Anuncios
Canal RSS

VISPERA DEL 8 DE MARZO

Publicado en

Mañana, sábado, celebraremos el Día de la Mujer, de la mujer a secas, que alguno hay por ahí que todavía dice de la mujer trabajadora, olvidando que trabajadoras somos todas, unas dentro de casa, otras fuera y dentro de casa. Es un día importante, porque lejos de lo que quieren hacernos creer desde la derecha, reivindicar los derechos de la mujer es hoy, más importante que nunca.

Cuando yo nací, en España, las mujeres no eran mayores de edad hasta los 21 años, mientras que los hombres lo eran a los 18. Una mujer, para abrirse una cuenta corriente en un banco necesitaba la firma de su padre o de su marido. Si una mujer le era infiel a su esposo, era una adúltera y cometía un delito penal (legalmente también lo era al revés, pero quienes tenían el poder, quienes traían el salario a casa, quienes manejaban el cotarro eran ellos, por lo que hasta estaba bien visto que tuvieran una amante para desahogarse: No se impondrá pena por delito de adulterio sino en virtud del marido agraviado. El marido podrá en cualquier tiempo remitir la pena impuesta a su consorte).

Durante mi adolescencia salí a las calles de Madrid a luchar por el derecho a decidir sobre nuestra sexualidad, sobre nuestros cuerpos, sobre nuestra maternidad, por la despenalización del aborto, al grito de: nosotras parimos, nosotras decidimos. Lo hice con alegría porque sabíamos que caminábamos a una España mejor, que salíamos de la oscuridad de la dictadura, que, de la mano de los socialistas íbamos a lograr que las mujeres tuviéramos los mismos derechos, las mismas oportunidades y el mismo respeto que los hombres.

Hoy, varias décadas después, me veo en la necesidad de volver a salir a la calle a reivindicar lo mismo que entonces. Estoy teniendo que volver a explicar que un cigoto no es un niño y que ninguna mujer puede ser obligada a traer un hijo no deseado al mundo. Que tener hijos con graves malformaciones es una carga que nadie puede imponer a otro ser humano y menos desde un Gobierno que ha eliminado las ayudas a la Dependencia y que abandona a su suerte a las personas con necesidades especiales.

Que abortar no es una fiesta, no se hace por salir una noche “a pajolera suelta”, ni se utiliza como método anticonceptivo, que es un drama físico y psicológico por el que una mujer tiene la desgracia de pasar, normalmente sola y cargada de culpa y remordimientos. Y que sobre esa decisión no pueden opinar ni obispos, ni ministros, ni tertulianos cavernarios que jamás tendrán que enfrentarse a un dilema semejante.

Pero no solo por el derecho a abortar legalmente saldré mañana a la calle, en el Día de la Mujer, lo haré por las cuatro mujeres que han sido asesinadas en las últimas cuarenta y ocho horas por sus parejas o ex parejas, esos que llevan hasta las últimas consecuencias la máxima machista de la maté porque era mía, y por las doce que han perdido la vida en lo poco que va de 2014 por esta causa.

Saldré por las que sufren la violencia machista y se sienten cada día menos apoyadas por este Gobierno sin alma y sus palmeros mediáticos que no dudan en frivolizar sobre un drama que aniquila la vida de quienes lo sufren. Que ven cómo Sanidad, la ministra Ana Mato, la que tiene dificultades con el término violencia de género y quiere volver a utilizar el de violencia doméstica para constreñir el maltrato a la cárcel silenciosa del hogar, vuelve a dar el teléfono de atención a mujeres maltratadas a la empresa que despidió embarazadas.

Saldré por las que tiene miedo de hacerlo, por las que no pueden salir porque sus maridos las tundirían a golpes si lo hicieran. Por las que tienen que quedarse en casa al cuidado de sus mayores porque han tenido que sacarlos de la residencia para que su pensión sostenga la familia. Por las que tienen que cuidar de un dependiente al que cualquier gobierno autonómico del PP le ha dejado sin su ayuda diagnosticándole una mejoría milagrosa en su dolencia irreversible

Saldré, porque para el Gobierno de Mariano Rajoy, del Partido Popular en cualquier territorio, los Servicios Sociales y la ayuda a la Dependencia, como la Educación o la Sanidad, ya no son pilares del Estado del Bienestar sino oscuro objeto de deseo con el que enriquecer a amigos, familiares, compañeros de partido y demás hijos de la buena estirpe.

Anuncios

Acerca de martuniki

Abogada. Tertuliana. Bloguera. Incordio en redes sociales. Junta letras, autora de MEMORIAS DE UNA MILITANTE DE BASE, BASE.

Un comentario »

  1. Juan Colmenero E

    Simplemente digo: “!!YO SALDRÉ!!”.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: