Anuncios
Canal RSS

Archivo de la etiqueta: #1militante1voto

PRIMARIAS OTRA VEZ

Publicado en

JUAN SEGOVIAJulio de 2015 y aquí estamos los socialistas de Madrid inmersos nuevamente en unas Primarias, o algo así. No son unas Primarias como todos recordamos fueron en 2010 las de Tomás Gómez frente a Trinidad Jiménez porque aquellas eran para elegir cabeza de cartel en las elecciones autonómicas de mayo de 2011 y estas son para elegir al Secretario General con este nuevo sistema que nos dimos el año pasado. Un híbrido, porque tras la elección por el voto directo de toda la militancia del Secretario General, se celebra un Congreso con sus delegados, a la antigua usanza, en el que se le puede imponer una Ejecutiva que le controle, en fin, nuestras cosas…

Dejando a un lado la democracia interna del PSOE, que siendo manifiestamente mejorable, es sin duda, la más transparente, reglada y participativa de cuantos partidos políticos hay en el panorama español, incluidos los emergentes, en los que apenas votan el 10% de los simpatizantes inscritos por internet sin control alguno, y eso que no hay que avalar públicamente con nombre, apellidos y dni a un compañero, ni acudir a votar a tu agrupación un tórrido domingo de julio. Voy a divagar un rato sobre cómo me siento ante estas primarias en comparación con aquellas del verano de 2010.

Las primarias Trini/Tomás Tomás/Trini, no fueron mis primeras primarias, ya participé apoyando a Borrell frente a Almunia y a Morán frente a Lissa, pero sí fueron en las que, por primera vez me impliqué totalmente. No porque Tomás Gómez fuera santo de mi devoción, jamás había cruzado palabra con él y en el Congreso extraordinario del 2007 en el que le eligieron, yo avalé a José Cepeda, cosas de ser guerrista… Si apoyé a Gómez fue por la sucia jugada de Zapatero llamarle a Moncloa para que se retirara a favor de la paracaidista Trinidad Jiménez, las despreciables palabras contra él de Rubalcaba en una entrevista radiofónica y la presión sin tregua a la que sometió Pepe Blanco a los Secretarios Generales de las Agrupaciones Locales de Madrid.

Fueron aquellas unas Primarias épicas, no solo por lo que estaba en juego, la cabeza de lista por Madrid, tampoco porque todo el aparato de Ferraz y Moncloa, que entonces estábamos en el Gobierno, se pusiera al servicio de su candidata, si no, porque Tomás Gómez es una bestia política incansable que se pateó todas y cada una de las Agrupaciones de la Comunidad de Madrid, mañana y tarde, y nosotros con él. Acuñamos la broma de “conoce Madrid con Tomás Gómez” porque muchos de nosotros pisamos pueblos que ni siquiera sabíamos que existían.

De aquellas Primarias me quedan buenos amigos, divertidas anécdotas y un cariño inmenso por aquel Gómez que vivía y respiraba por y para el PSM. Desde entonces hasta ahora han pasado muchas cosas en el seno de mi Partido, de las que he sido espectadora privilegiada en primera fila y que me han vuelto mucho más sabia, mucho más experimentada y bastante más descreída. Nada volverá a ser igual que aquel verano de 2010 en el que éramos tan libres, tan felices y tan valientes.

Ahora, cinco años después, también en verano, volvemos a encontrarnos inmersos en un proceso interno en el que participaremos todos los militantes de Madrid, pese a que, como reconoció Rafael Simancas en entrevista radiofónica, la intención de la Gestora era imponer a su candidata por incomparecencia del rival. Solo por eso, ya merece la pena estar del lado de Juan Segovia que nos ha dado la posibilidad de elegir, aunque no solo por eso. También porque quiere dar la voz en la toma de decisiones importantes a los que realmente mantenemos vivo este partido, los militantes. Porque quiere que seamos protagonistas en la elaboración de las listas, por ejemplo, porque habla y escuchas a uno de los nuestros, menos avales, más votos, menos aparatos, más compromiso.

La fecha elegida por el Federal, el último domingo de julio, el 26, en plenas vacaciones estivales, con medio Madrid saliendo de vacaciones o apurando sus últimos días de asueto, es manifiestamente mejorable o deja entrever que no entraba entre sus planes tener que llegar a la votación, como ya os he dicho que reconoció el cerrajero Simancas. No sé si porque la fecha es mala, porque hace mucho calor, porque está ya una de vuelta de todo, lo cierto es que me ha costado la vida misma implicarme en este proceso, todo sea porque el socialismo madrileño no se merece estar en manos de gestores interesados o porque, en el fondo, me va la marcha, aquí estoy liada otra vez con la cosa nostra.

Anuncios

HE VUELTO A ESCRIBIR

Publicado en

Hace algún tiempo que decidí dejar de escribir columnas de opinión, de acudir a tertulias políticas televisivas e incluso de reflexionar en este mi MartuBlog. La razón fundamental es que quería concentrarme en un proyecto profesional apasionante que me habían ofrecido y que me permitía alejarme un poco de la primera línea de fuego político en la que ya llevaba demasiado tiempo y que estaba empezando a pasarme factura.

Pero para ser sincera había otra razón, más personal, más íntima por la que me quitaba de en medio y es porque soy socialista, socialista convencida, socialista con carné y quiero seguir siéndolo pese a que no comparto la mayoría de las actuaciones de la actual dirección federal del Partido Socialista Obrero Español. No tengo intención alguna de irme del Partido, ni para integrar otras formaciones como han hecho algunos compañeros mediáticos, ni para quedarme en mi casa callada, las direcciones pasan, los principios y valores permanecen.

Pero lo que tampoco quería era pasarme el día escribiendo columnas críticas y poniendo de manifiesto en la tele las incongruencias, contradicciones o inconsistencias de quien era mi Secretario General entonces y hoy es el candidato socialista a las cercanas elecciones generales. Es muy arriesgado ser el Pepito Grillo, la conciencia de una organización como esta, porque puedes acabar resultando tan repetitiva, tan negativa , tan cansina, que ya no te escuchen ni propios ni extraños con lo que el objetivo de la crítica, que tiene que ser, y en mi caso lo es, conseguir que las cosas cambien y se hagan mejor, se pierde.

Sigo sin compartir la mayoría de las decisiones que toma en el ámbito orgánico esta dirección federal. El atropello producido en Madrid, con una militancia en Estado de excepción, sin derechos pero con el deber de pagar la cuota y seguir trabajando para sacar adelante elecciones municipales y autonómicas, abrir las sedes y evitar que desaparezcamos el mapa capitalino para siempre, aún pesa mucho en mi ánimo y que la solución sea un Congreso Extraordinario convocado a traición en mitad del estío a ver si no se presentaba nadie contra la candidata de Ferraz, no contribuye mucho a que aumente mi confianza en ellos, pero he vuelto a sentir ganas de escribir.

No creo que sea por la ilusión de ver a Pedro Sánchez como líder político más valorado aunque sin alcanzar el 5, porque ya sabemos lo bien valorada que estaba en las encuestas Rosa Díez y lo poco que le rendía electoralmente hablando. Ni porque el PSOE mantenga un raquítico 23% de apoyo en las encuestas, que parece mejor porque el efecto Podemos se desinfla a velocidad directamente proporcional al aumento del ego de su líder Pablo Manuel Iglesias.

Tampoco creo que sea por la ilusión de las Primarias del Partido Socialista de Madrid porque siendo importante que se restablezca la normalidad en nuestra Federación y se devuelvan los derechos a la militancia, y queriendo que las gane el compañero Juan Segovia que trae necesarios aires nuevos, no olvidemos que forman parte de un Congreso Extraordinario y que tienen corta fecha de caducidad, marzo de 2016.

Mucho menos creo que sea porque los malvados poderes le hayan dado un escarmiento al pobre Tsipras, cuya víctima colateral será el pobre pueblo griego, una vez más, y que servirá de ejemplo para el resto, por si se nos ocurre pensar que podemos sacar los pies del tiesto en el que ellos nos los han enterrado, porque eso solo nos lleva a pensar que los que mandan no van a soltar fácilmente las riendas y que los que estamos jodidos vamos a seguir estándolo por mucho tiempo.

No sé por qué ha sido pero hoy he vuelto a escribir, solo en mi blog, casi en una especie de terapia, de búsqueda de mí misma que tampoco sé a dónde me conducirá, igual mañana vuelvo a escribir, igual vuelvo a decir que sí cuando me llaman de una tertulia televisiva o igual me vuelvo a sumir en el ostracismo hasta que pasen las generales, yo qué sé. ¿Vosotros creéis que con este calor hay ser humano que pueda mostrarse medianamente coherente? Yo no.

311

Publicado en

En el Reglamento de Primarias del Partido Socialista Obrero Español, desarrollado en la Conferencia Política que se celebró en Madrid en noviembre de 2013, se determinó que los candidatos a las elecciones municipales donde el censo superase los 20.000 habitantes, se elegirían por el mecanismo de Primarias con el voto de la militancia de la localidad en cuestión.

Así se hizo en Parla, municipio del sur de la Comunidad de Madrid, donde por una abrumadora mayoría, ganó el compañero Pablo Sánchez. El Reglamento también dice que será el Comité Federal quien ratifique las listas, pero todos entendimos que esto es un mero trámite cuando escuchamos a nuestro flamante Secretario General, Pedro Sánchez hablar de que el cambio lo tenía que protagonizar la militancia y que él era el candidato de la militancia, elegido por el voto directo de la misma, un diputado de base…

Sorprendentemente, en Madrid, además de declarar no idóneo al Secretario General, avalado por más del 50% de la militancia como candidato a la Comunidad, Tomás Gómez, disolver su Ejecutiva Regional, su Comité Regional y poner la Federación en Gestora, por razones que aún no hemos acertado a comprender: no eran legales, porque 3 meses después de la infamante rueda de prensa de César Luena no hay imputación ni acusación alguna contra Gómez; no eran por los resultados ya que de las supuestas encuestas internas en las que se vaticinaba un mal resultado para Tomás Gómez que manejaba el Partido nada se ha sabido y lo que si conocemos es un CIS que dice que Gabilondo perderá del orden de 9 diputados en la Asamblea de Madrid con respecto a los que obtuvo nuestro Secretario General… Además, digo, se ha defenestrado al candidato elegido abrumadoramente por la militancia de Parla en extrañas circunstancias.

En defensa de su honor y de la voluntad de los militantes parleños, Pablo Sánchez acudió a la Justicia ordinaria y es ahí donde se ha producido uno de los espectáculos más bochornosos en el PSOE de Pedro Sánchez (adjunto vídeo) El abogado de Ferraz, explica a la jueza, que si bien es verdad que hay recogido un procedimiento de primarias, este no tiene importancia porque lo realmente determinante es lo que digan los 311 miembros del Comité Federal, relevantes socialistas, para más señas y no pelagatos de a pie como nosotros, simples militantes. Y que por tanto, al no ser ratificado por el Comité Federal, Pablo Sánchez no fue en ningún caso candidato de Parla pese a ser elegido en Primarias y ser presentado en un acto público de la Federación…

Tras escuchar al abogado que representa al PSOE en nombre de César Luena, que no quiso comparecer ante la jueza, que como militante valgo menos que cualquiera de los 311 miembros del Comité Federal, por primera vez en 20 años no voy a participar de la campaña electoral ni voy a ser interventora del PSOE el día de las elecciones. Ese domingo acudiré a votar y votaré en conciencia de acuerdo a mis principios y valores socialistas, porque las direcciones federales pasan y la organización con todo lo que representa, permanece, pero no le quitaré un solo minuto de mi tiempo a mi familia, a mis amigos, a mi vida para dedicárselo a aquellos que me ningunean y que me consideran mano de obra sin voz ni voto.

APOYOS, AVALES Y VOTOS

Publicado en

Con motivo de un viaje familiar me he perdido la primera parte de la recogida de avales para ser candidato a Secretario General del Partido Socialista Obrero Español, pero una vez recuperada la normalidad, procedo a cumplir con mi derecho como militante de avalar a aquel o aquella que considere mejor para dirigir nuestro querido Partido en estos tiempos difíciles.

Aclarar primero que lo que estamos eligiendo es un cargo orgánico, interno y que por tanto, todos los que se presentan son socialistas, compañeros, y solo por eso merecen mi respeto, pero que inevitablemente hay que elegir a uno de ellos y en mi caso lo hago siguiendo la máxima de lo que anuncié antes de salir de viaje, viendo quién se presentaba, para qué quería ser el Secretario General y lo que es más importante para mí, acompañado de quiénes.

Qué quiere decir lo anterior, que a todos ellos les apoyaré si en un futuro encabezan o aparecen en una lista que mi Partido presente a unas elecciones, a un proceso externo, ya sean europeas, nacionales, regionales o municipales, porque el peor de los nuestros será siempre mejor que el mejor de los otros, solo porque defiende las siglas, los principios y valores que todos decimos defender.

Puntualizar también, que mis muchos procedimientos internos vividos: primarias Borrell/Almunia, Morán/Leguina, Tomás/Trini, y Congresos varios, me hacen ser prudente a la hora de defender aquello que considero mejor sin atacar despiadadamente al “rival”, ya que los que hoy están enfrente, ayer estaban junto a mí y muchos de los que están hoy juntos, ayer no se podían ni ver, o quien hoy dice defender a tal o cual, antaño lo vetaba en una lista…, porque como decía ayer, esto es una partida de ajedrez, con muchas piezas en juego y los peones somos prescindibles, mejor no inmolarse innecesariamente.

Más importante aún de a quién apoyo o quién gane finalmente, será la manera en que elijamos esta vez, y confío que para siempre, al líder de los socialistas españoles: con el voto directo, libre y secreto de todos y cada uno de los militantes. Esta pretensión resumida en la máxima 1 militante 1 voto, la venimos defendiendo algunos desde hace varios años porque somos de la opinión de que es más difícil que se equivoquen 200.000 a que se equivoquen 800 delegados.

Voy ahora con el tema “candidables”, o precandidatos. He de reconocer que he leído con estupor que se pretenden presentar 11, lo que me reafirma en mi postura de exigir un 5% de avales necesarios antes de darle a cualquier el censo de militantes socialistas, con sus datos sensibles y poner a su disposición los escasos medios del Partido. Para ser sincera solo conozco a 4 de los 11 y por tanto me limitaré a dar mi opinión sobre esos 4.

Mi compañero y amigo Alberto Sotillos, encabezando una candidatura colectiva de Socialismo Democrático y cuyas principales valedoras son las hermanas Pérez, que pretende, nada menos, que refundar el socialismo, al que lleva atacando en cualquier medio que le hayan puesto a su alcance desde hace varios años. Creo que 135 años de historia merecen más respeto, algo más de amor a las siglas y sobre todo, mucha más preparación y conocimiento de la organización.

