotras, Sel y yo, Sel y vosotros, nos lo hemos comido todo, nos lo hemos bebido todo, nos lo hemos reído todo y nos lo hemos llorado todo. Podíamos haberlo hecho muchos años más, pero poca gente habrá vivido con tanta intensidad y alegría como ella y nosotros con ella.

¡Te queremos y siempre estarás con nosotros María Selina García- Enríquez y todas las hierbas!


¡Adiós, querido Alfredo, que la tierra de sea leve!

Publicado en

He tardado unos días en escribir esta carta de despedida a Alfredo Pérez Rubalcaba, en parte porque lo estaban haciendo aquellos que compartieron más que yo con él, que para mí fue mucho, pero que sin duda fue apenas nada, comparado con ellos. En parte porque la sorpresa, la pena, la rabia, no es buena consejera frente a la pantalla en blanco.

Conocí a Rubalcaba cuando era Secretario de Estado de Educación, allá por el año 87 y yo apenas una quinceañera en el Sindicato de Estudiantes que paralizó Madrid con una huelga de meses, en defensa de la gratuidad del bachillerato, de la mejora de la calidad de la Enseñanza Pública… De aquello solo recuerdo que nos toreó y consiguió que desconvocáramos la huelga a cambio de quincalla, baratijas, abalorios. Mi madre que estaba en la Federación de Enseñanza de UGT se reía cuando se lo contaba, si nos convence a los maestros, cómo no va a hacerlo con vosotros que aún sois estudiantes.

Lo cierto es que en política, en el PSOE, siempre estuvimos en “familias” distintas. Yo formaba parte de los Guerristas y él fue peso pesado de los Renovadores. Yo era Tomasista y él Simanquista. Yo apoyé a Chacón aunque nunca fui chaconista practicante, frente al propio Rubalcaba. Yo apoyaba a Carmona y él a su amigo/hermano Jaime Lissavetzky. De hecho, desde 2010 más bien fuimos enemigos íntimos porque Tomás y Alfredo no se podían ni ver y yo defendía al primero frente al segundo, Oscar López, Elena Valenciano…

Gracias a esa crítica feroz en las redes sociales, no de él, pero sí de lo que quería para el PSOE, es que acabamos haciéndonos amigos. Allá por el 2011 o 2012, tanto Óscar como Elena me invitaron varias veces a Ferraz, el primero para debatir conmigo largo y tendido sobre mis propuestas de democratización del PSOE y la segunda para tratar de convencernos (a lo que ella llamaba el tridente de Madrid: Sotillos, Franesco y Martuniki) de que no eran tan reaccionarios como nosotros pensábamos.

En una de esas comidas, en el despacho de Elena, entró Alfredo “dónde está esa Martuniki que tanta caña me da en las redes”, charlamos un rato y se disculpó porque estábamos comiendo el menú del bar de abajo, no había pasta para más. Al llegar a Ferraz, tanto Alfredo como Elena se habían encontrado el partido en números rojos, sanear las cuentas y salvarnos de la quiebra es algo que nadie les ha agradecido lo suficiente. Total que nos reímos, nos caímos bien y aunque seguí criticando aquello que no me parecía lo mejor para el PSOE, ya no podía hacerlo sin cariño. Se gana más teniendo a los adversarios cerca que lejos y Alfredo era totalmente lo opuesto a un sectario.

Un par de años después, Elena me llamó para colaborar en su campaña a las elecciones europeas de 2014 y en los meses que estuve en Ferraz disfruté de poder charlar con Alfredo, trabajar para él y acompañarle en un momento muy difícil, cuando algunos de mis amigos le hicieron dimitir por el mal resultado que tuvo el PSOE en esas elecciones. Algo inaudito, la verdad. Estuve en la sala de prensa cuando comunicó que se iba y al abrazarle le dije cuanto sentía de corazón su dimisión y él me contestó, “te creo y te lo agradezco”. No olvidéis que yo era una tomasista en Ferraz lo que hacía desconfiar a unos y otros.

