Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Patxi López

EL PRIMERO QUE SE ANIMA ES PATXI LÓPEZ

Publicado en
patxi

Víctor Lena (EFE)/ATLAS

 

Como ya os comentaba hace unos días, el año 2017 iba a ser muy entretenido en el Partido Socialista Obrero Español porque es año congresual, además del preceptivo Congreso Federal Ordinario, también se celebrarán los Congresos Regionales y Provinciales. Y nada más conocerse la tan esperada fecha de celebración del cónclave socialista, 18 de junio, el primero que se ha animado a salir a la pista de baile ha sido el compañero Patxi López.

Para ser honesta, y sabéis que siempre trato de serlo con vosotros, no conozco a Patxi López en persona, ni siquiera hemos charlado por Twitter, que no es muy dado a la interacción con compañeros, por lo que la imagen que tengo de él es la que él mismo ha dado a lo largo de su trayectoria política, fundamentalmente de su etapa de Lehendakari y recientemente como Presidente del Congreso e incondicional de Pedro Sánchez.

Como Lehendakari, me alegré de que aceptara los votos del PP para sacar de las instituciones vascas a los amigos de los etarras y a los equidistantes que miraban para otro lado ante la violencia y que fuera estando él en la presidencia del País Vasco, con Rubalcaba como Ministro del Interior y con Zapatero como Presidente del Gobierno de España, cuando se terminara con ETA definitivamente. Eso es algo que nadie podrá negarle nunca.

Como Presidente del Congreso, creo recordar que ya lo he escrito por aquí, me pareció que no estuvo a la altura del cargo, que tomó decisiones partidarias como dejar que Pedro Sánchez interviniera con su discurso solicitando el voto favorable a la investidura una tarde y las réplicas al día siguiente, o que estirara los plazos como más interesaba al candidato socialista o que se le subieran a las barbas todos los portavoces, sobre todo Pablo I con su cal viva, pero hay que reconocer que no es un puesto fácil y que Sus Señorías no hicieron por facilitarle la labor.

Como incondicional de Pedro Sánchez, discrepo con él en todas y cada una de las decisiones tomadas en los últimos doce meses, la de no dimitir la noche del 20 de diciembre, la de aceptar el encargo del rey de formar gobierno, la del gili pacto con Ciudadanos, la repetición de elecciones, el acercamiento al populismo, el intento de pacto con los separatistas en contra de lo acordado en el Comité Federal y, la más sangrante de todas, el Comité Federal de la ignominiosa urna detrás de una cortina para intentar blindarse con Sánchez, celebrando un Congreso Exprés.

Me sorprendió que se abstuviera en la investidura de Rajoy, como acordó el Comité Federal, en lugar de votar no, en conciencia y atenerse a las circunstancias o, en último caso, dimitir como lo hizo Pedro Sánchez, para no tener acatar una decisión colectiva con la que no estaba de acuerdo, pero al mismo tiempo, no ser desleal con las normas y procedimientos de su Partido.

Me sorprende aún más que ahora, diga que fue un error abstenerse porque, o fue hipócrita antes o lo es ahora, máxime cuando la oposición del PSOE en el Congreso está consiguiendo mejoras como el SMI, la paralización de las revalidas, el incremento del techo del gasto de las Comunidades Autónomas, que el Gobierno del PP tenga que asumir parte de la financiación de la Dependencia, etc, que de haberse repetido las elecciones el 18 de diciembre, no existirían.

Me sorprende que pretenda capitalizar el no es no de Sánchez, barco del que se bajó cuando vio la primera vía de agua y no me extraña el cabreo de los que se quedaron en el naufragio, aunque resulta aterrador ver las lindezas que le están dedicando a López los más acérrimos de Sánchez. Del mismo modo que me sorprende que pretenda pilotar un giro a la izquierda del PSOE quien no dudó de gobernar con el apoyo del PP cuando le fue útily siempre se caracterizó por ser un hombre moderado y dialogante.

Si todo lo anterior no fuera suficiente para dejar claro que Patxi López no es mi candidato ideal ni por asomo, baste decir que su padrino es Rodolfo Ares y sus fontaneros (entiéndase estos como hombres conocedores del procedimiento interno, de los equilibrios de poder, de los juegos de mesa camilla dentro de la organización) Oscar López, César Luena y Rafael Simancas.