El compañero de Izquierda Socialista, Pérez Tapias, que defiende unas ideas más radicales, más a la izquierda, república, laicidad y federalismo, con las que empatizo emocionalmente pero que nos llevarían, de presentarlas a la sociedad así, sin explicación o pedagogía , a ocupar un lugar excéntrico, entendiendo este como alejado de la centralidad que nos permite ser un partido con vocación de Gobierno que llegó a aglutinar casi 11 millones de votos en las elecciones generales que ganó José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 –no olvidemos que el objetivo debe ser gobernar para cambiar las injusticias que están asolando a nuestros conciudadanos-

El compañero Pedro Sánchez, al que conozco bien, no solo porque estudiamos juntos en el Instituto y coincidimos militando en la Agrupación Socialista de Tetuán, sino porque en Madrid, hemos “sufrido” a los hombres de Blanco, ha elaborado un discurso, políticamente muy atractivo, pero que se está basando en ofrecer promesas de Gobierno, olvidándose de que se está postulando para ser el Secretario General del PSOE, no el candidato a las Elecciones Generales del 2015, que ese se decidirá a través de Primarias Abiertas a toda la sociedad. Y olvidando también que el programa básico para el socialismo de los próximos años, lo elaboramos entre todos los militantes durante el año pasado y lo plasmamos en la Conferencia Política de noviembre.

Finalmente, el compañero Eduardo Madina, al que yo he criticado mucho, fundamentalmente por su tibieza, por no haber dado la cara en momentos muy delicados, manteniendo un cómodo y cálido segundo plano, que se ha destapado en las últimas semanas: primero exigiendo el mantenimiento de las Primarias Abiertas a toda la sociedad en el calendario del PSOE, después condicionando su participación en el Congreso Extraordinario a que la elección del Secretario General fuera por todos y cada uno de los militantes y no a través de delegados, y al que he decidido avalar, en parte por mérito propio, en parte por descarte de lo anterior.

Todos ellos, a excepción de Sotillos, quizás, aunque también, tienen apoyos tanto en Ferraz, como en los aparatos regionales. Todos ellos, están siendo utilizados por los distintos actores del antiguo y nuevo PSOE, para tratar de que sean sus intereses los que primen en el futuro del Partido. Todos ellos reciben hoy ayuda interesada por las distintas corrientes, familias, sensibilidades, llámese como uno quiera, dentro del PSOE. No nos engañemos, ningún outsider llegará nunca a la Secretaria General ni del PSOE ni de ninguna otra organización porque las organizaciones están configuradas para proteger a sus miembros y garantizar su pervivencia.

No existe el Mesías, no hay mirlo blanco, los mirlos son todos negros, no llegará un iluminado que nos devuelva el pasado esplendor, ni falta que hace. Hay compañeros del Partido Socialista Obrero Español, compañeros que defienden cosas muy parecidas, con matices, compañeros que piensan que harán lo mejor para nuestra organización, compañeros que se someterán al juicio y elección de 200.000 militantes socialistas y el que salga elegido deberá terminar con este PSOE 51%/49% que hemos sufrido desde el Congreso de Sevilla y que deberá trabajar para que en las inminentes elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015, recuperemos territorios tan importantes como Extremadura, Castilla La Mancha, Madrid o Valencia y Ayuntamientos históricamente socialistas que perdimos en 2011.

ENTRAR AL TRAPO

Publicado en

De toda la vida del señor, los medios de comunicación han sido generadores de opinión, pero en los últimos tiempos se han convertido en generadores de manipulación. Cada uno de ellos puesto al servicio del interés de su patrón, del paganini de turno, arrima el ascua a su sardina y nos tratan a la ciudadanía como becerros. Ellos enseñan el capote y nosotros entramos al trapo porque somos nobles y “bravidos”.

Esta entrada iba a tener como tema central lo que hicieron anoche en El Objetivo de la idolatrada Ana Pastor, que ya sabéis que no es santa de mi devoción. Ayer, sin explicar por qué, sin citar antecedentes, se le dijo a la ciudadanía que el Gobierno, en los Presupuestos Generales del Estado en los que se recortan Educación, Sanidad y Pensiones, subía la partida de Financiación de los Partidos Políticos un 28%. La polémica estaba servida, nos enseñaron el capote de qué mala es la política y los políticos y nosotros, como Mihuras a pedir que se quiten sueldos a los políticos, que no se financien los Partidos, etc.