En las primarias que vinieron tras su dimisión Alfredo me dijo, los tuyos apoyan a Pedro porque piensan que Edu es el mío, pero míos son los dos, yo los he tenido conmigo, yo mandé a Narbona al Consejo de Seguridad Nuclear para que Pedro entrara de Diputado en el Congreso, que andaba por ahí muerto de hambre. También me dijo, se equivoca Susana al elegir a Pedro porque cree que es el más manejable de los dos, éste tiene la mandíbula de acero y se va a ver negra para controlarle. No se equivocó en nada.

Una de las mejores descripciones de Pedro que he oído es que es un lienzo en blanco, puede ser brillante o siniestro en función de la mano que pinte en él. Al poco de ser elegido Secretario General la primera vez, se celebró un Debate sobre el Estado de la Nación en el que Pedro estuvo brillante frente a Rajoy, se había encerrado con Alfredo, durante días, para prepararlo. Poco después, con 89 diputados intentó ser Presidente con los votos de la morralla indepe, algo que Rubalcaba le afeó y Sánchez le retiró la palabra.

Era un trabajador infatigable, si te quedabas algún día más tarde de la hora currando, los demás te hacían la broma “ten cuidado no vayas a encontrarte con el fantasma de Alfredo por los pasillos” Y es que llegaba el primero y se iba el último y como le gustaba pensar paseando, te lo podías encontrar a la vuelta de cualquier esquina de Ferraz.

A mí gustaba decir, “ojo tal o cual como se entere el tito Alfredo” o “esto no le va a gusta al tito Alfredo”… hasta el punto que él me seguía la broma llamándome sobrinita. En mi casa somos mucho de adoptar hermanos, tíos y primos. La familia no se elige, pero los amigos a los que quieres como si fueran de la familia, sí. Y es que era un tío divertido, rápido, encantador, era difícil no quererlo una vez que lo conocías.

Cuando dejó la política y volvió a la Universidad, dando una lección a tantos que no tienen oficio ni beneficio por lo que se aferran a sillón con saña, jamás dejó de contestar al teléfono o de responder a un Whatsapp. ¿Os podéis imaginar un tipo que ha sido todo en España, Vicepresidente, Ministro del Interior, Secretario General del PSOE y que siempre tiene un minuto para todos los que le queríamos y admirábamos por insignificantes que fuéramos? Ya os digo que es una rareza, lo normal es que los líderes se olviden de la plebe en cuanto no les hacemos falta, salvo honrosas excepciones, como Alfredo.

Así que sí, ¡adiós, querido Alfredo! Nos has dejado cuando más falta nos hacía tu inteligencia, tu paciencia, tu prudencia, tu buen juicio. Te echaré de menos. ¡Que la tierra te sea leve!

POR QUÉ VOY A VOTAR A CIUDADANOS PARA QUE GOBIERNE CON EL PSOE, SIN SÁNCHEZ.

Publicado en

Ya sé que el voto es secreto y no tendría por qué contar a quién voto y mucho menos por qué lo hago, pero yo soy así de transparente. Aunque si os soy del todo sincera había decidido votar a Ciudadanos pero decir públicamente que me había abstenido, fundamentalmente para ahorrarme la turra que unos  otros me dais. De hecho estoy convencida de que hay mucho voto oculto a Ciudadanos por la misma razón, lo pesados que estáis los del trifachito y los del frente popular, ambos, coñazo de gente sois.

Hecha esta salvedad paso a explicar por qué voto a Ciudadanos. Que os tenga que explicar por qué no puedo votar a Sánchez me parece de juzgado de guardia pero os refresco la memoria: Pedro, en persona, sí, en persona, que lo nuestro es personal, que fuimos juntos al instituto, empezamos a militar juntos en la Agrupación socialista de Tetuán y hemos estado siempre en bandos opuestos en el PSOE de Madrid. Como decía, Pedro en persona se encargó de que me abrieran 2 expedientes disciplinarios, el primero acabó en un año de suspensión de militancia, el segundo consiguió que me fuera diez minutos antes de que me echaran.