Oscar López con el que yo tenía buena amistad, pero que ante pregunta de Eshter Palomera sobre mi Expediente Disciplinario dijo no conocer el tema (sic) y no se molestó en contestarme un Whatsapp en el que yo me ofrecí a explicárselo. César Luena que me echó del partido en el que llevaba militando bastantes más años que él, tratando de hacer coincidir la fecha en que me comunicaran la apertura del expediente con el día de mi boda, una vileza que define claramente al personaje. Y Rafael Simancas, que después de lo sucedido en Madrid el 11 de febrero de 2015, podéis estar seguros de que será difícil que un socialista madrileño se sienta cómodo compartiendo nada con él.

Pero tranquilos, aún falta mucho para que tengamos que elegir a quien queremos como Secretario General del PSOE, se presentarán más candidatos y candidatas, unos nos gustarán, otros nada en absoluto, pero todos son compañeros que merecen nuestro respeto, aunque solo sea por cariño a las siglas a las que todos representamos por lo que mejor avalar, animar, arropar, apoyar y votar al que nos guste y no hacer leña del que no.

Anuncios

PATXI LOPEZ, PRESIDENTE DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Publicado en

Hoy, martes 12 de enero de 2016, un acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, ha dado la presidencia del Congreso de los Diputados, al socialista Patxi López, el que fuera Lehendakari en el momento de terminar con el terror de ETA. El PP, no ha participado de este pacto, repito, el Partido Popular no ha participado de este acuerdo entre socialistas y ciudadanos.

Lo que ha hecho Mariano Rajoy, muy astutamente, es abstenerse de presentar a su propio candidato, ya que, al no contar con apoyo de ninguna otra fuerza política, perdería la votación y el socialista sería elegido por mayoría simple en segunda votación. De esta manera, se evita el espectáculo de debilidad en que le deja su soledad en la Cámara y, de paso, siembra dudas sobre su ansiada gran coalición.

Pactar la mesa del Congreso no significa pactar Gobierno, tenemos el antecedente muy cercano de Valencia, donde el PSOE pactó la Presidencia de las Cortes Valencianas con Ciudadanos pero pactó el Gobierno con Compromís y Podemos. Pactar la mesa del Congreso permite que arranque la legislatura y que se puedan presentar iniciativas, de hecho, mañana mismo, los socialistas presentarán 15 medidas urgentes, fundamentalmente en materia de políticas sociales, porque los españoles no pueden seguir esperando a que se forme un Gobierno.

Podemos, que no ha querido unirse a este acuerdo porque no se les ha concedido su imposición de disponer de cuatro grupos parlamentarios diferentes, con sus cuatro portavoces, ya anda alborotando en las redes sociales agitando el fantasma de la gran coalición o acusando a Ciudadanos de ser más de lo mismo y perpetuar el bipartidismo.

Habría que recordar a estos señores de Podemos que ellos se presentaron a las elecciones todos juntos y que por eso andan diciendo que son la tercera fuerza política española con sus 69 escaños, y a solo 350.000 votos del PSOE. Pero, si como dicen ahora para justificar la creación de cuatro grupos parlamentarios diferentes, no se presentaron todos juntos, entonces Podemos solo tiene 42 escaños, apenas dos más que Ciudadanos y a años luz de su ansiado asalto al PSOE.

Dejando claro que los que han pactado son PSOE y Ciudadanos, que Podemos no ha querido sumarse sin sus cuatro grupos y que al PP no le ha quedado nada más que rendirse a la evidencia de su soledad parlamentaria, que se constituya la mesa del Congreso es una buena noticia en sí misma ya que sin ella no es posible presentar iniciativas, como comentaba antes, que es la única manera de mejorar la vida de la gente, de revertir los recortes del PP que tanto sufrimiento han traído a tanta gente, de hacer Política con mayúsculas, sin platós, sin micrófonos, sin periodistas estrellas amigos.

Algo a reseñar es que por primera vez en las cuatro décadas de democracia española, el Presidente del Congreso no pertenece al partido más votado y eso garantiza mayor pluralidad, dinamismo, ecuanimidad, cintura, necesidad de pacto, de acuerdo, de consenso. Se acabó el rodillo de la mayoría absolutísima del PP, los vetos a las preguntas o propuestas de la oposición, los Reales Decretos Ley sin extraordinaria y urgente necesidad, se acabó. Ahora toca negociar, toca seducir, toca dialogar, toca ceder, toca transaccionar, insisto, toca hacer Política, con mayúsculas.