Si no hubiera financiación pública de los Partidos Políticos solo la habría privada con lo que ello conlleva, lobbies de poder que pondrían sus capitales al servicio de sus intereses empresariales, Gobiernos en manos de los que les financian y ciudadanos absolutamente desprotegidos. Si los políticos no cobraran un salario digno, solo se podrían dedicar a la política, aquellos que fueran ricos de familia, rentistas o especuladores con lo que los ciudadanos estaríamos en manos de los poderosos, del capital, aún más que ahora, si cabe.

Esta mañana, hemos asistido a otro ejemplo de titular falsario al que los socialistas hemos entrado por Chicuelinas: Pepe Griñán se retira y deja de heredera a Susana Díaz”. Esto, además de mentira, está contado así con toda la mala intención posible. La realidad es que Pepe Griñán quiere dejar de ser el Secretario General del PSOE de Andalucía y terminar de dar su paso atrás de la primera línea política y para ello va a dimir y convocar un Congreso Extraordinario en los próximos meses.

En el PSOE no hay cargos hereditarios, en el PSOE hay unos Estatutos que fijan los procedimientos democráticos de elección tanto de Secretarios Generales como de candidatos a las elecciones. Es verdad que nuestros procedimientos son mejorables, yo he escrito muchísimo al respecto, pero son los más democráticos y participativos de todos los Partidos Políticos con representación institucional.

En cambio, nuestros compañeros, han mordido el anzuelo y se han tirado de cabeza a la piscina que nos pone la caverna criticando que el nombramiento de Díaz como Secretaria General será a dedo, que será una cacicada, que se tenía que haber esperado a que se cambiaran los Estatutos… Los mismos argumentos que se utilizaron para tratar de deslegitimar las Primarias que en Andalucía nombraron a Susana como candidata a la Junta por el PSOE-A, cuando fue avalada, con nombres y apellidos, por casi la mitad de la militancia.

Es verdad que tenemos en el horizonte cercano una Conferencia Política pero no tiene como cometido principal el cambio estatutario, fundamentalmente porque no puede, sino la presentación de un nuevo proyecto que hemos ido diseñando entre todos durante meses, con Diálogos abiertos, con aportaciones en web, con enmiendas de los militantes. Un proyecto que va a afrontar, porque así lo hemos querido nosotros, temas tan delicados como la laicidad, la república, el federalismo o la fiscalidad. Un proyecto que puede devolvernos la dignidad perdida con las decisiones que dejamos tomar a Zapatero en el año 2010.

Yo me siento tan frustrada como vosotros de que no se celebrara una Conferencia de Organización en el plazo de un año como mandató el Congreso de Sevilla, en la que se hubieran debatido los cambios estatutarios que, en una decisión sin precedentes, quedaron aplazados en ese Congreso Ordinario, en el que parece que lo único importante era decidir entre Rubalcaba o Chacón y donde muchos de nuestros compañeros delegados hicieron dejación de las funciones para las que les habíamos dado nuestra confianza el resto de la militancia.

Yo también quiero diseñar un reglamento de primarias, consensuado y de aplicación en todo el territorio nacional y en todos los procesos independientemente del tamaño de la circunscripción, en el que queden claro plazos, número de avales, medios a disposición de los candidatos, etc. Yo también quiero hablar del mandato como paso previo a elegir los Secretarios Generales y sus Permanentes mediante la elección directa de toda la militancia. Yo también quiero ver escrito en nuestros estatutos incompatibilidad de cargos públicos y orgánicos, tolerancia cero con la corrupción: todo procesado recibirá la expulsión inmediata del Partido, verdadera paridad, listas cremallera…

Yo también creo que en el PSOE tenemos mucho que mejorar, pero me niego a lucir osamenta y entrar al trapo de la caverna cada vez que decidan echarnos un jugoso titular. No dedicaré más tiempo ni a la autoflagelación, ni a entonar el mea culpa, ni a debatir sobre la democracia interna de nuestro Partido cuando en los demás se toman las decisiones a dedazo del líder y prietas las filas allí no se mueve ni mu, salvo para darnos lecciones al PSOE.