Pedro, a través de su jefa de prensa, Maritxa Ruiz Mateos, a la que también conozco desde el 98 de la Agrupación de Tetuán, fue a 13tv donde yo trabajaba como colaboradora autónoma, ganándome el jornal honradamente, a exigir que yo no volviera a ir bajo amenaza de no mandar ningún socialista, de retirar la subvención a la cadena si Sánchez llegaba al gobierno (era el año 2015) y demás plagas bíblicas. Y lo acabaron consiguiendo. También hicieron lo propio en Telemadrid.

Pedro y el entonces su mini yo, Luena, no dudaron en verter toneladas de mierda contra un hombre honrado, como Tomás Gómez, hasta conseguir destrozar su carrera política y a un paso de matarle civilmente, porque decirme a mí quién contrata a un político corrupto en este país. Y así podría seguir con una lista enorme de depurados por el sanchismo, que si no duda en masacrar a los propios, imaginad a los ajenos.

Hay quienes me decís que el PSOE es más que Sánchez, que lo importante es el partido, las siglas, pero os equivocáis, el partido, sus principios y valores, lo encarnan quienes lo dirigen en cada momento y si la filosofía a la que veneran es acabar con el que no piensa igual, masacrar al disidente, premiar al amigo aun carente de talento y colocar a los apoyos aun en puestos para los que no están ni remotamente preparados, pues el PSOE ya no es el PSOE, si no algo que podemos denominar el PDROE y que solo sirve al interés personal del líder.

Hay también quienes me queréis asustar con el malvado trifachito, sin daros cuenta que me da el mismo miedo un presidente socialista en manos de Podemos, el independentismo catalán y las sanguijuelas vascas. Que no sé por qué la derecha española es mala por naturaleza y las derechas catalanas y vascas son gloria bendita.

Y como me da tanto miedo Vox como Podemos, el PP, como el independentismo catalán, la derecha española como la vasca o catalana, quiero un gobierno centrado, de centro izquierda, concretamente. Un gobierno formado por dos partidos constitucionalistas  y que igual es hasta capaz de devolver al PP a posturas de consenso en los temas fundamentales para España como la reforma de las pensiones, la ordenación de competencias autonómicas, el desafío independentista catalán, una reforma fiscal integral, una buena ley de educación… tantas cosas.

Claro, no puedo votar a Sánchez pero tampoco quiero dejar de votar, así que voto aquello que creo que podría conducir a un gobierno del PSOE con Ciudadanos pero sin Sánchez. ¡Eso es imposible! gritáis los unos y los otros, pero nada es imposible en este país de locura electoral en el que vamos de sorpresa en sorpresa. Si Ciudadanos tiene suficientes votos, lo más cerca posible del PSOE, podrá pactar con los socialistas casi de igual a igual, con la fuerza de poder exigir que el candidato no sea Sánchez.

Imaginad que la otra alternativa es que el PSOE estuviera en manos de indepes y bilduetarras, o que Ciudadanos tuviera que admitir un gobierno con el PP y Vox, malo para unos y para otros. Con mi fórmula, el PSOE gobernará y podrá aplicar gran parte de su programa (ya pactó con Ciudadanos 150 medidas en 2016), Ciudadanos podrá presentarse como el que salvó a España de Sánchez y de Vox, punto por la derecha, punto por la izquierda.

¡Pero Sánchez no se irá! Gritáis cargados de justa indignación. Lo sé, a Sánchez lo echarán los suyos cuando perciban que con él se acabó el poder, pero sin él seguirán subidos en la mamandurría por la que no conocen ni a sus madres. No sería el primer líder que sacrifica un partido por seguir en el machito. Si me apuráis, esa es la estrategia que Ciudadanos hubiera debido seguir en Andalucía y hoy les haría estar mejor posicionados en las encuestas, pero eso es llorar sobre la leche derramada y no conduce a nada.