Pese a este buen comienzo, sigo siendo bastante pesimista en cuanto a lo que va a durar esta legislatura. De un lado tenemos al PP con el que no se puede pactar porque está anclado en que se le han de ceder los apoyos por el bien de España, por la responsabilidad, por la gravedad del problema catalán, etc, pero sin ofrecer nada a cambio y cuando hablo de algo a cambio me refiero a apartar al amigo de Luis, se fuerte, Bárcenas, ofrecer derogación inmediata de leyes injustas como la Reforma Laboral, la Ley de Educación, la Ley Mordaza…

De otro lado está Podemos, que solo considera democracia cuando se les vota a ellos, que solo está satisfecho con los pactos en los que se les beneficia a ellos y que tienen el convencimiento de que si se repiten las elecciones conseguirán absorber lo que queda de IU y adelantar al PSOE como primera fuerza de la oposición, aunque esto signifique que el PP Gobierne otros cuatro años más.

Con este panorama, el empeño de Pedro Sánchez de formar Gobierno es una causa perdida, lo sabe él, lo saben los suyos y lo sabemos la mayoría de nosotros. La única razón que tiene para seguir intentándolo es que su futuro político está ligado a su llegada a la Moncloa y reconozco que esa es una poderosa razón. Pero como decía aquel, los esfuerzos baldíos conducen a la melancolía, esperemos que alimentar las esperanzas legítimas de la gente que necesita desesperadamente un Gobierno de progreso, no nos pase factura cuando se repitan las elecciones a finales de mayo o principios de junio.

EL DEBATE DE LOS NOMBRES

Publicado en

NOTA PREVIA: he decidido empezar por lo que parece que interesaba a todo el mundo y a mi modo de ver es lo menos importante, el quién, en lugar del cómo, cuándo y de qué manera, pero así me lo quito de encima y puedo reflexionar con más calma y profundidad sobre lo realmente decisivo: si hemos vuelto, de dónde hemos vuelto y para qué hemos vuelto.

Hasta la fecha, el único nombre de futuribles que ha salido de mis teclas es el de Tomás Gómez, le apoyé en las Primarias de 2010 frente a Trinidad Jiménez y todo el aparato del Partido y del Gobierno, volví a apoyarle en el Congreso de 2012 frente a Pilar Sánchez Acera y la opinión de Ferraz y sigo pensando que será el Presidente de la Comunidad de Madrid en mayo de 2015. Precisamente por eso me molesta enormemente cuando le veo dejarse querer por los que le tocan las palmas para que se anime a la batalla nacional o contestar de manera casi obligada que “de momento” sí le apetece luchar por Madrid. Tenemos una oportunidad única de devolver a los madrileños lo que el PP lleva robándoles desde el 2003 que les robó lo más importante, el cambio a la izquierda que habían votado. No lo estropeemos al final.

De los demás candidatos que parece que han dicho que se postulan ya os adelanto que yo no soy chaconista, nunca lo he sido. En el Congreso de Sevilla, Carme Chacón me parecía mejor opción que Alfredo Pérez Rubalcaba, por lo que encarnaba de cambio y renovación interna y por eso la apoyé desde la distancia, que yo no fui elegida para ir a ese Congreso en la Delegación de Madrid. A partir de ahí no comparto su comportamiento de exigir unas Primarias desde el día siguiente de su derrota, cual segunda vuelta.

Otro que ha dicho que él si se lo piden y puede ser útil al partido y hay una conjunción astral que le señale el camino con luces siderales, entonces se presentará es Patxi López. He de reconocer que admiro el duro trabajo que realizó como Lehendakari, en un pacto anti natura con el PP pero que era necesario para dignificar la política en Euskadi y sobre todo para que, de una vez por todas, se respetara a las víctimas del terror de ETA que sufrían la humillación de tener que convivir con las fotos de los asesinos de sus seres queridos, con la exaltación impune del terrorismo y con el miedo de ser los siguientes. Solo por eso se merece mi respeto y admiración, pero no creo que encarne los cambios internos en pro de la democracia, la transparencia y la participación de las bases que yo busco.