SitaEspe quiere primarias

Publicado en

Hoy, una de las políticas que mejor manejan los tiempos y la demagogia en esta nuestra pobre España, Esperanza Aguirre, ha reaparecido para bailar sobre la tumba de su archinémesis, Ana Botella, después de su ridículo fracaso al frente de la delegación Madrid 2020 en Buenos Aires. La lideresa, aprovechando la derrota de la actual alcaldesa de Madrid, ha vuelto a primera línea con unas declaraciones que me han dejado estupefacta.

Pide la dama de hierro del PP madrileño que se democraticen los partidos políticos, que se elijan los mandos a través de primarias en las que participen los militantes como forma de reconocerles el trabajo y la lealtad. Algo más que dar palmas en los mítines y contar votos en las elecciones. Y claro, se me ha escapado una lagrimita de la emoción. Si no fuera porque sé que no cree lo que dice sino que considera que es lo que más le conviene para ser la futura candidata a la alcaldía de Madrid me habría hecho dudar.

En lo que voy a darla la razón por completo a la Condesa de Murillo es en el hecho de que aquel Partido político que primero se adentre por el camino de la modernización democrática de su organización, de las formas de participación en la misma, del papel de su militancia y del modo de elección de sus líderes, candidatos y listas ganará mucho ante el electorado. Y sería una triste lástima que fueran los sobrecogedores populares quienes lo hicieran.

Ante los socialistas españoles se abre el reto de aprovechar la Conferencia Política de noviembre para acometer los cambios estatutarios que quedaron aplazados en el Congreso de Sevilla y que la militancia reclama a voces. Cambios que permitan establecer Reglamentos de Primarias tanto para cargos orgánicos como para cargos institucionales que sean de aplicación en toda la organización y que solventen todas las deficiencias que hemos podido apreciar en los procesos que se han dado durante los últimos meses.

Primarias abiertas a simpatizantes para la elección del cabeza de lista tanto nacional, como regionales y de grandes ciudades; y primarias o elección directa de los Secretarios Generales por parte de toda la militancia, que son cosas parecidas pero no idénticas y que por tanto necesitan reglamentos específicos con atención a algunas trampas que esconden.

Primarias abiertas que se aprobaron en Sevilla y que por tanto deben hacerse pero teniendo la precaución de esquivar, al menos, dos balas de plata: la primera el hecho de que se determinen muy bien los requisitos de aquellos que consideremos simpatizantes con derecho a votar a nuestro candidato –precio de la inscripción, documento de compromiso que se ha de firmar, no inclusión de militantes de otros partidos…- La segunda y no menos importante, valorar la implicación real de la ciudadanía porque no habría nada más desesperanzador que abrir un proceso de primarias y que los votantes no tuvieran interés en participar de las decisiones del PSOE, eso colocaría a nuestro candidato en una situación de deslegitimación que lo lastraría de cara al proceso electoral.

Elección del Secretario General y su equipo mediante la votación directa de toda la militancia y no en congresos con delegados que no llevan mandato de sus agrupaciones y que por tanto no respetan los verdaderos deseos de la militancia expresados en la elección previa. De esto ya he escrito mucho y estaría dispuesta a asumir un paso intermedio entre lo que tenemos hoy y la aspiración final de voto directo que sería volver al mandato, es decir, que los delegados que eligiéramos en las agrupaciones acudirían a los Congresos con la obligación de elegir a aquel o aquellos que hayamos decidido previamente los militantes.

Queda mucho PSOE por hacer pero no cabe duda que modernizar y democratizar la organización es un paso previo a cualquier otro cambio que pretendamos que los ciudadanos lo perciban como tal. No dejemos que liberales como Esperanza Aguirre que harían y dirían cualquier cosa con tal de arañar votos y seguir en el poder, nos adelanten por la izquierda, ni tan siquiera figuradamente.