¡Pero Sánchez y Rivera se odia! Ya, ¿creéis que Sánchez e Iglesias se aman? Pero ahí les tenéis, haciendo el paripé de futuros socios electorales porque a ambos les conviene para mantener Falcon y casoplón en la sierra. Nada nuevo bajo el sol.

Me atrevería a segurar que un gobierno en el que no estén ni los ultras de Vox, ni los golpistas catalanes es mayoritariamente deseado por los españoles. Hay encuestas por ahí que dejan clara que esa es la preferencia de la mayoría de los votantes del PSOE, luego no nos engañemos, si España lo vota, los políticos lo harán aunque hoy juren por la gloria de su madre que es imposible.

¡Votad lo que os de la gana, sin miedo, sin odio, sin marcos mentales impuestos por unos y otros! ¡Votad en conciencia! ¡Votad en libertad! y si no os da la gana, pues no votéis, ni estas son las elecciones que acabarán con España, ni vendrá el Armagedon porque os quedéis en casa, ni creo que el lunes las cosas vayan a ser diametralmente opuestas al sábado porque votéis a unos, a otros, o no votéis.

 

 

POBRE RTVE

Publicado en

Hoy, el Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha obligado a la Televisión Pública española a cambiar la fecha del debate electoral entre líderes de los principales partidos, del 22 de abril, que habían pactado, al 23 de ese mismo mes y así hacerlo coincidir con el de AtresMedia para que no hubiera más de un debate entre candidatos, como quería el PSOE.

La respuesta inmediata del resto de fuerzas políticas es mantener su compromiso para el día 23 de abril por lo que podríamos encontrarnos con un debate en AtresMedia en el que estuvieran Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, con el atril vacío de Pedro Sánchez, y otro set de debate en el que solo compareciera Pedro Sánchez y ninguno de los otros tres candidatos.

Sorprende este empeño del PSOE de cargarse una buena campaña electoral. Estaban consiguiendo evitar que se centrara el debate en Cataluña y los independentistas. Observaban con alegría como la derecha se peleaba por su electorado, incluyendo a Ciudadanos, en lugar de buscar el voto de centro, el moderado, el que tiene tanto miedo a los indepes como a Vox. No habían cometido ningún error y las encuestas les eran cláramente favorables, indecisos mediante.

Sorprende que el PSOE que pretendía devolver a la Televisión Pública el prestigio perdido use el poder, la presidencia del Gobierno, para manipular el ente público y obligar a cambiar la fecha de un debate para favorecer los intereses de Pedro Sánchez. Influir sobre la Televisión Pública sienta un mal precedente de cara a imaginar cómo será en el futuro el uso que le dé el PSOE a los medios públicos si gana las elecciones y vuelve a gobernar.

Sorprende que sorprenda que Iván Redondo, gurú de Sánchez, la cague pues ya vimos que después de una primera etapa brillante como asesor de Monago (PP) en Extremadura, tuvo una segunda etapa catastrófica que le llevó a perder las elecciones autonómicas y facilitar la vuelta del socialista Fernández Vara, para alegría de los extremeños  en particular y los socialistas españoles, en general.

Veremos en qué queda esto. Mi vaticinio es que al final, Sánchez hará lo que mejor sabe hacer, rectificar y pedir a Televisión Española que devuelva la fecha del debate al 22 y así él acudirá a ambos debates. Otra cosa es que, como apuntan alguno, al debate de Televisión Española vaya el Presidente Pedro y al de AtresMedia vaya el candidato Sánchez. Cosas más raras se han visto.