En la misma línea de los que no se ponen de canto está Emiliano García Page, para mí, el gran desconocido. Mi única referencia sobre él es que es alumno aventajado de la escuela de Pepe Bono, lo que a priori me echa para atrás. También tengo conocimiento de alguna conversación privada con terceros que me ha horrorizado pero que no quiero transcribir aquí porque no la oí yo misma y tengo por norma no hablar jamás de oídas. Creo que para todos, lo mejor sería que se concentrara en echar a María Dolores de Cospedal lo más lejos posible de Castilla La Mancha, tierra que está sufriendo el desgobierno de esta individua y que merece volver a disfrutar de un gobierno socialista.

Como siempre, suena el nombre de Eduardo Madina, esa eterna promesa que me recuerda a un paisano suyo, Julen Guerrero, de tanto prometer se quedó sin meter gol… Perdonadme la licencia futbolística pero me gusta mucho Edu en la distancia corta, en la reflexión política, en el trabajo en la sombra, pero no le veo en el tendido de sol. No sé si es falta de ambición, de carácter o de necesidad, pero lo cierto es que jamás le he visto ponerse en situación comprometida, defender con ardor proyecto alguno o levantar la voz ante nada y eso me deja un poco fría con respecto a su candidatura.

Algunos creen ver ahora que la gran esperanza –de Triana- del PSOE es Susana Díaz. Aquí no soy objetiva, la tengo un cariño inmenso, es buena amiga y mejor socialista, pero creo que su lugar está en Andalucía, demostrando a los españoles que hay otra manera de salir de la crisis, por la izquierda, sin dejar a nadie atrás, como está haciendo la Junta, con dificultades, con tropiezos, pero con un objetivo claro, no renunciar al Estado del Bienestar en nombre del recorte del déficit. Susana ganará las próximas elecciones en Andalucía y si se lo propone será la Presidenta de España, pero no ahora.

No podemos descartar a Alfredo Pérez Rubalcaba porque fue quién se hizo cargo del barco cuando todos sabíamos que se hundía y muchos saltaban por la borda despavoridos, porque ha soportado todo el desgaste de las siglas en sus carnes, porque, como dice Felipe González es la cabeza más brillante del panorama político actual y porque está en su derecho de intentarlo y los demás de apoyarlo o no.

¿Entonces quién? Me preguntaréis, y yo que sé, y lo que es más importante ¿qué importa lo que yo piense? Aquí lo fundamental es que al próximo candidato del Partido Socialista Obrero Español lo vamos a elegir en primarias, en primarias abiertas a todos aquellos que simpaticen con los principios y valores socialistas, y esto es un hecho histórico sin precedentes en España y solo por eso tenemos que hacerlo bien, muy bien. Por mi parte, cuando vea los que se postulan tomaré partido por el que considere mejor para todos y lo haré públicamente y sin esconderme, como acostumbro.

A DESTIEMPO

Publicado en

Desde que terminara el Congreso de Sevilla del Partido Socialista Obrero Español, en el que Alfredo Pérez Rubalcaba obtuvo una exigua victoria frente a Carme Chacón, sin debate estatutario, sin votación de enmiendas trabajadas por los compañeros y sin integración de los derrotados en el equipo del vencedor, estamos con el puñetero debate sucesorio, tan estéril como dañino.

 Si se hubiera cumplido con las resoluciones del 38 Congreso que mandataban la realización de una Conferencia de Organización antes de un año, plazo que terminó el 5 de febrero del presente, ahora tendríamos un nuevo Modelo de Partido, debatido, votado y aprobado por la mayoría de nosotros y quizás no seguiríamos distraídos en esta lucha fraticida e inútil.

 Cada vez que alguien me pregunta sobre cual sería mi candidato a presentar por el PSOE en las elecciones generales del 2015 contesto lo mismo, ni lo se, ni me preocupa, cruzaré ese puente cuando lleguemos a él y no parece que vaya a ser antes del verano 2014.

¿De qué serviría elegir hoy en primarias “abiertas”?–y sobre la apertura de las primarias podría escribir un libro de las múltiples opiniones que he ido recabando en conversación privada y personal con la mayoría de los que dirigen este, nuestro amado partido, pero esa es otra historia y habrá de ser contada en otro lugar- Os voy a decir de qué serviría elegir hoy un líder electoral que no fuera líder del aparato. Tendríamos un Borrelato, un compañero o compañera sin poder orgánico y con un yermo panorama de meses, más bien años, áridos por delante hasta poder presentarse como cabeza de lista del PSOE.