 

APOSTAR POR LAS EUROPEAS

Publicado en

En estos días hemos visto a nuestro Secretario General, Alfredo Pérez Rubalcaba reunido con los dirigentes socialistas europeos tratando de consensuar una posición común y fuerte frente a la derecha europea que nos ha traído recortes, miseria y austericidio. Alfredo les ha pedido a nuestros compañeros de la izquierda europea que den la batalla, que no dejen que Europa se convierta en un enorme mercado donde prime el sálvese quien pueda.

Coincido con Rubalcaba en que la izquierda europea, no solo la española, nos jugamos mucho en las elecciones del próximo año y que concurrimos a ellas en el peor escenario posible, con una desafección política gravísima, con una población desesperada porque no ven salida a la crisis que nos asola, con un votante escéptico ante los grandes partidos y que puede caer en brazos de oportunistas y demagogos como pasó en Italia y con los mercados, los ricos, los poderosos, aprovechando está debilidad política para hacerse con todo.

La sociedad española, al igual que el resto de sociedades europeas, se ha dado cuenta que las grandes decisiones económicas se toman en Bruselas y que necesitamos tener una amplia mayoría socialdemócrata, socialista, de izquierdas, progresistas, en el Parlamento Europeo para cambiar estas políticas de la derecha basadas en el recorte, el control del déficit, el ajuste en derechos de los trabajadores, el empeoramiento de las condiciones laborales, la subida de impuestos a las clases medias mientras se conceden amnistías a los ricos…

Por lo que nos toca al PSOE, estas elecciones europeas nos ponen ante el reto de demostrar a la sociedad española que queremos hacer las cosas bien, que hemos aprendido de los errores del pasado y que no volveremos a fallarles. Una magnífica manera de empezar sería que la decisión sobre los nombres de los compañeros y compañeras que vayan en las listas socialistas para ser diputados en Europa los elijamos entre todos los militantes del Partido.

¿Por qué es tan importante quiénes y sobre todo cómo se eligen esos quiénes? Porque cunde la idea de que los Partidos Políticos son máquinas de colocación de sus más fieles y obedientes seguidores en los distintos cargos institucionales, que solo quieren alcanzar el escaño para vivir bien, que no están formados, que no tienen experiencia profesional fuera del Partido, que son estómagos agradecidos.

Esto, que no es del todo cierto, tiene algo de verdad. Como diría el ínclito Rajoy: es mentira, salvo algunas cosas. Sobre todo en las listas europeas, elecciones que nadie se tomaba muy en serio y que se convertían en cementerios de elefantes, destierro de díscolos, pago de servicios prestados. Algo que no podemos permitirnos los socialistas en 2014. Tenemos la obligación de enviar a los mejores a pelear en Bruselas para que desde allí dejen de bombardearnos con políticas liberales.

Es fundamental que todos y cada uno de los socialistas y las socialistas que resulten elegidos como Eurodiputados sean conocidos en sus agrupaciones, en sus pueblos y ciudades. Que sus compañeros de Partido sientan que es uno de los suyos quien va allí a defender los intereses de todos, de los trabajadores, de los más desfavorecidos. Que defenderá la Sanidad Pública, la Educación Pública, el Estado del Bienestar. Que peleará por una Fiscalidad justa en la que paguen más los que más tienen y reciban más los que más lo necesiten. Que no le pillarán con la maleta huyendo el viernes de Bruselas. Que hará de nuestros principios y valores su bandera.

Abramos un proceso nuevo, imaginativo, transparente, moderno, de elección de los mejores de entre nosotros para enviarlos a luchar contra el capital a Europa. Hagamos que la sociedad nos mire con curiosidad al principio, con expectación más adelante y si es posible, con ilusión y esperanza. Volvamos a ser ese Partidos en el que los españoles confíen para hacer de Europa un lugar mejor, más justo, con más derechos, con respeto, tolerancia y solidaridad.