EDITO para añadir una nueva sorpresa a mi relato. Sorprende el comunicado del PSOE en el que mienten flagrantemente al asegurar que dos medios han pedido el debate el mismo día, el 23 de abril porque todos hemos visto documentos donde Televisión Española había propuesto el día 22 y son las presiones del Gobierno las que hacen cambiar el día al 23 para hacerlo coincidir con el de AtresMedia. ¡Ojo no aparezca algún trabajador del Ente Público que denuncie que ha sufrido presiones de Sánchez o su entorno  y así terminen de destrozar la campaña del PSOE.

POR QUÉ SEÑOR, POR QUÉ…

Publicado en
img-20190220-wa0028250763375.jpg

El 28 de abril tenemos una cita con las urnas. El presidente Sánchez, a la vista de la falta de apoyo de sus socios independentistas a sus Presupuestos Generales del Estado, ha decidido terminar con esta atípica legislatura y convocarnos a los ciudadanos a votar.

La noticia, personalmente, me ha alegrado bastante. Desde que Sánchez ganara la Moción de Censura, vengo defendiendo que no se puede gobernar España con tan solo 84 diputados, con el desafío catalán, el déficit de las pensiones, la precariedad laboral, el grave deterioro de la Sanidad y la Educación públicas, entre otros muchos problemas internos, todos ellos agravados por la eminente llegada de una nueva crisis internacional, Brexit, proteccionismo yanqui y asalto chino, mediante.

Por tanto, insisto, la noticia me parece buena, en sí misma, aunque el calendario me suscite dudas. Desde luego, mejor el 28 de abril que el super domingo de mayo, juntando las generales, con las europeas, las municipales, las autonómicas y en algunos lugares las de los cabildos insulares, un pandemonio ingobernable. Aunque la campaña electoral de las generales se hará en plena Semana Santa con medio país entre cirios y el otro medio entre cañas y gambas…

Me sorprende, sin embargo, lo que se han cabreado los líderes de los partidos de la oposición, sobre todo Casado y Rivera, porque Sánchez al fin les ha hecho caso en algo. Después de llevar meses pidiendo elecciones, ahora parece que no les venía del todo bien, en su pugna con Vox por repartirse el espacio electoral de la derecha española. Nunca llueve a gusto de todos.

Me sorprende, también, la irrelevancia en la que anda sumida Podemos, con su líder de baja paternal, con una batalla interna por el poder que les está desangrando poco a poco y con la incongruencia de aquellos que venían a acabar con la casta pero se han metamorfoseado a la perfección con ella, hasta el punto de que es difícil distinguir el casoplón de lujo de los Iglesias Montero del ático de lujo de De Guindos.

Dicho lo anterior, lo cierto es que el espectáculo de ayer en el Congreso de los Diputados, convertido en taberna cutre en la que comenzar las hostilidades de la pre campaña electoral, me ha generado un sentimiento de pereza absoluta, una galbana inmensa, un sopor insondable, que solo rompo para exclamar ¡Por qué señor, por qué!

Nos quedan un par de meses de hablar del librito de memorias del Presidente, del colchón de los Sánchez/Obama, de la chaqueta con olor a naftalina que se cambia Rivera, del aprendiz de Aznar capaz de proferir  una retahíla de insultos por minuto digna de Guinness , de la novia cantante de Albert, de Cataluña, del campeón de lanzamiento de huesos de aceituna, del Falcón, del máster de uno, de la tesis del otro y de lo ultra que es Abascal, de la momia de Franco y de cualquier otra estupidez que evite que alguno haga propuestas reales y serias para solucionar los problemas de los españoles.

Eso sí, el domingo 28 de abril hay que ir a votar porque si tu no vas ellos vuelven. Y aquí ellos es un ente abstracto que puede englobar, dependiendo de tu interlocutor:

  • Sánchez, Podemos y los indepes
  • Casado, Rivera y los ultras de Vox
  • El tifus, el cólera y la malaria
  • Los alien, un meteorito y el fin del mundo

Si os soy sincera, esto de ir a votar contra alguien, o para que no gobierne tal o cual, o porque si no pasarán cosas terribles y desgraciadas que nos sumirán en la más profunda miseria, me quita las ganas de votar. Y entonces, en mi mente, susurro ¡Por qué señor, por que!