 Yo, como Umbral, sigo hablando de mi libro y mi libro es el Modelo que queremos para el Partido Socialista. ¿Queremos esta elección delegada y por castas para que, como pasó en el Congreso de Sevilla, cuando haya que votar algo tan decisivo como 1 militante 1 voto, apenas haya un tercio de delegados en el Plenario? ¿Queremos un sistema de elaboración de listas en las que las familias, grupos de interés o de poder en el Partido se repartan los puestos de salida sin que los militantes podamos mover una coma de lo impuesto? ¿Queremos políticos profesionales y eternos que se sienten en el Congreso desde el día que lo inauguraron o queremos limitación de mandatos? ¿Vamos a apostar por la tolerancia cero con la corrupción sin amparar a uno solo de los nuestros en el que recaigan sospechas de que haya metido la mano en la caja de lo público?

 Hablar ahora de si queremos presentar para las elecciones generales 2015 al puro Edu Madina, al incombustible Rubalcaba, al enigmático Patxi López o a la reinventada Carme Chacón, es tan torpe como cansado. La derecha cavernaria y parlamentaria se frota las manos y se apunta al espectáculo de escarnio y despelleje del candidato que mejor suene en cada momento. Las bases nos enzarzamos en el enarbolamiento de los pendones de nuestro paladín apoyándole en la Justa, que no justa, causa que se le atribuye. Los aparatos Federales y Regionales se apuran en tirarse indirectas directísimas a través de los medios de comunicación y los unos por los otros, la casa grande del Pueblo, sin barrer.

Tengo pocas, por no decir ningunas, esperanzas puestas en la Conferencia Política que se celebrará en el cada vez más cercano otoño. Mi desconfianza está fundada en esas conversaciones con líderes varios a las que antes he aludido, pero como soy una optimista casi enfermiza prometo participar activamente en el Debate ganarse lo que sea que quieran que nos ganemos los militantes, que trate del Modelo de Partido. Pelearé por todas estas ideas que os he ido exponiendo durante los últimos meses porque creo que sin una organización distinta difícilmente podremos afrontar los nuevos tiempos que ya están aquí y no perderé un solo minuto en el debate a destiempo sobre el Heredero de Rubalcaba y no porque no toque sino porque no vale para nada y los esfuerzos baldíos conducen a la melancolía.

¡Vaya panorama!

Publicado en

Esta mañana, aún reponiéndome del fantástico fin de semana sevillano, me llegan un par de artículos de prensa sobre mi querido y no bien ponderado Partido Socialista, que me han dejado perpleja, ojiplática y peripatética  y que por tanto, paso a comentar con vosotros, mis bien amados lectores.

El primero, que tras el estupor inicial, me ha terminado dando risa, ha sido el del compañero Jesús Cuadrado en Diario.es titulado Alfredo, ¿por qué solo hasta 2016? haciendo un panegírico de las bondades de nuestro líder carismático nacional, que sin tanta exageración es el argumentario que se esgrime desde Ferraz.

El segundo, que es el que me ha animado a escribiros esta reflexión, es sobre la apuesta del Antiguo Testamento de nuestro Partido por Patxi López como heredero de Rubalcaba. Estas viejas glorias que en el artículo llaman establishment, apuestan por este cambio generacional, que no de ideas y procedimientos. Pero, ojo, que no son los únicos en apostar.

Desde el entorno del ínclito Bono, ese de las infamantes memorias, se incuba otro posible recambio de Alfredo, Emiliano García Page que al fin cumpliría el destino del ex Presidente Castellano Manchego que se quedó a las puertas de ser el Secretario General del PSOE en el 2000, siendo quien encabezaba la corriente mayoritaria, por la unión de los delegados guerristas de Matilde a los renovadores de Zapatero.

Pero aún hay otro aspirante más, éste amparado por el zapaterismo, Eduardo Madina. José Luis y su entorno, apuestan desde hace años porque sea Madina el resurgir del espíritu de Bambi. Sobre Madina ya os escribí hace poco, para mí no es ni será la solución.

Lo que me preocupa aún más que la falta de carisma, liderazgo, empatía o emoción que me provocan los nombres anteriores, es la falta real de renovación. Todos ellos son más de lo mismo, fieles reflejos de sus padrinos, los que nos han llevado a ser un Partido contradictorio, alejado de nuestros votantes y antipáticos para la ciudadanía.