HACE TIEMPO QUE NO PASABA POR AQUÍ…

Publicado en

Hace tiempo que no pasaba por aquí, no sé si porque no tenía nada que contaros o porque no encontraba las ganas para contaros lo mucho o lo poco que me pasaba. Ya os he dicho alguna vez que lo de escribir es terapéutico para mí y que lo hago como una necesidad, por tanto, el estar tanto tiempo silente solo puede significar que no sentía la necesidad porque estaba muy bien o porque estaba fatal.

Lo cierto es que el año 2018 ha sido uno de los más complicados de mi vida, no de los más difíciles, que yo las he pasado canutas en el pasado cuando me divorcié con una niña de cuatro años y una mano delante y la otra detrás o cuando trabajaba en el infierno laboral de cuyo nombre no quiero acordarme aquí y salía un día sí y otro también llorando de mi convento.

El año pasado ha sido complicado porque no me encontraba bien, ni física, ni animicamente y no sabía muy bien por qué. No hay duda que recibir el diagnóstico de enfermedad celíaca y tener que cambiar por completo de hábitos de vida para limpiar mi cuerpo hasta volver a sentirme en forma ha contribuido a que todo lo demás me pareciera difícil, complicado, agotador.

Tampoco ayudaba el hecho de haber puesto tantos sueños, tantas ilusiones, tanto esfuerzo, tanto tiempo, tanto trabajo, tanto amor, tanto de todo, en un proyecto que ya no existe y que jamás volverá a ser aquel por el que algunos dimos lo mejor de nosotros mismos, hablo del PSOE, claro.

El año pasado fue el año en que me tocó reinventarme, cambiar de hábitos de vida por la celiaquía, cambiar de hábitos de pensamiento por la orfandad de la izquierda española, cambiar de hábitos laborales porque había que empezar a pensar en una misma antes que en la organización, cambiar de hábitos, cambiar de hábitos…

Hoy, superada la cuesta de enero del 2019, he vuelto a sentir ganas de escribir y sin tener claro sobre qué iba a hacerlo, he abierto mi blog, ni siquiera recordaba la contraseña para hacerlo. He puesto los dedos en el teclado y mirad por dónde voy ya. Sin hablar de política, sin nombrar a mi némesis, Pedro Sánchez, sin pedir el voto para tal o cual formación solo escribiendo, pero claro, esto no vende, esto no tiene tirón para que la gente lo lea, el público quiere carnaza, polémica, lío y yo, vosotros queréis carnaza y yo como bloguera vuestra que soy, os lo voy a dar:

  • NO VOY A VOTAR A PEDRO EL 28 DE ABRIL. POR PRIMERA VEZ EN UNAS GENERALES, MI VOTO NO VA A SER PSOE. 

¿Y a quién vas a votar, Martu? Os preguntaréis y me preguntáis en las redes sociales. Pues no lo sé. Hasta ayer estaba más cerca de votar Ciudadanos, con los que comparto la defensa de la unidad de España, la retirada de privilegios a vascos y catalanes, el uso del castellano como lengua vehicular en todo el territorio nacional, la regulación de la gestación subrogada, etc. que de no votar, pero después de leer que la Junta de Andalucía se plantea retirar la gratuidad de las matrículas universitarias, con la anuencia de Ciudadanos, se me están quitando las ganas.

Y si de aquí al 28 de abril que tengo que decidir a quién votar en las generales no tengo nada claro qué va a pasar, imaginad hasta mayo que me decida a quién votar en las europeas, en las autonómicas y en las municipales… ¡Un sinvivir!