Lo que me horroriza es que ninguno de ellos se plantea realizar los cambios en los procedimientos, en el Modelo de Partido que reclamamos mayoritariamente los militantes y que nos convertirían en un ejemplo de democracia, transparencia y rigor. Aquí la preocupación es ver qué tanto porcentual de apoyo se tiene para colocar al aspirante y que todo cambie para no cambiar nada.

Y mientras las mentes pensantes o intrigantes de nuestro Partido se distraen conspirando, en esta España del Partido Popular, vamos camino de los seis millones de parados, tardaremos 10 años en recuperar el empleo perdido en los últimos meses. La gente salta por la ventana de sus casas porque la especulación inmobiliaria y bancaria les roba el presente y el futuro. se cierran empresas por centenares de miles. Privatizan hospitales, malbaratan la Sanidad que con tanto esfuerzo construimos entre todos, dejan a nuestros hijos sin la posibilidad de estudiar, tampoco de trabajar y los abocan a la emigración…

Solo el Socialismo, con mayúsculas puede poner freno a los mercados, la Banca, los patronos, los poderosos, los especuladores, los buitres… ¿Seremos capaces de levantar la vista de nuestros ombligos como hicieron antaño los hombres y mujeres valientes que conforman la historia de nuestro amado Partido? ¿Dejaremos a un lado los intereses personales para concentrarnos en mejorar la vida de nuestros conciudadanos? ¿Podrán mirarnos con orgullo los socialistas del siglo XXII como la generación que regeneró el PSOE? Quiero creer que si…

Yo también apoyo a Eguiguren

Publicado en

Esta mañana, mientras desayunaba viendo el telediario de la 1, como hago cada día, me he emocionado al ver a Patxi López, salir indignado en defensa de Eguiguren, al que la derecha más ultramontana, los fascistas de hazteoir, la cope o la sinrazón tratan de defenestrar.

Y me he emocionado porque en estos tiempos de políticos de bajo perfil, cobardes, que prefieren ponerse de lado cuando arrecia el tempora, el ejemplo de Patxi López es una luz entre tantas tinieblas.

Lo más fácil para el Lehendakari era mirar para otro lado, dejar que Eguiguren se comiera el marrón no vaya a ser que pierda algún voto por ser honrado, decente y defender a uno de los nuestros, pero no, como siempre, Patxi ha estado a la altura, a la altura de los que confiamos en él aunque por geografía no podemos votarle, a la altura de los que llenamos la red de cerdos voladores porque creíamos en su capacidad, en su proyecto y en que los socialistas podíamos darle a Euskadi aire nuevo, aire fresco, paz, prosperidad, libertad y justicia.

Pero además, Patxi ha puesto el dedo en la llaga, cuando ha considerado “indecente” que “gente a la que no hemos visto nunca aquí, ni siquiera para dar una palmada en la espalda cuando enterramos a gente”, se dedique a “linchar públicamente” a Jesús Eguiguren.

Esa es la clave, desde sus cómodos asientos en la radio, púlpitos o escaños, esos que no han pisado Euskadi, que no han sentido el miedo de vivir amenazados, que no han enterrado a compañeros y amigos, esos macarras de la moral, esos matones mediáticos, se permiten en lujo de atacar a un hombre que lleva toda la vida luchando por la libertad y contra el terrorismo, que vive amenazado, que ha puesto en juego su vida y la de su familia por su tierra, por Euskadi, por la democracia… Un socialista que ha puesto en práctica cada una de sus palabras sin medir si eso podría o no costarle morir destrozado por una bomba o con un tiro en la nuca.

Señores del PP, derechones mediáticos, BASTA YA, los socialistas estamos hartos de que usen el terrorismo como arma electoral, no podemos tolerar más que por miedo a que el fin de ETA llegue en un momento en el que la derecha no esté en el poder se insulte, se calumnie, se ofenda y se mancille el nombre de nuestro Ministro del Interior, de nuestro ex Presidente del Gobierno, de el Presidente del PSE y de todos nosotros.

Si Eguiguren cree que ETA anunciará una tregua permanente y total a partir de Navidad pues yo me alegro, espero que sea verdad, espero que el fin de ETA sea hoy, mejor que mañana, pero no porque el Presidente del Gobierno, sea Zapatero del PSOE, no porque el Ministro del Interior sera Rubalcaba, del PSOE, no porque quede en los libros de historia que el fin de ETA se produjo durante un gobierno socialista, no señores misérrimos de la derecha reaccionaria, me alegro porque es lo que deseamos muchos millones de españoles, vascos y no vascos.